Mostrando entradas con la etiqueta Día de las Madres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Día de las Madres. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de mayo de 2015

¡Bendita sean las Madres! Por: Vinicio Guerrero Méndez



¡Bendita sean las Madres!
Vinicio Guerrero Méndez
“Como aquel a quien consuela su madre, así os consolare yo a vosotros”
                                                                                                  (Isaías 66:13)


En este día doy gracias a Dios por la mujer que me dio la vida y porque aun disfruto su compañía. Felicitaciones por las que se estrenan como madres del mundo. Un luto por los que la han perdido. Y un gran abrazo de solidaridad y mucha pena y pesar a esas madres que están vivas pero sufriendo injusticias por sus hijos. Este sin temor a equivocarme puede ser el día de las madres más triste para mi país. Han pasado tantas cosas que lo más que quiero es derramar una lágrima por esas madres que ahora están haciendo cola para ingresar a un penal  con todas las humillaciones e impotencia que da lugar para abrazar un hijo preso. Las que hacen cola en un hospital, niño en brazos rogando por su salud para ser atendido. Las que reciben un hijo ahora en una morgue, y por las que sumergidas en el más profundo dolor contemplan  con total desconsuelo los restos de un hijo en un cementerio.  
Y tu hijo: No te olvides nunca de la mujer que te dio la vida y envejeció luchando para darte lo mejor. Si no vives con ella, llámala, si puedes visitarla, ve a verla, Si puedes ayudarla no postergues el tiempo para hacerlo.
Queridas madres, de la espina que las hirió, nacerá una nueva rosa; y esta es la que vengo a ofrecerles en su día.

¡La oración! No la dejes nunca por nada. Ella da brillo a tus ojos, ardor a tu corazón, fuerza a tu voluntad. Persevera todos los días, sin desistir y Dios te escuchará.
Afectuosamente,
Imperfecto.              

VINICIO GUERRERO MENDEZ

domingo, 11 de mayo de 2014

HOY LLORO A MI MADRE. Por: Sammy Landaeta Millán.


HOY LLORO A MI MADRE.  Por: Sammy Landaeta Millán.

Quiero comenzar deseando Muchas FELICIDADES a todas MADRES de VENEZUELA y el MUNDO, en ocasión de celebrarse hoy 11 de mayo de 2014, el DÍA DE LA MADRES.

Expreso mis felicitaciones extensivas a todas y cada una de las personas que interactúan en la prestigiosa red Facebook, porque asumo que de una u otra forma, están estrechamente vinculadas a esa maravillosa celebración, por lo tanto, transmito desde lo más profundo de mi Alma, mis parabienes en ésta inolvidable ocasión:
FELIZ DÍA DE LAS MADRES.

Mis deseos por la FELICIDAD, están dirigidos a todas las Madres, Damas, Señoras, jóvenes o viejas, ricas o pobres, bonitas o feas, amables o retrecheras, consentidoras o exigentes y sobre todo; sin distingo de raza, credo, ideología política, creencia religiosa, color de la piel, ciudadanía, identidad o nacionalidad. Para todas ellas nuevamente:
 FELIZ DÍA DE LAS MADRES.  

En ese mismo sentido, quisiera que se permitiese expresar desde lo más profundo de mi Corazón, los sentimientos de llanto, tristeza y alegría, que en forma particular transmito para agradecerle al Padre Eterno, por haber elevado hasta su santo reino a mi difunta Madre, hace ya 23 años y nueves meses, expresándolo de la siguiente forma:

Hoy lloro a mi Madre, porque ya NO está.
Hoy lloro a mi Madre, porque necesito urgente de su abrazo y NO me lo puede dar.
Hoy lloro a mi Madre, porque NO está para protegerme como lo hacía, cuando era niño.
Hoy lloro a mi Madre, porque su ausencia me priva de escuchar que dijese que tenía, los mejores hijos del Mundo.
Hoy lloro a mi Madre, porque siempre estará en nuestra mente y nuestros corazones.
Hoy lloro a mi Madre, por la profesión que escogí y a veces celebró que ya NO está, para evitarle disgustos por quienes tratan de ofendernos o vilipendiarnos.
Hoy lloro a mi Madre, por los sufrimientos involuntarios que le pude ocasionar, en el ejercicio de mi carrera profesional.
Hoy lloro a mi Madre, porque en vida, NO tuve la oportunidad de decirle tantas cosas, ni aún en el momento de su gravedad, porque el deber con la Patria, me colocó distante.
Hoy lloro a mi Madre, porque se fue tan pronto y NO pude ver sus canas y su rostro envejecido.
Hoy lloro a mi Madre,  porque nunca me dijo que en ocasiones signifiqué su mayor preocupación.
Hoy lloro a mi Madre, porque siempre fue un eje de familia, hoy tristemente fracturado, por cuestiones políticas.  
Hoy lloro a mi Madre,  porque cuando me la nombran, lo hacen sin percatarse, que duele igual, que si estuviese viva.
Hoy lloro a mi Madre, por tantos venezolanos en el EXILIO, que NO pueden abrazar a sus seres queridos.
Hoy lloro a mi Madre, representada en la lágrimas de tantas MADRES venezolanas, que sufren por la Prisión, la Muerte o las Heridas de sus HIJOS, que solo buscan la LIBERTAD de nuestro País.

Pero el llanto es la mejor terapia de Alma y sus recompensas personales, las expreso en forma de ALEGRÍA:  
FELICIDADES, Graciana María Millán Landaeta, alma y motor de las enseñanzas de quienes somos hoy orgullosamente tus hijos.
FELICIDADES Graciela de Landaeta, por tu don de gente, tus preocupaciones por el prójimo y por los valores inculcados, que NUNCA desviaremos.
FELICIDADES SEÑORA GACHA, una expresión que significo siempre el trato, el respeto y las consideraciones de quienes conocieron tú humildad, en éste Mundo terrenal.
FELICIDADES GACHA, como todos tus familiares te conocimos, te quisimos y te recordamos.  
Y finalmente FELICIDADES MAMÁ, en el DÍA DE LAS MADRES, donde quiera que te encuentres.
A ti te significo que cuando manifiesto a todos  que  HOY LLORO A MI MADRE, lo hago  por la alegría que me produce agradecerle  a Dios Todopoderoso por habernos permitido tener entre nosotros a un ser tan especial como tú.  Que lo  expreso consciente de aguardar el momento, que se materialice nuestro encuentro, evocado desde la letra de la melodía, que ayer, hoy y siempre, te cantamos; inmortalizado en el tema, del AMOR ETERNO:

“Tarde o temprano estaré contigo para seguir Amándote.”

Atte.  Tu hijo Sandy, Sanny o el Coronel Sammy Landaeta Millán, 
en unión de mis hermanos Aleby Landaeta y Juvenal Freites Millán
¡Bendícenos!
San José de Guanipa, 11 de Mayo de 2014.


viernes, 10 de mayo de 2013

CIBOREA. “FELIZ DIA DE LAS MADRES” Por: Vinicio Guerrero Méndez.


Maracay,  10 de Mayo de 2013

“FELIZ DIA DE LAS MADRES”

CIBOREA
 Por: Vinicio Guerrero Méndez

             “Id a la madre de Jesús, por cuyo corazón pasó también la espada; ella os hablará de mí, y así entenderéis mejor”

Siempre tratamos de aprovechar este hermoso y solemne día para resaltar las virtudes que adornan a nuestra querida madre y lo que ese ser tan especial representa para nosotros. Esta vez y a propósito de tan significativa fecha deseo hacerles llegar este mensaje apócrifo de lo que en reciprocidad le valemos como hijos indiferentemente de nuestra conducta.
Mi hijo era un hombre correcto y virtuoso, y muy amable y cariñoso en su trato conmigo. Amaba a su familia, parientes y compatriotas, y aborrecía a nuestros malditos enemigos, que se visten de púrpura sin que hayan tejido una sola pieza ni se hayan sentado ante ningún telar; que cosechan y acopian sin sembrar ni crear.
Mi hijo tenía diecisiete años cuando lo prendieron por primera vez, por haberlo sorprendido arrojando flechas contra la guardia que pasaba por nuestro campo. En aquella edad hablaba a los jóvenes del pueblo, de la gloria de mi país, pronunciando discursos que yo no podía comprender. Era un hijo muy cariñoso; también era el único. Bebió la vida en este seno ya seco. Ensayó sus primeros pasos en este jardín, agarrado siempre a estas hoy temblorosas manos, que en aquellos tiempos eran más frescas que las uvas del Líbano. He guardado sus primeras sandalias en un lienzo de seda, regios de mi madre, que aún conservo en aquella aliazana que todavía está cerca de la ventana.
Cuando dio sus primeros pasos sentí que yo con él los daba, porque las mujeres no viajan sino cuando son conducidas por sus hijos.
Me han dicho que se suicidó tirándose desde lo alto de un peñasco, por haberse arrepentido de haber entregado a su amigo a sus enemigos. Estoy segura que no traicionó a nadie, porque amaba a los hombres de su raza y detestaba a los soldados. Un solo norte tenía en su vida: la gloria de su país; era el tema obligado de sus pláticas y discursos.
Cuando conoció a ese amigo me abandonó y lo siguió. Yo sabía que mi hijo se equivocaría siguiendo a cualquier hombre, porque había nacido para mandar y no para ser mandado. Al despedirse de mí le advertí de su error, pero no quiso oírme. Nuestros hijos no oyen nuestros consejos; son la marea de hoy que no quiere oír la marejada del ayer.
Os ruego no me preguntéis nuevamente por mi hijo. Lo amé y lo amaré hasta el fin de mis días.
Si el amor estuviera en la carne, quemaría la mía con hierros candentes para conseguir mi salvación; pero el amor está en lo más hondo del alma, hasta donde no se puede llegar: Ahora quiero callarme. Id y preguntad a otra madre más honrada y más noble que la de mi hijo; id a la madre de Jesús, por cuyo corazón pasó también la espada; ella os hablará de mí, y así entenderéis mejor.
CIBOREA fue la madre de Judas Iscariote, el hombre que traiciono a Jesús de Nazareth.
¡La oración! No la dejes nunca por nada. Ella da brillo a tus ojos, ardor a tu corazón, fuerza a tu voluntad. Persevera todos los días, sin desistir y Dios te escuchará.
Afectuosamente, Imperfecto.

VINICIO GUERRERO MENDEZ 
 ENLACE DE PUBLICACIÓN DEL TEXTO: Nueva Prensa de Oriente 

NO BASTA SER PRESIDENTE. Por: Humberto Marcano Rodríguez. Opinión Venezuela.REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS

09     noviembre       2019 REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS       Humberto Marcano Rodríguez NO BASTA   SER PRESIDENTE No basta   ...