Mostrando entradas con la etiqueta Compromiso Ciudadno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Compromiso Ciudadno. Mostrar todas las entradas

miércoles, 5 de septiembre de 2018

¿Qué hace Pablo Aure recorriendo Venezuela junto a María Corina Machado? Por: Rafael Fernández Collins @fecollins #Opinión #Venezuela @pabloaure @MariaCorinaYA



¿Qué hace Pablo Aure recorriendo Venezuela junto a María Corina Machado?

Por: Rafael Fernández Collins / @fecollins

La primera vez que conocí al Prof. Pablo Aure fue en el año 2014 en el Campamento Libertad San Diego que se había levantado en rechazo al régimen de Maduro, para aquel entonces no imaginé que un año después estaría trabajando a su lado como periodista. La referencia que teníamos de él era de ser un opositor radical, aguerrido y frontal contra Chávez y luego contra Maduro. Del otro lado de la acera se le llamaba terrorista, entrenador de paramilitares dentro de la Universidad de Carabobo e incluso delincuente académico. Cuando empecé a trabajar con él, recuerdo las palabras de una periodista amiga que me preguntó “¿No te da miedo trabajar con Pablo Aure?”, para aquel entonces gran parte de las calles del centro de Valencia estaban llenas de grafitis que decían ‘Pablo Aure asesino’, dejados allí como parte de la guerra sucia del ex gobernador Ameliach después del famoso ‘contraataque fulminante’, y Aure tenía régimen de presentación cada 15 días ante un tribunal. Yo le respondí a mi amiga “No, no me da miedo”, y lo hice desde la inocencia de quien hasta aquel entonces no había visto o vivido en primera persona lo que el régimen es capaz.

Uno de los recuerdos que se vienen a mi mente de vez en cuando es de un día del año 2017 cuando estábamos en alguna actividad propia de la Universidad de Carabobo, y el Prof. Pablo Aure me dice “Rafa vamos al peaje de Guacara que tienen a María Corina retenida allí”, y enseguida nos fuimos a ver en cómo podíamos ayudarla. La situación era irreal, los colectivos habían trancado toda la autopista regional del centro ante la mirada impune de la Guardia Nacional, a María Corina y su equipo le habían roto los cauchos de los vehículos, y luego de haber resuelto andar en moto, la GNB le había retenido las motos en Guacara. Era absurdo. Sin embargo, seguimos adelante, se reunieron unos vehículos de gente amiga de Valencia y se continuó parte del recorrido, con la supuesta promesa de que íbamos a ser escoltados por la GNB para evitar otro ataque de los colectivos. La verdad, eso no pasó así, a penas dejamos Guacara los únicos que nos escoltaban era el SEBIN, y cuando estábamos almorzando, ya casi en medio de la comida entró un señor al restaurante para decirnos que unos hombres extraños en el estacionamiento habían apuñalado los cauchos del vehículo del Prof. Pablo Aure. Ahora contrasto ese día con el famoso video donde María Corina intercepta a unos motorizados del SEBIN y les pregunta “¿Por qué me están siguiendo?” Y el motorizado le responde “le estamos brindando la seguridad a ustedes”, y lo que puedo decir al respecto es ¡curiosa forma de hacerlo!

Hoy, ya en septiembre de 2018 y después de haber vivido como estoy seguro le ha pasado a la mayoría de los venezolanos muchas cosas difíciles relacionadas a la situación país, escribo estas líneas para buscar el sentido de por qué en medio del caos, un profesor universitario se une a María Corina Machado a recorrer precisamente todo el territorio del país, del cual ambos tienen prohibido salir y precisamente cuando no hay elecciones libres convocadas a las que uno podría suponer, ambos aspirarían a un cargo, entonces ¿cuál sería la motivación de esta cruzada?

Ya en lo que va de año hemos acompañado a María Corina Machado a cuatro destinos diferentes: Mérida en abril, Yaracuy y Lara a finales de Julio, Anzoátegui, Bolívar y Monagas a principios de agosto, y más recientemente, el estado Zulia a finales del mismo mes.

En Mérida asistimos a la Universidad de los Andes, a un evento que unió criterios políticos y académicos, que reflexionó sobre la crisis universitaria, el trato a los estudiantes apresados y torturados por el régimen y de la voz de María Corina, sobre la urgencia de la salida de las mafias del poder y todo el trabajo y la responsabilidad que viene después con la llegada de un nuevo gobierno. Hasta allí digamos, me parecía perfectamente justificable que un profesor universitario estuviese al lado de ella, porque la temática era más que todo académica. Así seguimos los meses hasta llegar a la gira por Yaracuy y Lara, en ella, el acto central fue en la Urb. Sucre de Barquisimeto, una zona que fue embestida por las fuerzas de choque del régimen en las protestas del año pasado, sus habitantes fueron perseguidos y encarcelados, y mi sorpresa fue ver y sentir una energía casi mística cuando llegamos, de gente que a pesar de haber vivido lo peor permanece de pie y dispuesta a seguir luchando, allí digamos, entendí perfectamente lo que hacía María Corina, pero honestamente, no entendía que hacia un profesor universitario a su lado cuando no habían temas académicos presentes.

Llegó la gira por el estado Bolívar a la que fuimos a entregar donativos, yo realmente estaba agradecido con el equipo de María Corina por permitirme vivir esa experiencia, allá nos conseguimos de frente con la devastación absoluta, y si bien es cierto que no se puede evitar que el río Orinoco crezca, si se puede brindar ayuda humanitaria, levantar campamentos para damnificados, facilitar atención médica, cosas que en un país normal el Estado hace sin mayor problema. En Bolívar nada de eso hay, es como si el Estado no existiera, y recuerdo que le hice ese comentario al Prof. Pablo y él me dijo “no es que el Estado no exista, es que existe un Estado forajido, estas son sus características, no atienden las necesidades básicas de la población, lo único que hacen es preocuparse por mantener el poder que usurpan”. Terminamos el recorrido llenos de una esperanza difícil de precisar, porque allí, en la gente que lo había perdido todo, vimos en ellos contrario a lo que se puede pensar, las ganas de salir adelante, es como que una vez que no tienes mas nada que perder, la única salida posible es enfrentar la desgracia y ganar. En medio del viaje me escribió un amigo por WhatsApp casi de forma despectiva después de ver unas fotos de María Corina abrazando a un niño, mi amigo me dice “Maria Corina parece que está en campaña” y me pasa la foto, yo me quedé mudo por unos segundos porque de verdad era una típica foto de los políticos en campaña electoral, pero al poco tiempo le respondí de acuerdo a lo que había vivido: sí, está en campaña de denuncia. Y mas tarde ese día el testimonio de Leonardo García, un habitante del sector Perro Seco me lo confirmó, pues él, montado en una lancha en plenas calles inundadas de su urbanización nos dijo “mi esposa y mi hija duermen en casa, las tengo que sacar por un puente aéreo y si nos caemos al agua nos podemos enfermar, no nos han prestado apoyo de nada, eso es lo que quiero decirles para que salga al aire, que uno está aislado aquí”, y quien dude de esas palabras, les comento que el video está colgado en mi galería de Instagram. Ahora, de nuevo, entendía perfectamente que estaba haciendo María Corina allí, pero seguía sin entender que hacia un profesor universitario al lado de ella.

Así llegamos a la gira del Zulia, que sin temor a equivocarme puedo decir fue donde las piezas de lo que veníamos haciendo encajaron. Maracaibo, la segunda ciudad más poblada de Venezuela está muy golpeada, la reducción del consumo eléctrico es del 75% y deja sin luz hasta por 18 horas varias zonas de la ciudad. Allí, en medio de este contexto, de negocios cerrados, de gente buscando que comer en las calles, de ancianos en largas colas para cobrar su pensión, una periodista del canal 11 del Zulia la pregunta al Prof. Pablo Aure su opinión sobre las medidas económicas que se habían anunciado recientemente y como afectan a la universidad venezolana, el Prof. Pablo respondió “no son medidas económicas, son la devastación, por eso la primera solución que se le puede ofrecer a la universidades es salir del régimen”, allí comencé a darle sentido a su presencia en las giras, luego agregó “por eso estoy acompañando a María Corina, porque ha sido la primera en entender esto”, y finalmente todo cuadró. Pero como si eso no fuese suficiente, en medio de una reunión de organización de la alianza Soy Venezuela, María Corina dice “me acompaña Pablo Aure quien ha sido la consciencia de las universidades”, claro, con ánimos de ser honesto, quizá suena algo presumido atribuirle a una persona ser la consciencia de las universidades en general, pero si debo reconocer que esta integración entre un académico y una líder social y política como María Corina representa quizá lo que todos los venezolanos que hemos entendido que esto es una lucha del bien contra el mal debemos hacer y es dejar de exigir sin distingo del gremio o el sector al que uno forme parte, correcciones o reflexiones a un régimen que no tiene ánimos de hacerlas, pues como bien me dijo el Prof. Aure, representan un Estado forajido, y de acuerdo a la historia, los regímenes con esas características no tienen propósito de enmendar su malas acciones, sino por el contrario, de profundizarlas, y por ello comenzar a exigir como único discurso su salida inmediata del poder que usurpan, porque solo a través de ella se podrán ofrecer verdaderas soluciones. Eso sí, la unión debe ser de todos, con una sola excepción y en esto me fusilo una idea de María Corina: “sin cómplices ni corruptos. Sin cómplices porque nos delatan, y sin corruptos porque seriamos más de lo mismo”.

Ahora, después de haber visto muchas cosas de las que el régimen es capaz, tanto contra políticos, periodistas y cualquier ciudadano que le sea incomodo podría responderle a mi amiga la periodista: no es que no me da miedo, es que precisamente a pesar del miedo la única opción que tenemos es avanzar, es eso, o la esclavitud, y de acuerdo a mis principios, los hombres y las mujeres nacimos para ser libres y responsables.


NOTA DE REMISIÓN:
Remito crónica de las giras junto a María Corina Machado. la cual fue redactada por el periodista Rafael Fernandez C. Saludos cordiales, Atte. Pablo Aure. 

martes, 22 de mayo de 2018

Pablo Aure asegura que se debe diseñar con urgencia estrategia no electoral para salir de la #dictadura @pabloaure #OPINIÒN "Veo un gran desorden dentro de la confusa y dispersa oposición"



Valencia, 22 de mayo de 2018/Especial.
Pablo Aure asegura que se debe diseñar con urgencia 
 estrategia no electoral para salir de la dictadura 
"Veo un gran desorden dentro de la confusa y dispersa oposición"
Pablo Aure, coordinador general de Compromiso Ciudadano mostró su preocupación por falta de respuesta interna ante la simulación electoral del pasado domingo. 
amente, la no participación en el  fraude del domingo fue masiva, el país demostró que está unido en el anhelo de salir de la dictadura y que está claro de que la vía electoral está cerrada, pero también envió fuerte mensaje de que no quiere el presente, pero tampoco apoya a los políticos de lado y lado que representan el pasado”, afirmó. 
Asimismo aseguró  “tal como se  están presentando los acontecimientos hoy más que nunca nuestro primer compromiso pasa por la organización. Les confieso que veo un gran desorden dentro de la dispersa y confusa  oposición. Seguimos dejando que pasen las oportunidades.” 
En ese sentido, el dirigente político criticó que aún hoy no se cuenta con una estrategia clara para salir de la dictadura. 
“La salida no es electoral, pero la verdad es que no hay agenda para lograr las otras vías. El reto está en diseñarla y aplicarla lo más pronto posible”.
“El domingo hubo varias señales inequívocas, entre ellas: la oposición es inmensamente mayor que cualquier organización que mediaticamente pretenda presentarse como la exclusiva vocería opositora. Otra, Maduro sólo lo acompaña su ‘organización’ criminal que ha hecho del poder su cuartel”, agregó. 
Por último Aure dijo “Que Henry Falcón salga pidiendo otras elecciones junto a Bertucci y que el presidente de la AN, Omar  Barboza les haga el coro, nos dice que estamos crudos en estrategia y está gente que si bien no representa a nadie, pero bastante daño hace, quieren seguir en el eterno juego de 'luchar por salida electoral' en medio de una tiranía, mientras que en los hospitales la gente muere en el olvido”.
REMISIÓN: Pablo Aure

 

lunes, 18 de diciembre de 2017

2018 sin Maduro y sin la MUD. Por: Pablo Aure @pabloaure ¡Hasta cuándo! OPINIÓN.


¡Hasta cuándo!
2018 sin Maduro y sin la MUD

A pesar de la terrible situación económica que nos deja el 2017, debemos sentirnos esperanzados para el 2018 porque será el año de los cambios.
La oposición -me refiero a la verdadera oposición- comenzará el 2018 depurada. Ni MUD ni los traidores impedirá que se acelere la caída del régimen, porque ya todos quedaron al descubierto.
La MUD y sus íntimos socios no quieren salir de Maduro porque se les acabaría la mantequilla. Ya se los he venido diciendo: no esperemos nada de ellos porque representan lo mismo” lamentablemente hasta hace poco quedaban muchos ciudadanos de buena fe que en ellos creían.
Enemigos identificados.- 
En lo particular estoy muy satisfecho con los resultados del diálogo” de República Dominicana, por ejemplo, ha sido una innegable confesión  las declaraciones de Enrique Márquez (UNT), en las que reconoce que la oposición” -donde él milita- estaría dispuesta a colaborar en el levantamiento de las sanciones al narco-estado violento” si se llega a un acuerdo.
Otro hecho importantísimo es que quedó en evidencia la estrecha cercanía existente entre el representante de Voluntad Popular con los hermanos Rodríguez. En fin, los venezolanos que queremos enrumbar a nuestro país hacia un destino mejor, tenemos una inmensa deuda con República Dominicana porque allá se terminó de develar la tramoya MUD-PSUV. Esto quiere decir que, una vez identificados los enemigos es menos complicada la reunificación de los verdaderamente comprometidos con la prosperidad en Venezuela.
Ahora no quedará ningún ciudadano que no entienda el por qué la Asamblea Nacional nunca discutió con seriedad el caso de los narcosobrinos”. Los tribunales en los EEUU lo sentenciaron mientras que aquí los diputados lo silenciaron. Si eso no es alcahuetería díganme entonces qué es: ¿traición, encubrimiento, complicidad, cohecho? Queda abierta la especulación. Siempre se ha dicho que la mujer del César, no solo debe ser honesta sino que también debe parecerlo. Los diputados que se prestaron para silenciar el caso de los sobrinos de la pareja presidencial” no solo no parecen honestos sino que su comportamiento ratifica su apariencia.
A los adversarios hay que identificarlos, por eso no solamente basta señalar a Maduro y a su pandilla, también es menester ubicar a los que se mimetizan en  la oposición. Hoy podemos afirmar sin tapujos que esa caterva de individuos aglutinados para medrar del régimen enarbolando una bandera opositora ha sido una de las principales causantes de la permanencia de esta narcodictadura”. Esos farsantes también tendrán que rendirle cuentas a la justicia. A ellos también habrá que sentarlos en el banquillo de los acusados cuando acudan a la Comisión de la Verdad, luego de zafarnos de esta tiranía. ¡Basta de hipocresía cuando nos refiramos a ellos. Corrupto el régimen y malandros sus colaboradores disfrazados de opositores.
No faltará alguien que por defender a los indefendibles guisadores con el traje de opositores que vienen celebrando con sus compinches en República Dominica, nos califiquen como antipoliticos a los que opinamos que el único diálogo que apoyaríamos es pactar la salida del régimen.
Quienes negocian en RD son los cómplices perfectos que necesita este “narco-estado violento” para sobrevivir. Pero ya se les acabó la guachafita, porque de ahora en adelante cualquier protesta que realicemos será dirigida contra todo lo que signifique la permanencia de Maduro y sus colaboradores en el poder.
Sanciones contra gobierno y colaboradores.
Yo voy más allá, si llegare a materializarse un acuerdo (que no será respetado) entre la MUD y el PSUV que establezca elecciones presidenciales, maquillaje al CNE, que se acepte la asamblea nacional constituyente y aparezca algún parlanchín dizque opositor solicitando levantamiento de medidas contra funcionarios, desde ya debemos iniciar la campaña de la extensión de esas sanciones y que los incluyan en la lista de indeseables, no para que sientan vergüenza, porque no la tienen, sino para que no puedan disfrutar la contraprestación que pretendan obtener por el producto de su traición.
Drogas sí, medicamentos no.-
No hay canal humanitario para dejar entrar medicamentos al país para salvar millones de vidas. Por los puertos y aeropuertos venezolanos no pueden pasar medicamentos ni alimentos, pero las noticias internacionales dan cuenta que, si pueden pasar toneladas de droga. O sea, menos complicado sacar droga para envenenar el mundo que meter alimentos y medicamentos para salvar a venezolanos.
¿Maduro y Noriega?-
Muy raro que a los sobrinos de la pareja presidencial los condenaran a 18 años, cuando muchos especulaban, dada a la gravedad de la acusación, que los sobrinos podrían sufrir la pena máxima de cadena perpetua que pudieran acarrear esos casos. Se les acusó de planear el envío ilegal de cientos de kilogramos de cocaína desde el hangar presidencial en el aeropuerto de Caracas a Honduras, para de allí contrabandear la droga hacia Estados Unidos. (Por cierto, sobre esto nada ha resuelto la Asamblea Nacional)
En ese tipo de procesos, la justicia norteamericana toma mucho en cuenta la colaboración que aporten los imputados para perseguir las distintas ramificaciones que se deriven de la comisión de esos hechos punibles.
“Los pactos suceden con mucha frecuencia en la corte federal, porque los casos son muy fuertes. El tiempo de condena disminuye según la cantidad de información”
Por el tipo de sentencia que dicho sea de paso, algunos celebraron y otros lamentaron porque esperaban más años de cárcel, no es de extrañar que alguna información importante tuvieron que aportar los condenados que muy probablemente apuntarían a otros peces un poco más gordos. Recordemos, se dijo que los sobrinos usaban el hangar presidencial de Maiquetía, aviones oficiales y pilotos militares. No es necesario tener una prodigiosa imaginación para concluir hacia qué personas apuntan el objetivo final. Y si a esos posibles acuerdos de los penados le sumamos las declaraciones de ex funcionarios (militares y civiles) que han venido cantando de lo lindo en el imperio americano, y también hacemos un poquito de memoria para recordar la aparición de aquel capitán de corbeta de nombre Leamsy José Salazar Villafaña, podemos ratificar que al rompecabezas ya le faltan pocas piezas por armar.

Mientras esas investigaciones se siguen llevando a cabo fuera de Venezuela, acá, en el territorio nacional, es urgente organizarnos y tener preparado el “pacto 2018”. Es imperioso tender puentes con civiles y militares, así como también, es indispensable el contacto permanente con países vecinos y organizaciones internacionales, para coordinar acciones que conlleven al restablecimiento del Estado de derecho en nuestro país. No nos puede agarrar el catarro sin pañuelo.  2018 será el año del renacer.


Pablo Aure     




lunes, 13 de noviembre de 2017

¿Huir de Venezuela? Por: Pablo Aure @pabloaure ¡Hasta cuándo!


¡Hasta cuándo!
¿Huir de Venezuela?
@pabloaure

Con la llegada a Venezuela de la plaga roja hemos visto como millones de ciudadanos se han marchado. Muchos califican esta inmensa diáspora indistintamente como exilio o emigración. Ambos conceptos no se originan por las mismas causas. El exilio es una acción obligada, y por motivos políticos en los que se ven los ciudadanos a huir del régimen para evitar ser encarcelados. Quien se exilia es porque de quedarse, peligra su libertad y hasta su vida. El emigrante abandona el país por causas primordialmente económicas. Sale en búsqueda de oportunidades. Entonces, el exilio es en contra de la voluntad y la emigración es voluntaria. Desde luego en ambas figuras hay una especie de estado de necesidad que obliga a la persona a abandonar su patria.
A comienzos de la era chavista, muchos previeron lo que vendría, convirtiéndose en emigrantes al levar anclas para radicarse en otras latitudes.
Luego de los sucesos de abril del 2002 comenzaron a proliferar los exiliados, porque comenzó una persecución feroz por parte del régimen a quien desde ese entonces no se le ha aguado el ojo para inventar infamias y fabricar expedientes contra todo aquel que sea visto como su enemigo. Aparecieron testigos estrellas para imputar a individualidades incomodas, la fiscalía del ministerio público sirvió como uno de los principales instrumentos de persecución para provocar el exilio de centenares de venezolanos. Simultáneamente a estas persecuciones, comenzó a deteriorarse el aparato productor del Estado. Desde luego, la plaga roja lo devastó hasta destruirlo. Por esa razón, hoy la mayoría de los emigrantes son jóvenes profesionales en búsqueda de oportunidades. Saben que en Venezuela sus estudios o su preparación de nada servirá,  porque aquí está muy avanzada una política comunista que ha sido confeccionada para destruir la moral burguesa. Con el entendido, que todo ciudadano preparado y con conocimiento es un burgués a quien hay que destruir.
Así las cosas, Venezuela pasó de ser un país productor y exportador -por excelencia- de petróleo o de hierro para convertirse en una nación de jóvenes talentosos distribuidos en el mundo entero.
Nadie puede juzgar a quien se exilia o emigra. El uno y el otro, huye de la oscuridad. Ambos, aunque tienen distintos motivos para abandonar el país, intentan proteger sus derechos fundamentales. La libertad y el derecho a vivir dignamente. En Venezuela bajo este funesto régimen opresor y destructor, no le está garantizada la dignidad a los ciudadanos. Al contrario, la deliberada política gubernamental va dirigida a humillarlos hasta esclavizarlos.
Los que nos quedamos.
Pocos no han pensado en irse, pero no todos pueden emigrar. Por diferentes razones se quedan. Por echar el resto o por temor a lo desconocido; pero tengan la seguridad de que millones de ciudadanos que permanecemos acá lo hemos meditado. Algunas veces imaginándonos el exilio y otras, intentar la emigración.
Necesario también es dejar muy claro que, no es más patriota quien se queda que el que se va. La patria es un sentimiento que no tiene nada que ver con el sitio donde se está obligado a residir. Cualquier venezolano con sentimiento patriótico, les aseguro que en cualquier parte que esté no deja de pensar en su país y estaría dispuesto a regresar, si su vida o la de sus familiares no estuvieran en peligro. En efecto, esto también tenemos que señalarlo: en Venezuela todos corremos peligro. El hampa nos acecha y las enfermedades se han convertido en una calamidad pública por la ausencia de medicamentos o el alto costo de la vida que imposibilita el recibir un tratamiento adecuado por lo inalcanzable que resulta comprar una medicina. Esto para no referirme a la desastrosa situación de los centros hospitalarios públicos.
¿Bravos o molestos?
No pocas veces he reflexionado sobre lo que ocurre en Venezuela. La gente se está comiendo un cable. Pasa trabajo desde que se levanta hasta que se acuesta, no sabe lo que va a comer y muchas veces ni siquiera sabe si comerá. Los salarios son de hambre, los aumentos los consume la inflación. Los servicios públicos no funcionan. Es común estar sin luz, sin agua y gas doméstico varios días. Pocos se dan el “lujo” de tener carros particulares. Para mantener un vehículo es necesario percibir buenos ingresos. Solo bastaría averiguar el precio de los cauchos o hacerle cualquier reparación, desde recargar el gas del aire acondicionado hasta lo más simple como cambiarle el aceite. Cualquier tontería no te baja del millón. Los invito examinar los carros que circulan, muchos con los vidrios abiertos porque no les funciona el  aire, otros con los cauchos lisos, si los escuchan cuando están en un semáforo podrán apreciar extraños ruidos en el motor.
Por otra parte, si se decide utilizar el transporte público, no crean que es la solución, porque tampoco es suficiente para cubrir la alta demanda; tan es así, que han proliferado los camiones de estacas como medio de transporte.
Este panorama nos ha hecho retroceder casi a un siglo. Volvimos a aquella Venezuela rural acechada por plagas y enfermedades del siglo pasado, sumadas las perversiones y corruptelas de estos regímenes comunistas aderezados por el aliño del terrorismo, los carteles de la droga y, como si esto fuera poco, por la presencia de células fundamentalistas. Vaya mezcla ponzoñosa la que se ha instalado en el país.
En Venezuela, solo una cúpula vive bien y la inmensa mayoría está sometida a la desidia y al abandono. La gran pregunta ¿por qué no pasa nada? La respuesta es sencilla: el pueblo está molesto pero no bravo. Solo hay brotes de bravuras en ciertos sectores y no son permanentes. El régimen lo ha sabido hacer. Ha aplicado la técnica de la rana en la olla de agua, que poco a poco le ha subido la temperatura y “aclimató” a millones de venezolanos, ahora estamos sintiendo un poquito de calor pero resulta muy difícil saltar de la olla. Triste realidad, pero eso es lo que ha pasado.
Obstinadamente optimista.-
Este pavoroso panorama no quiere decir que ya estemos condenados a morir bajo el dominio de estos bárbaros rojos. Soy obstinadamente optimista. Esto implica que para poder encontrar la solución lo primero que tenemos que hacer es estar muy claros del berenjenal en el que estamos metidos. Cuando todos lo sepamos, y también entendamos que hay que asumir riesgos para lograr la libertad. Habrá persecución. Más de la que ha habido. Tenemos tres opciones: exiliarnos y/o emigrar, esperar morir que el calor nos termine de “sancochar” o, luchar para apagar la llama que calienta a la rana.
Repito, por un lado está la opción de huir, la cual no es para nada condenable, pero por otro lado, está la opción de hacer historia al rescatar a nuestro hermoso país y reconstruirlo, ser luz entre tanta oscuridad.
A lo Benito Juárez les digo que hay que seguir la lucha con lo que podamos y hasta que podamos.
Con dedicación, perseverancia y arrojo, lograremos abrir las puertas de la libertad y veremos regresar a todos los que se exiliaron y/o emigraron y, junto a ellos, reconstruiremos nuestra bella Venezuela. ¡Ganaremos!


Secretario de la Universidad de Carabobo y Coordinador General de la agrupación política "Compromiso Ciudadano". Abogado. email: pabloaure@gmail.com Cta Twitter @pabloaure   FUENTE: EL CARABOBEÑO 

IMAGEN SUPERIOR: 
Emigrantes venezolanos embarcando en un bote de contrabandistas que los llevará hasta la isla de Curazao. Credit Meridith Kohut para The New York Times. Cortesía de LA PATILLA


NO BASTA SER PRESIDENTE. Por: Humberto Marcano Rodríguez. Opinión Venezuela.REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS

09     noviembre       2019 REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS       Humberto Marcano Rodríguez NO BASTA   SER PRESIDENTE No basta   ...