Mostrando entradas con la etiqueta Enrique Ochoa Antich. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Enrique Ochoa Antich. Mostrar todas las entradas

domingo, 21 de junio de 2015

Caldera y Maduro‎ Por: Enrique Ochoa Antich




Caldera y Maduro

 Enrique Ochoa Antich


A primera vista, nadie dirá que hay semejanzas. Voy a demostrar aquí que sí las hay, guardando -claro- todas las distancias. Me refiero a las que hay entre el segundo gobierno de Caldera y éste de Maduro, en particular en cuanto tiene que ver a sus políticas económicas, a la implementación de las reformas necesarias y a su oportunidad.

Caldera y Maduro heredaron ambos serias dificultades económicas. Veamos.

El segundo gobierno de Caldera, debido a toda la incertidumbre política en que sumió al país la torpeza con la que el segundo gobierno de Pérez implementó medidas de reforma política y económica sin duda necesarias, hubo de enfrentar principalmente una crisis bancaria de enorme magnitud. Luego de la intervención del Banco Latino, un tercio de la banca privada literalmente se desplomó. Representaba entre el 40 y el 50 % de todos los depósitos del sistema bancario. Antes y durante la crisis, se produjo una masiva fuga de capitales (calculada en 4.000 millones de dólares en tiempo muy breve) y una caída de las reservas internacionales que hizo necesario que el gobierno impusiera un control de cambio. Todo lo cual condujo a una contracción del PIB del 3 % y de la demanda agregada del 4 %, y una tasa de inflación del 70 %. El control de cambio estableció para julio de 1994 un tipo de cambio de 170 bolívares por dólar, pero para diciembre de 1995 se produjo una nueva devaluación de la moneda del 70 % situando el tipo de cambio en 290 bolívares por dólar (es decir, 0,29 BsF de hoy día).

Es verdad que casi sentimos nostalgia de aquellos tiempos no porque antes estuviésemos bien y hoy mal (soy enemigo militante de aquella malhadada frase según la cual "antes éramos felices y no lo sabíamos") sino porque antes estábamos mal, incluso muy mal, pero es evidente que hoy andamos peor, mucho peor. Sólo piénsese que, con control de cambio y todo lo demás, hemos pasado de 500 bolívares por dólar en 1998 a 200.000 Bs de entonces según el cambio oficial reconocido en Simadi y a 400.000 en el mercado negro, y, según admiten los más reputados economistas del país, a 30 o 40.000 bolívares por dólar en el mejor de los casos si se estableciese un régimen de cambio único. Porque si todo lo comparamos a ésos que llaman fraudulentamente Bs F (dizque fuertes), tendríamos que decir que -después de los arqueológicos tiempos pre-83 del 4,30 que a Bs F son 0,0043- para 1995 el dólar estaba a 0,29 y en 1998 a 0,5 Bs y hoy a 200 o 400 o en todo caso a 40 si se unificara el tipo de cambio y que es tal vez el que expresa el estado real de la economía: su productividad, su desarrollo, sus problemas. Es decir, en el mejor de los casos habríamos pasado en 15 años de 0,5 x $ a 40.

Toda la dramática situación descrita en el primer párrafo nos condujo a Gustavo Márquez y a mí, en nuestra condición de Presidente y Secretario General del MAS respectivamente (aquel MAS que aún era de los buenos tiempos), partido de gobierno, a llevarle al presidente Caldera en diciembre de 1994, y entregarle en sus manos en su despacho de Miraflores, un documento escrito en que proponíamos dos líneas de acción básicas a partir de ese mismo mes: una, llevar adelante con resolución la reforma política constitucional que había sido bandera de Caldera por años, considerando incluso la posibilidad de convocar una Asamblea Constituyente; otra, impulsar sin temor la reforma económica que el país pedía a gritos, sugieriéndole que ella comenzara por la liberación del control de cambios y un aumento sensible en el precio de la gasolina. En mi caso personal, varias veces exigí públicamente un plan semejante llegando a plantear si no la salida del MAS del gobierno. Llegué a decir dirigiéndome a Caldera en un discurso partidista y en su presencia: "Sea el primer presidente de la nueva Venezuela y no el último de la vieja": sabemos lo que pasó. Por temores que el propio Caldera reconoció explícitamente incluso en el momento mismo en que las anunció, el gobierno de entonces atrasó esas reformas ¡hasta mediados de 1996!, por supuesto a un costo social y político mucho mayor, lo que lo hizo ser el único gobierno de toda nuestra historia republicana democrática que hubo de terminar su gestión sin beligerancia alguna en las elecciones presidenciales siguientes (sin candidato) porque sencillamente no tenía cómo.

Sostengo que Maduro, en 2014, tuvo el mismo dilema que Caldera para aquel diciembre de 1994 cuando Márquez y yo le entregamos en sus manos la propuesta formal de acometer las reformas políticas y económicas que el país requería. Así tuve ocasión el año pasado de decírselo y escribírselo a numerosos amigos chavistas, entre ellos ministros y parlamentarios. Si este gobierno, admitiendo que la crisis que heredaba se debía a las absurdas y erradas políticas económicas -de controles, estatistas, centralistas, populistas- de Chávez (eso que llaman su "legado"), impulsa en 2014 las medidas de reforma económicas que ya a estas alturas son casi consensuales: levantar los controles, establecer un cambio único, incrementar el precio de los combustibles, reprivatizar algunas empresas innecesaria y absurdamente estatizadas, etc., etc. (como incluso algunos de sus jerarcas llegaron a proponer), no tengo la menor duda de que sí, habría pagado un costo social y político elevado ese año, tal vez llegando entonces a la inflación del 100 % que ya se admite como un mínimo para este año, pero el país no habría conocido el dramático fenómeno de la escasez y el desabastecimiento, de las colas, y de una amenazante híperinflación, y tal vez para 2015 el índice de precios al consumidor -como ocurrió con Caldera II al año siguiente de las reformas impulsadas por Teodoro Petkoff- ya habría bajado (a niveles seguramente altos en el contexto mundial pero seguramente de un tercio del que fatalmente afectará a los venezolanos este año, y más aún a los más pobres). Y el chavismo estaría aproximándose a estas elecciones parlamentarias con posibilidades ciertas de ganarlas y no, según dicen todas las encuestas, con 20 puntos de desventaja.

¿Será difícil comprender que si usted establece por tantos años un control de precios y tres lustros depués tiene una inflación siempre creciente de más del 100 % y establece un control de cambio y -en el mejor de los casos- la relación Bs/$ pasa de 0,5/1 a 40/1 significa que su política ha fracasado?  El chavismo más lúcido debería sacar las lecciones del caso pues en ello se juega su supervivencia con fuerza social y política.

viernes, 12 de junio de 2015

Las elecciones primarias del PSUV. Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich


Las elecciones primarias del PSUV
Fernando Ochoa Antich
         
Las elecciones para escoger los candidatos a diputados del  Partido Socialista Unido de Venezuela se realizarán este sábado 6 de junio. Escribo este artículo 2 días antes de su realización y saldrá publicado el día siguiente a dicha elección. Naturalmente, desconozco como se realizará ese proceso electoral interno. Sin embargo, creo de interés señalar mi percepción sobre lo que posiblemente ocurrirá para que los venezolanos no nos dejemos engañar por la masiva y fraudulenta campaña de publicidad, pagada como siempre con fondos del Estado, que el régimen chavista utilizará para hacernos creer que ese proceso fue más democrático y transparente que el utilizado por la oposición . El interés en demostrar que muestras elecciones primarias fueron un fracaso surgió de inmediato. Era parte de una estrategia que fracasó. En verdad, fue un gran éxito político. Las elecciones del PSUV están sometidas a la conveniencia de su alta dirigencia, el cogollo como se decía antes, que ha limitado cualquier expresión de disidencia y libertad. Permítanme demostrarlo.
         
La primera característica de esta elección es que se realizará exclusivamente entre la militancia del PSUV. La segunda característica, es la aplicación de un inconveniente sistema de selección de candidatos que debilita totalmente su independencia y los conduce a una total subordinación a una cúpula alejada completamente de verdaderos valores nacionales. Es de importancia, para poder entender mis argumentos, estudiar la estructura organizativa del PSUV: una Dirección Nacional constituida por el presidente del partido (Nicolás Maduro), el vicepresidente (Diosdado Cabello) y un número de vicepresidentes entre los cuales resalta por su importancia el vicepresidente de organización y fuerza electoral (Francisco Ameliach) y los vicepresidentes territoriales; y una estructura absolutamente jerarquizada  constituida por las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (UBCH) y las Patrullas Sectoriales. Esos grupos  forman los Círculos  de Lucha Popular (CPL) controlados con gran rigidez. por los vicepresidentes territoriales.

Los jefes de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez convocaron en marzo a una asamblea de sus miembros para escoger los posibles candidatos a diputados para la Asamblea Nacional. ¿Cómo fue ese proceso de escogencia? Un proceso de tercer grado, en el cual los aspirantes no se inscribieron sino que fueron postulados públicamente (Primer control). Los candidatos escogidos se sometieron a votación.  Esto no ocurrió mediante el voto secreto, sino públicamente mediante la modalidad de brazo alzado como ocurre en Cuba (Segundo Control). Cada UBCH eligió 4 u 8 candidatos según el tipo de circuito para ser incluidos en una base de datos y a partir de la sumatoria  de los listados de todas las UBCH se elaboró un cuadro de 12 o 24 candidatos por circuito La elaboración de ese listado final correspondió a la Dirección del partido (Tercer control). En conclusión, solo serán electos en primarias 91 candidatos, ya que de los 162 candidatos a diputados, 19 fueron impuestos por la Dirección del PSUV y 52 serán electos en listas.

  Estoy convencido que en la elección primaria del PSUV  asistirá un número relativamente reducido de electores a pesar  de que  se realizará en todos los circuitos nacionales.        El  malestar existente en su militancia se notará ampliamente. Los chavistas conocen perfectamente bien la realidad que acabo de explicar. Además, la crisis económica y social tiene desesperado tanto al pueblo chavista como al no chavista. En realidad, los venezolanos saben por experiencia  que muchos de los votantes de ese día serán funcionarios públicos que ejercerán el voto ante el temor de perder su cargo o beneficiarios de alguna misión que ante el riesgo de no obtener esas ventajas asistirán a la elección primaria. Lamentablemente, tendrán que doblegar su dignidad, pero  de lo que si estoy seguro es que el día de la votación nacional, cuando no existan los controles que he descrito ni el chequeo que realizan los eternos “patriotas cooperantes”, Nicolás Maduro y toda la “nomenclatura” recibirá una ingrata sorpresa al sufrir una derrota electoral sin precedentes en nuestra historia…
Caracas, 7 de junio de 2015.
@FOchoaAntich.

NOTA DE REMISIÒN:
Estimados amigos:
Les remiro anexo mi artículo del domingo pasado.Lamentablemente, cometí un error al creer equivocadamente que la fecha de la elección del PSUV era el 6 de junio.  Cordialmente, Fernando Ochoa Antich.




martes, 26 de julio de 2011

La cerviz de Luisa Estella // Por: Enrique Ochoa Antich // TalCualDigital


Avance | Opinión | 23/07/2011 11:33:47 p.m.
La cerviz de Luisa Estella
Nunca tanta ignominia –y mire usted que la ha habido– por
los predios del Poder Judicial si es que puede llamarse
tal a esta caterva de juecezuelos asalariados del tirano
Por: Enrique Ochoa Antich
No te bastaron, Luisa Estella, los numerosos gestos de obsecuencia y servilismo. Ni las trapacerías con la ley. No era suficiente que emitieras aquella opinión, digna de una antología de la ignorancia, según la cual la autonomía de los poderes es sólo una declaración retórica pues por encima está la voluntad única y total de tu amo, el jefezuelo del Estado.
Ni que mostraras cuán degradada ha llegado a ser tu “magistratura” (nunca las comillas han tenido más utilidad) al inventarte una vuelta, una picardía de leguleyo y picapleitos, para defraudar la Ley... de Emolumentos (en vez, en todo caso, de declarar por la calle del medio y a la luz del día su inconstitucionalidad si es que era el parecer del Tribunal: mostrarte jacobina, revolucionaria, comunista, no siéndolo, ¡cuánto cinismo!). Ni que a cada mandato del tirano cayeras de hinojos, obediente.
¡Claro que estamos felices por los presos políticos excarcelados y por el fin de la planeada tramoya contra Capriles! Pero... caramba, Luisa Estela, algo de pundonor, al menos de apariencia como se pedía de la honesta mujer del César, les faltaría a ti y a la dizque Fiscala.
Por cierto, que actúen con tanta diligencia a un solo gesto del autócrata, y dejen en libertad al menos condicional a decenas de presos políticos, sólo pone de bulto que éstos lo eran por sus indicaciones expresas, que eran presos de Chávez como hoy lo son quienes aún se encuentran tras las rejas. Y tú y Luisa Ortega meros carceleros, celadores en ronda.
Es que esto de que, oída ya ni siquiera la orden del tirano sino la resolución del partido por boca de Aristóbulo, te apresures solícita, imagino que nerviosa, anhelante, afanosa, además de obsequiosa, complaciente, diligente y regalada, a desdecirte de lo que dijiste porque no has dicho lo que sí has dicho, y eches para atrás el juicio contra Capriles Radonski a cuenta no de justicia alguna –que Capriles bien la merecía, por supuesto– sino de la instrucción que te transmiten los burócratas del PSUV, lo menos que da, señora, es risa.
Inclinas tu cerviz, Luisa Estella, no bajo el hacha del verdugo (como escribiera Bujarin antes de ser ejecutado), que sería acaso más digno, sino ante el nuevo capricho de tu amo. Inclinas la cerviz pero entre tanto sonríes mientras palpas el grosor de tu billetera.
Nunca tanta ignominia –y mire usted que la ha habido– por los predios del Poder Judicial si es que puede llamarse tal a esta caterva de juecezuelos asalariados del tirano.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Brito y el tirano // Por: Enrique Ochoa Antich

Brito y el tirano
por Enrique Ochoa Antich

Uno es por naturaleza cobarde. Ya dos veces lo vimos correr: primero al Museo Militar dejando a sus camaradas de conjura abandonados a su suerte a las puertas de Miraflores; luego al Fuerte Tiuna a entregarse presuroso a sus captores sin disparar un solo tiro, a lloriquear por su vida, a rogar que lo dejaran huir al exterior mientras los suyos se quedaban en la patria a merced de los golpistas. El otro muestra esa extraña, alucinante valentía en razón de la cual se pone en juego la propia vida en nombre de sus convicciones.

Uno es bravucón, camorrista, baladrón, resguardado claro por los secuaces que paga con el poder que ostenta por mero azar de la historia, adornado por una corona de hojalata, rey de opereta, rodeado de tanques franceses y aviones rusos y guardaespaldas cubanos y milicias mercenarias. El otro es un hombre solo frente al poder como el protagonista de la extraordinaria novela de Gao Xingjian sobre el espantoso vendaval que fue la revolución cultural china.

Uno es un animal de poder. Por el poder traiciona a su propia sombra. Su razón es gélida, inexorable, despiadada. Pertenece -con la Thatcher y los hermanitos Castro- a ese triste, sombrío panteón de quienes son capaces de dejar agonizar hasta la muerte a un prójimo cuya vida está en sus manos. El otro es sólo un ser humano a quien el poder le tiene sin cuidado.

Uno anda entrado en carnes, adiposo tirano, trajeado con finas vestimentas de millones de bolívares, adornada su zurda muñeca por relojes que son joyas de centenares de miles de dólares, alimentado por manjares costosísimos que paga con petróleo como si la república fuese su hacienda. El otro ha visto cómo su piel se ha convertido en un pergamino pegado a sus huesos, sus tierras le fueron confiscadas por el Estado, y su mayor bien es su honor y su familia.

Uno tiene al planeta por recurrente destino girando como un loco de continente en continente montado en la lujosísima aeronave que se compró con el dinero de todos los venezolanos. El otro se encuentra recluido contra su voluntad en la estrecha habitación de un hospital que los militares, que los esbirros del tirano sería mejor decir, han trastrocado en cárcel.

Uno profesa el comunismo, se intoxica con un Marx que no comprende, cita a Lenin, admira a Stalin, adora a Mao, obedece a Fidel y en cierto modo repite a Hitler, a Mussolini y a Franco. El otro en cambio se inserta en esa corriente democrática de quienes defienden, más allá de toda ideología, los derechos esenciales al ser humano, universales e inalienables: derechos a la vida, a la dignidad personal, a la libertad, a la propiedad.

Uno es la negación de nuestro gentilicio, la viveza criolla, el insulto, la intolerancia, el fanatismo. Es la anti-nación. El otro es Venezuela.

Publicado en marzo de 2010 en Tal Cual.

REMISIÓN: Maximiliano

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias