Mostrando entradas con la etiqueta URSS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta URSS. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de noviembre de 2015

EL COMUNISMO, RAICES DE UN FRACASO (12) Por: César Guillén Citterio.



EL COMUNISMO, RAICES DE UN FRACASO.  (12)

Las revoluciones jamás han sido un producto del convencimiento por los postulados de Marx o de Lenin, mucho menos los del Che Guevara o Fidel Castro. Sin la democracia y una política económica racional, la social se diluye en el caos económico. Lo demuestra el caso cubano, absurdo modelo que imita la sumisa y degenerada política del gobierno venezolano, donde la dictadura es el mecanismo del control social del poder y que se recrudece  mientras más fracasa la economía.
 La revolución rusa y la china no existen. La URSS se esfumó en el cielo y China se llenó de quincalleros. Cuba y Corea, son  testimonios de una supervivencia miserable.  En Pekín cada aniversario la revolución desfila por Tiananmen. Donde los disparos ocurridos hacen años, mataron la esperanza joven.
El caso de URSS es patético, 70 años de sacrificios sin límites no habían nivelado la calidad de vida  reinante en Europa occidental. La URSS tuvo una mafia roja cuya moral se demuestra cuando a Rusia  la dirige el Putin, jefe del KGB ruso. Un sistema que necesita a un esbirro, está más que podrido.
China y Rusia produjeron un caos económico, que ahora tratan de superar con recetas del capitalismo salvaje y el neo- colonialismo en Asia, África y Latinoamérica. Con ventas de armas y la expoliación de materia prima al tercer mundo, tratan de resarcir todo el daño que les infligieron a sus pueblos.
 Por principio la democracia está ocupada en el mejoramiento realista de la vida en sociedad. El neo-comunismo y el Islamismo radical por el contrario se orientan por necesidad, hacia el exterior porque constituyen un fracaso social, son  incapaces de generar una sociedad viable.
 El radicalismo ideológico y el religioso no han evolucionado como si lo hizo su tenaz adversario el capitalismo, que lejos de ser perfecto y en la actualidad objeto de críticas razonables y ataques criminales, se adapta y cambia al ritmo que lo hacen las complejas sociedades humanas.


"Adhuc Stantes"

Cesar Guillen Citterio
Caracas - Venezuela

domingo, 8 de noviembre de 2015

EL COMUNISMO, RAICES DE UN FRACASO (10) Por: César Guillén Citterio.




César Guillén Citterio

EL COMUNISMO, RAICES DE UN FRACASO.  (10)

La idea básica del comunismo, es la “igualdad del hombre en su totalidad” Los atenienses desde la antigüedad, afirmaban acertadamente que somos iguales solo ante las leyes. El igualitarismo conduce a soluciones desastrosas. El “igual trabajo, igual salario”, sin importar la calidad y la cantidad, fue la causa de la debacle económica de la Unión Soviética y de la china de Mao. La historia lo ha registrado.

La otra premisa era la de “la lucha de clases” y se basa en que la historia de la humanidad esta cimentada en ellas. El desarrollo histórico fue producto de las confrontaciones, antagonismos y guerras cuyas razones están profundamente ligadas a las necesidades y a la ambición, no a la lucha de las clases. Marx y Engels al concluir que el socialismo y el comunismo son etapas históricas de esas luchas, erróneamente asumen un desarrollo de la Humanidad  a partir de su particular interpretación.

El “Materialismo histórico”, otro de sus fundamentos: “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino por el contrario es el ser social lo que determina su conciencia”. Marx al decir que el individuo no es responsable  de su historia, recurre a igualarnos a todos y subordina a la persona al resto, negando el papel del individuo y evade la responsabilidad individual frente a la sociedad. Por ende niega el liderazgo que es su condición natural. Tales contradicciones la vemos en la historia de los propios líderes comunistas: Ególatras, individualistas, autoritarios, nada sociales ni mucho menos democráticos.

La última consideración es la llamada “contradicción Capital-Trabajo”. El capital existe desde que existe el trabajo, el capital es dinero acumulado. El capital y el trabajo conforman una dualidad complementaria no contradictoria, pues uno necesita del otro. Es la visión particular del inicio de la revolución industrial que presencia Marx. Diferentes a las modernas condiciones de trabajo del capitalismo actual, mejores a las condiciones casi esclavas de las empresas bajo el régimen comunista.  


miércoles, 30 de julio de 2014

TESTIMONIOS Y/O MENTIRAS V. Por: Nelson Maica C.




POLÍTICA
TESTIMONIOS Y/O MENTIRAS V
Por Nelson Maica C

1.      Nota 5. Revolución Rusa, 1917-1991. URSS. Un Informe de Scotland Yard. “El comunismo es un movimiento mundial controlado por judíos” (Fragmento de un informe de Scotland Yard al Gobierno británico, en 1918. Mencionado en el documento 86100, 5067, archivos del Senado de los Estados Unidos. Comunicación del embajador Francis al secretario de Estado Lansing.)
2.      Un dato de la Enciclopedia Británica. En el epígrafe “Ucrania”, la Enciclopedia Británica (edición 1966) menciona que en el primer soviet de Ucrania había 18 ucranianos, 38 rusos y 136 judíos.
3.      El testimonio del Cónsul Caldwell. El cónsul norteamericano John Caldwell, representante de su país en Kiev, mandó un telegrama a su Secretario de Estado mencionando el primordial papel jugado por los judíos en la preparación y desarrollo de la Revolución rusa. Caldwell insistió en la importancia de la acción de la judería rusa y ucraniana, no sólo en las grandes ciudades, sino también en los pueblos. (Grupo documental nº 59. Documento n. 86100, 2205. Departamento de Estado.)
4.      El celebre vagón precintado. El historiador británico W. Russell Batsell describe, en su libro Soviet Rule in Russia (Londres, 1925) cómo fueron enviados a Rusia los agitadores comunistas que debían hacer estallar la revolución de octubre. “En abril, el Gobierno alemán había permitido el paso, hacia Rusia, en un vagón de ferrocarril precintado, de un grupo de bolcheviques que se encontraban en Suiza. Formaban parte de este grupo, entre otros destacados revolucionarios, Lenin, Martov y Sokolnikov”.
5.      La Entente replicó autorizando a Trotsky y Kamenev, con sus respectivos séquitos, a trasladarse a Rusia.
6.      Recordemos que Alemania se hallaba en guerra contra los países de la Entente, uno de cuyos miembros principales era, precisamente la Rusia zarista.
7.      Es un hecho históricamente admitido hoy en día, que fueron tres prohombres judíos, el banquero hamburgués Warburg, el naviero Von Baum y el omnipotente Walter Rathenau, del trust A. E. O. quienes, apoyándose en el canciller Von Bethmann-Hollweg -medio judío- forzaron la mano al Káiser, que se resistía a provocar el incendio en la casa del vecino.
8.      El talmúdico cuarteto, haciendo gala de un patriotismo alemán del que ya no se acordaría en Versalles, convenció al no excesivamente inteligente Guillermo II de que "los enemigos del zar eran -si no sus amigos ó al menos sus aliados." Y la troika judía de Ginebra atravesaría Alemania con su séquito de terroristas y guardaespaldas encerrados, como apestados, en un vagón precintado, hasta llegar a las primeras líneas del frente, en donde un destacamento especial se encargaría de situarlos detrás de las líneas rusas.
9.      Sin excusar ni atenuar este hecho, puede, al menos, comprenderse la actitud alemana; al fin y al cabo. Alemania y Rusia estaban en guerra, y en una guerra, lo que cada contendiente busca es dañar a su enemigo, sin preocuparse gran cosa de la ética de los procedimientos... Ahora bien, lo que ya no puede comprenderse, lo que resulta extraordinariamente paradójico es que “la Entente replicara autorizando a Trotsky y Kamenev y sus respectivos séquitos a trasladarse a Rusia”.
10.  El supuesto aventurero Leiba Davidovich Bronstein, alias Trotsky, que Francia e Inglaterra habían expulsado de sus respectivos territorios por terrorista, fue “autorizado” por los Estados Unidos para ser enviado, precisamente en calidad de derrotista a la “aliada” Rusia. En este caso, el participio autorizado no deja de ser un hipócrita subterfugio. Trotsky no fue “autorizado” a dirigirse a Rusia: fue enviado allí a instancias del Gobierno de los Estados Unidos.
11.  Bernard Marines Baruch, el bien conocido “Buda” de la democracia americana, ordenó la liberación de Trotsky, que se hallaba cumpliendo condena en el penal de Saint Louis. Acompañado de numerosos correligionarios, partió en un buque americano hacia Rusia, pero, interceptado por una unidad de la flota británica, fue nuevamente encarcelado en el penal de Nova Scotia (Canadá). Pero de allí volvió a liberarle la mano todopoderosa de Baruch, a pesar de formar parte el Canadá de la corona británica. Y, en un buque americano fue llevado hasta Rusia. Curiosa manera de comportarse con un aliado que, como Nicolás II, estaba llevando sobre sus hombros la más pesada carga de la guerra...
12.  Este es un hecho histórico e irrefutable. El mismo Baruch admitió, respondiendo a las preguntas de una Comisión del Senado que, bajo su responsabilidad había sido liberado Trotsky en dos ocasiones, una de ellas en territorio extranjero, aún a sabiendas de que se proponía dirigirse a un país amigo y aliado, con el propósito deliberado de sabotear el esfuerzo de guerra de ese país y hacerle salir, si era posible, de la misma.
13.  El testimonio Coty. Mr. François Coty, conocido reportero del entonces, más importante periódico francés, Le Figaro, escribió el 20 de febrero de 1932 que “la ayuda financiera prestada a los nihilistas durante ese periodo (1905-1917) por Jacob Schiff, del poderoso Banco neoyorquino Kuhn, Loeb & Co. no fue un acto de aislada generosidad. Una verdadera organización terrorista fue creada con dinero venido de América. Esa red terrorista bien pronto cubrió toda Rusia con sus emisarios y agentes. Fue el propio Jacob Schiff, ayudado por correligionarios suyos, quien supuestamente financió al Japón en la guerra contra Rusia, en 1904-05, según reconoce la propia Enciclopedia Judía”.  ¿Testimonios y/o mentiras? No comments…

Caracas, Venezuela, 29/07/2014.-

NO BASTA SER PRESIDENTE. Por: Humberto Marcano Rodríguez. Opinión Venezuela.REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS

09     noviembre       2019 REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS       Humberto Marcano Rodríguez NO BASTA   SER PRESIDENTE No basta   ...