Mostrando entradas con la etiqueta Virginia Contreras. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Virginia Contreras. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de agosto de 2016

El mito militar. Por: Virginia Contreras Abogada, experta en Seguridad.



El mito militar

Padrino no es héroe ni villano pero lo que preocupa es que ni él, ni nadie, tenga la mas minima idea de como resolver la situación

Publicado en: Opinión
 
 
Abogada, experta en Seguridad.

El tema militar siempre ha estado presente en la historia política venezolana. No solamente porque el último dictador oficial que tuvo el país fue un militar, ni por el hecho de que Hugo Chávez lo haya sido. Durante todo el régimen democrático, los militares siempre han ocupado un importante lugar en la política del país. Tanto así, que era común ver a los presidentes de entonces participando en eventos públicos teniendo a sus espadas la figura del Alto Mando militar, o de algunos otros militares. Esto, sin excluir la mar de veces que en las crónicas sociales podía observarse a los políticos de turno en fiestas y saraos con miembros de la institución castrense. En aquella época en Venezuela, el político que no tenía un amigo militar era poco menos que nadie.
Esta estrecha relación que existía entre los miembros de la institución armada y el mundo político venezolano, siempre mantuvo latente la idea de que en algunas circunstancias se hablara de la posibilidad de alguna intentona golpista.  Los alzamientos militares del “Carupanazo” y el “Porteñazo” (1962), junto con los sucesos de 1992 son ejemplos de esto.
Por ende, que cuando en el país se producen situaciones políticas de difícil solución para sus líderes, resulte obvio pensar en la posibilidad de que las Fuerzas Armadas sean capaces de intervenir.
Para nadie es un secreto que la crisis política venezolana ha llegado a un nivel tal, que se le ha ido prácticamente de las manos tanto al Gobierno nacional, como a los líderes políticos en general. Diecisiete años de gobierno revolucionario, sin que haya habido posibilidad alguna ni de enmendar la política del Gobierno, ni de sustituir a esta por parte de la oposición así lo demuestran.
De allí que el tema militar este de moda nuevamente en Venezuela, y lo está en cabeza del actual ministro de la defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López, quien ha sido designado por el Presidente Nicolás Maduro para dirigir la “Gran Misión Abastecimiento Soberano”, a cuyo cargo estará el control de la producción, importación y distribución de alimentos y medicinas del país bolivariano.
De Padrino se ha creado una leyenda urbana de innumerables vertientes. Durante las pasadas elecciones parlamentarias, en donde la oposición gano la mayoría de los curules, mientras la directiva del organismo electoral hacia todo lo posible por demorar los resultados, el general Padrino apareció ante los medios de comunicación ratificando el apego de la institución militar a la Constitución Nacional. Esta actitud dio pie para que se crearan toda serie de rumores en donde se le atribuía un enfrentamiento con el para entonces Presidente de la Asamblea Nacional, militar retirado, Diosdado Cabello. En ese momento se escucharon innumerables opiniones favorables sobre dicho general, endilgándosele toda serie de habilidades y méritos que lo hacían ver casi como a un súper héroe. No habían terminado de  enfriarse los comentarios a favor del Oficial, cuando unas declaraciones suyas criticando a la oposición venezolana lo hicieron ver como un traidor, o un oportunista.
Hoy en día, a raíz de su designación como conductor de esta nueva misión política, el general Padrino es visto como el poder detrás del trono. Hay quien dice que este es el verdadero presidente de la Republica, o que en todo caso llegaría a serlo oficialmente si el Presidente Maduro fuere revocado.
En el caso del general Padrino este no es ni un súper héroe, ni el villano de la película.  Tampoco es el presidente bajo las sombras, ni necesariamente vaya a ser el verdadero presidente de la Republica en sustitución de Maduro, si eventualmente se produjera en Venezuela un referéndum revocatorio.
Padrino es simplemente Padrino, un ser humano de carne y hueso que indistintamente de sus habilidades, logros y /o desaciertos ha entendido lo que muchos parecen olvidar en Venezuela, y es que el esquema político del país, desde prácticamente los inicios de la primera presidencia de Hugo Chávez, es un sistema político en donde la  tradicional hegemonía civil por encima del poder militar -como sucede en todos los gobiernos democráticos del mundo- ha sido invertida, dando paso a este último.  Así, el poder militar ha ido abarcando no solo la mayoría de las posiciones políticas del Estado, sino ejecutando actividades atribuidas constitucionalmente al sector civil, supeditando de tal forma el poder civil al militar hasta borrar del mapa el obligatorio y fundamental control de gestión de la administración pública por parte de las instituciones del Estado.
El poder militar ha llegado a tales niveles, que la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional, hoy en día con el calificativo de “Bolivariana “(LOFANB), modificada mediante Ley Habilitante por el presidente Hugo Chávez, le otorgó al Presidente de la Republica el grado militar de Comandante en Jefe, atribuyéndole el mando operacional en forma directa, o a través del Oficial activo que este designe, para la conducción de operaciones o empleo de la Fuerza Armada Nacional. Esto quiere decir que no es el ministro de la defensa, sino Nicolás Maduro  quien posee el mando operativo de la FANB, teniendo este la facultad  de dirigir el desarrollo de las operaciones militares, definir y activar las zonas de conflicto, teatros de operaciones y regiones de defensa integral, entre otras atribuciones (Arts. 19 y 20 LOFANB).
En el caso particular de la Misión Abastecimiento Soberano, ni el general Padrino, ni la intervención Divina podrán hacer algo por abastecer al país de alimentos y medicinas, simple y llanamente porque si bien la crisis económica ha llegado a niveles extraordinarios,  la causa del problema no es un asunto económico, sino político. La raíz de esta situación no es otra que la implantación de un régimen socialista, que de acuerdo a expresas palabras del ex gobernante Fidel Castro, gran mentor de la revolución bolivariana, corresponde a un verdadero régimen comunista cuyo fundamento es la colectivización de la propiedad de los medios de producción.  Esto explica el por qué el Gobierno bolivariano  ha venido destruyendo la propiedad privada y la producción nacional, para sustituirla por una controlada exclusivamente por el Estado, creando por ende dependencia casi absoluta de la sociedad hacia este.
Esto explica igualmente el porqué, a raíz del establecimiento de esta ideología, el Gobierno ha venido influyendo para la modificación de las necesidades básicas a las cuales estaban acostumbrados los venezolanos, haciéndolas ver como superfluas y sinónimo de capitalismo.  Existen infinidad de ejemplos al respecto. Pensemos en algunos sencillos, como cuando el Presidente Chávez sugería la necesidad a los venezolanos de bañarse solamente durante dos minutos, o cómo uno de sus altos directivos hacía mención a título de una concesión especial,  sobre la posibilidad de facilitar productos de maquillaje para “la belleza de las mujeres venezolanas”. No digamos entonces del intento de modificación del yo interno de los venezolanos a cambio del llamado “Hombre Nuevo”, sugerido por el régimen revolucionario. Mucho menos mencionemos la modificación de la historia patria, sus símbolos, la imagen física del Libertador Simón Bolívar, y hasta el pensum de estudios para la educación de los niños y adolescentes en el país.
Esto asimismo explica por qué en Venezuela derechos inherentes a la persona humana, como el de expresarse libremente, el de participar en manifestaciones públicas, el derecho a la propiedad, a ejercer dignamente el trabajo que cualquiera desee, y hasta el de la vida misma, han sido conculcados; y es que es entendible que ninguna persona en su sano juicio aceptaría pacíficamente que su casa fuera invadida, su empresa o finca expropiada, o su medio de comunicación silenciado. Mucho menos aceptaría tranquilamente ver morir a sus seres queridos, simplemente por manifestar públicamente.
De allí que las declaraciones emitidas el pasado jueves 21 de julio por el conocido Oficial, en donde  señalara  que “en el socialismo se produce para satisfacer las necesidades y para eso vamos a empezar a trabajar rompiendo todas las cadenas de las dependencias y formulando un nuevo modelo productivo y distributivo…” (Sic), sean totalmente ciertas. Lo que no dice Padrino es que esas necesidades a las que hace mención, no son las que el pueblo requiere, sino aquellas que el Gobierno decide.
Lo preocupante no es el general Padrino, sino el curso de la crisis que a pasos agigantados crece en el país sin que exista la más mínima idea de cómo frenarla. Si Padrino lograse resolver los problemas a su cargo, entonces no deberá ser considerado General sino Dios.

FUENTE: NOTIMINUTO 
 

miércoles, 8 de abril de 2015

¿Quo Vadis Venezuela? Por: Virginia Contreras

Quo Vadis Venezuela?

Monday, 06 April 2015

Former Venezuelan Ambassador to the Organization of American States Virginia Contreras writes a penetrating analysis of where Venezuela is headed in the next months. Because of the ineptitude of the political opposition and because the Maduro government will control the country and the electoral process little will change. Ambassador Contreras wrote this report exclusively for the Pan Am American Association of Philadelphia.
¿Quo Vadis Venezuela?
Virginia Contreras *
Washington, D.C.
April 3, 2015

Preocupante Incertidumbre

Si hubiera que definir el futuro de Venezuela, nos atreveríamos a calificarlo como “de una preocupante certidumbre.” Preocupante, porque nada bueno se avisora, y certidumbre porque tarde o temprano las masas populares, esas mismas a las que el oficialismo utiliza, y la oposición desprecia, ignorándolas, se hará sentir, y no necesariamente con votos.

En estos casi 15 años desde que Hugo Chávez empezó con su revolución bolivariana, si bien han sido muchas las iniciativas opositoras para neutralizar el avance del gobierno, las mismas, en vez de corresponder a estrategias provenientes de un mesurado plan, han lucido como acciones desesperadas, sin un objetivo claro, y que por lo mismo no han contado con el apoyo fundamental de la mayoría de la población.

Ante la salida del presidente Chávez del poder (2001), como consecuencia de una marcha nacional que terminó con hechos de violencia en el Palacio de Miraflores, los propios organizadores de la salida del presidente, debido a la ausencia de un plan que facilitara la transición, lo restituyeron en el poder. Frente al paro petrolero (2002-2003), si bien colocó al gobierno bolivariano en una situación dramática, no hubo un después que demostrara que dichas acciones (consideradas por algunos como suicidas) conllevaría a la salida del presidente de la República. Cuando se produjo el referendo (2004) que permitiría revocar el mandato al entonces presidente Chávez, no se contempló la necesidad de la corroboración de dicho proceso, y el mandatario no solo ganó holgadamente, sino que fue relegitimado frente al mundo. Durante las elecciones parlamentarias de 2005, los partidos opositores se negaron a participar, no bien los vicios del proceso por ellos denunciados habían sido corregidos por intermediación de la OEA, perdiendo la oportunidad, o de reinvindicar su no participación en esas elecciones, o de tener representación en la Asamblea Nacional, si hubiesen participado.

Ante las conocidas “Guarimbas” (manifestaciones públicas en sectores opositores del país) realizadas en los años 2007 y 2014, las mismas, en vez de legitimar el derecho a disentir, conllevaron a hechos de violencia con muertos, heridos y destrucción de la propiedad privada, dejando en entredicho la acción opositora. Si a esto le unimos las politicas manifiestamente contradictorias por parte de este sector, como la denuncia de fraude por falta de transparencia de los procesos electorales, o la absoluta dependencia del Consejo Nacional Electoral al gobierno nacional, cuando esa misma oposición llama a votar masivamente, e invita al organismo electoral a que organice sus elecciones primarias, o la solicitud de apoyo internacional mientras paralelamente esa misma oposición le reclama a los líderes mundiales para que se mantengan al margen, deja mucho que desear frente a quienes, si bien desean un cambio, no quieren equivocarse.

La Oposición No Entiende

El caso es que, indistintamente de lo reprochable de la conducta gubernamental, el tiempo ha demostrado que sin un objetivo concreto por parte de la oposición, no es posible establecer una estrategia coherente que permita un cambio de gobierno, y es que para proceder en consecuencia se hace necesario algo más que oponerse a políticas, que mal que bien son apoyadas por un número nada despreciable de venezolanos, y que proviene de un proceso electoral, que hasta que no se demuestre lo contrario, le otorga el sello de legítimo.

Si hay algo que la oposición venezolana no quiere terminar de entender, es que la Venezuela de hoy, aún con la terrible situación que el país padece, ya no es la Venezuela del pasado, ni volverá. Hugo Chávez, equivocado o no, logró penetrar en el espíritu de los menos pudientes, y más desprotegidos (que en Venezuela son más de la mitad de los habitantes), haciéndoles ver que había llegado el momento de exigir las reinvindicaciones que la democracia les había negado toda su vida. De allí, que insistir en seguir presentándole a estos venezolanos opciones similares al pasado, así vengan ahora disimuladas con nuevos partidos políticos, o nuevas caras, sin tomar en cuenta sus pareceres, como si los liderazgos pudieran imponerse desde afuera, es condenar a todos a la continuación de acciones fallidas. Estas acciones no sólo no cambiarán la situación, sino que, en el mejor de los casos, le facilitará más bien a candidatos emergentes, dentro del propio oficialismo, la presentación de un proyecto, que junto con los recursos del actual gobierno, y su poder político, pueda convencer a esos venezolanos a los que la oposición no ha logrado. Pero, la realidad nos ha demostrado, (basta con recordar el “Caracazo”, 1989), que un pueblo con hambre, que se considera burlado por los dirigentes políticos –del lado que sea- tarde o temprano reaccionará con la rabia propia del que ve morir a un hijo por falta de atención médica, o simplemente por falta de comida, y es allí en donde la desconfianza en los que pretendían ser sus líderes, se hará sentir.

Los Próximos Meses: Distracciones y Poco Cambio

No se vislumbra un cambio diferente en el panorama venezolano. En menos de una semana se celebrará la Cumbre de las Américas en Panamá, reunión hemisférica a la cual el presidente Maduro pretende llevar “10 millones de firmas,” las cuales han sido recogidas haciendo uso de todo tipo de ardides a los ciudadanos, en reclamo por la medida ejecutiva dictada por el presidente Obama en contra de ciertos funcionarios venezolanos. Es obvio que la vedette de dicho evento no será sino el gobierno cubano, en plenas negociaciones con el gobierno norteamericano para reanudar sus relaciones. A pesar de la mención que pueda hacer Cuba en dicho Foro sobre Venezuela, y de la propaganda que el propio mandatario venezolano quiera hacer sobre las mismas, Maduro sabe perfectamente bien que, por mucho que ambos gobiernos pretendan ocultarlo, después de haberse enterado del trato a sus espaldas, entre la dictadura cubana y el gobierno americano, ni ya Cuba será igual para Venezuela, ni Venezuela significa lo mismo para Cuba.

Otro de los eventos en el cual la comunidad internacional ha dirigido la mirada sobre Venezuela es el ofrecimiento de parte de algunos ex gobernantes hispanoamericanos, de ejercer la defensa de dos conocidos opositores al régimen venezolano, hoy en día detenidos en su país, y de lo cual no existe posibilidad alguna de que dicha representación pueda servir para recobrar la libertad de los imputados. Por ahora las circunstancias parecen distraer la atención de los venezolanos, entre denuncias del gobierno sobre complots para defenestrarlo, y unas elecciones parlamentarias, que lo obligarán a todo tipo de campañas proselitistas, así como a prodigar, como ha sido costumbre, prebendas económicas, y hasta amenazas para lograr el voto favorable del pueblo. Ya el organismo rector electoral se encargará nuevamente de modificar las circunscripciones electorales en las zonas en las que considere beneficiosas para su gobierno. Oficialismo y oposición nuevamente ganarán sus curules en el organismo legislativo, y con ésto la revolución bolivariana hará ver ante el mundo la exitosa democracia de un país que se hunde entre la inflación, el desabastecimiento, la violación de los derechos humanos, y la altísima criminalidad. Habría que ser bien ingenuo para creer, que dependiendo la revolución bolivariana de la Asamblea Nacional para ejecutar todas sus reformas, vaya a cambiar sus artimañas electorales que tanta utilidad les han resultado en el pasado. No será hoy, ni mañana, porque todavía el gobierno bolivariano tiene mucha capacidad de maniobra sobre un pueblo que por ahora se conforma con poco, en tanto que la oposición se distrae con sus pugnas internas y su ausencia de la realidad, pero el tiempo llegará en que ambos grupos despierten de un sueño, que ojalá no se convierta en pesadilla.

*Ex Embajadora de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos.

FUENTE: Ambassador Contreras wrote this report exclusively for the Pan Am American Association of Philadelphia.

IMAGEN: Cortesía de RFI

REMISIÓN. Virginia Contreras.


OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias