Mostrando entradas con la etiqueta Paciano Padrón. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Paciano Padrón. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de septiembre de 2018

EMIGRAN LOS NO EMIGRANTES. Por: Paciano Padrón @padronpaciano #Opinión #Venezuela





EMIGRAN LOS NO EMIGRANTES
Twitter: @padronpaciano

Los venezolanos decíamos con mucho orgullo que no emigrábamos, porque nuestro hermoso y rico país lo tenía todo, comenzando por la calidez humana de su gente. Creíamos tener un paraíso y en realidad lo teníamos. A pesar de las dificultades y de los problemas propios de cualquier país en desarrollo, nos sentíamos bien en Venezuela, salíamos a estudiar y retornábamos con los grados obtenidos, como retornaban los que iban de turismo. Algunos pocos iban a trabajar afuera y casi siempre regresaban al finalizar el contrato. La brutal crisis humanitaria que afecta hoy al país ha empujado a más de tres millones de venezolanos a emigrar, a hacerlo de manera masiva, no planificada, impulsados por el hambre y la muerte, separando familias, rompiendo lazos y generando todo tipo de problema social en los países que nos reciben de manera masiva.

         El irresponsable Nicolás Maduro niega que haya una ola migratoria; él, quien se burla de la muerte, afirma que la “crisis humanitaria de migración es solo para justificar la intervención de Venezuela por vía militar y política”. Maduro suelta una enorme mentira sin sonrojarse: “Una característica de la emigración venezolana es que salen del país con el bolsillo lleno de dólares”. ¿Qué dirán de eso los centenares de miles que atraviesan a pie las montañas y páramos colombianos, adentrándose hacia el sur del continente?, travesía en la que han muerto muchos de frío y hambre, de agotamiento por falta de preparación física y por situación previa de desnutrición, producto del hambre que los empujó a emigrar.

         Es el mismo Maduro quien califica a los emigrantes venezolanos de “esclavos”, “mendigos” y “lava-pocetas”, para luego invitarlos a retornar al país, afirmando que Venezuela es hoy “el mejor país para vivir”, “en ningún otro lugar encontrarán los beneficios que tienen aquí”. Anuncia la creación de un “puente aéreo” para ayudar a retornar, según él dice, a la multitud de venezolanos que aspira regresar. Son todas mentiras. ¿De qué puente aéreo habla, si en Venezuela ya no hay aviones para los vuelos internos ni para los internacionales? Hay más, la situación dramática que vivimos es voluntariamente procurada por el régimen, tiene el propósito de hacer salir a millones que no le interesan al régimen, para quedarse fundamentalmente con los que se le sometan. Es la estrategia al mejor estilo cubano: el sometimiento por hambre.

         De manera igualmente falsa sostiene Maduro que “En Venezuela viven seis millones de colombianos, ecuatorianos y peruanos, cuya atención nos cuesta tres mil millones de dólares”. Eso es absolutamente falso. Tuvimos inmigración de hermanos de Colombia, Ecuador y Perú, así como de Chile, Argentina y pare usted de contar. Pero la inmensa mayoría de ellos ya retornó a su país de origen, y en lo fundamental los que quedan ya son venezolanos, insertados en nuestra sociedad y padeciendo el hambre como todos.

         Es evidente que frente a la crisis humanitaria brutal que vive Venezuela, requerimos de la ayuda internacional. Queremos una ayuda en profundidad para sacar el mal de raíz. Venezuela está invadida, lo he dicho numerosas veces y lo repito ahora, no es mentira la presencia militar cubana, iraní, rusa y bielorrusa en territorio venezolano, tan real como la presencia y posesiones del terrorismo internacional, del narcotráfico y de la guerrilla colombiana en suelo patrio.

Para lograr liberar a Venezuela, recuperar la paz y el camino del progreso y del Estado de Derecho, necesitamos de ayuda humanitaria internacional para sacar a los invasores. Atacar el mal de raíz hará cesar la situación de profunda injusticia que hoy nos afecta como pueblo. No es hora de diálogo y de nuevas elecciones, es tiempo de sacar a los invasores e iniciar un período de transición hacia la democracia y la libertad.


PACIANO PADRÓN
Teléfono: (0212) 482-4569

miércoles, 20 de junio de 2018

COLOMBIA DIJO SÍ. Por: Paciano Padrón @padronpaciano #Opinión #Venezuela #Colombia


COLOMBIA DIJO SÍ. 
Twitter: @padronpaciano 

Celebré, con profunda emoción, la decisión del pueblo colombiano de este pasado domingo 17 de junio, cuando de forma masiva y tajante -con más de 10 millones de votos- dijo SI a la democracia, eligió a Iván Duque presidente, frenando así al representante de Maduro y del castro-narco-comunismo. Petro fue aventajado por más de dos millones de votos. Felicitaciones Colombia. Presidente Duque, haga un buen gobierno, está obligado a hacerlo. Que la suya sea una administración firme en la defensa de su pueblo y de los valores democráticos, de rechazo a ese adefesio anti-histórico y fracasado, a ese comunismo trasnochado disfrazado de Socialismo del Siglo XXI, que en realidad no es sino un retroceso brutal hacia la dictadura y el estatismo. 

Los colombianos padecen hoy la invasión de mis compatriotas venezolanos, que huyen del hambre y la muerte, del desempleo y la inflación, del desabastecimiento y la persecución. Decenas de miles, cada día, pasan la frontera hacia Colombia, muchos de ellos siguen camino hacia el sur, a Ecuador, Perú, Chile y Argentina. Un pueblo como el colombiano, que ve la angustia y la desesperación de sus vecinos que lo invaden para salvar sus vidas, mal podía darse a sí mismo un gobierno de corte totalitario, un comunismo camuflado pero que en el fondo no es sino el demodé marxismo-leninismo.  
El triunfo de Duque es considerado ya, en América y el mundo, como un éxito de la democracia sobre la dictadura. Duque cuenta con nuestra admiración y apoyo. Como latinoamericanos que somos, por nuestro Continente y por la felicidad del pueblo de Colombia, le exigimos haga un buen gobierno y logre la unidad de su gente, a la cual dijo consagrará sus fuerzas: unidad del pueblo de Colombia para marchar juntos por el camino de la democracia y el progreso. Que Dios le acompañe, Presidente Duque, en ese tránsito de cuatro años por la presidencia de Colombia. 

El domingo en la tarde entré en contacto por WhatsApp con una amiga colombiana que vive en Cali, para preguntarle si había votado tal como yo me había atrevido a recomendarle. Me confesó que no lo había hecho, que ella se abstuvo, porque ella come si trabaja, y que ninguno de los dos candidatos, ni otro cualquiera, le daría de comer, para añadir luego que ella se gana lo que requiere, que no necesita del gobierno. En el caso de ella, yo aré en el mar; afortunadamente tengo muchos otros testimonios en sentido contrario, colombianos a los que ayudé a tomar su decisión de involucrarse y cumplir su obligación ciudadana. No supo mi amiga entender, como muchos otros, que el tiempo que vivimos es agónico y de decisión, que Colombia se debate en el fondo entre democracia y comunismo. Le aclaré, que sí es verdad que ella se gana la vida con su esfuerzo personal, también es verdad que un gobierno nefasto como el de Venezuela o Cuba, arruinaría su vida y su posibilidad de producir para ella y sus hijos, porque el Estado omnipotente pretendería darle racionadamente los alimentos que le dé la gana, para administrarle su vida. Luego, no puede ser lo mismo el triunfo de uno u otro candidato. Si un ciudadano no vota, otros decidirán por él. 

Tenemos una América Latina convulsionada, que se debate en la búsqueda de camino frente al estatismo y las dictaduras de nuevo cuño del grupo de Sao Paulo. Allí están en la lucha los pueblos de Bolivia y Ecuador, mientras en las calles de Nicaragua los jóvenes ofrendan su sangre por la libertad, son chamos como los nuestros, luchan sin perder el impulso y la esperanza de sacar al delincuente de Ortega de la presidencia de su país. México -que nos dio la grata sorpresa de derrotar a Alemania en su primera confrontación del Mundial- camina hacia la encrucijada electoral del domingo 1° de julio, cuando el Maduro de allá, el Petro de allá, el Ortega de allá, el Evo de allá, el Castro de allá, pretende imponer el socialismo del siglo XXI. Alerto a México ante López Obrador, quien tiene a su favor que los gobiernos democráticos no han estado a la altura. Aun así, mexicanos, no sucumban a la tentación del populismo que solo encierra desgracia, exijan mejores gobiernos. Viva América Latina democrática y libre. Colombia dijo SI a la democracia. 


PACIANO PADRÓN 
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848 
E-Mail: pacianopadron@gmail.com

martes, 12 de junio de 2018

NO MÁS EL PAÍS DE LAS “PERRERAS” Por: Paciano Padrón @padronpaciano #Opinión #Venezuela


NO MÁS EL PAÍS DE LAS “PERRERAS”                                                                                                                                                                                      
        Twitter: padronpaciano

         La salida de esta desgracia para dejar de ser el país de las “perreras”, de la decadencia, la arbitrariedad y el hambre generalizada es un imperativo que nos incumbe a todos. La salida no es electoral, tampoco es de convivencia con el régimen. De lo que se trata es de combinar una acción interna unitaria y sostenida, con la creciente presión exterior. Organización y resistencia popular en Venezuela, con coordinación y unidad en la acción de las fuerzas de la democracia y de la libertad. Cooperación humanitaria internacional que coadyuve al restablecimiento del orden, al imperio de la Constitución y, por supuesto, a la satisfacción humanitaria de los requerimientos de alimentación y salud. Dejar atrás el país de las “perreras” es un imperativo.    
         Esta semana estoy temporalmente en Nueva York, dictando unos talleres, y son varias las personas que me han preguntado por las “perreras”, si es verdad que la gente tiene como transporte público lo que mal sirve para transportar animales. Ayer me preguntaban unos ecuatorianos y guatemaltecos, si es verdad que ya han muerto más de 20 ciudadanos por accidentes en ese inhumano transporte, símbolo de la decadencia y la miseria en la que nos ha hundido el régimen. Tuve que decirles que sí, y precisarles que según el Comité de Usuarios de Transporte , al menos 25 compatriotas han fallecido por accidente en las llamadas “perreras”. Por Dios, no podemos seguir siendo el país de la postración y muerte, si tenemos sangre en las venas y amamos a Venezuela, estamos obligados -donde quiera nos encontremos- a contribuir según nuestras posibilidades a ponerle fin a este régimen de muerte, para reiniciar la reconstrucción nacional. Si bien el tango dice “20 años no es nada”, estos ya casi 20 años de dictadura han sido demasiado, el creciente absolutismo, el narcotráfico ascendente y la corrupción galopante, han generado un país de hambre, enfermedad y perreras.

         Que la salida de este régimen no es electoral, lo hemos dicho, tal vez no es ocioso repetirlo. Con un CNE absolutamente parcializado al servicio de un régimen cuyo único objetivo es la permanencia en el poder, porque está demostrado que no le interesa el bienestar del pueblo, por el contrario nos hace a todos más pobres para que seamos dependientes del Estado, que es lo único que ha crecido. Más Estado, menos ciudadanía. Más Estado, menos economía en manos de la gente. Más Estado, menos libertad y menor crecimiento del hombre y de todos los hombres, que es la razón fundamental de la sociedad. La dictadura de Estado ahoga la nación venezolana.

         La salida no es de convivencia con el régimen, de cohabitación en la conducción de la cosa pública. En un Estado venezolano democrático el Poder Ejecutivo Nacional puede estar -como ha estado en el pasado- en manos de un partido, con un Parlamento en otras manos, y las 23 gobernaciones y 335 municipalidades distribuidas en manos de diferentes colores. En un Estado democrático hay convivencia, hay cohabitación y respeto de las atribuciones y obligaciones constitucionales en cada instancia. Hace algo más de dos años se instaló, en enero de 2016, la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre anterior, cuando fueron proclamados diputados las dos terceras partes de los candidatos propuestos por la oposición, el 67 % de las curules fueron para la fuerza del cambio. El régimen desconoció la AN, el TSJ se ocupó de declarar inconstitucional todas sus leyes y cada uno de sus actos, persiguió y persigue, acosa y allana las casas y bienes de los magistrados designados por la AN, y eligieron de manera inconstitucional y arbitraria, a su propio antojo, una asamblea nacional constituyente integrada por 545 diputados, todos afectos al régimen. La llamada anc dice ser representación del poder popular originario y, en consecuencia, dice estar por encima de todos los poderes públicos. ¿Cómo puede haber convivencia?

         Ya lo dijimos, la salida está en la coordinación de la resistencia en Venezuela con la intervención internacional. El país agonizante exige a las fuerzas sociales y políticas su unidad en la resistencia, unidad en la conducción y la acción, exige su coordinación con la creciente fuerza de la diáspora organizada y con los países hermanos que quieren ayudarnos, que están prestos a hacernos llegar la asistencia humanitaria internacional, y lo necesario para que esa ayuda llegue a la gente, y poner fin al genocidio, ayudarnos a reordenar el país para su relanzamiento y retorno al camino del progreso. No más retroceso, no más el país de las “perreras”. 


PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848

jueves, 7 de junio de 2018

SALIR DE ÉL COMO SEA. Por: Paciano Padrón @padronpaciano #Opinión #Venezuela


SALIR DE ÉL COMO SEA


Twitter: @padronpaciano

         Con este régimen no hay vida, no hay solución posible, tenemos que salir de él como sea. Está claro que la salida no es electoral, porque la tienen montada. Lo que corresponde es la organización del pueblo para la resistencia y, unidos, prepararnos para recibir la asistencia humanitaria de los países hermanos que, con la autorización del soberano pueblo de Venezuela, ingresarán a nuestro territorio, nos ayudarán a sacar a los invasores, a restablecer el orden y a atender la emergencia humanitaria que mata hoy a tantos venezolanos inocentes. El cambio es imperativo, la salida de Maduro y de todo su equipo es un requisito sine qua non.

         Quien hoy piense en elecciones como salida de la crisis, está fuera de la realidad. Venezuela es un país invadido, lo hemos dicho ya numerosas veces y lo repetimos. Estamos invadidos por Cuba, Irán, Rusia y Bielorrusia, y más grave aún es la invasión y posesión firme de territorio venezolano de parte de la guerrilla colombiana, del narcotráfico y del terrorismo internacional, territorio que no pisa la bota del soldado venezolano. Ellos perderían mucho con la salida de Maduro, se les acabaría esa teta de la que chupan sin impostarles que están matando a un pueblo de hambre y enfermedad, porque eso es parte de la estrategia, para que unos huyan a la diáspora y otros se queden temerosos haciendo cola, pensando en comer, sin tiempo para soñar y actuar en la lucha por la libertad y la democracia.

         La comunidad internacional -y lo vemos cada día más claramente- expresa por todas las vías su solidaridad con la lucha del pueblo venezolano. Es emocionante ver surgir la solidaridad de los pueblos hermanos. Si el régimen lo permitiera, los puertos serían abarrotados de barcos con alimentos y medicinas, con ayuda humanitaria que tal vez el régimen no tendría la logística necesaria para distribuir con la presteza requerida en todo el país. El régimen asesina voluntariamente a nuestro pueblo, lo deja morir de mengua, para fortalecerse humillándonos y sometiéndonos. Si Maduro simplemente fuera un presidente de buena fe, si tuviera algo de sensibilidad humana, habría permitido el ingreso de la ayuda humanitaria, si no lo hace, es porque el hambre es programada, como lo hizo Fidel en Cuba; si la producción cayó y las empresas cerraron, es porque Chávez y Maduro -cada uno en su tiempo- ha ido matando las empresas y la producción. El hambre es una herramienta fundamental para su perverso proyecto de dominar políticamente a Venezuela. La salida de esta tragedia pasa por echar a Maduro y su régimen, por salir de esta narco-dictadura que tiene un solo propósito: perpetuarse en el poder.

         La farsa electoral que el pueblo desconoció, cuando el 82.9% de los venezolanos no votamos, es la farsa que ha rechazado la mayoría de los países del mundo, los que hoy desconocen a Maduro como presidente. El show electoral, herramienta utilizada por el régimen para intentar legitimarse, para respirar y tomar aire en tiempo en que tienen los santos de espalda, fue una jugada que le salió mal, nadie se creyó el cuento.

Ahora comenzaron con la historia de soltar presos, de dar salida a la calle a hombres y mujeres que nunca debieron perder su libertad, que fueron torturados y sus derechos violentados. Por supuesto que estamos de acuerdo con que los suelten, deben soltarlos a todos, pero la historia en verdad es la de presos pa’fuera y presos pa’dentro. Hoy hay más presos políticos, han soltado algunos pocos y muchos más han sido secuestrados y retenidos inconstitucionalmente. Los presos políticos ya no son solo civiles, el número de militares activos presos es superior a estos, todos aquellos que han expresado alguna inconformidad o manifestado algún desacuerdo, por pequeño que sea,  están en mazmorras inhumanas pagando su osadía, mientras cada vez son más numerosos los oficiales y soldados que desertan por hambre o por no calarse más el régimen opresor; numerosos de ellos están solicitando asilo en diferentes países a los que han huido.

         Los venezolanos bien paridos, con sangre en las venas, debemos reaccionar ya, con fe en nuestras potencialidades, sin dejarnos matar la esperanza. Es la hora, hay que salir de este régimen como sea.


PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848

martes, 29 de mayo de 2018

¿CÓMO VES A MADURO HOY? Por: PACIANO PADRÓN @padronpaciano #Opinión #Venezuela


¿CÓMO VES A MADURO HOY?

Twitter: @padronpaciano

El domingo 20 de mayo ocurrió lo que estaba cantado, el pueblo se manifestó de manera contundente en el acto de rebeldía y desobediencia civil más grande de nuestra historia republicana, el 82,9 % de los venezolanos no escuchó el llamado de la anc y del CNE para acudir “a las elecciones”. De su parte, el régimen, como también estaba cantado, acomodó las cifras como le dio la gana, triplicó por alquimia de las cuatro comadres del CNE el número de electores que sufragaron, el cual elevaron del 17,1 % a 46 %, por supuesto, dando de ganador a Nicolás Maduro. ¿Cómo ves a Maduro hoy, después del 20 de mayo?

Ante esa realidad, aun cuando anunciada, son muchos los venezolanos que se entristecen, desalientan y dicen, ahora Maduro tiene seis años más, nos fregamos. Me establecí el propósito de preguntar a todos los que he visto o con quienes he hablado telefónicamente, ¿cómo ves a Maduro hoy, después del 20 de mayo?, ¿lo ves más fuerte y con mayor respaldo popular?, ¿luce victorioso o derrotado?, ¿cómo lo ve la comunidad internacional? Sin excepción, todos responden Maduro está hoy más débil, luce derrotado. Eso es absolutamente cierto. Hoy no tenemos presidente, Maduro no fue reelecto, participó en una componenda fraudulenta, en una farsa electoral. Lo peor para él es que el 20 de mayo no le dio la fuerza que buscaba, ni la legitimidad que necesita cuando su tiempo está menguado. Hoy está más débil que nunca. Es hora de cambio y tiempo de actuar.

El pasado jueves 24 Maduro efectuó una bufonada ante la ilegítima asamblea nacional constituyente, intentando hacer ver que ya el proceso está cerrado y que su elección es “irreversible”. Prestó un extraño juramento como presidente electo, contrariando la letra de la Constitución que establece que el presidente electo toma posesión “el 10 de enero del primer año de su período constitucional”, y él está haciendo la bufonada ocho meses antes de la fecha.

Hay más, el mismo artículo en comento señala que el presidente electo tomará posesión “mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el presidente o presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”. Entonces, ¿por qué la mamarrachada del juramento ante la asamblea nacional constituyente? Juramento extraño porque lo que hizo fue “comprometerse a jurar en 2019 como presidente”. ¿En qué Constitución está eso? Por supuesto que sabemos que eso es un grito para disipar el miedo, para alejar los espantos. Maduro está pasado de maduro, él lo sabe, su tiempo histórico concluyó hace rato, está asustado y nervioso, actúa con torpeza.

El miedo ha impulsado a Maduro a llevar a la cárcel a todos los oficiales que de una u otra manera han expresado inconformidad. Hoy hay más militares presos por razones políticas que presos políticos civiles. Ellos saben más que nadie del fraude, ellos estuvieron permanentemente en los centros electorales y vieron llegar a los poquísimos electores que sufragaron, así como luego conocieron de la magia de las cuatro comadres multiplicadoras de votos.

Fue inútil el intento del 20 de mayo para salvar la legitimidad de quien ya no aguanta más, de quien sabe que en su futuro solo tiene rechazo, cada vez más firme, de los países amigos de Venezuela, los que ahora exigen sanciones contundentes para los violadores de derechos humanos y los corruptos que se han robado el dinero público. Lo más importante de las sanciones que se están estableciendo, principalmente en los países de Europa y América, es que se está ordenando el decomiso de los bienes y congelamiento de las cuentas bancarias, para luego, vuelta la democracia, esos dineros retornen al Tesoro Nacional, y sean palanca para el relanzamiento del país, para la reconstrucción que pronto ha de iniciarse. Estar tristes por la reelección de Maduro es no entender que ese mega-fraude constituye su perdición, el punto final de lo que nunca debió ser, el comienzo de una nueva hora para Venezuela. ¿Cómo ves a Maduro hoy, después del 20 de mayo?  

PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848

miércoles, 17 de enero de 2018

VENEZUELA: LA MASACRE MUEVE A LA REBELIÓN. Por: Paciano Padrón @padronpaciano OPINIÓN.


LA MASACRE MUEVE A LA REBELIÓN

El asesinato programado y querido abre las puertas a la reacción, justifica el desacato. Por un lado, el genocidio del desabastecimiento planificado para, por hambre y enfermedad, someter al pueblo ante el régimen, y por el otro, los atropellos y crímenes contra los disidentes -del cual la masacre de El Junquito contra Oscar Pérez es la más brutal y reciente expresión- mueven a la rebelión, a la desobediencia de un gobierno ilegítimo y asesino.
A Oscar Pérez se la tenía jurada Maduro, quien dio la orden de masacrarlo junto a su grupo que se escondía en una casita de El Junquito. El objetivo: hay que meter miedo a los que quieren alzar la voz contra el gobierno. Bernal fue vocero oficial: “Aquel que haga armas contra la República se le responderá en iguales circunstancias”. Entiéndase, se repetirá el crimen, más allá de que la desobediencia no es a la República sino al narco-dictador, que ellos creen o hacen creer que es lo mismo.
         Lo de El Junquito fue aplicación de la pena de muerte, fue una sentencia a morir sin juicio y en contravención a nuestra Constitución, que preserva la vida como bien superior en todas las circunstancias. Fue una pena de muerte disfrazada de enfrentamiento, violatoria de la equidad y la ley. Era obvio que Oscar Pérez y su grupo, desde tempranas horas del fatídico lunes 15 de enero, se habían rendido y pedían no les dispararan, como también lo exigía la madre de Oscar Pérez, y junto con ella un coro de voces que se fue levantando en el mundo entero, mientras las redes sociales distribuían durante horas las dramáticas imágenes y voces que hacían percibir el avance de la muerte. Veíamos acercarse el momento del zarpazo final, el que llegó con un ataque policial y militar desproporcionado, que no guarda relación alguna con los hechos. Se escuchaban los gritos del pueblo que con angustia y desespero clamaba, no disparen más, no disparen.
         Lo acontecido en El Junquito viola el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, al serle aplicables sus disposiciones. Se lee en el artículo 8 que es crimen de guerra “Causar la muerte o lesiones a un combatiente que haya depuesto las armas o que, al no tener medio para defenderse, se haya rendido a discreción”. Era obvio, Oscar Pérez y el grupo de valientes patriotas habían depuesto las armas, se habían rendido ante la evidencia de un cerco masivo. Más adelante el mismo Estatuto de Roma indica como crimen de guerra el “ataque a una persona a sabiendas de que está fuera de combate”. Qué distinto fue el trato que la democracia dio a Chávez cuando este, el 4 de febrero, se entregó en el Museo Militar, a pesar de que dejó en las calles a centenares de muertos y miles de heridos. Chávez ni sus compañeros rendidos fueron asesinados, ni los torturaron, ni los encerraron en la tumba del SEBIN de Plaza Venezuela.
         Algo que resulta extraño es la presencia en el sitio y la muerte allí de Heiker Vázquez, líder del Colectivo Armado del 23 de Enero y otros de su grupo, que según Bernal “cayeron en combate”. ¿Combate contra quién?, ¿quiénes le dispararon? Que explique Maduro, ¿cómo en un operativo policial y militar está incorporado ese señor que hasta, donde sabemos, no era militar ni policía?  Si ahora dicen que es policía, ¿cómo podía actuar oficialmente como criminal de un colectivo armado? Todo hace pensar que tenían cuentas pendientes con él, y que fue invitado a presentarse al escenario de la masacre para matar dos pájaros de un tiro, a Oscar Pérez y a él, quien controlaba negocios en el 23 de Enero, cuyos beneficios no se distribuían a satisfacción del cogollo del régimen. Por razones de principios también deploro la muerte del Sr. Vázquez.
         Parte de la perversidad del régimen -lo que además pone de manifiesto la irresponsabilidad del mismo- es no haber dado a conocer con prontitud la lista de los “caídos”. Este régimen perverso disfruta de la angustia ajena, avanza en la desinformación y confusión, en la violencia y el crimen, pareciera encontrar en la muerte su plena realización.
Todo indica que estamos en los últimos días. El desespero hace actuar al régimen cada vez con mayor torpeza, justificando así el desacato. Definitivamente la masacre mueve a la rebelión.


PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848

miércoles, 4 de octubre de 2017

¿Militares o civiles? Por: Paciano Padrón @padronpaciano

¿MILITARES O CIVILES?
Por: Paciano Padrón 
“La crisis la van a resolver los políticos, no los militares que no deben intervenir”, acaba de sentenciar el Ministro de la Defensa de Venezuela, como si la FAN no tuviera velas en este entierro. No conforme con hacerse el Pilatos, el Gral. Padrino López excluye a importantes sectores de la vida nacional, al espetar que: “No es la Conferencia Episcopal la que la va a resolver, ni los empresarios, no es por la vía militar, son los políticos”.  Este padrino está pelao de punta a punta.

Esta crisis brutal que afecta a los venezolanos -que también amenaza crecientemente la estabilidad del hemisferio, y tal vez la de más allá- es de todos los afectados. En primer lugar, es nuestro problema. En consecuencia, ningún venezolano puede eximirse de cumplir el ciudadano deber de participar. Tal vez podríamos preguntarnos si los militares hoy son parte de la solución o parte del problema. Más aún, si son el problema en sí. Nuestra Fuerza Armada tiene un rol fundamental para salir de la crisis. Padrino López y los que como él constituyen el nefasto cogollo del régimen, son el problema, pero la gran mayoría, hasta ahora sometidos y silenciosos, pueden y deben levantar la voz. 

Pero hay más, cuando Venezuela hoy está sometida y es víctima de las fuerzas internacionales del terrorismo y el narcotráfico, de la guerrilla colombiana y de la presencia real e insolente de Irak, Irán, China, Rusia y Cuba, no solo nos convertimos en una desgracia para nosotros mismos, sino en un verdadero peligro hemisférico, que pone en juego la paz en la región. Ante tal amenaza y peligro, el derecho a defenderse y actuar podría sobrepasar los linderos nacionales. 

Escribí la semana pasada que el régimen imperante en Venezuela, califica de traidores a quienes hablan de solicitar ayuda internacional para nuestra libertad, siendo la verdad lo contrario: Nicolás Maduro y sus secuaces son traidores a la patria, por permitir la invasión de la tierra de Simón Bolívar. Miles de soldados cubanos y sus oficiales, leales a Castro, nos han invadido, están en nuestros cuarteles y mesas de mando; nos han invadido también terroristas internacionales, a quienes el régimen ha dado parte de nuestro territorio para su libre actuación, donde el Estado venezolano ha perdido soberanía, son terroristas que manipulan nuestras riquezas mineras para la extracción de componentes de armas estratégicas y nucleares. Lo mismo ha hecho con el narcotráfico internacional, al convertir a Venezuela en un narco-Estado. 

Los militares venezolanos son los primeros en la obligación de defender la patria de la invasión extranjera. ¿Cómo bate la sangre y pulsa el corazón de un soldado cuando ve la bandera de Cuba en un cuartel, o cuando recibe órdenes de un oficial extranjero?, ¿cómo siente un soldado nuestro, en su ser venezolano, cuando le dicen que no puede entrar en tal o cual parte del territorio nacional, porque está reservada a este o aquel grupo del terrorismo internacional, del narcotráfico o de la guerrilla colombiana? Los soldados que tienen sangre en las venas deben reaccionar, tienen la obligación de actuar, es más, tienen el compromiso bajo juramento de defender la integridad de nuestro territorio y la soberanía nacional. Bien acomodaticia la frase de Padrino López, la cual desprecian los soldados venezolanos, al escucharle al general decir que la crisis no es su problema, que no corresponde a ellos resolver. Esos soldados, amantes de la libertad, al igual que los soldados en el Campo de Carabobo que selló la libertad de Venezuela, quieren la ayuda humanitaria extranjera, para vencer a los traidores de la patria que han permitido convertir el nuestro en territorio del crimen. Así como el soldado de Carabobo aplaudió la presencia de la Legión Inglesa y la Legión Irlandesa, hoy aplaudiría la ayuda humanitaria extranjera que nos permita sellar la libertad frente a los invasores traídos por los traidores a la patria. 

Padrino López,  usted es el problema, o parte de él. Militares como usted y los que integran los cogollos de mando o el Cártel de los Soles, han de ser puestos de lado, a ellos no incumbe la solución de la crisis. Son la crisis de la narco-dictadura militar y comunista. 

PACIANO PADRÓN
Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848
E-Mail: pacianopadron@gmail.com



martes, 13 de mayo de 2014

TIEMBLA MADURO. Por: PACIANO PADRÓN.


TIEMBLA MADURO
 
Twitter: @padronpaciano
Las crecientes protestas populares, pacíficas y de calle, respondidas con una arremetida furiosa del régimen contra las manifestaciones y los medios libres de comunicación social para acallar nuestra voz, es claro indicio de que tiembla el régimen diosdado-madurista. A nuestra voz se suman las de numerosos seguidores de las ideas de Chávez, también descontentos con el cogollo del régimen que solo sirve a la boliburguesía que se enriquece groseramente, tragándose los dólares del pueblo y acaparando la calidad de vida solo para ellos; están molestos e indignados. Maduro lo sabe y tiembla, está asustado ante la protesta que crece indeteniblemente.
         Los manifestantes contra los desafueros del régimen, así como los medios de comunicación social, son objetivos de Maduro, a quien le salió el tiro por la culata con aquello de que candelita que se prende, candelita que se apaga. Cada represión y atropello multiplica la protesta de calle, la candelita democrática y sin armas. Ningún gobierno - incluidos los de los dictadores Generales Juan Vicente Gómez Chacón y Marcos Evangelista Pérez Jiménez- había maltratado, herido, asesinado y apresado a tantos manifestantes, por igual con armas de la Fuerza Armada o de la Policía, como con las armas de los delincuentes paramilitares y sanguinarios, muchos de ellos malandros presos puestos en la calle por La Fosforito, con mandato o beneplácito del alto cogollo que conducen Cabello y Maduro.
         Es bien conocido que sin libertad de expresión no hay democracia, como tampoco la hay sin libertad de manifestar públicamente descontento o rechazo a políticas del gobierno. Estos derechos humanos reconocidos y consagrados en nuestra Constitución son violados impunemente.
         El diosdado-madurismo declaró la guerra a la información, dándole carácter de crimen. Tal como lo sostiene Espacio Público -organización de derechos humanos- en 2013 se produjeron 289 violaciones al derecho a la libre expresión, lo que no tenía precedentes, pero en los primeros cuatro meses de 2014 se registraron 325 atropellos a la libertad de expresión, es decir, en el último cuatrimestre más que en todo el año pasado. Maduro censura y hostiga a los medios de comunicación a través del Poder Judicial, y los ahoga económicamente.  El diosdado-madurismo cierra medios y compra medios, lo más sonoro recientemente fue la venta de Globovisión a testaferros, así como lo hicieron con todos los medios impresos de la Cadena Capriles, que de la noche a la mañana se convirtió a plenitud en vocero oficioso del régimen, sin que todavía se sepan los nombres de quienes aparecen como accionistas de esa empresa. 
Como si fuera poco, las cadenas embrutecen a la población, por lo que Maduro las ha multiplicado. Hugo Chávez tuvo el récord de promediar 23 minutos diarios de cadena, de 1999 a 2012, mientras que el diosdado-madurismo le ganó, promedió 28 minutos diarios en 2013; más no es todo, en medio de los brutales ataques a las manifestaciones estudiantiles de los últimos tres meses, se han incrementado exponencialmente las cadenas; por ejemplo, entre los pasados 12 y 26 de febrero el régimen encadenó un promedio de 112 minutos por día, 400% más.
         El gobierno agrede físicamente a los comunicadores, y les manda a robar sus equipos; crea un bojote de medios oficialistas, televisoras, radios y periódicos y, lo peor de todo, censura y obliga a la autocensura. A la oposición le quedan la calle y las redes sociales; en la calle recibimos plomo parejo, mientras las redes sociales están en la mira de la CANTV.
Si nos quitan la calle y nos cierran la boca, si trancan las vías democráticas de protesta, solo queda arreciar la lucha en la calle; el arrinconado se defiende con lo que tiene y le sobra voluntad para luchar hasta el fin. Tanta violencia del gobierno muestra la hora postrera del régimen diosdado-madurista. Maduro tiembla, entra en pánico.

PACIANO PADRÓN

martes, 27 de agosto de 2013

DE CORRUPCIÓN, DE ESO SÉ. Por: Paciano Padrón.

 
 27 de agosto de 2013 13:45
DE CORRUPCIÓN, DE ESO SÉ
 
Twitter:
         Cuando oigo decir al ilegítimamente proclamado Presidente de la República que él lidera la lucha contra la corrupción, siento que esa burla es una bofetada al país, ya que él lidera un régimen de ineficiencia y podredumbre que nos hunde en la pobreza y el retraso. ¿Cómo pide poderes especiales quien tiene secuestrados los Poderes Públicos?  Sin separación de poderes es imposible luchar contra la corrupción, porque esta se anida en el centralismo y en la concentración de los Poderes Públicos: “El país se nos va por la cañería de la corrupción”.
Maduro, ¿qué hiciste contra la corrupción en ocho años como diputado o cuando fuiste Presidente de la A.N.?; dime por lo menos un solo logro. ¿Cómo pides Habilitante para legislar desde Miraflores, cuando no lo hiciste en el Capitolio?  Además, ¿no es acaso tu esposa -la abogada Cilia Flores-  quien junto al diputado Carreño engavetó el proyecto de reforma de la Ley contra la Corrupción? ¿De qué hablas entonces?
Maduro, es delito de peculado el uso de los bienes públicos con fines distintos a los dispuestos. ¿Cómo justificas que los bienes del Estado estén al servicio del PSUV, como lo estuvieron al servicio de tu campaña, luego de la cual el CNE ilegítimamente te proclamó presidente electo?   La Casona es la residencia oficial del Presidente de Venezuela, propiedad del Estado que paga su multimillonario mantenimiento. ¿Cómo justificas que luego de tantos meses no vivas allá, y que otra familia se beneficie ilegalmente de lo que es para otro fin? Te repito, está tipificado como delito de peculado de uso.
Maduro, ¿cómo explicas que los más graves hechos de corrupción de este régimen no los hayan investigado la Asamblea Nacional ni la Fiscalía?, no te hablo de la Contraloría, porque después de año y medio de la muerte de Russián, la A.N. que tú controlas no ha elegido Contralor General de la República.
¿Por qué no han investigado la monstruosidad contra el hambre del pueblo llamada Pudreval, la pérdida de centenares de miles de toneladas de alimentos? ¿Y la maleta de Antonini o las denuncias de Makled en Colombia, hoy silenciado, no sabemos si muerto en un sótano del SEBIN? ¿Y lo denunciado por Aponte Aponte o Mario Silva? ¿Y el Fondo Chino, el Bandes, PDVSA, Cadivi, y, y, y…?   
         El alarde de Maduro contra la corrupción tiene el propósito de excusar la quiebra de las finanzas del Estado, al tratar de encontrar chivos expiatorios en alcaldes, gobernadores o funcionarios subalternos del régimen, además de que la estrategia le permite, por un lado enfilar contra la oposición, y por el otro alertar a los suyos de que si se rebelan contra el ilegítimo presidente, les caerá la “justicia”.
He dedicado cuarenta años de mi vida a la lucha contra los delitos que afectan el patrimonio público. Durante cinco años fui Secretario General de la Contraloría del Distrito Federal; veinte años Diputado en el Parlamento Nacional, cinco de los cuales presidí la Comisión de Contraloría; una década estuve en el Parlamento de la Comunidad Andina de Naciones, del que fui Presidente, y previamente Presidente-fundador de la Comisión de Contraloría; cinco años dediqué a investigar y denunciar la corrupción de este régimen, junto a un valioso grupo de profesionales democráticos, lo que me llevó más de doscientas veces a visitar el Ministerio Público para consignar o ratificar denuncias, de las cuales ni una sola ha sido investigada.  De corrupción, de eso sé, pero lo que hoy tenemos no lo había visto nunca: “El país se nos va por la cañería de la corrupción”.
Actúa Maduro, no es cuestión de Habilitante ni de nuevas leyes, es asunto de cumplir las leyes que tenemos y de acatar la Constitución. De corrupción, de eso sé.
PACIANO PADRÓN
Telefax: (0212) 482-4569 – (0414) 328-1848
E-Mail: pacianopadron@gmail.com

martes, 2 de julio de 2013

¿LO OLVIDAMOS?, ES ILEGÍTIMO. Por: Paciano Padron.

 
2 de julio de 2013 12:21
¿LO OLVIDAMOS?, ES ILEGÍTIMO
 
        Twitter:
No hay duda de la ilegitimidad de origen del proclamado por el CNE como Presidente de la República, luego de los comicios del pasado 14 de abril, tal como está probado en los recursos formalmente interpuestos ante el Tribunal Supremo de Justicia, los que duermen plácidamente en los escritorios de los magistrados. Lo único que se ha sabido después de dos meses, es que de manera inconstitucional y violenta, contrariando la ley y la lógica jurídica, la Sala Constitucional arrebató los expedientes a la Sala Electoral, ya que si bien es la competente para conocer la materia, ella es de menor confianza para el Ejecutivo Nacional, al cual están sometidos y de rodillas todos los poderes públicos.
         A raíz de los resultados cantados por el CNE, reaccionamos convenientemente, de manera responsable y pacífica, de forma enfática y firme. No obstante, hemos visto disminuir la protesta, tal vez silenciada por el día a día, ya que cada jornada trae sus problemas y afanes, colocando en segundo plano lo que no debe ceder en ningún momento el plano fundamental del interés colectivo. Lo que está en juego es la República, la democracia, la calidad de vida y la felicidad del venezolano.
         Evidentemente que la demanda de justicia electoral ante resultados falseados por el CNE, no es el único problema que nos preocupa y ocupa, que nos toma corazón y tiempo, inteligencia y dedicación; eso es verdad, pero no debe dejarse pasar un solo día sin, por lo menos, recordar a la opinión pública nacional y mundial que vivimos bajo un régimen que ha violado el Estado de Derecho y trampeado los resultados electorales; recordar que esperamos justicia y luchamos por ella.
         La magnitud de los otros problemas que nos agobian es, tal vez, la razón fundamental para diferir o disminuirle potencia al reclamo electoral. Por ejemplo, la delincuencia es noticia de todos los días, los delincuentes asesinos no tienen miramientos; acaban de degollar a dos niños en Belén, Guarenas, llamada “ciudad socialista”, comunidad de reciente creación que es un verdadero infierno. Por ironía, Belén es la ciudad donde nació el Niño Dios, y Belén es la comunidad de Guarenas donde niños son degollados y adultos son chuceados o tiroteados, robados, violados y asesinados. Pero toda Venezuela es una Belén, es una tragedia donde la vida vale poco, tal vez lo equivalente a un par de zapatos, a un celular o reloj, a una motocicleta o a lo que se le pueda antojar a cualquiera de los integrantes de las bandas delictivas que se mueven impunemente. Qué se puede esperar de un Ministro del Interior que dice textualmente desconocer  “de las extorsiones y los hechos delictivos que cometen los colectivos en Catia y el 23 de Enero”; de un Ministro que acaba de declarar que “los homicidios se han reducido 5%”, y que sostiene que “la clonación de cédulas y la usurpación de identidad no es un delito que nos preocupe”.
         Entendemos que el desabastecimiento nos agobia, que “tenemos patria” pero no papel tualé, ni leche, café o aceite, ni harinas, azúcar ni otros productos vitales para todos; comprendemos que la inflación devora los salarios como el agua a la sal; estamos conscientes de que el desempleo y la falta de vivienda castigan a muchos, que los servicios públicos son un desastre y que agua y luz son dolores de cabeza; que nos están arrebatando las universidades, lo que equivale a matar el futuro; en fin, que cada día vivimos peor, y que cada día se aleja la Venezuela próspera, segura, de inclusión real y de desarrollo que anhelamos.
         Debemos enfrentar los afanes de cada día, pero no podemos olvidar que el ilegítimo debe salir, que la podredumbre del cogollo enquistado en el poder debe dar paso a quien el pueblo señaló como Presidente. Por encima de la tarea diaria y de la respuesta inmediata a los problemas cotidianos, tenemos que reclamar de manera constante e indeclinable la justicia electoral que nos permita salvar la democracia y la libertad. Adelante.
PACIANO PADRÓN
Telefax: (0212) 482-4569 – (0414) 328-1848

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias