Mostrando entradas con la etiqueta GOLPE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GOLPE. Mostrar todas las entradas

domingo, 4 de marzo de 2018

¿Elecciones o golpe? Por: Pablo Aure @pabloaure OPINIÓN. ¡Hasta cuándo!



¡Hasta cuándo!
¿Elecciones o golpe?
¡Ni lo uno ni lo otro!
@pabloaure
Elecciones no hay en Venezuela desde hace muchos años, lo que hemos visto son simulaciones electorales para aparentar una legitimidad de origen.
Si lo dudan, pregúntenle a Andrés Velásquez que a pesar de tener actas en mano que lo adjudicaban como gobernador del estado Bolívar, el CNE, comportándose como el Circo Nacional de la Estafa que es, falsificó de forma manual actas para impedir asumiera su cargo, y en ese sentido, mantener a las mafias de la explotación del oro intactas. No es un caso aislado. Pueden igualmente consultar lo ocurrido en el estado Zulia y la ‘repetición’ de las elecciones de gobernador porque Guanipa decidió no juramentarse ante la espuria ANC; o si lo prefieren, pueden revisar lo sucedido con los diputados del estado Amazonas que siguen “desproclamados”.
Entonces, debatirse entre elecciones o golpe de Estado es un falso dilema que genera muchísimas discusiones tanto aquí en el país como más allá de las fronteras.
Quienes piensan que si no hay elecciones la vía será un golpe de Estado, están pelados de extremo a extremo, simple y llanamente porque aquí ni habrá elecciones ni tampoco golpe de Estado. Me explico. Es absurdo pensar que esta tiranía salga mediante el voto. ¿Quién en su sano juicio puede imaginar que personas que asesinaron para intentar llegar al poder, por allá en el año 1992 -porque no creían en las elecciones- ahora que están en Miraflores y dominan todos los poderes van a aceptar entregarlo vía electoral?
Y en cuanto a pensar que la vía será el golpe de Estado. En este particular me permito aclarar que, esa figura solo cabría si aceptamos que en Venezuela estamos bajo un sistema de gobierno democrático en el cual existe plena independencia, autonomía y separación de poderes. Recordemos que el golpe solo es posible cuando se reconoce la legitimidad de un gobierno y la de sus instituciones, pues la doctrina nos señala que el golpe de Estado consiste en la ruptura del hilo constitucional. En consecuencia, aquí podrá pasar cualquier cosa menos un golpe de Estado. En todo caso, de producirse un alzamiento sería con intenciones de recomponer ese hilo constitucional ya roto desde hace tiempo, por quienes detentan el poder.
Posponer una farsa.-
La jugada dictatorial, primero de ordenarle a la fraudulenta asamblea nacional constituyente fijar las “elecciones” presidenciales para el 22 de abril y luego haberlas pospuesto para realizarlas el 20 de mayo y de manera conjunta con los parlamentos regionales y municipales, puede tener dos lecturas.
La primera: una especie de reacomodo e intentar estimular a la gente por el tema electoral, con el entendido que no solamente es que nadie cree en el CNE, sino que por los momentos, en el común de los ciudadanos no hay interés en votar, saben que mediante el sufragio jamás superaremos la crisis, ni aparecerá el efectivo, ni el transporte, ni las medicinas, no se generarán fuentes de empleos ni tampoco se surtirán las bodegas o abastos de alimentos.
La segunda lectura consistiría en que, el régimen a sabiendas de que está caído y presume que pudiera llegar el 22 de abril sin que se produzca el estallido social que está a la vuelta de la esquina y del que todo el mundo habla, decidió por recomendaciones de la sala situacional postergarlas para involucrar a otros actores en la defensa de su nefasto modelo político. Me sigo explicando, ahora entrarán en acción candidatos de los 335 Concejos Municipales y de 23 Consejos Legislativos.
El relato de lo absurdo.-
Sin duda en Venezuela hay muchas cosas absurdas, pero nada se compara con hablar de elecciones. Ese relato de ir masivamente a votar debió quedar enterrado el pasado 30 de julio cuando se consumó el fraude electoral más escandaloso de la historia contemporánea de nuestro país: La ANC. Fraude donde hasta la misma empresa proveedora del servicio electrónico de máquinas, denunció abultamiento de la cifra de sufragios por encima del millón de votos, cosa que sabemos se queda corta. Sin olvidar que hubo municipios donde eliminaron el 95% de los centros de votación, y como si eso fuese poco, en pleno poliedro de Caracas, habilitaron el sainete electoral más grande e inauditable de la propia historia chavista, al llenar de máquinas ese espacio y fomentar que el que quisiese podía ir a ‘votar’ sin ningún tipo de control. Esa foto quedará para la historia.
Hablar de elecciones es absurdo ya que la solución no será ni electoral ni mediante la figura del golpe de Estado, por las razones ya expuestas.
Aquí en Venezuela lo que sucederá, pero eso sí, cuando todos nos decidamos, es una sustitución de gobierno por vías democráticas y constitucionales aunque no sean  electorales o tradicionales. La protesta organizada y planificada será la vía, por lo tanto, es menester activarla. Reclamando no solo comida o medicinas, sino que se cumplan con los tratados internacionales, esto es, que la ayuda humanitaria provenga de los países aliados, que dicho sea de paso ya se encuentran en las fronteras.
Que conste, las condiciones están dadas para que los organismos internacionales actúen en Venezuela. La autodeterminación es de los pueblos y no de los tiranos. ¡En Venezuela hay hambre y el mundo lo sabe!
Tenemos derecho a tener un gobierno decente y responsable. Estamos claros que el régimen trata de confundir a los ciudadanos, pero tenemos que repetir mil veces que la injerencia humanitaria es un derecho de los pueblos oprimidos. También tenemos que estrujarle en la cara a los militares, que su misión es defender la soberanía y la de cumplir su juramento. Desgraciadamente hasta ahora son muy pocos los integrantes de la FAN que lo han hecho, y les ha costado la baja, la cárcel o el exilio. Eso ha ocurrido porque no ha habido cohesión en la FAN.
Hoy es oportuno reflexionar sobre ese tema, los civiles los necesitamos y los militares nos necesitan para reeinstitucionalizar a Venezuela. Otra cosa, los civiles y militares de talante democrático necesitamos la colaboración de fuerzas aliadas que están a la espera de nuestra iniciativa. Cuando de manera contundente demos esa señal, desde ese mismo momento comenzará la liberación del país. Manos a la obra, organización y decisión.
Pablo Aure  

martes, 28 de noviembre de 2017

UN 27 DE NOVIEMBRE DE 1992... Por: G/D (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo. Presidente del IDEFV. OPINIÓN.



UN  27 DE NOVIEMBRE DE 1992...
                               

Por: G/D (Ej.) Oswaldo  Sujú  Raffo.

El pasado viernes, 27 de Noviembre, se cumplieron 25 años de aquel luctuoso día en que las nubes se abrieron, para dejar caer fuego y metralla sobre un pueblo sorprendido y temeroso...Como testigo de lo ocurrido ese trágico día, todavía deploro y condeno la actitud asumida por quienes participaron, directa e indirectamente, en esas acciones criminales, pues no se debe calificar de otra forma... Lo sucedido ese día, secuela del 4FEB.92, tendrá que ser considerado como un acto de barbarie a la luz del Derecho Internacional y cuyas responsabilidades todavía no han sido lo suficientemente aclaradas ni condenadas. Algunos participantes de esa rebelión militar, han aprovechado la coyuntura de un régimen que glorifica los intentos de golpes de Estado, pues de ahí sus raíces, para escalar posiciones, ventajas personales y económicas, además de tergiversar las verdades de lo ocurrido en ese aciago día.
Sin intención de criticar una rebelión militar, mal planificada y peor dirigida, en donde se pasaron  por las “horcas caudinas” todos los principios de Comando y Control, de Planificación y Conducción de Operaciones, sin objetivos claros sino causar  terror, señalo la incapacidad de sus líderes que se lanzaron en una aventura delatada, disminuida y sin posibilidades de éxito. La desesperación por la toma del Poder, violando la Constitución y Leyes de la República en un acto demencial de fuerza, no justifica los hechos sucedidos ese día. La traición a la Institución y al Juramento ante la Bandera Nacional, el engaño al superior y al compañero, a los subalternos y hasta los mismos compatriotas, son “espadas de Damócles” que gravitarán sobre sus conciencias. Muchos venezolanos, civiles y militares, pagaron con sus vidas y con su sangre, la temeridad y la irresponsabilidad de pocos, que amparados por el poder de fuego disponible al comienzo de ese día, llenaron de pánico y zozobra  a Caracas, Maracay y Barquisimeto. Bombas, cohetes y ametralladoras de gruesos calibres contra fusiles y pistolas, fué el comienzo de esa desigual contienda fraticida el 27Nov.92. Atacar desde el aire a objetivos civiles, sin protección antiaérea, en ciudades abiertas, cuando los ciudadanos se dirigían a sus trabajos y los niños a sus escuelas, no tiene justificación y es condenable por la Corte Penal Internacional. Ninguno de los “líderes” de esa insurrección militar ha podido justificar los ataques a blancos civiles como: El coliseo de la Policía de Sucre, el Helicoide sede de la DISIP, el estacionamiento del Centro Comercial Tamanaco, el edificio del M.R.E y otros blancos militares como la Escuela de Aviación Militar en Maracay , la Base Aérea de Barquisimeto y los dormitorios del Regimiento de la Guardia de Honor. La euforia bélica desde el aire, comparada con el “síndrome del tiburón” causó muchas víctimas inocentes, perdidas cuantiosas de aviones y equipos militares, de obras civiles, así como el trauma en la población venezolana. Las pocas tropas insurrectas de tierra, también causaron sus víctimas y siguen sin esclarecerse los responsables de homicidios alevosos como lo sucedido en el Canal 8 y de los dos soldados ultimados, estando esposados, cerca de Miraflores. De las inocentes víctimas civiles, recuerdo el caso de un joven allegado a mi familia, se llamaba Jorge Felipe Marcano, tenías apenas 30 años de edad cuando murió por los impactos de balas, al  transitar frente al Helicoide en momentos cuando ametrallaban la sede de la DISIP. Venía de amenizar la misa en la Iglesia San Salvador, donde tocaba el órgano. Era un joven bueno, sano e inteligente, estudiaba piano en La Escuela “José Angel Lamas”, trabajó 15 años en la Iglesia La Catedral. Ayudaba a niños autistas y se había ganado una beca del CONAC para estudiar música en Rusia y lo mas triste, era el único hijo de su desamparada madre...Así como este caso de aflicción y dolor, cuantos otros sucedieron ese triste día? Los responsable de la insurrección militar del 27NOV92, C/A (ARV) Hernán Grúber Odremán, C/A Luis Cabrera Aguirre y G/B (Av.) Efraín Visconti Osorio, deben como un resarcimiento por los daños morales y espirituales causados a las familias de la víctimas- oficiales, sub.oficiales, tropas, policías y otros ciudadanos caídos ese día- solicitar, tramitar, insistir y conseguir del Ejecutivo Nacional, una pensión vitalicia para las madres, esposas e hijos de las víctimas fatales de esa aventura cruel. El Régimen dispone de suficientes recursos para ello, sin necesidad de que intervenga un Tribunal Internacional de Justicia, como ya  sucedió...Igual razonamiento considero para los familiares de las víctimas del 4FEB92, otra fecha de luto y dolor. Mientras no haya una verdadera justicia ni exista el imperio de las leyes, las heridas no cerrarán en esta Venezuela tuya, mía y nuestra. La Patria es primero. Fuera los invasores, vividores y chulos. Hasta luego !!

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de LA PATILLA 

REMISIÓN y COMENTARIO:  

ENVÍO DE OBLIGADO ARTÍCULO.
APRECIADO CNEL. (FAV) SAMMY LANDAETA MILLÁN, RECIBA UN CORDIAL SALUDO Y MI RECONOCIMIENTO POR SU CONSTANCIA VALIENTE E INSTITUCIONAL, EN PRO DE LA VIDA DEMOCRÁTICA DE VENEZUELA. A PESAR DE LAS LIMITACIONES TÉCNICAS Y FALLAS DE CANTV E INTERNET, ME VEO OBLIGADO A ENVIARLE ESTE ARTÍCULO REFERENTE A LOS ACIAGOS SUCESOS DEL 27 DE NOVIEMBRE DEL AÑO 1992, FECHA TRISTE PARA EL PAÍS, PARA LAS  FF.AA.NN Y EN ESPECIAL PARA EL HONOR DE NUESTRA FUERZAS AÉREAS VENEZOLANAS. HOY ESTOS SUCESOS SON "ENALTECIDOS" POR SUS AUTORES, TRAIDORES  AL JURAMENTO PRESTADO ANTE LA BANDERA NACIONAL, PARA CONFUNDIR A LAS NUEVAS PROMOCIONES DE OFICIALES AVIADORES CON UNA "GESTA HEROICA" LO QUE FUÉ UN DELITO DE LESA HUMANIDAD, CUANDO LAS NUBES SOBRE CARACAS, MARACAY Y BARQUISIMETO SE ABRIERON PARA DEJAR CAER METRALLA, COHETES Y BOMBAS SOBRE POBLACIONES DESPAVORIDAS, VICTIMAS INOCENTES...HOY LOS AUTORES DE ESE DELITO SE SE DAN  ÍNFULAS DE ESOS SANGRIENTOS HECHOS Y APLAUDEN CONMEMORAR ESE FUNESTO DÍA COMO DIA DE LA  AVIACIÓN MILITAR, TORCIENDO LA HISTORIA DEL ORIGEN DE LA MISMA: EL 10 DE DICIEMBRE. AMIGO SAMMY ESPERO PUBLIQUES ESTE ARTICULO DE LO OCURRIDO HACE 25 AÑOS. SALUDOS POR CASA. ATTE. AMIGO G.D (EJ) OSWALDO SUJU RAFFO. PDTE. DEL IDEFV





