martes, 29 de marzo de 2016

LA ROSA BLANCA. Por: Luis Marín.




LA ROSA BLANCA

Cuando Barack Obama comenzó su esperado discurso en La Habana diciendo “cultivo una rosa blanca”, la primera impresión fue que estaba pisando en falso. Ella es para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardos ni ortigas cultivo; cultivo “la” rosa blanca (la del amigo).

Esto lo vivimos (no lo razonamos) quienes crecimos recitando el poema de memoria: hay que cultivar amor, para quien lo merece; sin cultivar odio, rencor, resentimiento por y para otros.

La de Obama quizás sea reminiscencia de una de las ideas cristianas más controvertidas y difíciles de cumplir en la práctica, que es hacer “esta ofrenda de paz y amistad tanto a sus amigos como a sus enemigos”, ilustrada en el gesto de volver la otra mejilla.

Esta podría ser otra de las razones nunca confesadas que llevó a la separación de la Iglesia y el Estado, porque no calza con el lenguaje político ni jurídico donde el imperativo es “darle a cada uno lo suyo”, lo que le corresponde. Si se trata a los enemigos igual que a los amigos, se comete una doble injusticia: con estos, que serían defraudados y con aquellos, que no serían castigados.

Otro gran fracaso de la religión es cuando manda abandonar todos los bienes y darlos a los pobres para seguir el camino espiritual, lo que pocos santos  toman al  pie de la letra. La solución la ofrecen los mismos profetas cuando aclaran, para poder ser tomados en serio, que “mi reino no es de este mundo”; al contrario, este mundo material en que vivimos está regido por las necesidades de la carne.

Parece bien que las Iglesias se ocupen de los asuntos espirituales y los Estados de “este mundo”, porque luce sensato mantenerlos claramente separados y delimitados, por experiencia histórica, porque siempre que se mezclan el resultado es catastrófico.

No en balde en los EEUU se prefiere hablar de la Administración, esto es, adjudicación de recursos para fines previamente establecidos, no necesariamente por el Presidente que ocupa una oficina por un período determinado; donde en Latinoamérica se habla del Gobierno, con énfasis en la orientación política del Estado.

Estaría muy mal que el Presidente, como administrador, dilapidara los recursos de los contribuyentes regalándoselos a los pobres; cosa que no se critica lo suficiente en Latinoamérica, donde nadie se atreve a censurar ni siquiera la llamada solidaridad internacional de los dirigentes socialistas, es más, casi nadie advierte que no se puede hacer caridad con bienes ajenos, que es lo que hacen quienes nunca regalan lo que es de ellos sino lo de los demás y los bienes públicos, que aparentemente no tienen dolientes, aunque la ruina la pagamos todos.

Igualmente erróneo es hacerles las barbas a los ayatolas iraníes en detrimento de Israel, el único aliado consecuente y confiable que tiene EEUU en todo el Medioriente; como ir a recogerles las babas a los seniles hermanos Castro, desairando a quienes han perdido vidas y bienes creyendo en los valores que “hicieron grande a Estados Unidos”.

Para decirlo gráficamente, tratando de no ser ofensivo ni caricaturesco: Si Obama quiere reconciliarse con sus enemigos, ¿por qué no invita a la Casa Blanca a los Grandes Dragones del Ku Klus Klan? Podrían hacer una estupenda barbacoa en sus jardines, cantando canciones confederadas del sur de Misisipi, bajo la luz de una cruz encendida.

Sabemos que no puede hacerlo, porque con eso hiere los sentimientos de millones de afroamericanos, como se les dice ahora, que fueron y son víctimas del KKK.

¿No merecen idéntico respeto las víctimas de los hermanos Castro y secuaces?

DISCURSO SOBRE EL ESTADO DE LA UNIÓN

Es todo un desafío presentarse ante un auditorio hostil y rígidamente controlado por la seguridad, que no va a perder detalle de los mínimos gestos, de quien, cuando y cuanto aplaude, de muestras de excesivo interés o aburrimiento y afuera el público, de propios y extraños, a la caza de cada giro, tono, inflexión, más que de las propias palabras.

Por ejemplo, la introducción condenando los atentados en Bruselas, solidarizándose con “nuestros aliados”, que no tuvo la menor adhesión, ni un suspiro, solo un tenso silencio: mal comienzo, a despecho de que la supuesta alianza contra ISIS incluye a Rusia y en consecuencia a Cuba, pero apoyando a Bashar Al Asad a quien los aliados adversan.

Luego anécdotas, como que nació el mismo año de Playa Girón, aunque la verdad es que no había nacido en abril cuando ocurrió el incidente, por lo que cae fuera de su ámbito de responsabilidad; sin embargo, está mal recordarlo porque ya entonces estaban los Castro y unos cuantos de los presentes en el poder.

La llegada de su padre desde Kenya coincide con la revolución lo que por vía indirecta permite reflexionar sobre algunos prejuicios vulgares. No todo negro es descendiente de esclavos como no todo blanco lo es de esclavistas. Los Obama no tuvieron nada que ver con la esclavitud en EEUU y tampoco con la lucha por los derechos civiles.

La madre, Stanley Ann Dunham, era blanca; dice que lo crió sola y sin mucho dinero, habría que agregar que en Hawaii, donde no hubo esclavitud, abolicionismo, guerra civil, segregación, de hecho, para cuando ocurrió la revolución castrista, ni siquiera era un Estado de los EEUU.

Cada dicho de Obama da para un libro, como su enigmática alusión a “nuestro mejor boxeador Mohammad Alí” quien sólo hubiera logrado un empate con otro gran cubano, Teófilo Stevenson; baste recordar que su verdadero nombre es Cassius Clay, hasta que se convirtió en musulmán y adhirió a la Nación del Islam, de la que se volvió principal propagandista y enemigo del stablishment americano.

 Limitémonos sólo a algunos, como la razón de su nueva política hacia Castro que es una y sencilla: “Lo que EEUU estaba haciendo no funcionaba”, así de simple.

Claro, si no se dice explícitamente cuál es el objetivo no puede saberse si una política funciona o no, ni parece que las políticas de diez administraciones anteriores tuvieran un único objetivo, ni que éste fuera el derrocamiento de esa tiranía; más bien lo inscribían dentro de la política de equilibrio estratégico frente a la Unión Soviética.

Precisamente en la crisis de los cohetes el equilibrio del terror nuclear funcionó. La supervivencia del régimen de Castro fue funcional al status quo en Berlín occidental, la independencia de Grecia, la seguridad de Turquía, lo cual dejó de tener sentido con caída del bloque del este y la pérdida del factor cohesionante del temor al comunismo; ahora su supervivencia es incomprensible.

Por cierto, una palabra borrada del discurso político de Obama “comunismo”. Dice que el régimen castrista es unipartidista, de economía socialista y que privilegia el control del Estado; mientras el sistema americano es pluripartidista, de mercado y centrado en el individuo.

Dejando de lado el relativismo moral que presenta los dos sistemas como equivalentes, como si aquel no implicara violación de derechos humanos y sea una quimera, para lo único que sirvió la comparación fue para exaltar las virtudes de la democracia sobre el comunismo, que no mencionó nunca, pero que por conocidas y provenientes del enemigo imperial no van a ganar ni un solo nuevo partidario, salvo los que ya tenía y que se abandonan en el más absoluto desamparo.

No puede pasarse por alto que Obama diga que el sistema educativo castrista valora a cada niño y cada niña (aplausos): ¿Serán los mismos que llevan a los actos de repudio? ¿A los que obligan a gritar: “¡Seremos como el Che!”? ¿Será que fue abolida la organización de “pioneros”? ¿Será que ahora los padres pueden elegir la educación que quieren para sus hijos? En fin, ¿será que si soy judío o cristiano tengo derecho a decidir que no formen a mis hijos en valores socialistas?

Obama cosecha grandes aplausos pidiendo como Presidente de EEUU que el Congreso levante el embargo, ¡el Congreso! Este es otro estribillo que cansa: Obama se  presenta a sí mismo como alguien bienintencionado que quiere hacer maravillas como cerrar la cárcel de Guantánamo o crear un sistema de seguridad y asistencia social integral obligatorio; pero tropieza con la incomprensión y mala fe de adversarios que le impiden hacer el bien, nadie sabe porqué.

Si hay una Constitución y unas cuantas leyes que saltarse, ¿qué significa eso cuando lo que está en juego es la felicidad universal? Precisamente así piensan los revolucionarios genuinos. Ellos poseen la llave de la puerta que lleva a la paz y la justicia; pero ésta no puede franquearse sin una tremenda dosis de autoritarismo que venza la resistencia de los privilegiados, verdaderos obstáculos en el camino hacia la realización de la Idea.

De manera que como sólo Él tiene la Razón y cientos de senadores, representantes y millones de ciudadanos están equivocados, entonces está bien gobernar por órdenes ejecutivas, esto es, dictados, justo de donde proviene la palabra “dictador”.

De allí que la admiración de Obama por tiranos filantrópicos sea sincera y tan firme como la convicción de la izquierda norteamericana de que los déspotas y delincuentes latinoamericanos son víctimas de conspiraciones de medios que les han creado mala fama, lo que ellos, en su gran perspicacia y suprema inteligencia, jamás han creído.

Obama proclama que “nadie puede negar el servicio que miles de doctores han llevado a los pobres, a los que sufren” (atronadores aplausos) y nos enteramos de que trabajan en África lado a lado con los americanos: ¡Carajo, esta sí que es una Nueva Era, en la que el Internacionalismo, por fin, se dio la mano con el Imperialismo!

Concluye dándole las gracias a Castro por haber brindado el escenario para las conversaciones de paz entre las FARC y el gobierno para resolver “la guerra civil” que azota a Colombia y esto sí que es una concesión al realismo mágico.

Tal como La Florida puede ser azotada por un huracán, pues Colombia es azotada por una “guerra civil”. ¿Y cuáles serán los bandos civiles de esa guerra? Ni pensar en una guerrilla comunista apertrechada, adoctrinada y respaldada política e ideológicamente por Castro, que pugna por tomar el poder mediante la táctica, ideada por Castro, de la “lucha armada”.

La bien bautizada Communist News Network (CNN), el NYT y Hollywood en pleno no son suficientes para imponer una nueva Historia a la medida de la fantasía de Obama & Company; ni es el primer revolucionario convencido de que el mundo puede empezar a partir de Él, ex novo.

El infierno de los políticos que sacrifican el presente en aras de un legado es ignorar que lo que queda es lo que hacen.

NO HAY TIEMPO PARA VENEZUELA

Lo que más se reciente de la política de Obama es la separación artificial que hace entre dos revoluciones que, según sus creadores y responsables, son una sola, de manera que Venezuela no cumple con los estándares democráticos, es una amenaza extraordinaria para los intereses nacionales de los EEUU y pasible por tanto de sanciones; pero Cuba sí cumple los estándares, no es una amenaza y es impermeable a las sanciones.

No hay que pensar ni un minuto para advertir el absurdo: Los dos reactivos de EEUU para detectar una amenaza son el terrorismo y el narcotráfico; ahora bien, ¿alguien en su sano juicio puede creer que Venezuela es el puente de tráfico de drogas de las FARC hacia el mundo, pero el régimen cubano no sabe nada?

Asimismo llegan miles de yihadistas a los que diligentemente se otorgan  documentos de identidad venezolanos, incluso pasaportes diplomáticos, el sistema de identificación y extranjería es controlado por cubanos, una empresa cubana triangula los pasaportes del Mercosur, pero ¡Cuba no tiene nada que ver con el asunto!

La verdad es que Castro utiliza a Venezuela para el trabajo sucio dejando aquí la mierda y pretendiendo sacar a Cuba afuera para no embarrarla; pero ¿esto es creíble? ¿Se puede diseñar una política exitosa partiendo de falsedades?

Allá corrió Maduro antes de que llegara Obama para que se metiera en la agenda la falacia de que EEUU es quien está desestabilizando al país y no el trasplante del modelo castrista; pero no les alcanzó el tiempo, entre mojito y mojito y un partido de beisbol.

Nunca hubo una situación tan bochornosa desde que Chávez trató de colearse en la fiesta del Papa Benedicto XVI por el jubileo de la Caridad del Cobre y lo dejaron fuera. ¿Qué política exterior es esta? ¿Qué dirán nuestros internacionalistas, que los hubo tantos y tan buenos?

La política de Obama se resume en una palabra “ambivalencia”. Por un lado hace un guiño a los comunistas de su administración, nostálgicos de los años sesenta, por el otro, promete “obtener resultados” que no se han conseguido, según él, en medio siglo; pero no aclara cuáles son esos resultados, más allá de quitar el pretexto del embargo, pero no se sabe si es para que el régimen se sincere o para que se caiga.

Si por ventura el castrismo se viniera abajo mañana por inercia natural, cantaría victoria; si se prolonga más allá de su mandato, lo que probablemente ocurrirá, no se le puede reprochar nada, porque nunca dijo que su propósito fuera derrocarlo.

Mientras tanto, el mismo día de su llegada, nueve balseros se ahogaron en el estrecho de La Florida; miles de cubanos se agolpan en las fronteras de Panamá, Costa Rica, Nicaragua, en pos del sueño americano, los disidentes son pisoteados en la isla; pero eso no entra en la cuenta porque su política no es de este mundo sino del porvenir.

Va a aumentar el acceso a Internet en Cuba, mientras en Venezuela se extingue; va a encender luces en Cuba, mientras en Venezuela se apagan.

Así, la  política de Venezuela también puede resumirse en una palabra: “Vergüenza”.


Luis Marín
27-03-16

IMAGEN SUPERIOR: 




lunes, 28 de marzo de 2016

EL INTENTO DE LA CREACIÓN DE LA FUERZA ARMADA PRETORIANA. ALERTA DE LA ONG. FUNDACIÓN ORIÓN




ALERTA DE LA ONG. FUNDACIÓN ORIÓN
EL INTENTO DE LA CREACIÓN DE LA FUERZA ARMADA PRETORIANA.
CAMBIO ORGANIZACIONAL

El Foro de Sao Paulo llegado al poder el 6 de diciembre de 1998 decidió mantenerlo por larga vida .Entre sus estrategias políticas, sociales, económicas, mediática; la militar fue transformar a la actual organización institucional militar en un partido político militar, para así contar con la lealtad del poder militar.

Hasta 1998  las fuerzas armadas venezolanas ­ por ser cuatro fuerzas­ su cultura, valores costumbres y los ritos se caracterizaban, entre otros,  por no declarar en público afiliación partidista  (AD, Copey, MAS, MIR, etc.), como tampoco usar sus colores ni sus consignas políticas,  

Los personajes históricos referidos y venerados eran los de la gesta libertadora,  sus fechas de nacimientos y el de las batallas, los cuales también se utilizaban para identificar a las unidades militares. El nombre militar era Fuerzas Armadas Nacionales, el término "nacional" significaba que ellas servían a la Nación, al  pueblo. Todas estas características se denominan "institucionalistas" para enfatizar su apoliticismo. Y era muy escaso el nombramiento de los militares activos  en la administración pública. La lealtad, jurada ante la bandera nacional, era para la Patria. 

En el año 2007, creyendo el régimen, que sus ejecutorias eran aceptadas y seguidas por la población, presentaron para reformar sesenta y nueve (69) artículos de la Constitución aprobada en 1999 en un referéndum; en esta ocasión, las reformas  fueron rechazadas por la mayoría de la población, con lo cual además de no aceptarse quedaba claro, que en el mismo período presidencial, no podría volver a solicitar los mismos cambios. Se resalta que el Régimen intentaba modificar entre otros, los artículos 328, y 329, con la finalidad de disponer a la brevedad otras Fuerzas Armadas no contempladas en la Carta Magna de 1999. Querían dar el paso para la creación del Partido Político Militar, para este fin intentaron modificar ambos artículos de la siguiente manera:

Artículo 328 –“La Fuerza Armada Bolivariana constituye un cuerpo esencialmente patriótico, popular y antiimperialista. Sus profesionales activos no tendrán militancia partidista.
La Fuerza Armada Bolivariana será organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación, defenderla de cualquier ataque externo o interno y asegurar la integridad del espacio geográfico mediante el estudio, planificación y ejecución de la doctrina militar bolivariana, la aplicación de los principios de la defensa integral y la guerra popular de resistencia, la cooperación en tareas de mantenimiento de la seguridad ciudadana y del orden interno ,  así como la `participación activa en planes para el desarrollo económico, social, científico y tecnológico de la nación, de acuerdo con esta constitución y la ley, en cumplimiento de función estará siempre al servicio del pueblo venezolano en defensa de sus sagrados intereses y en ningún caso al de oligarquía alguna o poder imperial extranjero.
Sus pilares fundamentales son: esta constitución y las leyes, así como la disciplina, la obediencia y la subordinación.
Sus pilares históricos están en el mandato de bolívar: “Libertad a la patria, empuñar la espada en defensa de las garantías sociales y merecer las bendiciones del pueblo”  

Artículo 329 – La Fuerza Armada Bolivariana esta integrada por los distintos cuerpos de tierra, mar y aire, organizados de acuerdo a la ley orgánica correspondiente en los siguientes componentes militares: el Ejército Nacional Bolivariano, la Armada Nacional Bolivariana, La Aviación Nacional Bolivariana, la guardia nacional bolivariana y la milicia nacional bolivariana; con un régimen especial de carrera, educación y disciplina; amparada por un sistema de seguridad social integral propio, según lo establezca la respectiva ley orgánica.
La fuerza armada bolivariana podrá ejercer las actividades de policía que le atribuye la ley.

Ambos Artículos fueron rechazados en referéndum nacional en el año 2007 e incorporarlos en la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es un fraude a la Nación y violación de la Constitución del año 1999 (“la mejor Constitución del mundo”).

No obstante, después del año 1999 gradualmente iniciaron el proceso para convertirse en partido político militar, con diferente cultura, valores, costumbres y ritos.  Hoy, podemos distinguir sus características: Son bolivarianas (de Bolívar) divididas en cinco componentes, (crearon las milicias. Usan el color rojo del partido de gobierno. Crearon otra cara de Bolívar, y el culto al Che Guevara. Permitieron la presencia de las FARC en el País. Aumentaron en cuatro las jerarquías de generales. Establecieron que el presidente de la república sería militar activo con la jerarquía llamada "comandante en jefe" y el fallecido Hugo Chávez Comandante Supremo Eterno. Eliminaron la jerarquía de Sub Oficiales Profesionales de Carrera y establecieron los Oficiales Técnicos. En lugar de subteniente establecieron teniente y primer teniente. Ahora es Ministerio del Poder Popular para la Defensa. Establecieron fechas históricas, entre otras: 27­F y el 4-­F. En declaraciones y discursos utilizan el vocabulario y las consignas del partido político: “Somos socialistas, revolucionarios, anti imperialista, chavistas, patria, socialismo o muerte. Cuba y Venezuela una sola bandera. Somos hijos de Bolívar, de Fidel y del Che”.  Utilizan otro escudo nacional ­el caballo girado a la izquierda¬, otra bandera­ con 8 estrellas. 

Además del poder militar, tienen poder político y económico debido a la gran cantidad de militares activos en los cargos público. ­. Tienen empresas comerciales como fuentes de ingresos. También diseñaron un distinto sistema educacional para que las generaciones de relevo continúen con la organización política-militar.

Fuerza Armada Nacional Bolivarianas (FANB) es el nombre del partido político militar. Escogieron este nombre para ocultar el cambio organizacional que se realizaba, porque se parecía a la anterior organización: Fuerzas Armadas Nacionales. 

Este mismo tipo de engaño lo practicaron cuando crearon la jerarquía militar para el presidente de la república con el nombre de Comandante en Jefe,(LOFAN 2008) porque así, se confundía con la facultad presidencial de Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas

Ahora bien, este partido político militar fue organizado desde la cúpula política y ejecutado por la militar, pero la Superioridad militar aún no ha logrado  una organización homogenizada con este pensamiento militar partidista, en consecuencia, existe una población de militares activos, sin conocerse su cantidad o porcentaje, en desacuerdo en que las Fuerzas Armadas Nacionales (FFAA) se haya  transformado en un partido político militar (FANB) que sirva a los intereses de un partido político en el poder.

Para lograr este proyecto en la LOFANB, agruparon los Componentes existentes bajo el Mando directo del Comandante del CEO y el ministro de la defensa todos ellos dependiendo del el Oficial activo Comandante en Jefe de la FANB. Y sólo la Comandancia General de la Milicia depende sin ninguna otra dependencia, directamente del Presidente y entre sus funciones podemos señalar

Establecer vínculos permanentes entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el pueblo venezolano, para contribuir en garantizar la defensa integral de la Nación; Proporcionar los reemplazos para complementar y reforzar las unidades activas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en sus operaciones militares;  Coordinar las actividades necesarias para la conscripción, conforme lo determinen las leyes y reglamentos;  Llevar el Registro Nacional de Conscriptos y alistar el contingente anual ordinario para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; Recibir de los Componentes Militares, el registro actualizado del personal militar profesional que culmina el servicio activo y de tropas licenciadas; Orientar, coordinar y apoyar en las áreas de su competencia a los Consejos Comunales, a fin de coadyuvar en el cumplimiento de las políticas públicas; Contribuir y asesorar en la conformación y consolidación de los Comités de Defensa Integral de los Consejos Comunales, a fin de fortalecer la unidad cívico-militar; Recabar, procesar y difundir la información de los Consejos Comunales, instituciones del sector público y privado, necesaria para la elaboración de los planes, programas, proyectos de Desarrollo Integral de la Nación y Movilización Nacional; 13. Coordinar con los órganos, entes y dependencias del sector público y privado, la conformación y organización de los Cuerpos Combatientes de Reserva, los cuales dependerán administrativamente de los mismos, con la finalidad de contribuir a la Defensa Integral de la Nación; Supervisar y adiestrar los Cuerpos Combatientes de Reserva, los cuales dependerán operacionalmente del Comando General Nacional de la Milicia Nacional Bolivariana; Elaborar y mantener actualizado el registro del personal de reservistas residentes en las regiones estratégicas de defensa integral y de los integrantes de la Milicia Territorial; y  Las demás que le señalen las leyes y reglamentos.

Este fraude y violación de la Constitución de 1999, se aprobó en la anterior Asamblea Nacional, en frente a los 67 Diputados del factor democrático, como se ha denominado a los Diputados de la Oposición.

Nos preguntamos y por supuesto tenemos dudas razonables, si el Ministro de la defensa y sus Altos Mandos están de acuerdo con este terrorífico despropósito y si están de acuerdo o no, con someterse a una milicia dirigida por un extranjero.

                                               ONG. FUNDACIÓN ORIÓN CIVICO MILITAR


 REMISIÓN:  Elías Augusto Buchszer


domingo, 27 de marzo de 2016

LO PRIMERO, RESPETO A LOS SIMBOLOS PATRIOS! Por: G/D (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo. IDEFV.

Saludos y un correo del IDEFV.

Hola apreciados amigos, les envío este artículo del IDEFV, que no trata directamente sobre el litigio entre Venezuela y Guyana pero en el fondo, es parte delo que ha sucedido desde hace más de 15 años. El país en donde no se respeten los Símbolos Patrios es fácil víctima del engaño y de la manipulación perversa...Que pasen una Semana Santa en familia y en recordación. Con mi afecto, GD. Oswaldo Sujú Raffo.

LO PRIMERO, RESPETO A LOS SIMBOLOS PATRIOS! 

G/D (Ej). Oswaldo Sujú Raffo. - IDEFV (12-03-2016)

Un hecho censurable y observado de manera constante, en estos años de régimen pro comunista ó socialista, es la violación a conciencia de nuestros símbolos nacionales y de nuestras leyes, incluyendo de primero nuestra Carta Magna vigente, con la anuencia y complicidad de quienes deben evitarlo y no lo hacen. La forma como se ofende la imagen y el recuerdo sublime de nuestro Libertador, el Gral. en Jefe Simón Bolívar y de nuestros símbolos patrios, por aquellos perversos que consideran que la “revolución socialista del siglo XXI” está por encima de todos nuestros valores éticos y morales, de nuestras tradiciones culturales, religiosas y espirituales, así también de todo lo que pueda significar nuestro gentilicio   e idiosincrasia de venezolanos.

Del mismo Jesúcristo, de nuestro Libertador y hasta de la Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, los hemos contemplados en pancartas, afiches, paredes y cuadros con el sátrapa Fidel Castro, con el asesino Ché Guevara, con el ofensor gratuito de Bolívar, Carlos Marx y por supuesto al lado del finado Pdte. Chávez, en ese afán de glorificarlo… Como todos queremos que el país salga de esta cruel encrucijada nacional, en donde los que aquí nacimos y los que llegaron después a esta Tierra de Gracia, estamos obligados a trabajar juntos por el bien nacional, pero eso sí haciendo justicia, premiando al buen ciudadano y sancionando ejemplarmente al malo, para que no lo siga otro…

En esta ocasión debo citar algunos aspectos y consideraciones legales de nuestros símbolos nacionales: La vigente Ley de Bandera, Escudo e Himno Nacional de Venezuela entró en vigencia el 07 de Marzo del 2006, dada, firmada y sellada en el Palacio Federal Legislativo por el Dip. Nicolás Maduro Moros, Pdte. de la Asamblea Nacional. Esta Ley en su Art. 1 Reza: La Bandera Nacional, el Escudo de Armas de la República y el Himno Nacional, son los símbolos de la Patria y DEBEN SER VENERADOS POR TODOS LOS VENEZOLANOS y respetados por los ciudadanos de los demás países. Como es obvio esta Ley no excepciona a ningún venezolano y es el Presidente de la República como primer magistrado, quien deba cumplir y hacer cumplir las Leyes Nacionales.

En el Art.16 contempla: El que de alguna manera ultraje o menosprecie la Bandera, el Escudo o el Himno Nacional será castigado de conformidad con la Ley. En ningún caso se permitirá a los Partidos u Organizaciones políticas, el uso de los Símbolos de la Patria en concentraciones públicas y en propaganda proselitistas. El Art. 17 es taxativo: El que de cualquier manera y de forma premeditada destruya, irrespete ó dé uso indebido a los Símbolos Patrios será sancionado con un máximo de 40 UU Tributarias. 

La derogada Ley de Símbolos de 1954, contemplaba sanciones de prisión y multas pecuniarias. Considero que la mayoría de los venezolanos de hoy somos testigos de las irregularidades e irrespetos a nuestros Símbolos Patrios. En lo personal considero un ultraje a nuestra Bandera Nacional el uso indebido y aberrante que se le dá, desde el Primer Magistrado y  muchos otros, de distintos bandos y parcialidades políticas.  ¿Es muy difícil entender el significado de la Bandera Nacional, lo que ella involucra y representa, para darle un uso humillante e indign.

Cuántas vidas y cuanta sangre ha costado en el Mundo defender el honor de su Bandera Nacional y no verla arrastrada por el suelo? En nuestra Venezuela  heróica, el sacrificio de héroes como Girardot en Bárbula (1813) y como Ricaurte en San Mateo (1814) y de muchos soldados que prefirieron morir antes que dejarla en el suelo, significa algo para los que hoy la mancillan? En las décadas de los años 1960 y 1970, al graduarnos de oficiales en nuestras Escuelas Militares, juramos ante la Bandera Nacional defender la Patria y sus Instituciones, hasta perder la vida y muchos lo hicieron juntos a sus nobles y valientes soldados venezolanos.

Hoy día, con tristeza y sobrada arrechera vemos como la usan, en diversas formas de vestir, en equívoca “actitud patriotera” que raya en lo ridículo y blasfemo. Se fabrican para beneplácito de comerciantes inescrupulosos, diversas prendas de vestir con nuestros colores amarillo, azul y rojo y estrellas blancas esparcidas a placer. En chaquetas, camisas, pantalones, pantaletas, mini-bragas, monos deportivos, gorras, vestidos y pañoletas…No olvido la escena de un humilde hombre en mono deportivo tricolor, ebrio, tirado en el suelo y con una botella de licor, pasando la borrachera después de una actividad politiquera…

Demando a las autoridades civiles y militares el acatamiento de esta Ley de Simbolos Nacionales, pues es preferible usar un logo tricolor en camisas y blusas que disfrazarse de guacamayas tropicales, para burlas de tirios y troyanos. Si queremos reconstruir la nación venezolana, comencemos por respetar y hacer respetar nuestros Símbolos Patrios.  Muchas otras cosas habrá que recomponer en esta Venezuela tuya, mía y nuestra. La Patria es primero. Fuera los que sobran, bandidos y vividores. Hasta luego!!
                                                             idefvsoberania@gmail.com

NO BASTA SER PRESIDENTE. Por: Humberto Marcano Rodríguez. Opinión Venezuela.REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS

09     noviembre       2019 REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS       Humberto Marcano Rodríguez NO BASTA   SER PRESIDENTE No basta   ...