Mostrando entradas con la etiqueta CHAVISMO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CHAVISMO. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de octubre de 2019

¡EL COMANDANTE ETERNO! Por: Enrique Prieto Silva. Opinión. Venezuela.










¡EL COMANDANTE ETERNO!


Enrique Prieto Silva
Domingo, 20 de octubre de 2019

La antimilitaridad constitucional surgida cuando el teniente coronel Chávez, en mala hora fue votado en 1998 como presidente de la república, es de anotarlo en la historia de Venezuela, con reflejo mundial, como el surgimiento de lo que hoy vemos en algunos países de América Latina, que trajinan con el no deber ser de la política real, donde se ataca al gobierno que no es leal a la pérfida doctrina del “socialismo del siglo XXI” impuesta por este personaje que surgió desde 1992 para confundir la historia de Venezuela y de América.
Hemos dicho, que lo torcido del militarismo chavista nos deja sin ánimo de pensar, para vergüenza de pocos, que se apesadumbran y pierden la confianza en la ciencia, en la doctrina y hasta en la verdad, todo a causa del “toerismo” militarista que tanto hemos mencionado y que nos desespera, al referir, que luego de la profesionalización de la carrera militar, ésta perdió el sentido de la razón y la ciencia que le dio origen, cuando los militares intelectuales solo se preocuparon por la categoría universitaria de la profesión, para equipararla con las demás carreras universitarias, sin el distingo de fuerza y el fundamento que le dio la denominación de profesionales de la ciencia y el arte militar.
Esto lo repetimos, porque a nuestro entender, nada es más perverso hoy, cuando los venezolanos comienzan a creer en un cambio político en el país y persiste la desventura de líderes militares subyugados por la perfidia de quien creyeron la baraúnda que impuso Chávez, creyéndose el gran mesías que vino para la redención de esa Venezuela con el llamado “árbol de las tres raíces”, que según sus adláteres había perdido la brújula política y requería de una “revolución pacífica pero con armas”, como lo explicitó y tomó tanto cuerpo, que cerca del 70% de los venezolanos se unieron a sus andanzas.
 Insistiremos en nuestros mensajes al general Vladimir Padrino, quien es el autor de algo tan grotesco como insurgir como máximo líder de la campaña pro Chávez, considerándosele autor de la “cátedra Hugo Chávez”, a cuyo contenido se le pone tanta relevancia, con honores de superhombre como el de “comandante eterno”; y junto a él, a quienes surgen como sus seguidores o sucesores este estercolero mando en que han transformado la alta jerarquía militar, porque creemos en que el hombre como humano más que como hombre, capitaliza el proverbio de que “errar es de humano y rectificar de sabio”.
Pensamos, que toda mente por más veloz que sea, no es capaz de generar ideas fuera de contexto, que no entren en su capacidad de rectificación, bien sea por su beneficio personal instantáneo, como el pensar que sus actos heroicos o fatales constituyen la mejor o peor herencia de su descendencia, o el grabado en su libro de hechos de la patria, para aquellos que han pensado en que “la patria es primero”, y más aún, cuando se han autocalificado como herederos de los libertadores.
No se puede engrandecer al estúpido ni al mediocre, que viendo su “postura”, no sea capaz de recogerla para evitar la hediondez que deja a su paso.   


jueves, 3 de octubre de 2019

¡EL GOBIERNO MILITAR! Por: Enrique Prieto Silva. Opinión. Venezuela.






¡EL GOBIERNO MILITAR!

Enrique Prieto Silva
Lunes, 30 de septiembre de 2019
No es capricho nuestra insistencia en tratar el tema militar, que desafortunadamente en Venezuela se ha convertido en comidilla, a pesar la antimilitaridad constitucional surgida del deseo del teniente coronel Chávez, que en mala hora fue votado en 1988 como presidente de la república. Pero por desgracia nacional, tanto intelectuales como pancistas civiles y militares transformaron su mandato en un gobierno militarista, que a la larga, y luz de hoy, generó el mayor desastre de la historia nacional.
Desde entonces, todo es pesadumbre y malestar. Las mafias cambiaron su disfraz por uniforme, creando figuras bélicas y belicistas, que en lugar de ayudar a la concordia y a la paz pública, transformaron al ente encargado de la defensa nacional en el mayor pivote político del régimen auto nominado “revolucionario” y “socialista del siglo XXI”. Pero para mayor desgracia, se estableció como norma el cívico-militar, que más que coyuntura, creo la debacle de la unidad nacional, trasformando al sector militar en el mayor enemigo del pueblo, donde muchos se han convencido de que la lucha por recuperar la democracia y volver a la constitucionalidad pasa por una acción de fuerza militar, que saque al régimen usurpador, que obviamente, no es régimen militar sino militarista, avalado y apoyado por el general Vladimir Padrino López, quien se convirtió en el mandante de la FAN y líder inmisericorde del rancio chavismo que destruyó todo lo logrado después del 23 de enero de 1958.
 El título de este artículo es a propósito, atendiendo al mismo introito que hicimos sobre el gobierno militarista, que no militar. Y decimos a propósito, por cuanto la figura del gobierno militar se da al que instituye una fuerza militar cuando se apodera de un territorio mediante la fuerza, que obviamente no le es permisible de manera pacífica, sino que mediante una operación de esta naturaleza se apropia de un territorio e instaura un gobierno provisional hasta que se reinstituya la normalidad civilista. Este gobierno militar comienza con el comando de la fuerza invasora, que luego de la pacificación, es nuevamente delegado a la autoridad local, siempre con el tutelaje del invasor y la reorganización del sistema de administración pública. Vale decir, la restauración del sistema político conveniente, distinto al que originó la intervención.
Una cosa debe quedar clara, nunca podrá instituirse un gobierno militar permanente, por cuanto éste siempre será provisional, manejado en teoría por el llamado “asuntos civiles”, que conforma una de las funciones de un estado mayor excepcional, donde el gobierno sea también provisional, en la búsqueda de la institucionalidad perdida y que dio origen a la intervención.
Es triste, que durante estos largos años del chavismo, se haya constituido una Fuerza Armada desligada de la doctrina hemisférica y con formación militarista contraria a la formación que iniciamos desde 1958. Además, el error cometido por muchos militares que creyeron errada la doctrina OTAN y se atrevieron a hacer cambios radicales en programas y materias, tratando de acercarse al castrismo, que es el fundamento del desastre nuestro.
Pero lo ocurrido no es casualidad; para las décadas 70´ y 80´ pasadas apareció el fenómeno de la antipolítica, y se hablaba de la "militarización" de las sociedades latinoamericanas con intentos realizados para insertar a las fuerzas armadas en un sistema democrático que no produjeron los resultados deseados; uno de sus causas fue separar el mando militar del poder civil y la creación de los estamentos civil y militar con orientaciones diferenciadas, lo que condujo a creer que lo militar no debía ser civilista y que los militares no debían participara en la política, confundiendo el civismo con la partidización de los militares, que condujo a la formalización de los artículo 328 y 330 de la Constitución, desgraciadamente mal interpretada por los mandos militares y avalada por el Tribunal Supremo de Justicia, lo que nos condujo a este gobierno atroz que apuntala el general Padrino como ministro de la defensa y pilastra del régimen de gobierno usurpador.


viernes, 13 de septiembre de 2019

Colombia recibe apoyo internacional ante desafío bélico de Maduro.




El desafiante despliegue militar que ordenó Nicolás Maduro a la frontera colombo-venezolana, acompañado de un amenazante discurso con anuncios de guerra y la retadora protección que mantiene a grupos ilegales, despertaron ya la solidaridad internacional que en los próximos días podría decidir la suerte del régimen chavista, que no sólo expulsa a su pueblo a la mendicidad sino que se convierte en un peligro para la estabilidad democrática de la región.
De esa manera acogieron Colombia y el pueblo venezolano el apoyo que recibió la denuncia presentada este miércoles por la Cancillería colombiana ante el Consejo Permanente de la OEA, y respaldada por una solicitud del presidente encargado de Venezuela, Juan Guidó, mediante el cual doce países aprobaron la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), un pacto militar también llamado Tratado de Río, firmado por 23 países en 1947 con el fin de mantener la paz y la seguridad del continente, y en el cual “las Partes Contratantes convienen que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos” y, además, que en caso de conflicto entre dos o más Estados Americanos, se observará la aplicación inmediata de las medidas que se acuerden contra el país agresor en la reunión de consulta.
Y esa reunión de consulta, a la que se convocarán los cancilleres de todos los países del área, se hará la segunda quincena del presente mes, con el fin de que allí se puedan evaluar los riesgos de carácter regional que representan la posición de Nicolás Maduro y la más grave crisis migratoria de la región ocasionada por su régimen, por lo que las decisiones podrían ir desde una rotura de relaciones diplomáticas y económicas, hasta la aprobación de una intervención militar en el país vecino.
Los países que firmaron la convocatoria del órgano de consulta del Tiar fueron Colombia, Argentina, Brasil, Chile, El Salvador, EE.UU., Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela (con delegados de la oposición de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más 50 países).

Por orden de Maduro, desde el Aeropuerto Nacional Francisco García de Hevia, en la localidad de La Fría, estado Táchira, Venezuela, se movilizaron elementos y personal militar hacia la frontera.
Denuncia ante la OEA
La Convocatoria del Órgano de Consulta del Tiar, con doce votos a favor, cinco abstenciones y un ausente, fue aprobada luego de la extensa denuncia que hizo el ministro de Relaciones Exteriores colombiano, Carlos Holmes Trujillo, sobre los vínculos del régimen de Nicolás Maduro con organizaciones armadas ilegales como el Eln y el grupo residual anunciado por alias iván márquez y alias jesús santrich.
“Colombia viene a pedir que saquemos adelante, desde el punto de vista de las acciones, todas las medidas de cooperación para efecto de combatir eficazmente el terrorismo en un momento en el cual se anuncia una nueva amenaza, el nacimiento de un nuevo grupo narcoterrorista y ese grupo tiene el amparo de un régimen dictatorial y tiránico”, expresó el canciller colombiano.
Subrayó que “los grupos residuales, terroristas, mantienen vínculos con las autoridades venezolanas de tipo local y regional, ejecutan actividades económicas, logísticas y de control social, entrenan milicias y controlan  algunos pasos fronterizos”.
Denunció que “en los últimos tres años los grupos armados ilegales han pasado de tener una retaguardia estratégica a constituir un enclave criminal en Venezuela con el beneplácito del régimen de Nicolás Maduro. Las Farc y el Eln se han afianzado mucho más en las últimas dos décadas como resultado de sus afinidades ideológicas con los gobiernos de Chávez y Maduro e intereses económicos cada vez más superpuestos, es lo que dice el International Crisis Group en febrero de este año. El Eln es ampliamente tolerado por autoridades venezolanas y el grupo es capaz de operar con casi total impunidad gracias a los cercanos lazos que tiene con las fuerzas de seguridad, dice el Insight Crime en un informe de marzo del presente año”.
Agregó que la relación de la dictadura de Maduro con estos grupos es de mutuo beneficio, pues el régimen recibe respaldo político y control social en las zonas en las que operan, mientras que las organizaciones ilegales reciben protección, apoyo logístico, entrenamiento y armamento.
Según señaló el ministro, el relacionamiento del Eln con el régimen venezolano se da en tres niveles: estratégico, con la intervención de altos funcionarios de Maduro; operacional, con las fuerzas e instituciones de seguridad; y táctico a través de los colectivos y milicias.
También recordó que Venezuela hace movimientos de equipos bélicos en la frontera con Colombia y que “esa bravuconada corresponde a una estrategia de disuasión del régimen para responder a la presión internacional ante las evidencias de la relación de ese régimen con organizaciones narcoterroristas”.
Señaló que los jefes del Eln tienen campamentos en territorio venezolano, en tanto que los jefes de disidencias de las Farc, que anunciaron su rearme, mantenían reuniones clandestinas en territorio venezolano desde hace un año.

Colombia no habla de guerra
La tensión en la frontera colombo-venezolana es cada vez mayor. Al hambre y la miseria que se ha amontonado en inmediaciones del puente internacional Simón Bolívar y en el área metropolitana de Cúcuta, por las precarias condiciones en que llegan a Colombia los migrantes venezolanos que huyen de la crisis económica, social y política que hunde su país, se suma ahora el desplazamiento de militares y la exhibición de un poderoso arsenal con alto poder destructivo, que se ubican a escasos tres kilómetros del paso fronterizo, en el estado Táchira, además del anuncio de aviones de guerra que podrían llegar a Bogotá en apenas segundos, según Maduro, todo eso para defender la soberanía de su país ante un supuesto complot que se planea desde Colombia para asesinarlo a él y desestabilizar a su país.
“Nosotros no estamos en el plan de agredir a nadie. Pero también somos claros: Colombia no va a dejar de denunciar lo que está ocurriendo con esta dictadura”, dijo el presidente Iván Duque frente a la situación con el vecino país.
“Colombia nunca ha agredido a Venezuela, Colombia nunca ha estado en una carrera belicista; nosotros somos defensores de la democracia y de los valores democráticos”, indicó.
Por esta razón, el jefe de Estado aseguró que “la invitación respetuosa es a que las propias Naciones Unidas, sobre la evidencia que existe y, además, sobre el material que es absolutamente evidente, también puede hacer respetar no solamente la Carta de la organización, sino que también haga respetar la Resolución 1373 del organismo, que les prohíbe a los países auspiciar, promover y patrocinar terroristas en su territorio, para atentar contra otros Estados”.
Y agregó que “sobre esa base, Colombia sigue manteniendo su posición, porque nosotros ni estamos agrediendo a nadie, ni nosotros estamos haciendo provocaciones de carácter militar. Nosotros estamos defendiendo nuestro territorio, a partir del derecho internacional”.

Nueva exigencia a Cuba
En carta enviada a la Embajada de Cuba, el Gobierno de Colombia le exigió a su par de la isla la inmediata entrega de los máximos líderes del Eln que se encuentran en su territorio, antes de llevar el caso ante las máximas instancias de la ONU.
El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, recordó que “desde enero pasado se hizo esta solicitud en relación con dos de sus máximos jefes, Nicolás Rodríguez Bautista, alias gabino, e Israel Ramírez Pineda, alias pablo beltrán, sobre quienes han sido expedidas circulares rojas, lo que impone la obligación a Cuba de dar cumplimiento al Tratado de Interpol, que ambos países han ratificado”.
De paso, el canciller expresó que Colombia respeta y dará aplicación a la Resolución 1373 del 28 de septiembre del 2001, aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por lo cual denunciará ante las más altas instancias de la ONU a aquellos Estados que alojen, protejan, financien o permitan la circulación en su territorio de miembros de grupos que hayan cometido, cometan o planeen cometer actos terroristas en Colombia.
En el mensaje la Cancillería colombiana también hace referencia  “al  reciente anuncio público hecho por alias iván márquez, en compañía de alias jesús santrich, alias romaña, alias el paisa y otros miembros de las Farc, sobre la creación de un grupo criminal en alianza con el Eln”, cuyos máximos jefes se encuentran en Cuba, incumpliendo así con sus obligaciones de no repetición y con sus responsabilidades frente a la Justicia Especial para la Paz”.

FUENTE:  elMundo.com 

domingo, 18 de agosto de 2019

¡LA REVUELTA MILITAR! Por: Enrique Prieto Silva. Opinión. Venezuela



¡LA REVUELTA MILITAR! 

Enrique Prieto Silva 
Jueves, 15 de agosto de 2019 

Pareciera una paradoja atacar al militarismo, cuando muchos claman por una intervención militar para acabar con este desastre en que vivimos. Mayor incoherencia, cuando algunos de los aclamadores, piden la intervención extranjera sea como fuere, intentada por fuerzas militares en una coalición o con fuerza integrada por militares autóctonos en el exilio. 

Sin dudas, es una posibilidad que no puede descartarse, porque es real; sin embargo, el hecho de que la resistencia opositora en Venezuela no haya cedido a la rendición ni a la lucha democrática y que sea respetada por el régimen, da la confianza que debemos tener, de que el gobierno agoniza y cederá en lo que se le pida. Sabe que el mantra del 23 de enero pasado no es cuento y se hará realidad, cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. 

Ya lo hemos dicho muchas veces, la crisis venezolana no es una novedad del siglo XXI, ella es un resultado que aparece, como lo asientan algunos historiadores, con un tiempo estimado de aproximadamente 30 años; lo que fue en al pasado la normalidad de una vida; por ello, si analizamos el tiempo trascurrido desde la insurgencia de Chávez, que ha sido la última escalada militar, y como vemos, estamos al final del ciclo. 

No obstante, debemos analizar las incidencias del ciclo que termina, que pareciera tener una peculiaridad específica, toda vez que si bien es cierto que comienza con un intento de golpe de estado, como lo vemos en lo clásico, el inicio del verdadero gobierno comienza con una elecciones, que pudiéramos llamar libre, cuando es electo presidente, siendo entonces, al iniciar su gobierno, cuando los pancistas y aduladores, la mayoría intelectuales y militares acompañantes del intento del 4F, quienes inician y fortalecen el militarismo, que aún efervesce y se mantiene en el poder bajo el gobierno de Maduro, intentando recuperar su liderazgo con la figura del general Vladimir Padrino, quien con el cargo de ministro de la defensa asume el rol de procónsul del chavismo moribundo, aprovechando y utilizando el poder que le da ser jefe administrativo y conductor militar de la FAN. 

Y he aquí el dilema que enfrenta el país, que es asumido por algunos como que existiera un poder o gobierno de las fuerzas armadas, a las que hay que hacer rendir con las intervenciones de otros militares o de las fuerzas extranjeras. En realidad, lo que existe es un gobierno declarado usurpador, rechazado por muchos países y que enfrenta junto a sus más cercanos líderes la presión extranjera con medidas políticas, jurídicas y económicas a manera de presión para que cese la usurpación, pero existe el problema de que el general Padrino asumió el papel de protector en nombre de la FAN, que es lo que se ha querido ver como el gobierno militarista, rechazado también por los militares profesionales, que no se sumaron a la perversión de la participación de la política, como fue avalado por el TSJ, creando la impresión de que son las fuerzas armadas las que mantienen el poder, atendiendo al mandato militar del general Padrino. 

Sin embargo, su comportamiento en los procesos electorales da la impresión que no quiere asumir el rol de protector dictatorial, pero su sumisión burda a Chávez es lo que lo domina y lo hace creer que puede volver a recuperar su gobierno. Recordábamos el drama de Bolívar luego de la independencia, al no poder resolver el dilema de los militares que reclamaban su cuota de poder ganado en la gesta. Aquí Chávez hizo creer a los militares que era posible igualar al militarismo cubano y ese es el gran dilema que afrontamos con el militarismo forjado en las academias militares, donde se destruyó la moral y la ética de los militares. 

Sin embargo, su reversión es posible, porque se conoce el problema y hay la voluntad institucional para lograrlo. @Enriqueprietos


domingo, 30 de junio de 2019

¡LA TORTURA MILITAR! Por: Enrique Prieto Silva




¡LA TORTURA MILITAR! 
Enrique Prieto Silva 
Domingo, 30 de junio de 2019 


Desde que insurgió la militaridad en la política con Chávez, nunca cesará la malignignidad de atosigarnos con poemas y cantos baladíes, que aún se mantienen en la creencia de que solo un gobierno militar puede sacarnos de esta crisis, que precisamente, ha sido la consecuencia de un gobierno militarista, que nos atosigó con Chávez vivo, que sin descaro ni escarnio se mantiene con el ¡Chávez vive! que propugnan los más comprometidos en la parranda que casi termina. 

Pero es curioso, muchos nos imaginamos a una Venezuela libre del militarismo soez que hemos tenido, pero algunos nos enfrentan creyendo que la solución política actual se soluciona con una intervención militar y llaman a los militares, como si fueran marionetas de un teatro, a alzarse contra Maduro para que cese en su usurpación, como si Maduro fuera el problema que enfrentamos, olvidando que este no es el problema, sino la ruptura de una democracia tendente e la sanidad y pureza, en lo posible, que cayó en manos de una sarta de aventureros antipolíticas, que han creído que la riqueza de Venezuela, que existe, debe ser repartida por igual entre todos, por el hecho de ser naturales por sangini y soli sin aportar ninguna pisca de trabajo.

En otras palabras, el género de la democracia kafkiana, donde todo es bonito, tierno y agradable, olvidando o desconociendo que el mundo de Kafka, de la mano de su incomparable narrativa, genera un eco de soledad y sinsentido existencial que muy pocos autores han logrado alcanzar sin separarse de hacer ficción. No es esa la democracia que siempre sueñan los liberales, los que piensan y así actúan, pensando y laborando por lograr un mundo de paz existencial, pero veraz y no solitaria. Un mundo cada vez mejor, donde todos quepamos y podamos pensar en su mejoría, sin distingo de clases ni jerarquías, mucho menos de parcialidades, “ellos y nosotros”, como surgió en esta chavismo infernal y voraz que todos queremos no solo devorar, sino digerir como el mal alimento, para no volverlo a deglutir. 

Pero este pensamiento nos obliga a sincerar nuestras creencias, posibilidades y deseos, no basta con pensarlo, sino que es necesario accionar sin hipocresía como la que hoy vemos en la palestra. Queremos salir del dictador y de la dictadura, pero queremos que sea a nuestro modo, sin que corramos ningún riesgo.

 Por eso, algunos piden la intervención militar extranjera que venga a barrernos el patio para nosotros poder hacer la fiesta, o que nuestros militares ofrenden sus vidas para reponer el sistema democrático que otros ayudaron a descomponer hasta perderlo. Y allí queda clara su intención, después de la intervención militar, poder recuperar las posiciones que lograron con la hipocresía de su chavismo feroz, donde obligaron a los militares a creer que estaban gobernando, con sátrapas colocados en cargos públicos para la corrupción, donde robaron y dejaron robar y hoy, cuando las arcar no tienen alimento, quieren hacernos creer que son unos “Santos niños de Toche”, arrastrados por la inmaculada concepción que los ampara. 

Es una perversión lo que ocurre en los militares. Hay un enfrentamiento por traición del chavismo-madurismo y todo aquel que quiera luchar por ayudar en el cese de la usurpación es arremetido sin escarnio, es lacerado por el miedo a perder la impunidad que han siempre han tenido en el gobierno, que no es de los militares, sino de la parranda de chavistas que usurpan el poder, amparados por el TSJ corrompido y perverso, que desde hace tiempo obligaron a los militares a meterse en la política para entramparlos como están ahora. 

Es triste decirlo, pero los políticos que aúpan a los militares, creen que es por el “cese de la usurpación”, y no quieren entender, que ni con fuerzas extranjeras ni con militares incautos que les creen, saldremos de este marasmo, que no es guerra clásica para usar a Clausewithz, pero debemos entender que nunca un enfrentamiento cesa sin que se acuerde una salida para la paz. 

¡La salida es política! No hay que perderse en kafkianismos que nunca han conducido a victorias veraces. El chavismo lo demostró con el famosos ¡Venceremos!  ¿Cuál ha sido su victoria? ¡La tortura militar! 


domingo, 26 de mayo de 2019

Traición en Oslo. Por: Pablo Aure @pabloaure #Opinión #Venezuela #Noruega ¡Hasta cuándo!


¡Hasta cuándo!
Traición en Oslo
@pabloaure

Voy a ser muy severo con lo que voy a decir, si bien nada podemos hacer para evitar ese “acercamiento” que se realiza bajo la tutela de Noruega, entre la organización criminal que reresenta Maduro, y el gobierno legítimo del presidente Juan Guaidó, debemos entender lo siguiente: no lo podemos evitar precisamente porque es decisión de Juan Guaidó, y al mismo tiempo eso no va a afectar ni para bien ni para mal a la oposición, solo afecta a quienes lo aceptaron. Y para muy mal.

Y digo que no afecta ni para bien ni para mal a la oposición, porque la verdadera oposición no está en ese encuentro. Lo que si representa para mal, es la traición a la confianza y a la palabra empeñada de quienes aseguraron que no eran viables más diálogos con el régimen. Allí, señor presidente Juan Guaidó, usted hizo lo que prometió no hacer y la historia lo juzgará por eso.
La incoherencia por delante.-
Lo que ocurre en Noruega es un torpedo a la línea de flotación de la credibilidad de Guaidó, que dijo insistentemente que diálogo con el régimen no habría, pero, lamentablemente incumplió con su palabra.
Cierto, somos humanos, es común equivocarnos. Pero tantas veces, sobre un mismo punto y en tan poco tiempo es como mucho y ya no parece equivocación, sino premeditación.
Demasiado frescas aquellas sentencia presidencial: “la ayuda humanitaria entra  el 23 F “sí o sí”, el 30 de abril era la operación libertad y los militares se quebrarían.  Ahora nos sale con esto del encuentro en Noruega, pero, según él, allá no nos van a ver la cara de gafos.
Lo lamentamos por Guaidó. Que conste, no por la oposición. La verdadera oposición, esa que está muy clara en salir de la tiranía y no de cohabitar con ella.
Solemos ver que a las personas que entran en pánico y se paralizan, se les da un leve golpe para que reaccionen. Pues creo que es necesario hacerlo con quienes se empeñan en vanagloriar cualquier anuncio de Guaidó y/o de su equipo. Ellos también se equivocan.   
Nuestras esperanzas deben concentrarse en nuestro deseo y compromiso de lucha. Nunca depositemos las esperanzas en una sola persona. Pongámosla en nosotros mismos. Hoy te pido que reacciones de acuerdo a lo que a flor de piel te aconseja el sentido común.
Esto no es un ataque insensato a Juan Guaidó. Por Dios, nada que ver. Es solo una reflexión con argumentos que nacen de una preocuapción real por el destino de Venezuela.
El voto de confianza se agotó.-
Antes me decían que él sabía lo que hacía, que me quedara tranquilo porque  los EEUU dirigían sus movimientos. Ya quedó demostrado que eso no era verdad. EEUU está en contra de dialogar con criminales, lo han dicho importantes voceros de la administración Trump y representantes del partido Republicano. Lo de Luis Almagro, secretario general de la OEA resulta más elocuente: Noruega es un despropósito.
Repito, no nos aflijamos por la ruta Noruega. Que esa no llegará a ningún lado. Ya sabemos que lo que pretenderá es atornillar a Maduro o a otro representante de la narcotiranía en el poder, exactamente igual a lo que pasó en Colombia con la farsa denominada “acuerdo de paz con la FARC”.
La FARC continúa haciendo de las suyas y con más poder que antes,  porque le entregaron dinero y representaciones en el parlamento y en la administración de justicia.
Sigo insistiendo: la salida dependerá solo de nuestro empeño, de nuestra decidida determinación de salir de los tiranos. Créanlo: nadie lo frenará porque también debemos estar claros que la ayuda internacional será nuestra verdadera fuerza. No la “ayuda” de Noruega, país que reconoce a Maduro como presidente y cuyo gobierno está en manos de uno de los partidos fundadores de la Internacional Socialista. De Oslo saldrá una propuesta electoral, con la participación criminal.
De la aflicción a la ACCIÓN.-
Recordemos nada de afligirnos; al contrario, sigamos organizando la lucha. Aunque estemos convencidos de que solos no podremos, también debemos convencernos que tenemos que hacer todavía algo más para provocar el desenlace. Por ejemplo, somos muy dóciles en las colas para echar gasolina, nos estamos comportando mansamente porque tememos al castigo. A la cárcel o la muerte si protestamos. Pregunto: ¿es que acaso  la mansedumbre no es sinónimo de esclavitud en este caso? A los esclavos los castigaban cuando protestaban por lo que más tarde se entendió eran sus derechos.  Qué quiero significar, que esas colas que hoy vemos en todo el país, debemos transformarlas en grandes protestas simultáneas. Imposible para el régimen poder controlarlas en todos los estados de Venezuela y al mismo momento.
A estos canallas que están en el poder, poco o nada le importa la popularidad (que no la tienen) de lo que no pueden darse el lujo, es de perder la gobernabilidad. Por eso, dicen que candelita que se prenda candelita debe apagarse. Pensemos en esas colas y démosle forma de protestas generalizadas, allí veremos al régimen un poco más preocupado. 
El régimen no abandonará el poder por las buenas, siempre intentará oxigenarse, pero llegará el momento de que ese oxigeno se le acabará.
Los diálogos se dan cuando se tiene la fuerza y las armas para presionar y hacer cumplir lo que se acuerde (me imagino que es el "cese de la usurpación"); todos sabemos que los enviados por la fracción Guaidó no tienen la fuerza para hacer cumplir nada frente a esa potente organización criminal con la que supuestamente están "negociando" su salida.
Para finalizar, solo me resta decir que no nos dejemos vencer por el desánimo. Analicen esta frase: “las cosas que de verdad valen la pena siempre se logran en el último intento”. No dejemos que el desánimo nos impida hacer ese último intento. Lo lamento por el joven y carismático presidente Juan Guaidó que no supo valorar la confianza y el poder que Venezuela le colocó en las manos. 

Pablo Aure



domingo, 10 de junio de 2018

LUJO CHAVÍSTA: ASÍ VIVEN LOS RICOS DE VENEZUELA. Por: SERGIO DAHBAR @sdahbar #Venezuela #Lujos #Dolares #EtiquetaAzul #Yates #Aviones y #PUTAS


ASÍ VIVEN LOS RICOS DE VENEZUELA
 
AUTOR: 

A pesar de la crisis económica y alimentaria, hay una clase social en Venezuela capaz de consumir relojes de miles de dólares y de comer carnes traídas directamente desde Manhattan.

Sergio Dahbar se le midió a indagar sobre el tema del que nadie habla ni quiere hablar: cómo viven los ricos en Venezuela a cuerpo de rey y, casi de manera clandestina, sirviéndose de conductores y escoltas que les hacen mandados. Se fue a los restaurantes en donde corren botellas de Petrus y de Möet & Chandon. Llegó hasta donde los chavistas gastan fortunas con mujeres Miss Venezuela amparados en un ambiente en el que nadie los ve. Visitó los mercados en donde venden carne traída directamente de las mejores carnicerías de Manhattan. Estuvo en las tiendas de ropa que han organizado su negocio “a domicilio” para los miembros del gobierno que pagan, sin ruborizarse, cuentas de 20.000 dólares. Bienvenidos al lujo chavista.

Cada vez más siento que los venezolanos viven dentro de la película Casablanca (1942), de Michael Curtiz. Suena curioso, parece mentira, pero representa la más ruda realidad. Es la que conocen a diario muchos ciudadanos o extranjeros que llegan al país. Encuentran dos realidades que, para parafrasear a Gabriel García Márquez, parecen “dos nostalgias enfrentadas como dos espejos’’.

Casablanca siempre ha sido una ensoñación peligrosa: la idea de que en medio de una guerra atroz, con seis millones de judíos exterminados y países arrasados, un restaurant reúna a nazis, expatriados, traidores, líderes de la resistencia, negociantes de la peor calaña y colaboradores fascistas, vestidos impecablemente, como si estuvieran en una fiesta de la Costa Azul, no deja de ser un drama romántico bastante equívoco, porque banaliza el horror.
Como equívoco puede resultar hoy para un extraterrestre sentarse en un restaurant de lujo exótico y oriental en Venezuela y descifrar el entorno. No será fácil tal vez reconocer a políticos tradicionales de la “cuarta república’’ (como despectivamente llama el chavismo a los que los preceden), muy cerca de una “cometa’’ (un intermediario de esos que hacen negocio con los gobiernos de turno) que agasaja a dos funcionarios rojitos (del Gobierno) recién vestidos, de ojos brillantes y mordida fácil.
En esos restaurantes, llámense Sotto Voce, Aprile, San Pietro, Alto, en Caracas, o Gaia en Margarita, abundan técnicos internacionales de diferentes organismos multinacionales, con mujeres muy bellas que apenas abren la boca. En esos entornos corren botellas de Petrus como agua mineral o docenas de botellas de champaña Moët & Chandon, u otras marcas más exclusivas.
Todos los comensales la pasan muy bien, como en la Casablanca, de Humphrey Bogart, muy a pesar del rumor de la guerra que ha quedado oculto debajo de la alfombra y del que la Marsellesa es quizás el más noble de los signos evidentes.
Lo primero que debe aclarar este cronista es que esta realidad, que llamaremos propia de Casablanca en medio de la Segunda Guerra Mundial, solo puede ser disfrutada por una mínima población de Venezuela.
Las cifras de encuestas como Encovi, sobre las condiciones de vida de los venezolanos, que realizan tres universidades: UCAB (Universidad Católica Andrés Bello), UCV (Universidad Central de Venezuela) y USB (Universidad Simón Bolívar), demuestran que 80 % de los hogares se encuentran en inseguridad alimentaria.

Son datos fríos que erizan la piel cuando se observan con detenimiento: aproximadamente 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día, y las comidas que consumen son de mala calidad. Nueve de cada diez venezolanos no pueden pagar su alimentación diaria.

La mayoría no puede comprar comida o medicamentos con el sueldo que ganan, que es el mínimo (4 o 5 dólares). Por eso deben rebuscarse como pueden, y a veces recurrir a la basura para completar los alimentos que no tienen.
***
Khaled es el descendiente de una familia árabe. Llegaron a Venezuela tan limpios que no traían maletas, sino la suma de los recuerdos con los que habían abandonado las guerras de Oriente Medio. Su abuelo escapó por un segundo de que lo mataran a garrotazos de una tribu que lo confundió con un cristiano al que buscaban para linchar.

Venezuela fue el paraíso para su abuelo, pero podríamos afirmar que la suerte se repotenció para esta familia con el gobierno de Hugo Chávez. Este nietísimo tuvo la suerte de encontrar el negocio de su vida. Entendió que debía traer unos primos del Líbano para que hicieran business en el trópico.

Muchas familias árabes invitaron a sus familiares para que los visitaran en Venezuela. Ya en el país, compraban fondos de comercio (empresas) inactivas por la recesión económica. Y pedían dólares de Cadivi (Comisión Nacional de Administración de Divisas) para traer productos “estratégicos’’ para el país a través de esos fondos de negocio.

Las denuncias que investigó la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela señalan que Cadivi asignó irregularmente cerca de 840.000 millones de dólares para traer mercancía que en muchos casos no llegó a Venezuela.

Qué ocurría. Se solicitaban a través de fondos de comercio diversos fertilizantes para el campo. Se otorgaban los dólares para comprar ese producto. Pero lo que se embarcaba en Estados Unidos era arena de las playas de Miami, que llegaban en contenedores que nadie abría en los puertos de Venezuela.
La máquina de producir dólares en el exterior era infinita, porque el dinero de la venta del petróleo en los años de la bonanza no se detenía ni de día ni de noche.
Khaled pagó 2000 dólares el fin de semana pasado para asistir al Partai Margarita Weekend, un festival de música electrónica que duró cuatro días en escenarios de Playa El Agua, isla de Margarita.
La 5ta edición de este megashow contó con DJ de la escena electrónica del mundo: Joseph Capriati, Marco Carola y The Martínez Brothers. No faltaron Joey Daniel, Serge Devant, Hugo Bianco, Jesse Calosso, Jean Pierre, Salomé, Andre Buljat, Rafa Moros, Diego Terán, Vainc, Abril Love, Jean Pérez, Demenzor, Rupert, Iont, y Protocluster.

En ese show se agotó el whisky JW Blue Label, uno de los preferidos del chavismo, que en una época gustaba disfrutar con agua Perrier. La botella costaba 500 dólares. Khaled quería impresionar a una amiga que acababa de conocer. En una noche larga tomaron en el grupo cinco botellas. Y corría el agua mineral como ríos para calmar el éxtasis de las masas.

Como dato curioso, ya los primos de Khaled regresaron a Líbano. Cumplieron con el cometido familiar. Poner el nombre para comprar productos que enriquecieron ilimitadamente a la familia. Uno de los tantos clanes árabes que se han convertido en multimillonarios con negocios corruptos que el Gobierno facilitó a cambio de comisiones exageradas. Los fondos de comercio han vuelto a quedarse inactivos, y los nombres de los propietarios que hicieron la perfecta trampa son imposibles de rastrear. Es la estafa perfecta, multiplicada como la hierba mala.
Uno de los margariteños que vendió su fondo de comercio, llamado Nassim, recibió a cambio una camioneta Toyota Fortuner. Una nave que jamás hubiera podido tener. Ahora la usa para llevar clientes al aeropuerto, como un taxi de lujo. Es todo lo que recibió del robo mayor.
***
Nunca imaginaron los hermanos Mendoza, miembros privilegiados de la clase media venezolana, educados en los mejores colegios del planeta, y amantes de la pesca, que esa pasión los convertiría en unos empresarios de éxito, en uno de los momentos más críticos de Venezuela.
Poseen uno de los bodegones (ya han abierto cuatro en Caracas) donde ricos, enchufados y chavistas compran productos imposibles para la mayoría de los venezolanos. Trozos de carne de primera, sellados al vacío, que vienen de las carnicerías más exclusivas de Manhattan, son adquiridos por guardaespaldas en carritos de automercado.

Cada kilo cuesta 100 dólares y hay carritos que salen con 50 kilos. También compran mayonesa de aguacate. Pasta italiana sin gluten. Sal del Mediterráneo. Anchoas ibéricas. Jamón serrano de Parma o de bellota. Bottarga italiana. Aceto balsámico espeso para rociar el helado de Venecia.

FOTOGRAFÍA: GUILLERMO SUÁREZ
Todas las veces que intenté comunicarme con los propietarios me mandaron a decir que preferían no conversar con la prensa. No daban entrevistas. La verdad es que nadie quiere hablar por miedo. O por temor a ser confrontado con una acusación moral.
Isaías Mojavi es de los que no temen, porque –asegura– no ha hecho nada ilegal. Su tienda de ropa y artículos de lujo, ubicada en uno de los centros comerciales que en otra época contenía todas las marcas de lujo del mundo, Tolon, vende camisas Kiton, chaquetas Brioni, encendedores Dupond y habanos Dunhill deluxe.
Lo saben los empleados de las tiendas cercanas: allí se visten los chavistas que están en el gobierno. Lo curioso es que nunca se dejan ver. Isaías ha organizado su negocio “a domicilio” para los miembros del Gobierno Socialista de Venezuela en sus oficinas, donde les toman las medidas y contratan la compra de trajes, chaquetas y pantalones, camisas, zapatos, relojes exclusivos, iPad de oro, yuntas con las banderas de Estados Unidos…
Hay cuentas que ascienden fácilmente a 20.000 dólares. En algunos casos son regalos cuidadosamente escogidos para pagar un negocio de corrupción que llenó de dólares a una cometa. Para que el funcionario vuelva a darle otra oportunidad de oro, se regalan encendedores de 5.000 dólares o relojes de 15.000 dólares.
***
Uno de los hombres de confianza de Rafael Ramírez, quien fuera presidente de PDVSA y ministro de Energía de Hugo Chávez, el hombre que manejaba el dinero de la familia Chávez, hoy caído en desgracia y perseguido, asistía regularmente al restaurant San Pietro, en la urbanización Las Mercedes, de Caracas. Su nombre se volvió conocido por sus costumbres extravagantes y lujos excesivos. Diego Salazar. Hijo de un guerrillero.
La nomenclatura chavista le entregó el manejo de los seguros de PDVSA. Un negocio multimillonario, sobre todo si se desarrolla irresponsablemente. A Diego Salazar lo vieron muchas veces con clientes en San Pietro. Los mesoneros recuerdan que tenía una curiosa costumbre.
“Observaba el reloj que tenía el cliente. Si era demasiado barato y sencillo, se lo pedía para verlo. Entonces sacaba de un maletín un aparato muy extraño, con el que destruía el reloj y lo dejaba inservible. En ese momento pedía una botella Louis Roederer Cristal Medallón Orfevres, Edición limitada Brut Millesime, diseñada por Philippe di Meo, cubierta con 24 quilates de oro. Descorchaba la botella y sacaba un reloj Hublot’’.
Así atendía Diego Salazar a sus clientes. “Este delfín de la corrupción rojita siempre quiso ser cantante y tenía una orquesta de 50 músicos para divertirse como si fuera una figura del espectáculo. Es un hombre que todos sus amigos conocen como alguien que no acepta un no como respuesta’’, repite un amigo de otra época de su padre…
Se antojó de un edificio en la urbanización del norte caraqueño, Campo Alegre. Visitó piso por piso a los propietarios y los convenció de que vendieran para poder ubicarse en cada piso. Un amigo me contó la conversación que mantuvo con este pichón de multimillonario.
Diego Salazar se presentó vestido de lino, impecable y recién bañado. Le ofreció comprar su apartamento. Mi amigo le agradeció el interés, pero le dijo que no estaba vendiendo. Salazar le pidió que no se apresurara. Que quizás hacían negocio. Mi amigo volvió a negarse. Y Salazar comenzó a subir la apuesta.
Hoy Diego Salazar es el único dueño de ese edificio de siete apartamentos. “Allí viven algunos de sus guardaespaldas, amigas y chefs que le cocinan cuando no asiste a los restaurantes más caros de la ciudad’’, confiesa uno de los propietarios que vendió su apartamento por el doble de lo que indicaba el mercado.
Diego Salazar cerraba en su época dorada uno de los restaurantes más caros de Las Mercedes, a partir de las doce de la medianoche. Le pagaba fortunas a los dueños para que mantuvieran la cocina habilitada.
“Traía seis misses, que habían concursado en el Miss Venezuela, para que sirvieran a sus invitados, con los pechos desnudos. Corría la champaña hasta las seis de la mañana. Algunos invitados perdían el control y se ponían a bailar con las muchachas. Parecía una orgía’’, me confesó un mesonero que ya no trabaja en el restaurant.
***
“La isla de Margarita es una perla en el Caribe’’. Así reza el lugar común. Pero es una joya que no escapa a las falencias de tierra firme. Ubicada a 40 kilómetros al norte del continente, tiene mil kilómetros de superficie y una de las infraestructuras más desarrolladas de las islas del Caribe. Centros comerciales, hoteles de lujo, playas preciosas y autopistas…
Pero la realidad también en el único estado insular del país, llamado Nueva Esparta, se divide entre muchos ciudadanos que sufren una pobreza extrema y dificultades para conseguir alimentos y medicinas. Y pocos que viven a cuerpo de rey.
Gaia era un restaurant italiano emblemático de la isla. Uno de los diez más reconocidos por las guías que recomiendan cocinas exclusivas. En sus mesas eran atendidos miembros reconocidos de la oposición y del gobierno, en un guiño del destino al ambiente de Casablanca. Encontrar una mesa en temporada alta era muy difícil. Las colas para poder sentarse podían esperar horas.
Pero algo ocurrió en diciembre pasado. Gaia cerró sus puertas y abrió en un local más grande (caben 150 personas), en la planta baja del hotel Venetur (antes Hilton), que Hugo Chávez expropió de manera arbitraria y violenta.

Uno de sus viejos clientes me respondió con cierto desaire cuando le pregunté por la nueva Gaia. “No voy más a Gaia. El Gobierno financió esa expansión para tener un sitio donde almorzar sin que los vean gastar. Allí van los chavistas ahora, que se sienten a gusto. Gastan fortunas amparados en un ambiente en el que nadie los ve. Yo no voy a ese lugar’’.

Tuve que caminar por el lobby del hotel Venetur para llegar a Gaia. Enormes fotos del presidente Chávez, mensajes de amor revolucionario, y una estética que no se parece en nada al socialismo que uno alguna vez conoció, precede los pasillos que conducen a una entrada de lujo y diseño exclusivo.
Gaia hoy es un restaurant lujoso, muy diferente de la taberna sencilla y discreta que estaba llena de comensales en una de las calles concurridas del centro de Porlamar. Tiene algo de formalidad y pretensión, que uno en principio no relacionaría con la verborrea del chavismo cercano al pueblo. Este es un restaurant al que el pueblo no puede ni acercarse.
Úrsula Pernía, la propietaria, trabaja endemoniadamente para que todo se encuentre en su lugar. Dirige un batallón de empleados, colaboradores, mesoneros y técnicos ocasionales… No pierde de vista ningún detalle: el agua que reciben en exceso o limitadamente las matas, las manchas que aparecen en un sofá o la grieta que abre un candado al caerse en el piso de cerámica.
Cuando está ocupada, Úrsula no le gusta que la molesten. Menos con preguntas incómodas sobre lo que dicen sus amigos ahora que mudó su restaurant al vientre de la revolución en Porlamar, allí donde muy pocos pueden pagar los precios de sus exquisitos platos, que utilizan la berenjena, la botarga, el aceite de oliva, la sardina, el peperoncino, las alcachofas, la pasta casera, la langosta y otros frutos de mar, el ossobuco
Piensa que la gente que ha dejado de ir volverá. Porque las cosas son más complejas que acusar a un sitio de algo porque se mudó a determinado domicilio. Pareciera esperar que las cosas vuelvan a su cauce, en un país donde casi nada pareciera haber retomado la normalidad que alguna vez tuvo.
A medida que trascurren las horas, comienzan a llegar los clientes que han reservado al mediodía. Llegan militares con empresarios, asisten familias que celebran un cumpleaños. La ropa, las carteras, los zapatos impresionan. Cuestan fortunas.
No deja de ser paradójico en un momento tan crítico que ese hotel, ahora bolivariano, ahora más “soberano’’ que nunca, contenga un restaurant y unos comensales que pueden gastar tanto dinero ostensiblemente.
***
En uno de los centros comerciales más conocidos de la isla de Margarita, Sambil, hay un local lateral a la estructura de los comercios llamado Green Martini. Es un bar exitoso, que en las noches puebla de camionetas Toyota blindadas color blanco el estacionamiento.
Es uno de los centros nocturnos más codiciados de la isla por los cadiveros (nombre acuñado por los negocios irregulares de Cadivi), los enchufados, los boliburgueses, en fin, gente que ha hecho y sigue haciendo negocios con el gobierno.
Me acompaña uno de los empresarios históricos de la isla. Observamos con cierto asombro el volumen de consumo de mesas (champaña, ginebra, whisky, ron) como si el país viviera una fiesta de abundancia ilimitada. Los tragos son caros, las botellas muy costosas, las cuentas suman cantidades de dólares imposibles de pagar para alguien que gana un salario medio o alto.
“Esta es una generación sin moral. Quieren hacer dinero a cualquier costo y no les importa si afuera la gente (pueden ser sus empleados) sufre una vida miserable. Es posible que mañana todo cambie y esto siga igual. El dinero no entiende de solidaridad’’, me dice este empresario que ha aceptado acompañarme sin demasiado entusiasmo, más como una gentileza con un visitante.
***
Quien visite Venezuela debe prepararse para enfrentar una realidad inexplicable. Más allá de la ética y la moral de cada quien, no deja de asombrar un contraste tan brutal, tan alejado de palabras en desuso como misericordia, piedad, compasión. El sufrimiento de muchos y la ostentación de pocos produce una realidad compleja, abismal, cercana a la desazón. Cada día que pasa la mano de Dios pareciera estar más lejos.
No dudo que en Venezuela, uno de los países petroleros más importantes del planeta, se consigan las mejores bebidas alcohólicas, los platos más sabrosos, apartamentos de 3 millones y 4 millones de dólares en zonas exclusivas, automóviles de alta gama (como gustan hablar los vendedores), las ropas más lujosas y extravagantes, los habanos más venerables del Caribe, viajes a paraísos en jets privados.

FOTO: GUILLERMO SUÁREZ

La publicidad que conmueve al mundo sobre la emergencia sanitaria y alimentaria, sobre la diáspora que desangra al país, convive con el derroche abrumador de un grupo privilegiado que tiene acceso a dólares baratos y los derrocha a mano suelta.
Que tantos millones de dólares que entran por concepto de venta de petróleo no sirvan para equiparar las cargas, que no permita la posibilidad de una salud para aliviar los males de todo el mundo, que no alimente a la gente como se debe, que mantenga a la población en un estado de secuestro cotidiano porque sus calles son peligrosas, abre el espacio para una reflexión mayor.
Venezuela dejó de ser un país cierto, para convertirse en una caricatura donde unos señores que hacen negocios turbios viven como jeques. Pueden hacerlo. Tienen todo al alcance de la mano. Son los frutos terrenales de la corrupción.
SERGIO DAHBAR  @sdahbar  
EDICIÓN 133 - MARZO/ABRIL 2018

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias