Mostrando entradas con la etiqueta CONSTITUCIÓN. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CONSTITUCIÓN. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de noviembre de 2019

INCONSTITUCIONALIDAD EN LA FAN. INFORME DEL FORO MILITAR VENEZOLANO Nro. 005-11-19.


INFORME DEL FORO MILITAR  VENEZOLANO 
Nro. 005-11-19

INCONSTITUCIONALIDAD EN LA FAN

Cumpliendo su finalidad de alerta temprana, El FORO MILITAR VENEZOLANO, consciente de su responsabilidad social de clarificar verdades científicas, legales o doctrinarias, que afloren a la palestra pública y que atenten contra la eficiencia y la operatividad de las FFAA, o desvirtúen y dañen el empleo de los profesionales militares o sus concomitantes; a los fines de ayudar a resolver problemas de incomprensión o confusión doctrinaria o jurídica, siempre en el marco de la Constitución y las leyes...”
INFORMA
A pesar de las diversas manifestaciones de alerta que ha lanzado el FORO, tras el pérfido talante de los órganos de mando, se sigue insitiendo en la perversa actitud de dar órdenes que violan la Constitución, como ha sido la orden que surgió del presidente de la República al Estado Mayor Conjunto “para que proceda a darle estatus legal y profesional a la Milicia, por intermedio de una reforma de la LOFAN”; orden que consideramos engañosa y absurda, toda vez que la mencionada Milicia se encuentra inconstitucionalmente integrada como órgano de la Fuerza Armada Nacional en la Ley Orgánica de la FAN vigente, la que ha sido imposible incorporar integralmente a la par de los componentes constitucionales, porque es imposible hacerlo, toda vez que su ambito funcional no está previsto en la Constitución de la República y cualquiera actuación individual o colectiva de sus integrantes, daría pie para que cualquier ciudadano, ejerciendo el derecho que le da la Constitución en nombre de los intereses colectivos y los derechos difusos, a demandar mediante la solicitud de un amparo constitucional con medida previa de suspensión del ejercicio del mando y la inaplicabilidad de esas normas e inclusive, la nulidad de las mismas.
El FORO MILITAR VENEZOLANO, en su función asesora y de vigilancia, confome a sus estatutos, alerta a los integrantes de Estado Mayor Conjunto y a todos los integrantes del alto mando militar, sobre la inconveniencia de considerar posibe el cumplimiento de la orden arriba señalada, toda vez que la misma entraría en el calificativo de arbitraria, que debe ser incumplida conforme a lo establecido en el Art. 25 de la misma Constitución.

En Caracas, a los 18 días del mes de noviembre de 2019

Director Ejecutivo: G/D Enrique Prieto Silva

Directorio del FORO MILITAR VENEZOLANO:
Director Ejecutivo: G/D Enrique Prieto Silva; Director Principal: G/B Juan Antonio Herrera Betancourt; Director Principal; V/A Rafael Huizi Clavier; Director Principal; G/D Manuel Andara Clavier; Director Principal: G/D Fernando Ochoa Antich; Director Principal: V/A Jesús Enrique Briceño García; Director Principal: G/B Humberto Seijas Pittaluga; Director Principal: G/B Eduardo Arturo Caldera Gómez; Secretario Ejecutivo: G/B Regulo Díaz Vega; Consultor Jurídico Adjunto: Dr. Noé Mujica Velez; Secretario de Justicia Militar: Cnel. Marcos Porras Andrade; Secretario de Seguridad Social: Cnel. Manuel Ledezma Hernández; Secretario de Administración y Economía Públicas: C/N Carlos Rodríguez Bártoli; Secretaría de Redes Sociales: Mayor Raynell Martínez Mujica; Secretario de Seguridad Pública: Comisario General Edmundo Abigail Prieto; Secretario de Relaciones Internacionales: Embajador de Carrera J. Gerson Revanales; Secretario de Derecho Constitucional: Magistrado (emérito) Dr. Luis Antonio Ortiz Hernández; Secretario de Seguridad y Orden Interno: G/B Simón Figuera Pérez; Secretaria de Derecho Internacional Humanitario: Dra. María Sofía Barrios; Adjunto a la Consultoría Jurídica: Dr. Alonso Enrique Medina Roa; Secretario de Asuntos Tecnológicos: Cnel. Orlando Martínez Ugueto; Secretario de Organización: G/B Rafael Vera Ruiz; Secretario de Educación: Cnel. Artemio Rafael Boada Díaz; Secretaria de Defensa Militar: Dra. Lilia Camejo Gutiérrez.

miércoles, 13 de noviembre de 2019

La Constitucionalidad MILITAR Enrique Prieto Silva. Opinión. Venezuela










LA Constitucionalidad MILITAR


Enrique Prieto Silva
Miércoles, 13 de noviembre de 2019

En realidad, el concepto de constitucionalidad militar como tal no existe, ni debiera existir, toda vez que la constitucionalidad es cívica y lo militar conceptual y orgánicamente es derivado de la constitucionalidad, que si ella no lo establece, no existe.
A raíz de los acontecimientos derivados de la muerte de Chávez, quiérase o no entenderse así, algunos países de América Latina sufren el descalabro de la falta del insumo económico ausente, que es visto como falencia por los pueblos beneficiarios que creyeron el cuento de que la espada  de Bolívar caminaba por América Latina, como una falta de gobernanza y no como la perfidia que crearon con el cuento manido de que es necesario el “justo reparto de la riqueza”.
En realidad, es una perfidia política derivada de la imperfectibilidad del sistema político que trató de instaurar el difunto Chávez, imbricándolo en un perverso y manido poder militar que nunca ha existido, y que, especialmente en Venezuela, ha sido el producto del militarismo que se dedujo desde su ruptura en Bogotá contra el poder político de Bolívar, que dio al traste con la Gran Colombia y nos dejó la herencia “militarista” y cuartelaria en Venezuela.
Es lamentable lo ocurrido por culpa del intento de apoliticidad de los políticos (valga la contradicción) de finales del siglo XX, cuando perdieron la brújula, y luego del fracaso de Chávez, se sumaron al pérfido maremágnum creado con el famoso “Polo Patriótico”, tolerado y aupado por la gran mayoría de los venezolanos, que engañados con el cuento de la perversión y desgaste de la política de entonces, abrieron la barrera al craso militarismo, que no solo se instituyó como política de estado, sino que logró captar a una gran cantidad de profesionales de las armas (militares), que hoy no encuentran el rumbo para deslastrarse de ese maligno y perverso desliz. Esa crápula llamada cívico-militar.  
Basados en ese manido constitucionalismo, como dijimos antes, “…las mafias cambiaron su disfraz por uniforme, creando figuras bélicas y belicistas, que en lugar de ayudar a la concordia y a la paz pública, transformaron al ente encargado de la defensa nacional en el mayor pivote político del régimen auto nominado ‘revolucionario’ y ‘socialista del siglo XXI’; pero para mayor desgracia, se estableció como norma el cívico-militar, que más que coyuntura, creó la debacle de la unidad nacional, trasformando al sector militar en el mayor enemigo del pueblo, donde muchos se han convencido de que la lucha por recuperar la democracia y volver a la constitucionalidad pasa por una acción de fuerza militar, que saque al régimen usurpador, que obviamente, no es régimen militar sino militarista, que destruyó todo lo logrado después del 23 de enero de 1958…”
Hablamos de constitucionalidad militar, no porque eso pueda ser posible, solo lo hacemos para que los militares, que si son constitucionales por su profesión, entiendan que no se les puede desligar de la política por su constitución del soon politikon, pero si es necesario dejar de lado su desviación ciudadana, al tratar de creer que puede mantenerse aislado de la ciudadanía como tal militar e intentar verse diferente al resto de los ciudadanos, por lo que hay que luchar organizados dentro del mismo sentido ciudadano, y así debe ser visto por la ciudadanía.
La conceptualización militar no es igual es todas las latitudes, ya que siendo el militar el hombre de armas por excelencia, el que debe hacer la guerra, cuando la ubicamos dentro de la política, que es totalmente nacionalista, no podemos generalizarla, ya que la guerra es individualizable en cada Estado o nación; por ello, en Venezuela la constitucionalidad militar está contenida en el articulado que crea y regula a: la Fuerza Armada Nacional como cuerpo militar, los órganos militares, la función militar, el servicio militar, las operaciones militares, la profesión militar, la justicia y los tribunales militares dentro de la jurisdicción penal militar, y con ella, los delitos de naturaleza militar.
Volvemos a insistir, en que lo ocurrido no es casualidad; para las décadas 70´ y 80´pasadas, apareció el fenómeno de la antipolítica, y se hablaba de la "militarización" de las sociedades latinoamericanas con intentos realizados para insertar a las fuerzas armadas en un sistema democrático que no produjeron los resultados deseados; una de sus causas fue separar el mando militar del poder civil y la creación de los estamentos civil y militar con orientaciones diferenciadas, lo que condujo a creer que lo militar no debía ser civilista y que los militares no debían participara en la política, confundiendo el civismo con la partidización de los militares, que condujo a la formalización de los artículo 328 y 330 de la Constitución, desgraciadamente mal interpretada por los mandos militares y avalada por el Tribunal Supremo de Justicia, lo que nos condujo a la debacle.

jueves, 19 de septiembre de 2019

¡APLICANDO EL TIAR! Por: Enrique Prieto Silva. Opinión. Venezuela.























¡APLICANDO EL TIAR!

Enrique Prieto Silva
Viernes, 13 de septiembre de 2019

Sobre el TIAR hemos escrito varios artículos y muchas opiniones controversiales, que hoy mantenemos como tema en el FORO MILITAR VENEZOLANO; allí nos planteamos como punto de discusión, ¡Que hacer para lograr el cese de la usurpación!, que nos permita mantener un gobierno de transición y elecciones libres; el supuesto mantra perseguido desde la nominación de Juan Guaidó como presidente encargado y todos los actos internos y externos, que sugieren la aceptación realista de la situación política que surgió luego del 23 de enero de este año.
A partir de entonces apareció con claridad la esperanza, pero han surgido muchas dudas razonables, con o sin suposiciones concretas, la mayoría de ellas brotadas de los quehaceres de la desesperanza; esa que nos condujo al reflujo chavista, que más que un naufragio fue el hundimiento de la Venezuela que progresaba, prosperaba y permitía ver la luz al final del túnel.
La aplicación delo TIAR es para muchos obstinados la solución viable y así pareciera ser al ver la forma como han querido hacer aparentar la situación del país: un país en la bancarrota económica y social, pero que cuando le aplicamos la ciencia para entender el problema, nos encontramos que es solo político, mal surgido de la hediondez de un personaje que no siendo nadie fue aprovechado por los anti políticos que adversaban el populismo, para caer en el peor de ellos, el socialismo infecundo y atroz, ese que quiere compararse con el cristianismo repartiendo las riquezas entre los que menos tienen, pero que cuando recibe el golpe del fracaso no pone la otra mejilla, sino que inculpa a los otros, esos que tristemente han creído que es una verdad verdadera y no el artilugio del desengaño.
Pero, ¿qué se quiere con el TIAR? Las respuestas son muchas, pero la mayoría opina que hay que aplicarlo. Y nos preguntamos, ¿aplicarlo cómo? Si el TIAR es un pacto de Ayuda Mutua, un instrumento de seguridad regional, surgido del tratado de asistencia recíproca o defensa regional, el cual establece un sistema de seguridad mutua, para contrarrestar las agresiones cometidas en el hemisferio occidental.
Surge entonces otra pregunta, ¿hay agresiones cometidas contra un miembro del pacto? A nuestro entender pareciera que no, y lo hemos dicho: “lo que hay son condiciones o supuestos teóricos que olvidan que Venezuela tiene un gobierno legítimo y unas fuerzas armadas obligadas a defender cualquier ataque contra el país. En el supuesto de su activación como ayuda, sería para reforzar cualquier debilidad e imposibilidad de su órgano de defensa para enfrentar la amenaza, que si la hay, pero no manifiesta. La situación política venezolana es de mala política, no de agresión externa. Venezuela no tiene debilidad, lo que tiene es un gobierno apoyado por un mediocre y absurdo mando militar que degeneró la institucionalidad del país.
Muchos considerán nuestra apreciación, además de controversial antipática, pero ¡las realidades no pueden verse con el ojo del Diablo sino con el ojo de Dios!, debemos comenzar por preguntarnos, ¿dónde están las agresiones cometidas en el hemisferio occidental?, como lo establece el TIAR. Y preguntarnos también, ¿Dónde están las pruebas a presentar al Consejo de Seguridad sobre tales agresiones?
Recordemos también, que el Tratado de Río de Janeiro que da origen al TIAR, establece como preliminar “la resolución pacífica de los conflictos entre los Estados firmantes y la defensa común contra cualquier agresión exterior, sobre la premisa de que “un ataque contra una nación americana sería considerado como un ataque a todas las naciones americanas”.
Creemos, que pedir la “activación” del TIAR, no tiene sentido ni interpretativo ni lógico; el TIAR es la guerra contra la guerra y no tiene sentido usar la guerra para resolver la política. Una vez más invocamos a Clausewitz: “la guerra es la continuación de la política por otros medios”; y hay otros medios, está a la vista, una negociación que cese la usurpación y de garantía a los usurpadores para confesar sus pecados y pagar sus penas.

jueves, 1 de agosto de 2019

NECESARIA INSTITUCIONALIDAD DE LOS MANDOS MILITARES. FORO MILITAR VENEZOLANO. INFORME DEL FORO Nro. 004-7-19

INFORME DEL FORO Nro. 004-7-19 

NECESARIA INSTITUCIONALIDAD DE LOS MANDOS MILITARES 

Una vez más, El FORO MILITAR VENEZOLANO, consciente de su responsabilidad social de clarificar verdades científicas, legales o doctrinarias, que afloren a la palestra pública y que atenten contra la eficiencia y la operatividad de las FFAA, o desvirtúen y dañen el empleo de los profesionales militares o sus concomitantes; a los fines de ayudar a resolver problemas de incomprensión o confusión doctrinaria o jurídica, siempre en el marco de la Constitución y las leyes...” 

INFORMA 
Ante la insistente mala práctica en su comportamiento profesional y el forzamiento de actos ejecutivos, que rayan en lo antijurídico y antiético en nombre de la institución Fuerza Armada Nacional por parte del Ministro de la Defensa, quien como actor vocero legal de la institución, en el restringido campo de la organización y disciplina establecidos en la Ley, haciéndose acompañar de un innumerable grupo de oficiales de diferentes jerarquías, vocifera de manera indigna con mensajes de volumen mediático, para intentar deslumbrar una venezolanidad tristemente apabullada por los pocos voceros de la indigna claque, que sobrevive del apaciguado y menesteroso “movimiento revolucionario” promovido por el vilipendiado chavismo degenerado y atroz; nuevamente elevamos nuestra voz de alerta, para que se enteren, tanto los mencionados militares que criticamos, como también los gestores políticos que los avalan e inducen a tal temeridad; sobre la preocupación que nos mantiene en vilo, en el intento estatutario de mantener la fortaleza institucional mediante la vocería alertadora y las recomendaciones necesarias basadas en la doctrina, la ética y la justicia.

Ante tales circunstancias, EL FORO MILITAR VENEZOLANO, llama a la sindéresis al general Vladimir Padrino López y a los militares que lo secundan en sus manifestaciones públicas, a los fines de que hagan prevalecer el honor disciplinario militar, que se ve mancillado cuando se utiliza el uniforme y el grado militar para difundir propaganda política que está prohibida por la norma constitucional (CRBV: Artículos 328 y 330) 
Hacen el ridículo cuando, incumpliendo la norma fundamental de la disciplina militar, que prohíbe las manifestaciones en grupo, aparecen como un “tosca banda” de mediocres oponiéndose a decisiones del único poder público legítimo que es la Asamblea Nacional y, como burdos “chamos” lanzando consignas con el brazo izquierdo. 
De igual manera, el uso de medios de comunicación y redes sociales utilizando los símbolos patrios y militares para divulgar propaganda política a favor y en contra de sectores y personalidades de la comunidad, al margen de la apoliticidad impuesta por la Constitución de la República, tanto para la institución como para los militares en servicio activo. 
La insistencia en tratar de exaltar la labor del difunto teniente coronel Hugo Chávez como una supuesta obra de beneficio patriótico y social, cuando la militarización y la mediocridad de su mandato presidencial, demostraron una incapacidad en liderazgo y deficiente capacidad administrativa, que concluyó en la gran debacle y el mayor desastre político-social y económico de la historia de Venezuela. 
La utilización de militares en cargos públicos sin justificación de incapacidad del sector civil, fue el caldo de cultivo para la corrupción y la demeritación de los grados militares, al ser utilizados para cumplir tareas medianas y bajas en capacitación educativa, que devaluó la profesionalización militar.
El uso indiscriminado del ascenso, sin considerar la necesaria meritocracia, el tiempo mínimo para ascender y la necesaria plaza vacante, condujo a la perversión disciplinaria, a la ruptura de la relación superior subalterno, a la devaluación de la jerarquía, y algo más grave, la pérdida del incentivo por la superación y la autoestima personal del militar.
La participación de los militares activos en cargos políticos y la desviación institucional hacia la comercialización como tarea de aporte al desarrollo mal entendido y la irracional constitución de empresas mercantiles para la gerencia y operatividad de las fuerzas armadas, ha demostrado la desvalorización del sentido fundamental de la institución FAN y ha hecho perder el prestigioso y fortalecido espíritu de cuerpo que existió y fue admirado por el gentilicio venezolano, hoy transformado en un sandio concepto que hace al mismo militar denigrar de su propia dignidad. Situación lamentable es la profundización de la ignorancia ingenua de los mandos militares, quienes con frágil temeridad, se han dejado engatusar por los líderes de la autodenominada “revolución bolivariana”, y han asumido sin cautela y sin previsión, los mandos, la dirección y la conducción de cuerpos que, con la calificación errónea de “inteligencia”, asumieron las funciones policiales y de investigación penal y criminalística, sin que tengan el fundamento legal que los acredite o autorice como tales, conduciendo operaciones de investigación al margen de la ley y ejecutando detenciones arbitrarias e ilegales sin la correspondiente tutela judicial, y en algunos casos, actuando con arbitrariedad o con precario patrocinio de jueces y fiscales corrompidos, que por temor o corrupción los han avalado. 
Más grave aún, que son militares con altos rangos los conductores de casi la totalidad de esos cuerpos parapoliciales, que a más de la arbitrariedad e ilegalidad en las detenciones y privación de libertad de ciudadanos, utilizan procedimientos y prácticas letales de tortura, hace tiempo abandonadas en la modernidad policial del país. Es triste, cuando en el exterior, al interrogar a exfuncionarios conductores de estas torturas, se preguntan: ¿por qué son militares los torturadores? Pregunta que debiera responder el máximo órgano del poder judicial. 
Los integrantes del FORO MILITAR VENEZOLANO no entienden, por qué el general Padrino López y sus asesores en materia jurídica y disciplinaria, permiten que se utilice la justicia militar como lo fue en el pasado ya superado, como “garrote de la justicia”, aplicando su operatividad judicial para enjuiciar ciudadanos por la comisión de delitos que no son de naturaleza militar, como lo establece el artículo 261 de la Constitución. Más grave aún, que sea el propio Tribunal Supremo de Justicia, quien en sorda respuesta a las demandas que se le hacen al respecto, no aplique su máxima potestad judicial y determine en jurisprudencia sabia en derecho, sentencia que ponga fin a este inaudito hecho que pasa a ser delito contra la administración de justicia. 
Es también de resaltar como grave, el hecho de que el ministro de la defensa, los mandos militares en todos los niveles y los integrantes del poder judicial, no se hayan percatado de los grandes y notorios cambios incluidos en la Constitución de la República y permitan de manera indiscriminada el uso de funcionarios militares suplantando a los órganos policiales en el mantenimiento del orden público, a pesar de la discriminación que dicha Constitución hace en el artículo 332, donde establece que “Los órganos de seguridad ciudadano son de carácter civil y respetarán la dignidad y los derecho humanos, sin discriminación alguna.” 
En este sentido, es de máxima gravedad, que el general Padrino López, como ministro de la defensa, haya emitido una resolución ambigua y anticonstitucional, donde reglamenta el uso de “armas letales”, (se entiende que en manifestaciones pacíficas), violando todo el articulado antes mencionado, pero de mayor gravedad, la violación del artículo 68 de la Constitución que establece: “…Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público.” Es de entenderse, que la materia de seguridad y orden público no es competencia del ministerio de la defensa, por lo tanto, cuando el ministro se inmiscuye en esta materia, actúa al margen de sus competencias, usurpando funciones que no le corresponden. 
Igualmente, el FORO MILTAR VENEZOLANO quiere ratificar al alto mando militar la necesidad de cumplir con el mandato constitucional que estable que la Fuerza Armada Nacional “… está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna…”. 

En Caracas, a los 25 días del mes de julio de 2019 

Directorio del FORO MILITAR VENEZOLANO: Director Ejecutivo: G/D Enrique Prieto Silva; Director Principal: G/B Juan Antonio Herrera Betancourt; Director Principal; V/A Rafael Huizi Clavier; Director Principal; G/D Manuel Andara Clavier; Director Principal: G/D Fernando Ochoa Antich; Director Principal: V/A Jesús Enrique Briceño García; Director Principal: G/B Humberto Seijas Pittaluga; Director Principal: G/B Eduardo Arturo Caldera Gómez; Secretario Ejecutivo: G/B Regulo Díaz Vega; Consultor Jurídico Adjunto: Dr. Noé Mujica Velez; Secretario de Justicia Militar: Cnel. Marcos Porras Andrade; Secretario de Seguridad Social: Cnel. Manuel Ledezma Hernández; Secretario de Administración y Economía Públicas: C/N Carlos Rodríguez Bártoli; Secretaría de Redes Sociales: Mayor Raynell Martínez Mujica; Secretario de Seguridad Pública: Comisario General Edmundo Abigail Prieto; Secretario de Relaciones Internacionales: Embajador de Carrera J. Gerson Revanales; Secretario de Derecho Constitucional: Magistrado (emérito) Dr. Luis Antonio Ortiz Hernández; Secretario de Seguridad y Orden Interno: G/B Simón Figuera Pérez; Secretaria de Derecho Internacional Humanitario: Dra. María Sofía Barrios; Adjunto a la Consultoría Jurídica: Dr. Alonso Enrique Medina Roa; Secretario de Asuntos Tecnológicos: Cnel. Orlando Martínez Ugueto; Secretario de Organización: G/B Rafael Vera Ruiz; Secretario de Educación: Cnel. Artemio Rafael Boada Díaz; Secretaria de Defensa Militar: Dra. Lilia Camejo Gutiérrez.

REMISIÓN: Enrique Prieto Silva 

IMAGEN: FORO MILITAR VENEZOLANO / TWITTER / @ForoMillitar



viernes, 5 de octubre de 2018

Rotundo NO a la constitución comunista. Por: Luis Ugalde #OPINIÓN #Venezuela

04 DE OCTUBRE DE 2018 12:12 AM

Rotundo NO a la constitución comunista

Por: Luis Ugalde
El Gobierno hace mucho tiempo que se divorció  de la Constitución vigente. Para imponer su “revolución socialista” en 2007 trató de sustituirla por una cubanoide dictatorial. Pero fue derrotado, gracias al valiente y decidido liderazgo estudiantil y a algunos mandos de la Fuerza Armada que llevaron al enfurecido Chávez a respetar el resultado.

Dictadura tiránica En la larga década siguiente el régimen decidió imponer sus intereses y metas, violando la Constitución cuantas veces fuera necesario. La violación de las violaciones fue la espuria creación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC): ¡Supraconstitucional, monocolor y por 4 años, prorrogables si les conviene! Esa ANC por encima de todo lo electo y constituido viene ejerciendo el poder Judicial, Legislativo, Ejecutivo, Electoral… y en  los dos últimos años ha quedado a la vista del mundo la naturaleza dictatorial del régimen. Una dictadura que además demostró su total incapacidad de gerenciar el bien de la sociedad y se convirtió en promotora y defensora armada del mal común: hambre, enfermedad, persecución, cárcel, exilio de millones, secuestro salarial, infierno de los servicios públicos (agua, luz, seguridad, transporte…). Todo esto con voluntad  y mecanismos para perpetuarse por inhabilitación de los rivales y de los partidos opositores. Ante este dramático cuadro, millones de venezolanos  salen en estampida hacia las fronteras de exilio doloroso. El régimen es dictadura y tiranía, pero todavía a los demócratas nos queda la posibilidad de esgrimir formalmente la vigente Constitución de 1999.

La nueva constitución comunista. Ahora, sin transparencia ni información, el régimen quiere imponer su nueva constitución eliminando definitivamente la vigente. Quiere implantar su legalidad dictatorial e imponernos el “deber” constitucional de acatar la  tiranía so pena de perseguirnos como subversivos. Con todo, por ahora somos defensores de los derechos humanos y estamos constitucionalmente (art. 333 y 350) obligados a salir de este gobierno.  Pero si callamos y no impedimos la imposición de la nueva constitución cocinada clandestinamente, con ella la tiranía cerrará la puerta y obligará a los súbditos a defenderla, como en Cuba.

Rotundo NO. En esta terrible encrucijada toda Venezuela debe levantarse  con un rotundo y sonoro NO, sin grietas ni divisiones entre partidos y líderes, para impedir por todos los medios éticos la imposición de la nueva Constitución, que la tienen escondida para caernos como ladrón de noche, si  nos ven distraídos, apáticos y divididos. Dicen que a primeros de diciembre nos sorprenderán con el referéndum, acompañado de nuevas dádivas económicas, que serán ilusión para hoy y más hambre para mañana. Otros serviles de la  tiranía  defienden como más seguro que la ANC elimine la Constitución de 1999, sin correr el riesgo de fracasar en el referéndum; su máximo beneficio a menor costo.

Esto es de tal gravedad que todos los demócratas defensores  de la libertad debemos estar preparados para levantarnos unánimemente e impedir esa monstruosidad. Millones de opositores y de chavistas originarios, trabajadores, empresarios, estudiantes, vecinos, miembros de universidades, gremios, asociaciones, iglesias… y todo el mundo exterior solidario con la tragedia venezolana y su agonizante democracia, debemos organizarnos desde ahora y movilizarnos contra la nueva Constitución cubanoide, sin esperar a que nos sorprendan, ni dormir hasta el día del referéndum. Si la tiranía siente que hay claridad y unidad en la oposición, no se arriesgará con el suicida cambio de la Constitución. Si a pesar de esa resistencia, se llegare al Referéndum, todo el país tendrá que moverse para defender la Constitución de 1999, como el último y definitivo baluarte. Aunque más adelante tengamos que cambiar en ella asuntos -como la reelección presidencial indefinida, la duración de sus períodos - y promover la descentralización, la Asamblea bicameral etc. Millones de chavistas no maduristas y de opositores movilizados  por la tragedia social que vivimos y unidos para impedir la imposición de la constitución dictatorial comunista, elaborada para cerrar con candado la puerta hacia la libertad, la democracia y la prosperidad esperanzada.
Caracas, martes 2 de octubre de 2018.

FUENTE: EL NACIONAL 

IMAGEN SUPERIOR: Wikipedia 

domingo, 18 de marzo de 2018

GRAN FRENTE AMPLIO,”MA NON TROPPO” Por: CA (A.R.V.) Daniel Comisso Urdaneta. CIV-3.793.306. OPINIÓN. RECORDANDO ALTAMIRA XLV.




RECORDANDO ALTAMIRA XLV

GRAN FRENTE AMPLIO,”MA NON TROPPO”
09 marzo 2018

            En mi anterior reflexión expresé optimismo por el logro tan anhelado de un nuevo frente unido nacional para la lucha por la recuperación de la república.
            Logro producto de la claridad con la cual se veía a los diferentes actores y que, sobre todo, a partir del referéndum consultivo del pasado 16 junio 2017; en el cual casi ocho millones de venezolanos aprobamos la lucha desde la perspectiva de la aplicación del ejercicio directo de la soberanía, haciendo cumplir los artículos 5, 328, 333 y 350; y que se había dejado a un lado por la influencia de los traidores, enchufados y colaboracionistas; y que a pesar de las decisiones incoherentes de la MUD, se avanzó hacia el logro de tal consenso.
            Expresé que grupos multidisciplinarios altamente calificados han propuesto los lineamientos generales que deben seguirse para la reinstitucionalización de la república, una vez llegado el día después, y que ya se habían asumido la iniciativa y la responsabilidad de indicar el camino hacia ese día. También manifesté que todos los sectores y dirigentes que hasta no hace mucho, sólo creían en la vía electoral como única acción en contra del régimen castro chavista, ya se incluían dentro de los que no apoyarán la participación a las elecciones, convocadas por el régimen, uniéndose así, al consenso nacional e internacional,  que desde el inicio la declaró irrita y decretó que no reconocería sus resultados. Hasta me atreví a incluir a la MUD.
            Sin embargo, los recientes eventos, lamentablemente, me colocan nuevamente ante la duda de siempre, ante la eterna sombra de esa neblina que todo lo enrarece, todo lo confunde y todo lo retarda, a su conveniencia.
            El pasado 07 de marzo un importante grupo de la sociedad civil se dio cita en la UCV, y en función de fortalecer un Frente Amplio de Unión Nacional para la lucha contra la tiranía, se pronunció diciendo:
            Cito; “Los que hoy estamos aquí, representantes de esa Venezuela empobrecida pero honesta y valiente, hemos decidido sobreponernos a fracturas, éxodo, división, desesperanza y tristeza para convocar a la Unidad Nacional; a sumar esfuerzos para derrotar al gobierno encabezado por Nicolás Maduro y evitar la continuación de esta espantosa tragedia humana…  
            La hora de los cambios contra toda imposición despótica y autoritaria ya está andando…
            Que los ciudadanos nos organicemos más y mejor para plasmar en la realidad el protagonismo social y la autonomía popular…            
            Saquemos las mejores fuerzas de nosotros mismos para abrir los caminos del progreso, la democracia y la libertad. Vayamos a la lucha por salir de este nefasto gobierno…
Venezuela unida NO se rinde.” Fin de la cita.
            Personalmente, percibo a este distinguido grupo de la Sociedad Civil reunido en la UCV, como al que asumió la responsabilidad del referéndum consultivo del pasado 16 junio 17, solidario y coherente con la forma de lucha en la cual el soberano asume su rol protagónico en el ejercicio directo de la soberanía constitucional.
            Pero, al día siguiente, otro grupo, encabezado por la MUD, la AN, algunos Partidos Políticos (PPs), o sea, los que – entre otras cosas -  se encargaron de neutralizar y de no acatar la decisión de los venezolanos el 16 de junio 2017, los que se fueron a dialogar a República Dominicana; que, en vez de aprovechar esa gran oportunidad de fortalecer la UNIÔN e incorporarse definitivamente a la lucha, en momentos en los cuales ya no hay dudas; pues esparcen la neblina y se abrogan la tarea de volver a intentar que el soberano acepte su propuesta de movilizarse pacíficamente para exigir elecciones libres y transparentes en enero del 2019, para así optar a ganarlas y cambiar de gobierno.
            Para colmo de males, insisten en omitir y/o eliminar – por las razones que sólo ellos tienen -  cualquier acción que NO SEA LA ELECTORAL, circunscribiendo el problema a un simple cambio de gobierno por esa vía, excluyendo así a todos los venezolanos que entendemos que el problema es mucho más grave; es recuperar la república por la vía constitucional, con el apoyo de la injerencia humanitaria (activado por la OEA ejerciendo su función de fortalecer la paz y la seguridad hemisférica, la defensa de la democracia y la lucha contra el terrorismo y contra el abuso y tráfico de drogas), apoyo este, logrado luego de 20 años de lucha y gran sacrificio.
            Con esta actividad, intentan enfriar el creciente fervor que ya la ciudadanía se disponía a activar una vez que se iniciaran las acciones de los días antes para la llegada del día después. Con esta reiteración cada vez se nos aclara mejor, a pesar de la neblina, quien es quien y para quien trabaja.
           
            Respetados compatriotas, con la continua reiteración de esta imposición unidireccional y excluyente, particularmente, percibo que este grupo MUD, AN, PPs; ahora “ampliado” hacia los traidores del proceso supuestamente arrepentidos; se nos plantean perspectivas claras de ver e interpretar, tanto el problema como las formas de salir de él. Este grupo, sólo  acepta y aceptará la vía electoral como única opción, porque es la única que le garantiza ganen o pierdan, una cuota aunque sea a las orillas del poder. Este grupo sólo acepta una salida electoral porque es la que les permitirá, en caso de ganar, controlar los ajustes que requiere el país para solventar la crisis generada, según ellos, por “este gobierno corrupto”, parecido al que ellos hubieron conformado, sólo que según ellos “este es mucho peor”. Este grupo no tiene problemas en cogobernar con los traidores porque ya lo ha hecho antes. Este grupo, no ve la pérdida de la república, no sueña con una Nueva Venezuela. Este grupo, a pesar de las evidencias y de la espantosa situación del país, se conformará con una Venezuela “reencauchada” bajo sus consabidas maniobras de cambios, sólo convenientes para la vigencia y prevalencia de sus influencias y privilegios. El único gran sueño de este grupo se limita a llegar a las elecciones del 2019.
            Mientras, el grupo de la Sociedad Civil General (SCG), no se ve representado en este nuevo frente amplio “ma non troppo” de unidad “nacional”.
            El grupo de la SCG, tiene la perspectiva de la vía constitucional; arts. 5, 328, 333 y 350; continúa con su clara convicción de que cualquier proceso electoral ejercido en pleno derecho, justo y transparente, sólo será posible una vez lograda la salida de la tiranía forajida castro comunista y que por tanto, pensamos que la imposición exclusiva de la vía electoral es inadecuada, por ahora, para la solución del problema de Venezuela; no creemos en ninguno de los candidatos que se han postulado; nos revelamos a seguir siendo engañados y manipulados; asumimos el consenso en el cual el nuevo frente de unidad se enfocaría en organizar y ejecutar una acción nacional integral y continua hasta derrocar al castro chavismo, con el propósito de recuperar la república.
            El grupo de la SCG, quiere justicia, quiere eliminar la impunidad, quiere minimizar la posibilidad de heredar los vicios que podrían filtrarse por la concepción cómoda y conveniente para los grupos que se han beneficiado de la más traidora, corrupta y delincuente tiranía sumisa al castro comunismo, que ha sufrido nuestra nación.
            El grupo de la SCG, cree y anhela una Nueva Venezuela que renace de la lucha por su libertad, que sólo se puede lograr tras un proceso de transición en el cual se restablezca la soberanía, la constitución, las leyes y la democracia, se inicie la preconcebida reinstitucionalización nacional, para ir a unas elecciones libres y soberanas. Este grupo jamás rechazará la vía electoral para escoger a sus gobernantes, sólo entiende que no están dadas las condiciones y es un sinsentido seguir exclusivamente ese camino en el orden en que se lo tratan de imponer, a pesar de los fraudes y engaños.
            Estas son las perspectivas, cada quien es libre de elegir a cual apoya en momentos cruciales del futuro de nuestro país. Obviamente, cada quien debe estar dispuesto a asumir su responsabilidad y las consecuencias.
            O luchamos por nuestros derechos o terminaremos convirtiéndonos en un territorio de presos internos y externos, del que, unos no podrán salir y, en el que, otros no podremos entrar.
           
           
Daniel Comisso Urdaneta
CA (A.R.V.)
3.793.306

miércoles, 31 de enero de 2018

COMUNICADO de la Conferencia Episcopal Venezolana ANTE LA CONVOCATORIA A ELECCIONES PRESIDENCIALES ADELANTADAS. @CEVmedios


ANTE LA CONVOCATORIA A ELECCIONES PRESIDENCIALES ADELANTADAS.

1.- Ante la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente -ANC-, y su "imposición" al Consejo Nacional Electoral -CNE- de realizar elecciones presidenciales adelantadas para el primer cuatrimestre del año 2018, en comunión con nuestros hermanos Obispos de Venezuela, llamamos a la comunidad nacional a reflexionar serena y seriamente sobre lo que ello significa.

2.- En primer lugar, ratificamos lo dicho en la Exhortación Pastoral "Dios consolará a su Pueblo", del pasado 12 de enero 2018: "La Asamblea Nacional Constituyente es inconstitucional e ilegítima en su origen y en su desempeño. En vez de limitarse a redactar una nueva Constitución pretende erigirse en un supra poder con funciones ejecutivas y judiciales" (n.4). Demostración de esto es el mandato dado al CNE por parte de la ANC para que convoque elecciones presidenciales adelantadas, contraviniendo el marco legal vigente.

3.-En segundo lugar, estamos ante un hecho de extralimitación y desnaturalización de las funciones de la ANC. Tenemos una Constitución Nacional y unas leyes que estipulan claramente el procedimiento de las elecciones. Sencillamente, se desconocen y omiten estas disposiciones, para legislar según los intereses propios del poder.

4.- En tercer lugar, es, además, un despropósito ético y humano, un verdadero crimen que clama al cielo, que en medio de una situación de penuria, hambre, parálisis de servicios, muerte y colapso nacional, se privilegie un espectáculo de distracción y alienación, en condiciones desiguales, contra todo sentido de equidad y servicio a la población. En Democracia la primera responsabilidad de todo gobernante es atender las necesidades básicas de la gente, que por desgracia hoy está obligada a pasar hambre, a no contar con los servicios mínimos indispensables para la vida, en ocasiones hasta morir, y en otras, a emigrar ante la necesidad de sobrevivir.

5.- Debemos recordar lo que dice la Constitución Nacional: "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo..." (Art. 5), por tanto, es el pueblo el que debe asumir "su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71)" (n.6). Es el propio pueblo, y no una instancia espúrea el que sitúe las cosas en su justo lugar.

6.- Para ello se necesitan instituciones del Estado que respeten la voluntad del pueblo. El CNE es la institución llamada a velar por las garantías electorales de los ciudadanos, de ahí la necesidad de su reestructuración para que "cumpla con la imparcialidad que le pide la Constitución vigente. Solo así actuará con transparencia y equidad en sus funciones y garantizará el respeto a las decisiones del pueblo" (n.7). Aunado a esto debemos recordar que si realmente vivimos en democracia, la institución electoral –CNE- debe mantener su autonomía y servir al pueblo elector.

7.- La dirigencia política debe asumir responsablemente la difícil y real situación: la comunidad internacional ha declarado abiertamente su convicción de que la actuación del gobierno es inaceptable. La dirigencia de los partidos políticos ha sido en muchas circunstancias deficiente e incoherente. Deben abrirse a buscar un consenso con los diferentes sectores de la sociedad, pues una condición imprescindible es el reconocerse y lograr una unidad política que va mucho más allá de las alianzas electorales.

8.- La situación y el momento que estamos padeciendo los Venezolanos ante esta crisis global, "requiere de una gran dosis de esperanza junto a acciones concretas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida, a dignificar a las personas, y a fortalecer a las familias y comunidades a las que pertenecemos" (n. 9). En ello estamos dispuestos a colaborar para que encontremos el rumbo de una Venezuela fraterna y de todos. "Lo positivo y lo eficaz es el compromiso, la esperanza y la solidaridad. ¡Despierta y reacciona, es el momento!, lema de la segunda visita de san Juan Pablo II a Venezuela (1996), resuena en esta hora aciaga de la vida nacional. Despertar y reaccionar es percatarse de que el poder del pueblo supera cualquier otro poder" (n. 8).

Que el Espíritu nos ilumine y nos dé fuerzas para servir a nuestro pueblo.

Con nuestra bendición.

29 de enero de 2018

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
Presidente de la CEV

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
1° Vicepresidente de la CEV

+Raúl Biord Castillo
Obispo de La Guaira
2° Vicepresidente de la CEV

+José Trinidad Fernández Angulo
Obispo Auxiliar de Caracas
Secretario General de la CEV

+Jorge Cardenal Uorsa S.
Arzobispo de Caracas
Presidente honorario de la CEV

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente honorario de la CEV




REMISIÓN: Vicente Narvaez Churion





OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias