Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Mario Bergoglio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Mario Bergoglio. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de enero de 2018

La Bergoglio-política. Por: HÉCTOR E. SCHAMIS @hectorschamis OPINIÓN. @Pontifex_es

La Bergoglio-política

El Papa debería practicar una democracia de la solidaridad


Lo dijo muy bien el periodista Diego Cabot: "¿Venís al barrio seis veces y nunca me tocás el timbre?" Es un tuit, pero al leerlo casi se puede escuchar el acento porteño en el reproche. Tal vez con tonada del propio barrio de Flores, allí de donde Jorge Bergoglio, hoy Francisco, es oriundo.

Es que cada viaje del Papa a América, y es el sexto justamente, termina en un debate sobre dónde no va, en lugar de dónde sí. Su avión cruza el espacio aéreo argentino camino a Chile y Perú, o llega a Brasil, aterriza en La Paz y sigue a Asunción, pero jamás desciende en Ezeiza para ir a tocarle el timbre a sus vecinos de Flores. Para muchos es un deliberado desplante al presidente Macri.

Lo cual todavía hoy desconcierta. Ello debido a que, siendo Cardenal Primado de Argentina y Arzobispo de Buenos Aires, y cuando era sistemáticamente agredido desde la Casa Rosada, su principal aliado en la zona de la Plaza de Mayo era el entonces Jefe de Gobierno de la ciudad, Mauricio Macri.

El encono kirchnerista era tal que cuando fue elegido Sumo Pontífice en marzo de 2013, Cristina Kirchner entró en un torbellino de verborragia contra él, acusándolo hasta de haber sido cómplice del secuestro y cautiverio de dos sacerdotes jesuitas en 1977. El odio se transformó en amor dos días después, por supuesto, ni bien las encuestas revelaron que los argentinos estaban más que felices por tener un Papa compatriota.

De ahí que irrite que Bergoglio haya adoptado la estrategia de la pose fotográfica, una actuación que además satura: parco cuando Macri lo visitó en Roma y alegre, sonriente y cálido con cuanto miembro de la nomenclatura kirchnerista se encuentre, incluida la propia Cristina Kirchner en cinco oportunidades y varios de los procesados por corrupción de su gobierno.

El Papa tal vez ya haya administrado el perdón divino a quienes lo maltrataron por años, pero en Argentina causa perplejidad. Esa es la Bergoglio-política, una acrítica propensión a lo nacional y popular—al relato insustancial de lo nacional y popular, esto es— y una mirada algo estrecha y basada en mitos antiguos. Como cuando dijo, varias veces, que el problema de América Latina es "el liberalismo económico fuerte" porque "los sistemas liberales no dan posibilidades de trabajo y favorecen delincuencias". Los chavistas piensan igual.

He aquí el instrumental cognitivo que el Sumo Pontífice lleva a todas partes. Con lo cual la perplejidad de los argentinos se exporta a otras latitudes. Lo mismo ocurrió en Chile esta semana; el mismo prejuicio, la misma sobreactuación fotográfica. Allí se ve a un Bergoglio exultante de alegría con la presidenta Bachelet, y se ve a un Bergoglio frío, con cara de disgusto en la foto con el legítimo presidente electo Piñera, a quien no vio en privado. Tal vez debido a que Piñera es liberal. 

La Bergoglio-política se acerca a todo aquel que tan solo hable mal del liberalismo, sin importar si se ha enriquecido en el poder, como los Kirchner; si mantiene una dinastía absolutista en pleno siglo XXI, como los Castro; o si es un déspota inepto y criminal, como Maduro. Bergoglio les sonríe a todos ellos, pero no a los Macri y los Piñera, las Damas de Blanco que rechazó ver, y las esposas de los presos políticos venezolanos que se encadenaron en la Plaza de San Pedro sin ser recibidas.

La situación de Venezuela merece un párrafo aparte. El silencio de Bergoglio ante la perversidad del régimen es ya intolerable, es decir, frente a la represión, los crímenes, el hambre, la enfermedad y el destierro que sufren los venezolanos. Mientras se hallaba en Chile ocurrieron las ejecuciones extrajudiciales de Óscar Pérez y su grupo de policías rebeldes, sin que se escuchara una sola palabra del Papa.

Pero así es la Bergoglio-política, dogmática, más que tolerante e inclusiva, y al mismo tiempo pragmática en lo que no debe: los principios. Las víctimas de aquellos que declaman contra el capitalismo, pero que se han enriquecido con él, parecen tener menos importancia que las víctimas de la explotación del capitalismo.

Ya que hace política, el Papa debería practicar una democracia de la solidaridad, ofreciéndola a todo aquel que sufre y que ha sido despojado de derechos, en vez de seleccionar ideológicamente a quien. Ello resta y excluye por definición, contradice su misión primordial.

Como lo resumió la Diputada Lilita Carrió en una entrevista en marzo de 2016: "Fue elegido Papa y jefe espiritual, no dirigente de una Unidad Básica. Es un líder espiritual que le gusta el poder como a nadie. Bueno, que lo ejerza en el Vaticano. Los fieles no queremos que sea peronista, macrista ni nada. Queremos que sea el pastor de todos".

Y "todos", tratándose del Papa, también quiere decir "todos en todo el mundo". Para ser el pastor de todos debe archivar la Bergoglio-política.

Twitter: @hectorschamis
FUENTE: El País Internacional 

IMAGEN SUPERIOR: @ElNacionalWeb / @edoilustrado


jueves, 14 de marzo de 2013

El papa del fin del mundo. Por: Nicolás Cuéllar Ramírez

Francisco, el pontífice argentino

El papa del fin del mundo

Francisco, primer pontífice latinoamericano de la historia de la Iglesia católica, comenzó su pontificado pidiendo al mundo que lo bendiga.

Por: Nicolás Cuéllar Ramírez / Buenos Aires
Hace ocho años el arzobispo argentino Jorge Mario Bergoglio pudo ser papa. Tras la muerte de Juan Pablo II, la reñida votación para elegir a su sucesor lo enfrentó entonces al cardenal Ratzinger. Bergoglio logró obtener 40 de los 77 votos necesarios para ser elegido. Sin embargo, ante la falta de consenso, y después de cuatro votaciones, pidió a los demás cardenales que se abstuvieran de votar por él. Entonces, Ratzinger sería proclamado como Benedicto XVI.
Tras la dimisión del papa, Bergoglio llegaba al Vaticano con una gran influencia, pero según los medios especializados, con pocas posibilidades de ser elegido. Por eso fue sorpresiva la noticia del protodiácono cuando anunció que el nuevo sumo pontífice era el arzobispo de Buenos Aires.
“Soy uno de los cardenales que vino del fin del mundo”, dijo ya usando el nombre con que se le conocerá, Francisco, en sus primeras palabras a los feligreses que esperaban en la plaza de San Pedro. Hincha del club de fútbol San Lorenzo de Almagro, Bergoglio se convierte en el primer papa latinoamericano, el primer jesuita y el primero en usar el nombre Francisco.
Nacido en 1936 en Buenos Aires, hijo de un matrimonio de italianos, decidió convertirse en sacerdote a los 21 años y recibió la orden en 1969. Argentina entonces entraba en una complicada situación política. Entre 1973 y 1979, en plena dictadura militar, fue superior provincial de los jesuitas. Bergoglio despierta posiciones encontradas entre los argentinos. Existen quienes aplauden sus oratorias y sus posturas frente a los temas como el matrimonio igualitario o el aborto. Otros critican sus puntos de vista y le recuerdan su papel en esos años oscuros de la historia.
Al cardenal se le atribuye responsabilidad en el secuestro de dos sacerdotes jesuitas en 1976, dos meses después del golpe militar. También se le critica por su aparente cercanía con la Junta Militar, sobre todo con el general Rafael Videla. Sin embargo, el arzobispo, que no es muy dado a responder a los medios de comunicación, recientemente había aceptado hablar del tema para contar su versión de la historia y relatar cómo protegió a varios sacerdotes durante esos años.
Bergoglio vive solo. En un departamento sencillo, al lado de la catedral de Buenos Aires. Desde su ventana fue testigo de los saqueos y explosiones que dejó la crisis de 2001. Mantiene un bajo perfil y le gusta viajar en metro y en colectivo constantemente. Recorre hospitales y camina la ciudad. En Roma, cuentan fuentes cercanas a Francisco, el cardenal solía caminar bajo un gabán negro para ocultar los llamativos colores de su traje.
Sufre problemas respiratorios desde joven, cuando perdió un pulmón tras una operación. Pero su vida austera lo ha conservado desde entonces con buena salud. En 2011 renunció al arzobispado de Buenos Aires, por alcanzar el límite de edad (75 años), pero el papa Benedicto XVI prorrogó su mandato dos años más. Tras la dimisión de Ratzinger, Bergoglio anotó: “Fue un gesto revolucionario, un cambio en 600 años de historia”.
En Argentina, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner saludó al nuevo papa en una corta misiva. La relación entre el pontífice y los Kirchner, hay que recordar, no ha sido la mejor. Bergoglio fue autor de mensajes fuertes en contra del gobierno. La pobreza, el matrimonio igualitario, las peleas con el campo y las continuas controversias del gobierno con la oposición, eran temática de sus misas y actos oficiales. Ha cuestionado duramente las decisiones tomadas en estas materias tanto por Néstor Kirchner como por la actual presidenta.
Desde la Casa Rosada no dudaron en enfrentar al arzobispo. En uno de los momentos más álgidos de la relación, el presidente Kirchner dijo en alusión a Bergoglio. “Nuestro Dios es de todos, pero cuidado que el diablo también llega a todos, a los que usamos pantalones y a los que usan sotanas”. Pasaron un par de años en que la relación entre el gobierno y el Episcopado fue nula.
Por su parte, los organismos de derechos humanos no recibieron con mucho beneplácito el anuncio del nuevo papa. Conocen bien sus posiciones como acérrimo opositor al matrimonio igualitario y al aborto no punible. “No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios”, decía hace un par de años el arzobispo en una carta cuando se discutía en el Senado el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Francisco compartirá la sede del Vaticano con su predecesor y tendrá que responder por los escándalos recientes, como el de los abusos sexuales a menores o el caso de los Vatileaks, por mencionar algunos. Pero, sobre todo, dicen especialistas, tendrá que guiar a la Iglesia en medio de una crisis económica mundial como la actual, para que el Vaticano recupere su poder de influencia.
Por: Nicolás Cuéllar Ramírez / Buenos Aires / 
FUENTE: El Espectador

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias

ALGO MÁS DE CHILE. Por:Humberto Marcano Rodríguez.REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS. Opinión. Venezuela. Chile.

17     noviembre       2019 REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS       Humberto Marcano Rodríguez ALGO MÁS   DE CHILE Un   amable   lec...