.

jueves, 13 de abril de 2017

Los militares y la ruptura del orden constitucional Por: Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich


Los militares y la ruptura del orden constitucional
Fernando Ochoa Antich
La terminante declaración de la doctora Luisa Ortega Díaz, fiscal general de la República, sobre las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, al expresar que:  “evidencian  la existencia de varias  violaciones del orden constitucional y un claro desconocimiento del modelo de Estado consagrado en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, produciéndose una ruptura del orden constitucional”, constituye la corroboración de las denuncias de la inmensa mayoría de los venezolanos, por la contumacia de la conducta fraudulenta y violatoria de la Constitución y de todo el ordenamiento legal vigente, por parte de Nicolás Maduro, su gobierno y los poderes del Estado sumisos a sus designios. Esta conducta se ha agravado aún más, con el desconocimiento por Nicolás Maduro de la voluntad popular manifestada en las elecciones del 6 de diciembre de 2015, la cual le concedió a la oposición democrática una mayoría calificada en la Asamblea Nacional, cuando en complicidad con el Tribunal Supremo de Justicia, ha pretendido anular sus facultades constitucionales. 
La ruptura del orden constitucional, que en pocas palabras, es un golpe de Estado, no sólo ocurre en este caso por el contenido de las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional, sino por la reiterada arbitrariedad ejercida por el propio presidente de la República durante su mandato, ignorando el respeto a la debida división de los poderes, al, por ejemplo, gobernar por decreto, firmar convenios internacionales sin la debida autorización, suspender elecciones indefinidamente, ordenar detenciones de adversarios políticos, violando el Estado de Derecho y un largo etc. Para colmo de males, el presidente, una vez más, pretendió restarle importancia al grave delito cometido por los magistrados de la Sala Constitucional, arrogándose la facultad de calificar el pronunciamiento de la Fiscal General, como un mero impasse entre el Ministerio Público y el Tribunal Supremo de Justicia, que él mismo resolvería con un exhorto del Consejo de Defensa Nacional, con lo cual incurrió nuevamente en irrespeto a la división de poderes. Justamente, esa fue, entre otras, la causa que originó la resolución del Consejo Permanente de la OEA que manifestó “su profunda preocupación por la grave alteración del orden democrático” ocurrida en Venezuela. El mismo criterio orientó la resolución de Mercosur que “teniendo en cuenta la ruptura del orden democrático en Venezuela” exhortó a su gobierno a respetar el cronograma electoral…restablecer la separación de los poderes, garantizar los derechos humanos…y liberar a los presos políticos”. 
Imponer esa orientación antidemocrática ha sido siempre el objetivo fundamental del chavismo. Hugo Chávez trató de hacerlo mediante una reforma constitucional en el año 2007, modificando aspectos fundamentales de la Constitución de 1999. Al ser rechazada por el pueblo, en referendo aprobatorio, tomó la arbitraria decisión de establecer fácticamente su visión ideológica. Hay dos aspectos de suma importancia en esa reforma que, aunque no logró imponer, permiten entender las actuales posiciones antidemocráticas de Nicolás Maduro y de Vladimir Padrino López. Ellos son las reformas propuestas de los artículos 136 y 328 En el primero de ellos se planteaba que “el pueblo es el depositario de la soberanía y la ejerce directamente a través del Poder Popular. Este no nace del sufragio ni de elección alguna, sino que nace de la condición de los grupos humanos organizados como base de la población. El Poder Popular se expresa constituyendo las comunidades, las comunas y el autogobierno de las ciudades”. La reforma del artículo 328 mantenía que “La Fuerza Armada Bolivariana constituye un cuerpo esencialmente patriótico, popular y antiimperialista organizado por el Estado para garantizar la soberanía e independencia de la Nación…En el cumplimiento de su función estará siempre al servicio del pueblo venezolano en defensa de sus intereses y en ningún caso al de oligarquía o poder imperial extranjero”. 
Estas visiones antidemocráticas, fueron permanentemente expresadas por Hugo Chávez y ahora por Nicolás Maduro en cada una de sus intervenciones y acciones. Las elecciones universales, directas y secretas, logradas por los venezolanos después de una heroica lucha a través de nuestra historia, no tienen para Nicolás Maduro ninguna trascendencia. Su objetivo es controlar el poder mediante la consolidación del poder comunal, el cual se originará en elecciones de mano alzada en las diferentes comunas, para posteriormente elegir a los demás poderes en elecciones de segundo, tercer y cuarto grado. En definitiva, no habrá más democracia ni libertad en Venezuela. El caso de la reforma militar también tiene graves y delicadas consecuencias. El artículo 328 constitucional establece que “la Fuerza Armada constituye una institución profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación…En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”. Afirmar, como lo hace permanentemente el general Padrino y el Alto Mando que “la Fuerza Armada es chavista, revolucionaria y socialista” compromete uno de los principios fundamentales de nuestra Constitución: el pluralismo democrático, y conduce a Venezuela hacia una dictadura de partido único.
Freddy Bernal, viejo pero ineficiente conspirador, declaró el 4 de abril que “están tocando a militares para dar un golpe”. Ese mismo día corrió el rumor de la detención de Roberto Enríquez, presidente de COPEI y de Eduardo Vethencourt, dirigente de esa tolda política. También se hizo pública la detención de un capitán del Ejército y un número no determinado de oficiales de esa fuerza.  Lógicamente, no puedo conocer si en realidad existe una conspiración en marcha, pero de lo que sí estoy seguro es del creciente descontento en los cuadros activos de la Fuerza Armada Nacional. El proceso inflacionario que está viviendo Venezuela, como consecuencia de la desastrosa y corrupta gestión económica del chavismo, está golpeando a la familia venezolana de una manera inmanejable. Imagínese, un capitán con dos hijos en edad escolar y una sola fuente de ingresos. No hay sueldo, ni incremento de éste que resista esa situación. De igual manera, el problema de la alimentación sobrepasa el ámbito familiar. El hambre ha empezado a rondar los cuarteles. La prensa nacional informó que en una reunión con el general Padrino, los comandantes de REDI y de SODI informaron de una delicada situación presupuestaria en todas las unidades militares que los obligaba a enviar a sus soldados a almorzar a sus casas, interrumpiendo el entrenamiento.
Además, este creciente descontento en los cuadros activos no sólo surge como consecuencia de dificultades socioeconómicas. También se origina en fundamentadas razones profesionales. Sólo voy a enumerar algunas que conozco, las cuales estoy seguro hieren profundamente el espíritu militar. Recientemente, fue ascendido un coronel al grado de general de brigada sin haber cumplido el tiempo mínimo de servicio en su grado. Peor aún, fue ascendido un mayor al grado de general de brigada, sin haber ostentado los grados previos, solo por el “mérito” de haberse insurreccionado el 4 de Febrero y desempeñar por varios años la jefatura de la escolta civil de Hugo Chávez. La proliferación de fuentes de oficiales de escaso nivel profesional y académico que competirán con sus pares egresados de los institutos tradicionales de formación en igualdad de condiciones. Haber convertido a la Institución Armada en objeto de burla, en virtud de su empleo en tareas completamente ajenas a sus funciones constitucionales. Recibir los cuadros activos de nuestra organización el rechazo y el escarnio público, al haber sido convertida nuestra organización  en un cuerpo  represivo, en particular la Guardia Nacional, para impedir las protestas ciudadanas en contra de las arbitrariedades y atropellos del gobierno. La existencia de graves denuncias que involucran a miembros activos y de alta graduación con el crimen organizado, sin aclarar, de manera convincente,  la falsedad de esas acusaciones  o se haya realizado alguna investigación suficientemente transparente con la respectiva medida correctiva. La misteriosa desaparición del helicóptero MI17V5 en el Amazonas, con sus tripulantes y pasajeros, sin que haya habido una respuesta convincente de los Altos Mandos a los miembros de nuestra Institución y a la opinión pública. Por último, el bochornoso incidente ocurrido en el sitio Los Pájaros, territorio venezolano según mantuvo el general Padrino López, al ser obligada una unidad militar venezolana, por las Fuerzas Armadas de Colombia a desalojar dicha área. Ahora, en medio de este creciente descontento en los cuadros militares, y de la espantosa crisis que vive Venezuela, se le presenta a la Fuerza Armada Nacional el reto de contribuir al restablecimiento del orden constitucional. No está de más recordar que la Institución Armada tiene la obligación, como todas las demás instituciones del Estado, de cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional. Cumplan su deber.
Caracas, 9 de abril de 2017.

fochoaantich@gmail.com.

jueves, 6 de abril de 2017

Conspiracionistas. Por: José Vicente Carrasquero A. @botellazo


Conspiracionistas

José Vicente Carrasquero A.

Desde hace más de 12 años he estado oyendo sobre los planes de Chávez y como los mismos se cumplen a la perfección. Ha surgido un tipo de análisis lineal y casi mecánico que asume que en lo social y lo político es posible crear e implantar modelos de forma tan sencilla como armar un lego. El método se basa en pensar que hay una conspiración permanente según la cual unas súper mentes idean el rumbo que deben darle a la sociedad y por allí la conducen sin equívoco alguno. Los he llamado los conspiracionistas.
A raíz de las sorpresivas declaraciones de la Fiscal General, no se hicieron esperar las conjeturas que conectaron la declaración de Ortega Díaz con una inteligentísima y brillante reacción de Maduro para revertir a nivel internacional la condena por la ruptura del hilo constitucional producto de la publicación de las sentencias del TSJ.
Según los conspiracionistas, la declaración de la Fiscal fue un teatro para generar un impasse con el TSJ para que Maduro mediara y quedara ante el mundo como un demócrata. No deja de preocuparme el simplismo que se esconde detrás de este tipo de análisis. Aún si la conspiración hubiese ocurrido, la misma no tuvo los efectos deseados. Esto sin hablar de la torpeza con la que se manejo todo este asunto. En particular, que el Consejo de Seguridad de la Nación le sugiriera al máximo organismo a cargo de la interpretación de la Constitución que reculara, lo cual acepto.
En todo caso, una revisión de los últimos meses muestra un obstinación de la línea dura del chavismo que busca aferrarse al poder por encima de cualquier consideración moral o legal. Su proverbial falta de escrúpulos le permite una facilidad de acción que muchos de los conspiracionistas confunden con inteligencia. Porque hacen cosas que el resto de venezolanos no harían. Y no lo harían porque no son delincuentes o violadores de la Constitución y las leyes.
Volviendo a la línea de aferrarse al poder y en medio de una severa crisis de flujo de caja, el gobierno decide ordenar que las capacidades legislativas de la AN sean traspasadas a otro ente por dos razones fundamentalmente: la contratación de nueva deuda para tratar de tapar el déficit de divisas y la creación de empresas mixtas para poder entregarle al imperialismo ruso acciones de la empresa que se le expropió a Exxon a cambio de dinero fresco. Los socialistas del siglo XXI critican duramente al capitalismo pero disfrutan de sus procedimientos.
Desaparecer funcionalmente a la AN es un proyecto que viene rodando desde hace rato. La señora Gutiérrez decidió ponerse a salvo de los problemas que eso traería y abandonó el cargo de presidente del TSJ. Eso permitió que el chavismo entregara ese puesto a un incondicional dispuesto a firmar cualquier adefesio que algún escarracito le pusiera por delante. No calculó el chavismo el nefsto impacto que tales decisiones tendrían sobre la opinión pública mundial.
Desde hace un tiempo, la Fiscal junto a muchos jueces habían decidido no presentar cargos a los falsos positivos fabricados por los prófugos de la justicia norteamericana que dirigen el ministerio de interior y el SEBIN. Incluso fuimos testigos del desconocimiento por parte del general de los modelos cualitativo-cuantitativos de las boletas de excarcelación de presos políticos como la emitida a Jon Goicochea.
Se evidencia una división del chavismo. La misma es clara. Por un lado, los corruptos, violadores de derechos humanos y narcotraficantes, por el otro quienes creen en el proceso revolucionario y que existe la posibilidad de rescatarlo. Otra dimensión de la división es la de los que saben que tendrán que rendir cuentas ante los organismos judiciales y los que no quieren que los confundan con esa sarta de delincuentes que ocupan el poder.
Esto ayuda a explicar y tratar de entender la tragedia que vive la dictadura. No tienen capacidad para manejar todos los problemas que se auto generaron durante los últimos lustros. Es así como observamos que un gobierno que se dice socialista y preocupado por los venezolanos prefiere pagar a los capitalistas tenedores de deuda antes que atender los problemas del pueblo venezolano al cual pone a pasar miseria y necesidad.
Para los conspiracionistas la actuación de Maduro está fríamente calculada. No le importa mantenerse en el poder con 10 porciento de apoyo. No le importa no tener forma de ejercer la soberanía del país. No le importa que al darse unas elecciones sea totalmente barrido del poder. Yo prefiero observar la torpeza de unos delincuentes que dilapidaron ingresos que suman más del doble de todos los dineros que entraron a las arcas de la nación entre 1830 y 1998.
Los conspiracionistas prefieren entregar sus mentes a unas simplificaciones que justifican ante sus ojos lo que nos está pasando. Creo que son víctimas de lo que los psicólogos llaman desesperanza aprendida. Piensan que no habrá salida porque el chavismo controla toda y cada una de las variables que componen el sistema político.
Los últimos acontecimientos demuestran lo contrario. Las intentonas anti reglamentarias de Pary y Moncada en la OEA no tuvieron éxito. Con el descaro que los caracteriza, culparon al resto de los países de “golpistas” por haber seguido adelante con la agenda como respuesta a la flagrante violación de los procedimientos por el boliviano. Mercosur decidió aplicar la cláusula democrática porque no se comió el cuento del recule. Igual pasó en la OEA.
No es que la Fiscal es ahora nuestra alta pana. Nos toca exigirle que haga valer su denuncia pública. No se vale decir que fue su opinión particular. Los que somos de oposición debemos presionar para que los jueces que dictaron las sentencias sean destituidos y sometidos a la justicia por golpistas. Esto continúa y nuestra capacidad de lucha no se agota.
La política es un asunto complejo. Se puede decir que la mayoría de las variables están fuera de control en un país sumido en el caos. Vivimos una situación de momentos de equilibrio inestable que pueden derivar en cualquier cosa. Es menester usar nuestra inteligencia en escudriñar las razones por las que hemos llegado hasta aquí. Solo así estaremos preparados para salir del foso que cada día que Maduro pasa en el poder se hace mas profundo.


domingo, 2 de abril de 2017

VENEZUELA: ¡Saquen los tanques!…¡cobardes! Por: José Machillanda @JMachillandaP Director de CEPPRO.


José Machillanda: 

¡Saquen los tanques!… ¡cobardes!


Abr 1, 2017 8:00 pm
Publicado en: Opinión

¡Saquen los tanques, cobardes!, ya que como cuerpo armado al servicio de la dictadura es lo único que les falta por hacer entendiéndose como una institución pervertida, con extrema ingobernabilidad a los interno, penetrada por comisarios políticos, caporales y delatores todo lo cual les impide comprender, y mucho menos interpretar, el momento político aciago creado por el régimen al cual le sirven como partidos político en armas. Les es imposible entender lo que padece la sociedad venezolana, que está dispuesta a reconstruir la República asaltada por la infra-política. Infra-política sobrada en cobardía de la cual ustedes forman parte que muestra la dictadura del hiato Maduro-Padrino, temerarios actores políticos acobardados, por la decisión principista de una ciudadanía dispuesta a reinstalar la democracia desde el pasado 6D de 2015.
La dictadura del hiato Maduro-Padrino del socialismo a juro se escuda ahora en una otrora institución republicana convertida hoy, en cuerpo armado al servicio de un narcoestado cobarde, que ha violado sistemáticamente la Constitución, y después de tratar de desplazar al Poder Legislativo, se muestra como un bloque de jíbaros, ausentes del saber político, inmersos en la corrupción y propensos al uso de la fuerza y la violencia, bien representada por el imaginario político real de una organización en regresión política. Regresión política que da la espalda a la sociedad de la cual viene, pero en extremo quiere impedir que esa sociedad digna y valiente reinstale la democracia y otee en el futuro el establecimiento y vigencia de la Contrademocracia.
¡Saquen los tanques! pues es lo que les toca como último recurso de la irracionalidad a quienes dirigen a un cuerpo armado, que no ha entendido el camino insólito para imponer una dictadura que traza hacia la tiranía todo ello, por cuanto se han entregado al servicio de una claque política-militarista retrógrada que sin sentido político, obcecada en pleno siglo XXI por un socialismo a juro –devenido de la conspiración cobarde y artera que acunaron en la Academia Militar entre 1970 y 1982- muestran a muchos de esos conspiradores como sujetos relevantes de la felonía que subyaga hoy a la sociedad venezolana. Esos supuestos jefes en funciones políticas, con máximos grados militares, verán como después de esta crisis crecerá el proceso de Reconceptualización para poner fin a la perversión ideológica marxista de la década del 70.
Fin idéntico que sufrirá el hiato de la dictadura Maduro-Padrino que funciona como un modelo cobarde, anacrónico, que por maniobrero y corrupto no atina a construir una solución política ante la sólida expresión democrática que rige la sociedad venezolana desde el 6D de 2015. Una dictadura que asquea, corrompe aceleradamente a un cuerpo armado y a su cúpula servil, los distancia de su responsabilidad constitucional: la defensa del Estado-Nación. En su defecto, accionan como la guardia pretoriana sumisa y obediente de los dictadores, que sin ni ton emplean el Consejo de Defensa Nacional para subsanar la arbitrariedad del Tribunal Supremo de Justicia declarado como una ruptura del hilo constitucional por parte de la Fiscalía General de la República.
¡Saquen los tanques! Terminen de hacerlo, es lo único que les falta y ello mostrará la concordancia entre la grave crisis política y social y el infortunado rol del partido político en armas, comprado mediante canonías y medidas laudatorias que les impide en bloque comprender el contenido de la Súper Ley, su violación por parte del régimen y la postura arbitraria de las pseudo instituciones del Poder Jurídico. Así abusos del Poder Ejecutivo sumados al de un Tribunal írrito estarán complacido cuando saquen los tanques, que es lo que les falta, y cuando el mundo -pero sobre todo la historia- confirmen como se perdió en Venezuela Estado-Nación el esfuerzo del profesionalismo militar, que como estamento armado derrotó la guerrilla castrocomunista en 1973 y respondió militarmente a la provocación de Colombia con la coberta Caldás en 1987.

¡Saquen los tanques!…para que ustedes vean que el mundo conocerá de su cobardía de quienes como cuerpo armado marxistoide atados a un proyecto absurdo de socialismo, desconocen las leyes de la República, pero más grave aún se apartaron de la ética del profesional miliar. Es obvio… que no recuerdan nada de la Sociología Militar y menos la Polemología, son un verdadero ejemplo de regresión y vergüenza del profesionalismo militar, hoy en devenido en burdos operadores de la fuerza bruta policial y primitiva, afincada en el maltrato a la ciudadanía tratando a esa masa societal, como un enemigo y nunca como parte de la República, hoy sufrida, vejada y violada por una dictadura que preside el hiato Maduro-Padrino.
¡Saquen los tanques!…que así no quedará duda de su irresponsabilidad histórica, de su sinrazón para apoyar un régimen fuera de la Ley y se exponen desde ya, entiéndanlo, a que el primer paso después de la transición ocurra la Reconceptualización del estamento militar venezolano. Reconceptualización por irresolutos, violadores de la Constitución, cobardes en el ejercicio de sus funciones, irresponsables que jamás debieron usar las Glorias del Ejército Histórico de un país que aprendió hace mucho tiempo a estar distanciado de las dictaduras políticas. Después de todo…¡Saquen los tanques! Que será lo último que harían ya que inmediatamente se reinstalará la democracia, se reconstruirá el sistema político venezolano y crecerá una sociedad con una pulsión que demande ética y política, para que actualizados en el siglo XXI, sepan llegar a la Contrademocracia donde no hay espacio para la cobardía, la irresponsabilidad, la inmoralidad y el golpe de Estado.
Es original,

Dr. José Machillanda
Director de CEPPRO
@JMachillandaP
Caracas, 1 de abril de 2017

FUENTE: LA PATILLA

REMISIÓN: Germán Guillén Citterio.

IMAGEN SUPERIOR : Por cortesia de Venezuela Defensa 


domingo, 26 de febrero de 2017

Golpes buenos, golpes malos. Por: Fernando Ochoa Antich. @FOchoaAntich


Golpes buenos, golpes malos

Fernando Ochoa Antich.

Venezuela padece una verdadera catástrofe en todos los órdenes del devenir nacional. El caos en que vivimos lo genera un régimen ilegítimo, ilegal, antidemocrático, totalitario, militarista, ineficiente, profundamente corrupto, influido ideológicamente por Cuba y el Foro de Sao Paulo y decidido a mantenerse en el poder a toda costa; y una oposición democrática que, después de haber logrado un inmenso triunfo en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2016, el cual le permitió obtener una mayoría calificada, no ha sido capaz de presentar un coherente programa de acciones concretas que permita enfrentar, con posibilidades de éxito, a la neo dictadura  que nos gobierna. Esta compleja realidad política ha creado en los venezolanos un grado tal de desorientación y desmotivación que ha limitado significativamente su voluntad de lucha, para el logro del ansiado e impostergable cambio político. Esa lamentable situación ha colocado el problema militar, una vez más, en el constante y permanente tema de conversación de los venezolanos.

         Esta realidad condujo al padre Luis Ugalde a desarrollar en un Foro organizado por la Fundación Espacio Abierto el pasado 12 de diciembre de 2016 un interesante escenario que tituló “Larrazábal II”. Fue tal el realismo que quiso darle a su planteamiento, con el fin de demostrar la importancia del tema militar, que llegó a redactar el mensaje que un hipotético gobierno militar debería dirigir a los venezolanos. En consonancia con ese planteamiento, los venezolanos discuten permanentemente, en su desesperación por encontrarle una salida a esta asfixiante crisis, sobre la naturaleza y resultados de los golpes de Estado a través de nuestra historia. Ahora bien, conviene en este punto citar la definición de  golpe de Estado: “Un golpe de Estado es la toma del poder político, de un modo repentino de forma violenta, por parte de un grupo de poder, vulnerando la legitimidad institucional establecida en un Estado, es decir, las normas legales de sucesión en el poder vigente con anterioridad nacidas del sufragio universal y propias de un estado de derecho. ¿Existen golpes buenos y malos? Por definición, todos los golpes de Estado son malos. Su ejecución constituye un acto de traición de los militares que lo ejecutan y un irrespeto a su juramento de soldado.

Las asonadas militares que derrocaron los gobiernos de Rómulo Gallegos e Isaías Medina Angarita, constituyeron golpes de Estado, contra gobiernos legítimos. Igualmente lo fueron las asonadas que intentaron derrocar el gobierno de Carlos Andrés Pérez.   ¿Fue un golpe de Estado lo que provocó la ida al exterior del general Marcos Pérez Jiménez? A este respecto, hay que aclarar que el General Pérez Jiménez nunca presidió un gobierno legítimo, por el contrario, fue un usurpador y violador de derechos humanos. En 1952, desconoció el resultado de las elecciones para Asamblea Nacional Constituyente. En 1957, violó su propia constitución al convocar un plebiscito en vez de unas elecciones presidenciales. Esos abusos, al ser rechazados por la mayoría de los venezolanos, condujeron a la insurrección militar del 1° de enero de 1958 y al derrocamiento de su gobierno el 23 de enero de ese año. En consecuencia, no ocurrió un golpe de Estado.

         La pregunta que debemos hacernos en medio de esta debacle generalizada es la siguiente: ¿Es ilegítimo el gobierno de Nicolás Maduro? No tengo la menor duda. Violó la Constitución Nacional al participar en la elección presidencial, ocupando el cargo de vicepresidente, encargado del poder Ejecutivo Además,  ha ejercido, durante estos tres años, la presidencia de la República  de manera ilegal al violar, de manera permanente y flagrante, la Carta Magna. En este caso, sólo voy a referirme a algunas violaciones realizadas en sus funciones de comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional: propiciar el incumplimiento de los deberes constitucionales de la Institución Armada al instigar el respaldo político de los militares al PSUV y al socialismo del Siglo XXI en lugar de “estar al servicio exclusivo de la Nación”; reconocer la existencia y funcionamiento de la Milicia Bolivariana, organización no establecida  en la estructura constitucional de la Fuerza Armada; promover ascensos de grado, contraviniendo el ordenamiento jurídico; permitir que miembros activos de la Fuerza Armada Nacional “participen en actos de propaganda o proselitismo político” violando el artículo 330 constitucional. Estas violaciones a la Carta Magna comprometen principios fundamentales de nuestra Constitución, entre ellos el pluralismo político, base fundamental de nuestro sistema democrático, como lo establece el artículo 6 constitucional. Ante tantos atropellos, cabe destacar el contenido del artículo 35 de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, de la Revolución Francesa: “Artículo 35. Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es, para el pueblo y para cada una de sus porciones, el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes”. Propicio es también recordar el contenido del artículo 333 constitucional: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia. Por lo tanto, una acción militar destinada a tal fin, no podría considerarse un golpe de Estado.

En virtud del planteamiento del padre Ugalde, es necesario saber que una insurrección militar contra un gobierno, sea éste legítimo o ilegítimo, es una decisión fundamentalmente política, en la cual influyen un sinnúmero de factores que determinarán su éxito o fracaso. Toda rebelión militar presenta un sin número de interrogantes, según las circunstancias históricas del momento, que deben ser respondidas plenamente antes de tomar una decisión que puede comprometer el destino nacional. Dado el natural secreto que rodea a una conspiración, es imposible conocer, su orientación ideológica, determinar las ambiciones que impulsan las luchas internas en una logia conspirativa y mucho menos conocer con certeza las políticas que se aplicarían en caso de tomar el poder. He querido resaltar algunos de estos complejos problemas con la finalidad de que mis lectores puedan percibir las naturales tensiones que se manifiestan, casi de inmediato, entre el sector civil y el grupo militar de una conspiración. Esas tensiones ocurrieron después del 18 de octubre de 1945 y del 23 de enero de 1958. Afortunadamente, las condiciones éticas, morales y profesionales del vicealmirante Wolfgang Larrazábal facilitaron la transición a la democracia, sin mayores contratiempos. De todas maneras, es necesario aceptar que, en medio del caos que vive Venezuela, tienen que existir amplios sectores dentro de la Fuerza Armada Nacional descontentos, al igual que la gran mayoría de los venezolanos, por sus pésimas condiciones económicas, personales y profesionales y al mismo tiempo, angustiados ante la tragedia nacional.

 El presidente Maduro y su gobierno están obligados a entender que no pueden continuar violando la Constitución Nacional y mucho menos seguir infligiendo tanto daño  a  nuestro país y a los venezolanos, con el único fin de mantenerse en el poder “como sea”, sin que eso tenga una violenta reacción en los venezolanos y en la Fuerza Armada Nacional. Si Nicolás Maduro tuviera un mínimo de sensatez, sería suficiente para dar paso a un gobierno de transición que permita superar la actual tragedia nacional. De no hacerlo, pensando que es posible mantener posiciones inconstitucionales y arbitrarias como la que se atrevió a señalar públicamente: “no habrán elecciones mientras no estemos seguros de que el PSUV pueda ganarlas”, estaría provocando una reacción en todos los estamentos de nuestra sociedad que se verían obligados a utilizar  la fuerza para restablecer la vigencia de la Constitución Nacional. Ese desafío que usted, presidente Maduro, está haciendo a los venezolanos, fue el mismo que hizo el general Marcos Pérez Jiménez cuando decidió  imponer un plebiscito en lugar de las elecciones que establecía la Constitución de 1953. El bombardeo de Miraflores en la madrugada del 1° de Enero lo hizo regresar a la realidad. 23 días más tarde, ante la exigencia de las Fuerzas Armadas de que entregara el poder, tuvo que viajar hacia Santo Domingo en la “Vaca Sagrada”, atendiendo el inteligente  consejo que le dio su íntimo amigo  el General Luis Felipe Llóvera Páez, al decirle: “Vamonos Marcos, que pescuezo no retoña”. Reflexione, presidente Maduro. No  conduzca a Venezuela a la violencia. La sangre que pueda derramarse caerá sobre su conciencia. Piense en la historia.

Caracas, 26 de febrero de 2017.
fochoaantich@gmail.com.
@FOchoaAntich  


sábado, 25 de febrero de 2017

LA SOMBRA DEL… COUP D’ETAT. Por: Dr. José Machillanda @JMachillandaP Director de CEPPRO


25-02-2017

LA SOMBRA DEL… COUP D’ETAT

            El ambiente político real de Venezuela muestra tal grado de desesperación, además de fatiga en el cuerpo social y la inexistencia de un liderazgo político cierto, que aparece de manera interesada -de nuevo- la sombra del golpe de Estado. El golpe de Estado es una operación militar encubierta, cuesta arriba en el momento actual, como consecuencia de la desarticulación de la estructura del cuerpo armado ejecutado por Chávez, en donde pululan el comisario político, el caporal y el delator. Esta realidad impide ejecutorias encubiertas a lo interno del cuerpo armado razón por la cual no existe posibilidad de emplear la violencia militar para desplazar al actual régimen. 

            El ambiente político real refleja, ciertamente, la existencia en la ecuación política de condiciones necesarias y condiciones suficiente para una insubordinación militar, como son la corrupción política, la existencia de un narco-Estado, una grave crisis económica que afecta directamente a los cuadros medios del cuerpo armado, afrentas a los valores corporativos del militar y grandes amenazas al interés del cuerpo armado. No obstante, en el entorno interno militar no existen vasos comunicantes inter e intra fuerzas para consolidar una acción de fuerza, como lo es el golpe de Estado, a pesar de que existan condiciones que pudiesen justificarlo.

            El golpe de Estado no resuelve, ni resolvería jamás, el proceso de regresión política a la cual ha sido sometida la República por el régimen autocrático-militarista que ha convertido al cuerpo armado en un partido político en armas como gobierno. Gobierna, además, a un país quebrado económicamente, fracturado socialmente, pero sobre todo con una exponencial crisis moral a tal punto que el régimen se entiende como un narco-Estado. Narco-Estado que ha sido develado por el sistema internacional al existir una acusación pública, comunicacional y notoria que compromete a altos dirigentes del actual gobierno.

            El golpe de Estado como acción violenta jamás podría re-ordenar la democracia en Venezuela. En consecuencia, además de su imposibilidad, el ambiente político real muestra que la solución de la grave crisis que afecta a la República no es por la vía de las bocas de fuego, sino por el camino del civismo. Este civismo opera como una República elemental y el camino asertivo, político e históricamente necesario encamina hacia la “obligación cívica”, que debe ser leída y entendida como la predisposición ética de los ciudadanos demócratas para la participación político contendiente.

            Los ciudadanos demócratas deben entender el costo de la democracia, comprender que la transición política es un proceso lento, aciago y difícil en el cual deben convertirse en proa inteligente para iniciar el paso de la autocracia militarista anárquica a la restitución democrática de las instituciones cívicas. Tarea político social de enorme dificultad habida cuenta la carencia de líderes, la flacidez de los partidos políticos, la minimización de las organizaciones sociales causales todas, para requerir en el presente difícil momento, de prohombres.

            No es, entonces, el golpe de Estado como expresión de la violencia de las bocas de fuego que puede servir de referente, aliento o maniobra en febrero de 2017 al sistema político venezolano, ¡NO!. Tampoco pareciera que los endebles partidos políticos bajo un grupo de operadores políticos que no terminan de consustanciarse con el ciudadano demócrata -ese que el 6D acudió masivamente, incluyendo a las periferias de la sociedad, para elegir a los 112 diputados-  para demandar un cambio político categórico y hacer posible el establecimiento de un nuevo orden social en Venezuela.

            No es el golpe de Estado, ni las organizaciones políticas tradicionales, es el sistema político venezolano el cual requiere de una gran energía para entender la virtud de la participación política y el esfuerzo ejemplar del demócrata venezolano. Entonces, la solución de la coyuntura actual no puede desviarse mediante una información interesada sobre el componente armado que no está fundamentada en el análisis de entorno interno militar, sino más bien, parece una maroma o treta comunicacional para aumentar la confusión y el desespero del venezolano. Reside, sí en el accionar de la obligación cívica de esta Venezuela como República elemental cercana al caos.  

            Ciudadanos demócratas no es el golpe de Estado. La democracia será restituida mediante la participación política contendiente, bajo la responsabilidad de una mayoría venezolana que se niega a vivir en una situación de caos y está dispuesta a lucir su civismo frente a la barbarie del régimen autocrático y sobre todo contra la sombra de la violencia política representada por la maniobra comunicacional en un imposible golpe de Estado.  

Es auténtico,

Dr. José Machillanda
Director de CEPPRO

REMISIÓN: G/B (Av) Eduardo Caldera Gómez

jueves, 9 de febrero de 2017

La cobardía del 4F y la locura del 27N. Por: José Machillanda @JMachillandaP


José Machillanda: 

La cobardía del 4F y la locura del 27N

Feb 7, 2017 6:01 pm
Publicado en: Opinión

El golpe de Estado del 4 de Febrero de 1992 es una expresión de la cobardía, ambición y desprecio de una logia militarista centrada en la heroización que despreció el imaginario clausewitziano y el imaginario institucional, privilegiando el imaginario político-real que tiene como valores la fuerza y violencia. Es responsable por su ejecutoria, desde el punto de vista del Comando Militar, una Cúpula Militar que se mueve entre frágil, insolvente y sumisa que generará una Cúpula Claudicante. Cúpula Militar Claudicante que permitirá en el 2002 en el conocido momento político-militar revolucionario la desprofesionalización del estamento militar. Pasados 25 años tan grave atentado contra la civilidad, la democracia y el honor militar no puede tener ninguna celebración.
Por José Machillanda
El 4F y la logia militarista serán los responsables, de acuerdo a la doctrina marxistoride, de convertir al elemento armado en un partido político en armas, como gobierno. El 4F muestra como golpista a una logia sediciosa, desleal y cobarde que irrumpe desde el año 1974 conspirativamente frente a mandos militares tildados de adecos, copeyanos, barraganos o ladrones. El 4F fue posible por cuanto en un sistema político agobiado y corrupto se dieron las causas necesarias y suficientes, que habla de la incomunicación entre el Poder Político y el Alto Mando Militar descuidándose además las relaciones civil-militares y sobre todo la pauta de relación profesional entre los políticos y los mandos militares.
Relaciones civil-militares y pauta de relación profesional erráticas en las cuales se apreciarán fallas estructurales, que se acentuaron después de 1973 cuando la democracia competitiva de partidos políticos firmó la paz, sin conocer el centro de gravedad del enemigo, entendido como guerrilla castrocomunista. Definitivamente, fue irresponsable esa decisión política que además dejó sin misión al estamento militar venezolano que, a partir de esa coyuntura estratégica, produjo y facilitó que el elemento militar operativo transmutara en más administrativo, menos clausewitziano, generando todo esto múltiples consecuencias en el entorno interno militar.
El 4F es también producto del descuido de los mandos sobre la conducta del Oficial y su imaginario institucional, lo cual potenció una amplia corrupción en la que se confundieron operaciones de compra de material de guerra con sobreprecios y comisiones, dando pie a una conchupancia entre el político y el militar. Ese ambiente propició un grave descuido en el análisis del entorno interno militar. Entorno interno militar que facilitó el crecimiento de las condiciones necesarias más condiciones suficientes a partir de los años 1975-1980, donde la murmuración, el irrespeto y hasta el insulto sobre los altos mandos fue moneda corriente.
Los mandos militares, pero sobre todo las Cúpulas, tendrán que rendirle cuenta a la historia y a la sociedad porque el 4F es la resultante de la falta de comando, de la debilidad de la inteligencia militar interna y de la conchupancia posible entre oficiales de la más alta graduación que permitieron, además del golpe de Estado, el golpe del 27 de Noviembre que se entiende como una expresión de la Tesis del Recalentamiento Militar. Lo mando militares que ejercieron funciones entre 1975 y 1992 tienen que explicar cómo fue posible el 4F, pero más grave aún el 27N.
El 4F es también el origen y causa del 27 de Noviembre, más que golpe de Estado una acción criminal, destructora, expresión de la locura y de la violencia, en las cuales las unidades alzadas y supuestamente dirigidas por Almirantes y Generales destruyeron instrumental de guerra. Pero más grave aún, bases aéreas, cuarteles y hasta se atrevieron a bombardear ciudades bajo la consigna pueril, sin sentido de que “Si se habían alzado los Capitales, Mayores y Tenientes Coroneles por qué no podían alzarse los Generales y Almirantes.” Evidentemente, los mandos y cúpulas militares tendrán que rendirle cuantas a la historia y a la sociedad venezolana.
El 4F como acción sediciosa y cobarde fue el motor, junto con la Tesis de Recalentamiento Militar, para que unos Generales y Almirantes igualmente irresponsables, cobardes y débiles mentales asumieran la conducta suicida de bombardear ciudades. La conducta obscena de destruir instrumental de guerra. Responsables de actos sanguinarios, sangrientos, criminales y el protagonismo del imaginario político real. Las Cúpulas Militares sin excepción deberán rendirle cuentas a la Historia, a la sociedad y a la institución militar del Estado, por cuanto la Sociología Militar ahonda con su conocimiento para dejar claro que el 4F y la Tesis del Recalentamiento del 27N son responsabilidad del alto mando y el poder político.
El golpe del 4F92 atado al 27N92 tiene que ser estudiado con rigurosidad, es decir, por la Sociología Militar, la Polemología y la Trenología, centrándose además en el imaginario del militar. Estos estudios una vez efectuados conducirán a la reconceptualización del estamento militar para contener en el futuro de Venezuela la barbarie, el primitivismo y hasta la locura de hombres que asumen al ingresar a una Academia Militar que el grado final de la carrera militar es la Presidencia de la República.
Finalmente… el 4F y el 27N son una muestra de la conducta alienada, una actitud inmoral y sobre todo la expresión exponencial de la cobardía de las logias armadas, que le permitieron encubrir e igualmente valerse de la institución militar para destruir y conmocionar el sistema político. Pero también, y esto es muy importante, para dejar claro que el futuro estamento militar reconceptualizado del Estado deberá apartarse de la heroización y entender el rol técnico y único del hombre de armas para la defensa del Estado venezolano.
Es auténtico,
Dr. José Machillanda
Director CEPPRO
Caracas, 07/02/2017
Twitter: @JMachillandaP

FUENTE: LA PATILLA
REMISIÓN: Por vía WhatsApp, G/B (Av) Eduardo Caldera Gómez 

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias