Mostrando entradas con la etiqueta 12 de Octubre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 12 de Octubre. Mostrar todas las entradas

sábado, 12 de octubre de 2019

DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA. RESPONSABILIDAD DE TODOS LOS VENEZOLANOS. Por: Daniel Chalbaud Lange. Opinión. Venezuela. JUICIO CRÍTICO.



DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA

      RESPONSABILIDAD DE TODOS LOS VENEZOLANOS


Más que recordar y referirnos a los sacrificios de nuestros antepasados aborígenes, razón de ser de nuestra existencia, vivencia y vigencia como venezolanos y  como nación, debemos destacar y referirnos a nuestros actuales indígenas, quienes por nuestra propia irresponsabilidad, irresponsabilidad de hermanos venezolanos, todavía hoy, 12 de octubre de 2019, día de su conmemoración, se sacrifican y resisten, con otros medios pero con la misma finalidad de hace más de 500 años.

También por ello, no es menester, por extemporáneo, responsabilizar  a los pueblos españoles, portugueses, italianos, franceses, ingleses u holandeses, de las infracondiciones humanas en las que decenas de miles de indígenas venezolanos se resisten y  luchan por sobrevivir en varias regiones del territorio nacional, no sólo en su propio hábitat, sino incluyendo calles, plazas, puentes, y pasillos en centros comerciales en muchas ciudades de Venezuela, en donde a diario los podemos ver y parodiar a Andrés Eloy Blanco, “andan desnudos cientos de angelitos indios que pasan los días  comiendo mango por los barriales del suelo”, imitando a los angelitos indios en calles, puentes, quebradas y barrios.
Nuestra responsabilidad nos obliga y, en especial a los gobernantes de turno, a materializar lo que, con gran sentido humanístico establece la Constitución, para preservar y garantizar a los indígenas venezolanos los derechos allí establecidos. Derechos que les garanticen su desarrollo personal integral pero que no los obliguen a su confinamiento en un espacio geográfico el cual, simulando a una pecera o un  museo de cera, sólo sirva de distracción a los turistas extranjeros y criollos para que en sus viajes se tomen fotografías junto a los indígenas del siglo XXI, y mostrar, en su retorno,  como vivían nuestros aborígenes en el siglo XV.

Esta es la verdadera RESISTENCIA INDÍGENA que hoy,  estamos obligados a reconocer y apoyar: su resistencia a seguir marginalmente sobreviviendo con las migajas que en cada período vacacional reciben de agrupaciones religiosas o laicas, quienes afortunadamente sienten la necesidad de ayudarlos y apoyarlos cumpliendo con la responsabilidad social que le obliga su conciencia de seres humanos, de seres venezolanos, o el billete que algunos casi obligados, depositan en el envase de cartón que nos presenta una indígena con un niño colgado del pecho en los  semáforos de muchas ciudades.  Le estamos “entregando peces”, cuando al Estado le corresponde “enseñarlos a pescar”.

Preservar su cultura, usos, costumbres, religión, organización e idiomas no es confinarlos y obligarlos a seguir viviendo como lo fueron hace quinientos años.   Por el contrario, a nuestros indígenas hay que brindarles la misma oportunidad, que hemos tenido gran parte de la población venezolana, para integrarlos con los demás indígenas andinos, llaneros, orientales, centrales y occidentales y luego, facilitarles aprender y conocer otras culturas, otros idiomas y otros modos de vivir que les permitan superar, por si mismos, sus propias limitaciones y disfrutar de las bondades del desarrollo científico y tecnológico y no las que piensen  y decidan otros por ellos;  además,  nos  lo  recuerda Andrés Eloy Blanco de su intervención en el Congreso, el 11 de julio de 1947, al decir que: “…. Lo cierto es, ciudadanos Diputados, que en Venezuela no sólo hay necesidades. Yo creo que hay que ir más lejos: hay que crear necesidades. Es necesario que el venezolano, el más pobre, el más desventurado de nuestros compatriotas - pienso en nuestros indígenas -  no tenga simplemente con que llenar una necesidad, sino que tenga esa necesidad: porque lo más trágico es que un hombre no tenga zapatos que ponerse, sino que no haya sentido nunca la necesidad de tener zapatos.  Hay que crear en el hombre la necesidad de dejar el chinchorro por la cama; hay que crear en el hombre la necesidad de dejar la alpargata por el zapato; hay que crear en el hombre la necesidad de dejar el simple buche de agua por el cepillo de dientes.  Es necesario que el hombre no se acostumbre a vivir conforme bajo un rancho en piernas, a la intemperie y sin los elementos necesarios contra la plaga, es necesario crear en él el estado de rebeldía fisiológica que le hace asumir la propia defensa de su vida”

Hoy  nuestros indígenas muestran su resistencia, no ya a los conquistadores sino ante un Estado, su propio Estado, poderoso y dadivoso, que en el papel escribe los derechos más apetecibles pero que en la práctica les niega lo que a otros indígenas en otros países a menudo les ofrece y, los nuestros,  obligados a seguir viviendo casi igual que 500 años atrás.

Esta si es la  RESISTENCIA INDÍGENA que los impulsa a emigrar dentro de su propio país en búsqueda de lo que se les niega y que sí disfrutamos sus hermanos venezolanos y millones venidos de otras tierras.
Los indígenas venezolanos deben tener la prioridad de recibir lo que se entrega a otras naciones o, por lo menos de compartirla, en fertilizantes para mejorar la calidad de sus suelos, tractores para aligerar la siembra, financiamiento para adquirir insumos, apoyo para la recolección, vías y  el transporte para sacar la cosecha  y mercados  para la venta; electricidad para aparatos electrodomésticos, agua potable para cocinar y Centros de Salud para la prevención y atención de enfermedades primarias.  Indudablemente todo no se puede hacer a la vez ni en poco tiempo, pero como diría nuestro Libertador, ¿500 años no bastan?.  En los últimos 50 años mucho es lo que se ha podido comenzar

La urgente lucha a favor de la racional resistencia indígena debe tener como objetivo fundamental que el indígena venezolano, conservando su identidad étnica y regional, sienta que su patria es mucho más grande que la región donde habita: que su hermanos, con los cuales quiere vivir en igualdad de condiciones, somos más de treinta millones y, que al igual que ellos aún teniendo identidades regionales diferentes, somos la sumatoria que, con orgullo, nos hace decir: somos todos venezolanos. Integración que impulse al Yanomami a ofrecer su vida por la defensa del Golfo de Venezuela, a pesar de la distancia y desconocimiento, porque siente que ése golfo también es suyo, y al Wayú a luchar por la protección del ambiente ante los depredadores y saqueadores de nuestras riquezas en el Estado Amazonas, porque también siente que es territorio y riqueza de su patria grande.

Quiero terminar, emulando nuevamente a Andrés Eloy Blanco, tomando de una prosa suya referida originalmente a un llanero y aplicarla, con la misma razón a un indígena venezolano. Cito: Fue una mañana amazónica donde yo encontré aquel yanomami que viajaba conmigo, todo desabrigado, y que, en una madrugada en plena selva, cuando yo lo desperté para seguir viaje, lo encontré con el pecho desnudo bajo el aire de la mañana y le pregunté si tenía frío, y me contestó el yanomami: ¿Y yo, qué voy a hacer con frío si no tengo cobija?  Haciendo un símil, se me ocurre que, al preguntarle a muchos indígenas, en todas las regiones, si tienen identidad nacional, Dios no quiera que, dolorosamente, contestaran: “y yo, que voy a hacer con Identidad Nacional, si no tengo Patria”.

El sentido de denominar “Día de la Resistencia Indígena”, al 12 de octubre, no debe ser para conmemorar el doloroso  pasado histórico de nuestros indígenas, sino más bien, para acompañarlos, en su conciencia y acción, para resistirse a seguir siendo expuestos como muñecos en vitrinas de exhibición, y, lograr que en poco tiempo puedan gritar como lo hace un andino, un llanero, un central, un oriental o un zuliano, SOY INDÍGENA, ORGULLOSO DE SER VENEZOLANO. 

Por todo lo anterior, considero como obligación patriótica, ciudadana y cristiana, exigir que se cumplan los postulados de nuestra vigente Constitución a favor de nuestros indígenas y las de todos los venezolanos, para lograr que cada uno de nosotros continuemos echando las bases y trabajar  unidos, para colocar a nuestra Patria, Venezuela, en el alto sitial que como pueblo libertario nos corresponde y evitar que, dentro de 20 a 30 años, otro venezolano, a lo mejor un representante indígena en otro 12 de Octubre, escriba  o pronuncie unas palabras para referirse al  DÍA DE LA INDIGENCIA NACIONAL


Daniel Chalbaud Lange.
Valencia, octubre de 2019      

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Tenemos Noticias

TEXTO PDF

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias