Mostrando entradas con la etiqueta BIEN. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta BIEN. Mostrar todas las entradas

domingo, 22 de julio de 2018

El bien contra el mal. Por: Pablo Aure @pabloaure #Opinión #Venezuela ¡Hasta cuándo!


¡Hasta cuándo!
El bien contra el mal
@pabloaure
La lucha que enfrentamos en nuestro país la podemos simplificar diciendo que es una ardua batalla del bien en contra del mal. Los malos se aferran al poder y son capaces de utilizar cualquier herramienta que esté a su alcance para lograr el objetivo. No se les agua el ojo para golpear al disidente.  Como todos los malos: juegan sucio. Difaman, injurian, calumnian, montan ollas para incriminar a sus adversarios, persiguen, encarcelan, lesionan y hasta asesinan a todo aquel que intente rescatar a Venezuela de esta tenebrosa oscuridad. Que nadie ose enfrentarse a las mafias que “gobiernan” porque inmediatamente la furia hamponil desatará su ira para silenciar a quien se atreva desafiarla.
Durante estos últimos casi veinte años hemos visto muertes, desapariciones, encarcelamientos, así como también a muchísimos exiliados que huyen despavoridos del país para evitar injustos y arbitrarios encierros. Otros tantos se han ido porque ven cerradas las puertas de la prosperidad nacional.
No sé cuánto tiempo durará esta batalla, lo importante es que estemos preparados para resistir. Mejor dicho: seguir resistiendo.
Pareciera que la vida es eso. Una constante disputa entre el bien y el mal.
Una lucha desigual.-
El asunto es que a los venezolanos en estos tiempos nos ha correspondido combatir a los peores de los malos. La pelea es desigual, pero sin embargo, todavía quedan algunos románticos que piensan que la salida será “pacifica, electoral, democrática y constitucional”. Ojalá sea así, aunque nada hace suponer que se pueda materializar una salida como la piensan esos románticos. Si ya hemos dicho que combatimos una mafia, ¿cómo vamos a imaginar que los bandidos aceptarán ser desalojados de su guarida mediante el sufragio?
La pregunta que sigue: ¿y si no es electoral, entonces cómo es? Les respondo: mediante la presión organizada y la protesta generalizada. Hasta ahora, el único que ha utilizado herramientas no pacificas para evitar su desalojo es el régimen, por ese motivo es poco probable que la salida sea pacífica. Insisto, me gustaría como al que más, poder ver el desalojo de las mafias mediante el sufragio, pero eso sería una quimera y ya estamos lo suficientemente grandecitos para seguir creyendo en esas cosas.  
Momentos de las definiciones.-
No podemos cometer los mismos errores que han hecho que muchos venezolanos se sientan desesperanzados. Para ello hay que hablar con la verdad, que es el mejor antídoto contra la desesperanza. Si conocemos la verdad podemos entender mejor la situación. Recordemos, el régimen siempre intentará hacerte ver que eres débil y que jamás podrás con él y, eso es mentira porque quienes lo adversamos somos inmensamente más poderosos que quienes nos someten.
Somos millones mientras que ellos son un puñado de individuos que se han atrincherado en Miraflores y en otras instituciones para infundirnos terror. Si logramos entender que somos más fuertes que el régimen, lograremos recuperar las esperanzas y en consecuencia estaremos más cerca de la victoria.
Guerra psicológica.- 
La guerra que emplea el régimen es constante, pero su principal propósito es vencerte en la mente. Jamás lo permitas, si te derrotan el entusiasmo te paralizas hasta convertirte definitivamente en un esclavo.
Entendamos que el régimen seguirá escogiendo selectivamente sus objetivos opositores para generar miedo. Cuando veamos perseguir y encarcelar a un opositor, que sepa ese opositor que estarán millones de venezolanos pendientes de él y que sepa el régimen que esa persecución o ese encarcelamiento no evitará que cada día se sumen más voluntades a la lucha libertaria.
Soy Venezuela
Los que luchan por ideales y convicciones merecen ser recompensados cuando los impulsan valores y principios. Yo creo en la perseverancia y en la coherencia, me identifico con quienes actúan corajudamente. Con aquellos que están dispuestos a darlo todo para conquistar la libertad, con los que no le bajan la cabeza ni le hacen carantoñas al tirano, con esos ciudadanos que han sabido resistir con dignidad. María Corina personifica esos atributos con los cuales debemos identificarnos e invitarnos a acompañar.  
Me permito transcribir lo que expresó hace un par de semanas María Corina Machado, hago mías sus palabras porque las comparto en su totalidad Sólo hay dos opciones: O estás con nosotros en la ruta del coraje y de la fuerza para enfrentar y derrotar a la tiranía, para desobedecer; o estás con ellos, con el régimen y el sistema que combatimos”
Definamos entonces nuestra escudería. Si sabemos cuál es nuestro enemigo ¿qué nos pasa que no hemos sabido organizarnos para enfrentarlo de manera unida? Si también sabemos cuál es el propósito y que no es electoral, sino de desalojo, pues, manos a la obra, apartemos rivalidades mezquinas y apuntemos hacia el objetivo. Te invito a sumarte a la plataforma Soy Venezuela para llevar a cabo esa gesta libertadora. Cuando salgamos de esto que cada quien escoja su camino, pero antes no. Hay dos vías: o estás con el régimen o estás contra él. Vamos a sumarnos a esta lucha con determinación para decir con orgullo: yo también ¡SOY VENEZUELA! 
Pablo Aure     

martes, 8 de diciembre de 2015

¿Elección o enfrentamiento con el mal? Por: Eleonora Bruzual @eleonorabruzual

¿Elección o enfrentamiento con el mal?

Los malos son menos que los buenos, pero igual son catastróficos y diezman vidas y sueños sin que hacerlo les cause el menor pesar. Con esa certeza no puedo ser tan irresponsable como para escribir desde mi ilusión

PERIODISTA VENEZOLANA | 07 de Diciembre de 2015
ebruzual@gmail.com
@eleonorabruzual

Termino de escribir esta columna y aún no puedo decir qué pasará. No puedo escribir confiada en resultados y menos en la sensatez de quienes nunca la han demostrado por carecer de ella y estar sobrados de malas intenciones, de ambiciones repulsivas, y de ser expertos en transgresión y abuso.
No puedo sino decir que los demócratas venezolanos han padecido otra vez los embates del mal. Las embestidas de quienes desde que irrumpieron en la vida de este país, aquel 4 de febrero de 1992, no han hecho más que asesinar, amenazar, mentir y transgredir. Una vez lograron llegar al poder sembraron odio y violencia, y fueron destruyendo paulatinamente los soportes de la economía, fuente de desarrollo social hoy absolutamente inexistente, y tomaron los recursos de Venezuela para lograrle a Fidel Castro su monomanía: adueñarse de Latinoamérica e imponer su ideología fracasada.
Venezuela, gracias al militar golpista devenido en caudillo continental, fue para Fidel Castro la caja chica de la que sacó recursos con los que soñó toda la vida. Hoy, después de enriquecer individualidades nacionales y extranjeras, después de financiar gobiernos mal llamados revolucionarios, después de arruinar la industria venezolana, el comercio, el agro, después de llevar a millones a un éxodo nunca visto en esta tierra, después de hacer del pobre un indigente y a la clase media empobrecerla totalmente, después de saquear las arcas del quinto mayor productor de petróleo del mundo y de beneficiarse de los precios del crudo más altos de la historia, hoy se aferran al poder como única posibilidad de salvación ya que sus horrendos crímenes no les permiten perder la impunidad que gozan al ser gobierno y al haber desmantelado la autonomía de los poderes del Estado.
Siempre fueron sociópatas, pero 17 años de impunidad les han hecho sentirse intocables, les han hecho creerse dueños del país y les han obnubilado de tal manera que creen poder obligar a la OPEP a buscar salidas imposibles que les devuelvan algo de la bonanza petrolera dilapidada. El castrochavismo delincuencial aún se cree con fuerza para imponer una reducción de la producción y de esa manera ver como sostienen los precios del crudo que han perdido más del 60% desde mediados de 2014. Reducción que conlleva la merma del botín, lo que quizá les ha llevado a incursiones en el narcotráfico, que no sabemos cuándo las iniciaron pero si estamos viendo que ya no son tan suertudas y comienzan a  ocupar celdas los que hasta hace poco ocupaban costosas suites en los hoteles más caros del planeta, ocupaban mansiones, pisos, yates, aviones y desde el secuestro del Poder Judicial, obtuvieron impunidad y sentirse los amos de “La casa grande” como han bautizado la fusión de países al proyecto siniestro monitoreado desde La Habana.
¿Qué pasará? me pregunto y me preguntan. Durante todo este 6D la emoción ha ido de la mano de la angustia, angustia que nace de saber que esa Peste Roja delincuencial es capaz de cualquier cosa, desde imponer un fraude superlativo, uno más de tantos que ha ejecutado en pasados comicios, hasta desesperada como está, desencadenar la violencia más sangrienta que este pueblo haya visto.
Los malos son menos que los buenos, pero igual son catastróficos y diezman vidas y sueños sin que hacerlo les cause el menor pesar. Con esa certeza no puedo ser tan irresponsable como para escribir desde mi ilusión. Escribo sí desde el conocimiento que tengo de esa pandilla enseñoreada que nos ha mostrado de lo que es capaz. Escribo tratando de dominar la angustia que me da pensar que un delincuente cercado y desesperado es peligroso en extremo. Que más acosado, más malvado y más brutal.
Las mentiras dieron resultados cuando fueron acompañadas de dádivas. Cuando ya no hay como seguir pervirtiendo al pueblo con ofertas engañosas que acompañan con una bolsa de comida o un electrodoméstico se hace difícil la ceguera colectiva. Siempre he pensado que Hugo Chávez sin los milmillonarios recursos que el azar le puso en sus manos hubiese durado muy pocos años. Hubiese durado -quizá por nuestras décadas de cultura democrática- un período presidencial nada más. Esa cúpula putrefacta que se aferra al poder la creo capaz de todo. Son peligrosos delincuentes que hoy enfrentamos con votos y ahora hay que hacerlos valer con coraje. Ese hatajo de hampones ya solo tiene su infinita maldad y su enfermiza prepotencia. Nosotros tenemos la fuerza de la mayoría, el coraje de la razón y la fe del demócrata, tres pilares invencibles.



BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.

BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA  Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán.  Anécdota FAV. Desde hace tiempo,   tenía la inq...