Mostrando entradas con la etiqueta Román José Sandia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Román José Sandia. Mostrar todas las entradas

viernes, 4 de diciembre de 2009

Chávez y sus ricachones /Por: Román José Sandia

Román José Sandia
ND Diciembre 3, 2009
Chávez y sus ricachones

Chávez es un preso de las mafias que ha creado. La detención del banquero Fernández Barrueco en los calabozos de la policía política es un intento desesperado por mostrarse independiente de ellas. Pero resulta que mientras más se sabe del privilegiado caído en desgracia (por ahora), más queda en evidencia que su fortuna fue amamantada por el régimen socialista del siglo XXI.


Hace diez años el boliburgués en cuestión era un modesto empresario: no existía Mercal. Los bancos que adquirió tenían en sus arcas cuantiosos fondos estatales, depositados allí por un poderoso teniente que ocupa el cargo de Tesorero nacional, con la nula oposición del ministro de Finanzas. Las compras de estos bancos fueron financiadas por la banca pública, en operaciones que debería haber controlado otro militar, el Superintendente de Bancos. De manera que el nuevo episodio es uno más del largo muestrario que tenemos los venezolanos sobre la eficiencia de los militares.


En un país petrolero siempre le sobrará dinero al Estado para intervenir en la formación de nuevos grupos económicos. La discreción en la entrega de contratos de obras, licencias de importación, préstamos de bancos públicos, patentes industriales, compras de equipos que incluyen costosísimos juguetes militares, son oportunidades de enriquecimiento rápido para los favoritos del régimen.


Pero si concientemente se lleva a cabo la demolición de la legalidad y las instituciones y se monta un control de cambios, como ha sido el caso de la revolución bonita, la corrupción tiene el campo libre y la aparición de nuevos multimillonarios instantáneos se convierte en moda. La formación de los anillos burocráticos que alimentan a esos nuevos grupos se hace mucho más fácil y no es precisamente el riesgo, la inteligencia o la innovación lo que caracteriza el éxito de estos empresarios sino la segurísima sombra del Estado con el concurso de funcionarios corruptos.


En este gobierno, que se dice enemigo del capitalismo, han proliferado los intermediarios, las empresas de maletín, las cooperativas fantasmas, todas las figuras posibles para atrapar -sin mayor esfuerzo- la renta petrolera. Tiene razón el diputado Carlos Escarrá -en un alarde de cinismo- al decir que este gobierno sí ha estimulado la creación de empresas. Empresas falsas y corruptas.


¿Y por qué Chávez no destituye y promueve el enjuiciamiento de los funcionarios cómplices (como lo ha pedido, entre otros, el secretario general del Partido Comunista) de estos pseudoempresarios? Porque no puede. Porque todo esto es un elemento básico de su diseño: ninguno de esos funcionarios ha actuado por su cuenta. El mismo Chávez en el Äló, Presidente” del 19 marzo de 2006 alabó el papel de Fernández Barrueco, diciendo que éste formaba parte “de un esquema concertado para establecer una estructura financiera secreta para contener fondos saqueados de Pdvsa y el Tesoro Nacional”.


No le luce, entonces, a Hugo Chávez hablar mal de estos ricachones. Son sus ricachones.

Fuente del texto: Noticiero Digital.
Diseño: Alberto Rodriguez Barrera

domingo, 15 de noviembre de 2009

Rebelión en el psiquiátrico /Por: Román José Sandia


Rebelión en el psiquiátrico
No nos hemos vuelto todos locos porque nos estamos haciendo los locos. Nos hacemos los locos con casi todo lo que pasa. Es la única manera de mantener nuestra cordura ante el desempeño demencial del jefe que disfruta y ejerce el poder.
Me refiero al presidente de la Junta de Condominio de donde vivo. El tipo desde que llegó al cargo se lo creyó. Creyó que su elección era su ungimiento como líder incontestable y fundador de una dinastía que nos liberaría de todas nuestras penurias y nos llevaría a ser el edificio más envidiado de la ciudad.
Pero si estamos muy lejos de tal aspiración, también estamos lejos de ser una comunidad normal, con buenos servicios. El jefe (así le gusta que lo llamen) nunca se ocupó de sus importantes pero modestas responsabilidades. No ha tomado las previsiones para que el agua no falte en el edificio. Cada vez que cortan el agua no pone a llenar el tanque. Y la culpa no es del conserje, porque éste se ha visto obligado a perder el día pegando afiches del presidente en cada piso y manejar el circuito cerrado de televisión (preocupación principal del jefe) para que no lo boten.
La electricidad llega por raticos porque desde hace diez años (desde que el jefe se montó en el coroto) no se han reparado los equipos y la partida prevista para ello la gastó el jefe en comprar un carro nuevo porque era “indigno” que su persona se trasladara en una carcacha.
No por tan mala gestión el jefe ha bajado las cuotas que tenemos que pagar. Todo lo contrario: cada vez son más altas. Y la venta que ha hecho de la faja de puestos del estacionamiento (aunque prometió que nunca lo haría) le ha dado buenos dividendos pero parte de éstos han sido donados a los edificios vecinos para que mejoren sus fachadas. Tampoco ha querido pelear para que se nos devuelva una zona verde que invadió el vecino oriental. La mayor diversión que tenemos ahora es arriesgar diagnósticos psiquiátricos, confundiendo términos y tratamientos, como es lógico porque ninguno de nosotros es loquero titulado. Ya la situación se acerca a un “reality show” en el que todos jugamos a ser psiquiatras de un paciente que se niega a ser hospitalizado y ha jurado arrastrarnos a todos en su delirio.
(El único doctor que se atrevió en la campaña a decir que el entonces candidato no estaba loco está preso. Pero no por echarnos la broma de avalar su salud mental sino por otro caso).
El jefe se ha ido separando de cada uno de los valedores de su pensamiento (es un decir), pero todavía le son fieles algunos que hacen negocios con él o que se conforman con las invitaciones a los viajes al exterior que se financia con nuestras mensualidades. Muchos vecinos no hablan para poder recibir gratis las bolsas plásticas de basura y algún regalito en Navidad. Entre estos hay unos profes que ven en el jefe la reivindicación de sus vidas porque, dicen, antes la Junta de Condominio no les paraba.   
Los que no apoyamos al jefe nos reunimos en las noches, a la luz de las velas -que también están escaseando-, y hemos jurado no ponernos locos.
Opinión
Román José Sandia
Fuente: Noticiero Digital.com
rjsandia@hotmail.com

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias