Mostrando entradas con la etiqueta ELECCIONES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ELECCIONES. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de septiembre de 2019

Se caen las caretas. Por: Genaro Mosquera. El Nacional.

Se caen las caretas

La indescriptible desesperanza del venezolano se hace patente en estos días; el cinismo, la mentira y la burla de los voceros del régimen se hace presente sistemáticamente ante la opinión pública. Todo ha sido burlado, denuncias de todo orden, nacionales e internacionales en contra del régimen, inducido para provocar la salida del régimen han sido infructuosas. El régimen dictatorial se jacta y burla de los países democráticos. El país y sus instituciones están en manos de la delincuencia y de usurpadores, ductores o colaboracionistas, donde traidores que se dicen de oposición se pliegan ya abiertamente quitándose la careta y apoyando sin condiciones los designios del régimen en un vergonzoso accionar de cohabitación y complicidad.
La aspiración de rescatar la democracia se enfrenta al cinismo de negociar la impunidad a cambio de unas elecciones precipitadas, soslayando las aspiraciones verdaderamente democráticas. En Venezuela perdimos el control para la canalización de un cambio. El rescate de la libertad y de la democracia solo puede estar en la única acción posible y es la de provocar la salida del poder usurpado, forzar la salida de la invasión cubana, sacar la guerrilla del control regional, desestabilizar al narcotráfico y lograr la desvinculación con los intereses geopolíticos de países no democráticos.
Esta necesidad tropieza con una poderosa obstrucción que es utópica derribarla mediante una negociación con delincuentes y usurpadores basada fundamentalmente en una elección electoral apresurada llevada a cabo con la perversa estrategia del régimen y de una oposición en manos de connotados dirigentes desprestigiados cuya convivencia se ha puesto de manifiesto sin rubor y desvergonzada estimulando una acción engañosa acordada de supuestas elecciones donde lo que importa es tener un gobierno electo de cualquier manera para lavar la cara de la crítica internacional, validar el poder por el poder, proteger desmanes, otorgar impunidad al chavismo y continuar ejerciendo el horror y la corrupción sin límites.
Una solución negociada no puede dejar de lado la impunidad a los responsables del desastre venezolano, de aquellos que han violado la Constitución, que han afectado la seguridad nacional de países democráticos, y la complicidad con el narcotráfico, proteger la guerrilla, propiciar la invasión cubana que convirtió al país en una provincia de ellos con el apropiamiento ilegítimo de sistemas, instituciones, recursos de todo orden y complementariamente la protección de intereses y de actores externos que al fin han puesto su huella en territorio americano.
La estrategia del mantenimiento del poder por parte del régimen se consolida con la ayuda y habilidades de traidores de la mal llamada oposición, que ven en la negociación electoral no solo su supervivencia política, sino del aprovechamiento del poder por la vía electoral sin pensar en las consecuencias de un país destruido que no tolera la incertidumbre de los meses por venir.
Parece que nadie toma en cuenta las decisiones del TSJ legítimo cuando invalidó el sistema electoral, sentenció la usurpación y la obligación constitucional de penar a los responsables de la corrupción y de los operadores del CNE por la instigación a delinquir y engañar con elecciones fraudulentas continuas, que al ser descubiertos los convierten en sujetos al margen de la ley y que deben responder por sus actos delictivos.
Seamos claros en el tema electoral que con tanto fervor se propaga nacional e internacionalmente. Es imprescindible sustituir y enjuiciar a las autoridades electorales, responsables nacionales y regionales, por personas que reúnan los requisitos de independencia y honestidad, seleccionados de acuerdo con los procedimientos legales muy claros donde no pueden intervenir personas con antecedentes poco claros como lo son los que desesperadamente maniobran para ingresar al sistema y proteger intereses del régimen.
Es absolutamente necesario expulsar del sistema a funcionarios del gobierno cubano que se apropiaron del sistema de identificación y desarrollar un nuevo sistema de identificación para determinar quiénes son venezolanos de verdad y respetar su derecho al voto. Basado en un documento de seguridad y de elementos biométricos desarrollado y asesorado por organismos internacionales que incluyan a la diáspora de más de 5 millones de venezolanos, necesitada de una organización electoral para ejercer en el exterior sus derechos apoyados en un servicio consular que requiere cambiar su estructura y legalidad.
El sistema electrónico está viciado, incluso declarado por los propios cómplices del régimen cuando sus operadores huyeron al caérseles la careta con sus tramposerías. El venezolano común no puede continuar aguantando un año más esta desdicha, miseria y mucho menos involucrarse en una elección cuyo resultado será nuevamente fraudulento y su resultado tendría una composición donde el chavismo será actor fundamental ocultando sus culpas, gozando de impunidad ante sus fechorías golpistas y corruptelas.
La solución a nuestros problemas no está en la negociación mencionada, ni en elecciones apresuradas hechas mediante pactos sustentados en engaños y falsas expectativas sin cumplir con premisas importantes tales como la necesidad de echar del país a los depredadores del ejército cubano, la eliminación de las bases rusas que osaron instalar puestos militares en territorio nacional apuntando sus misiles a países democráticos, a detener la política de pago de las deudas chinas a cambio de permitir la depredación de los recursos naturales, echar a las FARC y al ELN y suprimir los controles militares que ejercen abiertamente en el país, a los islamistas que tienen sus bases de entrenamiento en Venezuela y a los que trafican con los recursos pervirtiendo el sistema financiero internacional, de ladrones y especuladores que sobreviven a costilla de los desposeídos que mueren de hambre y producen el deterioro de la salud, de detener el éxodo de gente que ya es rechazada con restricciones internacionales que los somete a la xenofobia y a la esclavitud de la supervivencia.
Echar del poder al régimen no se logra con negociaciones, sino sola y únicamente con la solidaridad y acción directa de una coalición militar que no puede permitir que el globo se contamine con la corrupción, pérdida de valores, la ética y la democracia. Este país no soporta más a los eternos traficantes enriquecidos bochornosamente paseando su prepotencia y desfachatez por medio mundo a costilla del dinero robado. Esa solución no está en negociar elecciones sin preparación y transparencia; es echándolos y la única forma es por la fuerza, con gente honorable que mejore las condiciones institucionales, que inicie un programa de reconstrucción nacional y finalmente retome la vía democrática con un sistema electoral que permita democráticamente elegir a sus gobernantes, incluyendo a los propios dirigentes de las organizaciones que detentan las bases democráticas de las instituciones, partidos políticos y gremios.
FUENTE: EL NACIONAL 

REMISIÓN: Humberto Marcano


jueves, 27 de junio de 2019

ELECCIONES LIBRES. Por:Humberto Marcano Rodríguez. REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS




27   DE JUNIO  2019
REFLEXIONES  DEMOCRÁTICAS               
Humberto  Marcano Rodríguez

ELECCIONES  LIBRES
Cuando nuestro legítimo Presidente Interino  se juramentó en aquel acto público, en el Municipio Chacao  del Estado Miranda el 23 de  enero del año en curso, lanzó la premisa siguiente: FIN DE LA USURPACIÓN, ESTABLECIMINTO DE UN GOBIERNO DE TRANSICIÓN Y ELECCIONES  LIBRES Y DEMOCRÁTICAS,  un perfecto trípode para  sostener  lo  que  habría  de  ser su plan   de  gobierno, que   culminaría  con la juramentación  del  nuevo Presidente  Constitucional de Venezuela, presumimos  en ese  momento sus millones  de  seguidores  que  si había  esperado  hasta el 23 de  enero para  juramentarse, dábamos  como un hecho  cierto  que  al lanzar  esa  premisa, la misma  era producto  de una gran  y acabada planificación,    también se daba  por  hecho  que  contaba  con un gran y selecto  grupo  de planificadores  en las  diferentes  áreas del saber  de lo  que  significa  el gobierno  de un   país,  tomando  en cuenta  el  gravísimo estado  de  deterioro del mismo y de  sus instituciones en general, pero ante los  hechos  transcurridos me  hacen pensar  que no ha  sido  así, se nota una  falta  de  coordinación  en diferentes  acciones, entre  ellos destaca en forma transcendental lo ocurrido  el 23  de febrero y lo del 30  de abril, en el primer caso desde el 23  de  enero    cuando se estableció  el 23  de febrero  como la fecha  para la entrada  de  ayuda humanitaria desde Colombia hacia Venezuela y se  aseguró públicamente por  el propio  Presidente  interino, “que para  la fecha  establecida la ayuda humanitaria entraría porque si”,  los cientos  de miles  de personas presentes  en esa  concentración comenzaron a aplaudir  a rabiar y hasta se cantó  el Himno Nacional,  esto daba a  entender  que todo  estaba  planificado y como es lógico  de pensar  se presumía  que las FAN colaborarían ampliamente al respecto. Pero nada  resultó  de  esa  manera, todos  estamos enterados  de los sucedido ese  día, igual podemos  decir de lo  sucedido el 30  de  abril,  lamentablemente  parece  que nos encontramos ante el concepto filosófico de  aquel célebre personaje, de la no menos  célebre novela televisiva  de los años  90, “POR  ESTAS CALLES”, Eudomar Santos, que  ante cualquier dificultad aplicaba  su eslogan,  como va viniendo, vamos  viendo.

Cada día  se habla menos  del fin de  la usurpación y del gobierno  de transición, sólo  se habla  en casi todo el tiempo  de  diálogo,  negociaciones  y de  elecciones “libres, que  es  donde  tiene  centrado  el régimen todas  sus baterías y   donde   de nuevo  como en anteriores oportunidades son  ellos  los  que  terminan marcando  el camino, será   que los  tales  negociadores no terminan de  entender  que  se enfrentan  a un régimen narco-terrorista  dirigido  por  el gobierno  comunista  de los invasores cubanos apoyados  por  China y Rusia que lo único  que  les  interesa  es  defender y preservar  los grandes  intereses que tienen en Venezuela, un régimen  súper corrupto, criminal, narco-terrorista  que no tiene  antecedentes  ni regionales  ni mundiales, que no tiene comparación histórica en el mundo, donde  apenas  han sido  suficientes  pocos  años para destruir  un  país,  el más  rico  de Latinoamérica, donde  se han dilapidado y robado  TRES BILLONES  DE DÓLARES, donde  han destruido  todas las industrias  tanto  del estado  como privadas, que lo han llevado a  tener los más altos índices  de corrupción, inseguridad y alto costo  de la vida,  donde  la gente  se muere  de hambre  por falta de medicinas y  que encima han contraído  deudas  por más  de 300.000 millones  de dólares, será  que no entienden  que  con este  tipo  de régimen no se puede  negociar, además   que es un régimen usurpador, que la única  negociación  que  se puede  aceptar  es  LA  SALIDA DEL MISMO.

Será  que no entienden  que los Derechos Constitucionales no  se negocian, que para ir a un proceso  electoral en Venezuela  se necesita:
La  salida  de  este régimen narco –terrorista
Un nuevo Consejo Nacional  Electoral, totalmente democrático e independiente, nada  de tantos para el psuv y tantos  para nosotros.
Un nuevo Registro Electoral Permanente REP  
Que  los  miembros  de las  mesas  electorales sean elegidos  por  el CNE  en forma  pública y diáfana.
Que  los jefes  de los  centros  electorales  sean los  que  detenten la única autoridad en los mismos.
Que se establezcan horarios  rígidos   de  elección, que  el cierre  de las  mesas  no sea  a capricho  de nadie.
Que las  elecciones  sean manuales  al igual  que los escrutinios,  y que  a  estos  puedan  asistir  todos  los testigos  que deseen hacerlo  siempre  que haya espacio físico para ello.
Que  las  actas de escrutinio sean  firmadas no  solo por los miembros  de las mesas  sino por los testigos presenciales  debidamente identificados.
Que  de existir  el llamado Plan República, sea única y exclusiva para  mantener la seguridad externa de los centros  electorales, y  que ningún miembro de  este plan por alta  que  sea  su jerarquía tendrá  autoridad  por encima  del jefe  de la mesa  electoral y el jefe  del centro  electoral.
Que el Plan República esté totalmente  subordinado  al Consejo Nacional Electoral.
Que  no haya  presos políticos y un cese    de la persecución  contra  cualquier disidencia y libertad total  de  expresión.
Que  todos  los venezolanos en edad de votar y estén en el exterior,  lo puedan hacer  libremente.
La  disolución de  ese mamotreto  ilegal llamado Asamblea Constituyente.

Pero hay otra cosa, ¿Quién va  a  convocar esas elecciones? Maduro, no lo puede hacer por  ser un usurpador del poder,  los actuales CNE, TSJ Y Asamblea  Constituyente  son organismos  ilegales, por lo tanto  cualquier convocatoria  de parte  de  ellos  es ilegal.

Solo  así, se podría hablar  de elecciones  de nuevo  en Venezuela, pero  el caso  es  que de    estas condiciones    que  son determinantes   en ningún momento hablan los  que tanto  abogan por  nuevas elecciones  como “el único camino para salir  de  este  régimen narco- terrorista”,  ¿Será  que  aspiran  ir  a un proceso electoral en las  condiciones  actuales?.

DE TODO UN POCO
Así  celebró  el régimen  destructor, el día  de La Marina  Mercante Nacional, de la otrora y gran Flota Petrolera Nacional, orgullo de la PDVSA  de la democracia, hoy en día casi todos  sus buques  se encuentran fondeados en las  cercanías  de Punto Fijo, por  falta  de tripulación entre otras cosas,  los  tripulantes  alegan que  no  sientan plazas en PDV-Marina, por  los  bajos  salarios, que no tienen comparación con los mismo  a nivel internacional, la falta  de una verdadera  y balanceada  alimentación, pago en bolívares  aún cuando se viaja para el exterior,  falta de  asistencia médico  asistencial tanto para ellos  como para  sus familiares, por las  deudas  cuantiosas  acumuladas en los centros médicos  y las empresas de  seguro, por la  falta de pago salariales y de horas extras de trabajo a tiempo, por la  ausencia  de  equipos   de  seguridad personal a bordo y la constante  violación de los contratos  colectivos  de trabajo.

La  Diputada española BEATRIZ BECERRA, Vicepresidente  de la Comisión de los Derechos Humanos en el Parlamento  de La Unión Europea, en forma  pública y tajante, acusó   a la Bachelet  de haber montado  todo  un espectáculo negativo  con el  solo fin de palanquear   a  su compinche  Nicolás  Maduro, dijo  que  daba vergüenza las  declaraciones  donde  sin ninguna clase  de pudor, como  suelen hacerlo los  comunistas, dijo: “yo me  entreviste  con el  señor  presidente  de la República  de Venezuela  Nicolás Maduro, con el señor presidente  de la asamblea nacional constituyente Diosdado Cabello y con Juan Guaidó el presidente  de la Asamblea Nacional”, de igual manera  le dijo  que  si aún le  quedaba un poco de vergüenza y pudor que renunciara  a  ese  cargo, recogiera  sus  cosas y se marchara, que  ese  cargo era  demasiado  para  ella por  su condición de militante  del comunismo internacional y del foro de Sao Paulo.

Lo  dijo el Doctor  Luis  Almagro Secretario General de LA OEA, las  tales conversaciones, llamadas , negociaciones  de Noruega, solo  se pueden catalogar como uno   de los peores  errores  cometidos  por  el Presidente interino  de Venezuela Juan Guaidó, pero  es más  grave  aún  que   vuelva  a  repetir  el mismo   error,  que nada  bueno le ha  de  aportar   a la búsqueda  del establecimiento  de la libertad y la democracia  en Venezuela.

CUANDO LA DICTADURA Y LA REPRESIÓN  SE HACEN LEY,  LA REBELIÓN  ES UN SAGRADO DERECHO…Simón Bolívar.

miércoles, 5 de junio de 2019

¿Otra farsa electoral? Por: Pablo Aure @pabloaure #Opinión #Venezuela ¡Hasta cuándo!


¡Hasta cuándo!
¿Otra farsa electoral?

@pabloaure
Llegamos al mes de junio y con sinceridad no se vislumbra el tan cacareado cese de la  usurpación.
Han sido casi 150 días con la trillada frase, en cada entrevista o presentación del presidente Juan Guaidó. 

Hoy vemos la situación como la antesala a unas elecciones generales. Cuesta escribirlo pero eso, al menos es lo que presumo subyace en el sector de la oposición que estuvo de acuerdo con viajar a Noruega.
No es algo nuevo, porque desde finales del año pasado ya lo habían asomado. Es más, el diputado José Guerra, de la fracción Primero Justicia en un almuerzo con empresarios del estado Carabobo en Guataparo Country Club dijo: que al asumir el próximo presidente de la Asamblea Nacional habrían elecciones en los  siguientes 90 días. Lo cual no ocurrió, pero se manejó. 
Hago este relato para evitar que me increpen: “pero diga nombres”, pues aquí se los  digo, y si me piden el nombre del informante solo sugiero a los curiosos que busquen en el  libro de invitados y vean quienes lo firmaron.  

 Son parte del problema.-  

O no han entendido la magnitud del problema o, quienes proponen a estas alturas de la  historia desalojar a Maduro con elecciones son parte del problema que debemos resolver. Pues bien, Juan Guaidó está recorriendo el país, no se sabe para qué pero lo presumo, y aquí aclaro, digo que no se sabe para qué por su comportamiento, que es idéntico a un candidato que está en campaña electoral, sin embargo él ya es el legitimo  presidente de Venezuela, solo que existe un tirano con su guardia pretoriana,  acompañada de pranes, colectivos, militares y guerrilla que evitan que Guaidó asuma el cargo, por eso, más allá de recorrer el país a llevar esperanza, debería pensar y actuar como un estadista para materializar el ejercicio completo de sus atribuciones, y si por su mente pasa la idea de ir a elecciones con Maudro sentado en Miraflores, le pregunto ¿qué le hace pensar que el mismo que se robó las elecciones presidenciales, tiene secuestrado el poder judicial y militar, está ligado al narcotráfico y terrorismo mundial, ahora sí va a permitir que le ganen con los votos? ¡Vaya irracionalidad!
Hasta al mismo Henrique Capriles le parecería formidable tener elecciones y mejor si Nicolás Maduro se presenta como candidato. Olvidó que Maduro le robó las elecciones a él, pero me imagino que el sujeto se regeneró y sería incapaz de volver a hacer lo mismo.

150 días sin el “cese de la usurpación”.

Aquí respondo la interrogante del inicio, así lo nieguen, todo indica que tras 150 días sin  “cesar la usurpación” y descartada la cooperación militar internacional por la falta de  seriedad de un grupo importante de representantes de la presidencia encargada, no me  cabe duda que Juan Guaidó está en campaña electoral para estar listo por si se anuncian esas extrañas elecciones.  

Así las cosas, y otra vez con el pretexto (chantaje) de la unidad se las tratarán de ingeniar para obligar a tener un “candidato único” que supuestamente pueda vencer al candidato de la tiranía, sea Maduro u otra figura de la organización criminal. Por esa razón quiero que conste para la historia: que contra ese tipo de farsas también debemos rebelarnos y de nuevo debemos preguntarnos ¿serían verdaderas elecciones libres? La respuesta es un rotundo NO. Elecciones libres habrá cuando cada venezolano tenga la libertad de escoger a su candidato y no lo obliguen a votar por una opción fabricada por factores dominantes en la vocería “opositora”.
Por eso, no es solo a Maduro al que debemos sacar, sino que nuestro enemigo es el sistema cómplice y criminal que sabe que en Venezuela el poder está en manos de un cártel narcoterrorista y sin embargo siguen tratándolos con guantes de seda. 

Pero este escenario solo se cumplirá en caso de que el régimen por alguna razón, no les traicione y les cumpla el juego. Ahora bien ¿si los dejan incluso sin esas elecciones y todo esto ha sido para ganar tiempo? En ese caso les dejaré una interrogante final ¿qué pasaría si llegado el 5 de enero del 2020 no ha cesado la usurpación y de acuerdo a la Constitución debe elegirse un nuevo presidente del parlamento? ¿Guaidó dejaría de ser presidente de la república? Recordemos él asumió de acuerdo al artículo 233 de la Constitución, por ser el presidente de la Asamblea Nacional, al dejar de serlo ¿se extendería su condición de presidente de la República hasta que “cese la usurpación”? 

“Todas las opciones están sobre la mesa”, al parecer siempre entendimos mal esa frase, o fuimos demasiado ingenuos una vez más.

Por lo pronto, insistámosle a la Asamblea Nacional para que apruebe este martes 4 de junio en segunda discusión el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), eso nos daría una esperanza cierta de tener una fuerza militar internacional que nos ayude a salir de este berenjenal, porque la fuerza armada nacional está dirigida por los capos de la organización criminal que el presidente Guaidó piensa “cesará la usurpación por las buenas”.
Lo bueno de todo es que este tiempo ha permitido para identificar dentro y fuera del territorio nacional que Maduro no es el único problema, también los son otros que dicen querer sacarlo.
Pablo Aure 

viernes, 30 de noviembre de 2018

Gobierno de transición y elección presidencial. Por: Luis Ugalde. #Opinión #Venezuela @elucabista

Gobierno de transición y elección presidencial

El sacerdote jesuita, Luis Ugalde, llama a los actores políticos y sociales a prepararse para la designación por consenso de una junta provisional de gobierno, que deberá ser nombrada por la Asamblea Nacional el 10 de enero ante el vencimiento del período presidencial de Nicolás Maduro

Luis Ugalde

Elección presidencial. No puede haber democracia sin elección democrática, por eso el 10 de enero de 2019 no habrá presidente electo. Sabemos que el desempeño presidencial actual es dictatorial y está decidido a imponer por la fuerza su continuación por seis años más. Pero Venezuela entera quiere salir de este infierno  donde la inflación de más de 1.000.000% pulveriza todo salario y hace que la vida sea catastrófica, atrapada por la debacle de todos los servicios públicos y por la corrupción sin límites, mientras se hunde la producción y la gran mayoría (más del 80%) está en la pobreza. Ninguna palabra engañosa del gobierno podrá ocultar esta tragedia.

 Gobierno Civil de Transición. Para salir de ese gobierno impuesto e ilegítimo, hay que unir la protesta interna y la presión internacional por un Gobierno de Transición para la inmediata (enero 2019) apertura a los cambios económico-sociales, la reconstitucionalización de la política  (reconocimiento de la AN, separación de poderes…) y la rápida creación de las condiciones democráticas para la elección presidencial que, según la Constitución debería hacerse a fines de 2018, es decir en estos días de noviembre-diciembre. 

El reciente (26-11-18), extraordinario y esperanzador Congreso Nacional Venezuela Libre incluye en su MANIFIESTO las tareas fundamentales del Gobierno de Transición para responder a la tragedia nacional con medidas inmediatas, al mismo tiempo que adelanta los cambios y ruta para unas elecciones justas democráticas y confiables antes de finalizar el año 2019. (Legalización de los partidos y candidatos, cese de su persecución, liberación de los presos políticos, regreso de los exiliados, cambio del CNE, cese de la ilegitima ANC, separación de poderes de los poderes y atribuciones constitucionales de la legítima AN y otros muchos puntos indispensables También parece necesario establecer doble vuelta electoral para la elección presidencial (con primarias o sin ellas, según se vea conveniente) y un período de 4 años con una sola reelección posible.

Medidas urgentes y apoyo internacional. Transición con medidas económico-sociales inmediatas para atajar la hiperinflación y el gasto público financiado con dinero inorgánico; fomento de la producción y de la inversión con garantías jurídicas; rescate del poder adquisitivo del salario, sustitución  de cuatro o cinco de los programas sociales (“misiones”) más necesarios con desarrollo de políticas eficientes de compensación económica. Movilización educativa con medidas excepcionales de emergencia y nuevo clima de cooperación en las escuelas con verdadera sinergia entre familia, sociedad y Estado… A lo largo de 2019 debe desarrollarse la transparencia con información veraz de los grandes saqueos y rescate (en lo posible) de miles de millones de dólares robados.

No es posible salir de esta situación de muerte sin una fuerte ayuda internacional que no llegará con el actual gobierno porque ni tiene  voluntad ni capacidad para hacer el cambio. Desde el comienzo del Gobierno de Transición se necesita un firme apoyo internacional humanitario en medicinas, alimentación, medidas de colaboración como refinanciamiento de la deuda, préstamos…  y requiere plena apertura y transparencia internacional.

En la formación del gobierno de transición tiene un papel central la legítima AN y en su integración debe haber una decidida y creíble participación del mundo empresarial, de la Fuerza Armada democrática, de una mujer destacada en las luchas sociales o en el mundo laboral  y de alguna persona significativa del “proceso”; todos decididos y con compromiso previo sobre las medidas básicas y las elecciones democráticas, con un modelo económico capaz de conseguir un fuerte apoyo internacional y estimular la producción nacional e inversión recuperadora. El presidente de la Junta no podrá ser candidato en las primeras elecciones  presidenciales.

Negociación. Para lograr eso es imprescindible una gran presión interna y externa  combinada con la negociación concreta para la salida del gobierno y  la transición con cambio de modelo, reposición de la Constitución y elecciones democráticas con condiciones y garantías internacionales. En esa negociación no deben participar aquellos actores internacionales desprestigiados por la forma en que participaron en los anteriores “diálogos”. Hace falta sí un acompañamiento internacional de  gobiernos confiables. Será también imprescindible la justicia transicional explicando a la población cómo hay que evitar la impunidad de delitos graves sin caer en la venganza y en linchamientos que dividan más al país y dificulten la reconstrucción.

Todo esto requiere (y a su vez produce) un renacer espiritual de reconciliación y de reencuentro solidario, promovidos desde ahora para que, en medio de la dureza de la situación, tengamos una FELIZ NAVIDAD con una verdadera experiencia de “Dios con nosotros”, presente en el pesebre de Belén y en el renacer solidario en toda la sociedad venezolana.

Pensemos desde ahora en los pasos para crear la Junta de Gobierno de Transición, de modo que el 5 de enero la elección de la presidencia de la AN respete los acuerdos establecidos y al mismo tiempo prevea la persona idónea para presidir pocos días después el gobierno de transición cuyas tareas son precisas y urgentes. Un presidente de transición (con una Junta) que renuncie a ser candidato a las siguientes elecciones, con capacidad, amplitud y voluntad para lograr una unidad superior para que Venezuela renazca de sus cenizas. Los diversos partidos deberán darle un fuerte apoyo, pero sus posibles candidatos se reservarán para las elecciones democráticas venideras, una vez restablecidas todas las condiciones para que sean libres, justas y transparentes.

FUENTE: EL UCABISTA 

Twitter: @elucabista


miércoles, 30 de mayo de 2018

En #Venezuela reina la confusión. Por: José Vicente Carrasquero A. @botellazo #Opinión



En Venezuela reina la confusión

José Vicente Carrasquero A.

Después del escandaloso fraude puesto en escena por el chavismo este 20 de Mayo pasado, se aprecia que los distintos grupos que se oponen a la dictadura y los mismos miembros del régimen se encuentran signados por la confusión y en muchos casos por la esperanza de que sus deseos se hagan realidad.

Después que el CNE actuante, que no legítimo, emitiera sus boletines claramente falseados algunos voceros del conjunto opositor y analistas electorales comenzaron a usar esas cifras en sus declaraciones. Eso fue por supuesto un error casi tan grave como haber participado en el evento del 20May. Hasta en estos nimios detalles se debe ser cuidadoso para no darle al tramposo elementos en los cuales sustentar sus fechorías.

Más grave aún fue que políticos y analistas que participaron en la comparsa que simulaba ser un proceso electoral comenzaran a plantear una crítica a quienes no participaron tachándolos de abstencionistas. El 20 de Mayo no hubo abstención. Lo que vimos fue un riguroso rechazo a participar en un evento ilegal e ilegítimo en todos los sentidos. Vimos a unos venezolanos sintonizados con los países que desconocen al régimen de Maduro. Una población lo suficientemente curtida como para entender que después de lo que vimos el 31 de Julio de 2017, estamos frente a un CNE al que no le cuesta mayor esfuerzo montar una mentira aunque con ello hunda la alharaca del comediante eterno sobre las razones que arguyó para hacer de este ente un poder del Estado.

Luego encontramos a la oposición de la oposición y de la dictadura. Este es el grupo más difícil de entender. Si bien es cierto que los resultados visuales los favorecen, algunos se atribuyen el exitoso resultado de dejar a la oligarquía roja bailando sola en su tarima. Esta oposición contra todo, se empeña en no reconocer que se está frente a una dictadura que no va a reconocer acción alguna de la AN, no porque esta no se haga respetar, que de eso hay un poco, sino porque la delincuencia roja decidió hace tiempo desconocer la voluntad del pueblo y evidentemente a quienes lo representan.

El nombramiento del TSJ legítimo dejó claro el talante de la dictadura. Los jueces nombrados y juramentados fueron perseguidos hasta lograr que huyeran del país. Sus familias presionadas y sus pertenencias saqueadas. En un ambiente como ese, nombrar un nuevo CNE significa buscar un grupo de voluntarios que quiera correr la misma suerte que la de los jueces. Eso en la práctica es bastante difícil por no decir imposible. La única salida que se me ocurre es nombrar un CNE en el exilio, con venezolanos que ya están fuera del país. El reto sería manejar procesos electorales a control remoto. Con la tecnología  que contamos eso sería posible, pero del lado venezolano, es decir a lo interno del país imposible.

Para comenzar a deducir lo que pasa en Venezuela se debe comprender que la clase política que llegó al poder en 1999, como resultado de las elecciones de 1998, para las cuales los notables de aquel momento habían tenido éxito demoliendo a los partidos tradicionales, devino en un grupo delincuencial que participa en una larga lista de delitos de alcance internacional que los convierte en reos de la justicia mundial.

Un grupo de delincuentes que carece de escrúpulo alguno para ejecutar la tropelía que sea con tal de mantenerse en la guarimba que los salva, por ahora, de rendir cuentas en otros países, no puede ser estudiado desde la perspectiva del análisis político tradicional. Me atrevo a decir que muchos supuesto de la teoría de juegos no aplican a esta banda de hampones.

Lo que hemos visto y lo que viene es la continuación de la farsa. El dictador simulando que está dispuesto al diálogo. Por supuesto para que se haga lo que él ordena. Se buscó a algunos de los que participaron en la farsa del 20May para simular un proceso de entendimiento que usaría la liberación de presos políticos como elemento validador de ese acercamiento entre la dictadura y la representación opositora que se prestó, quizás de buena fe muchos de ellos, a participar en el simulacro electoral.

Un elemento que la dictadura usó con maestría fue los desencuentros en la oposición. Con base en ese estado precario o inexistente de cohesión montó un tinglado que tendría todos los ingredientes que necesitaba. Un grupo que participaría creyendo poder repetir la hazaña de 2015, un grupo que decidió desconocer el llamado y los que critican a toda la oposición por igual. Llama la atención en este último grupo que gastan más tiempo y esfuerzo criticando a los grupos opositores que a los cabecillas de la dictadura. La suma vectorial de todos estas fuerzas favoreció a la rojocracia.

En unas pocas líneas, se necesita una estrategia. Para ello, primero que todo, se debe definir el objetivo: tomar el poder. En esa estrategia deben participar todos los grupos opositores dejando atrás las teorías de la conspiración (casi siempre equivocadas) y las facturas que se tienen los unos contra los otros. Es menester acordar el mecanismo que forzará esa salida del poder. Después se verá si viene un gobierno de transición o qué. Después se verá cómo se elige un nuevo gobierno.

Lo urgente en este momento es entender que las protestas de los líderes políticos de la oposición no están sincronizadas con las necesidades de un pueblo sumido en la miseria por unos delincuentes que los necesita empobrecidos y sometidos. Al pueblo hay que conectarle lo político con sus querencias y necesidades inmediatas: combate al hambre, apertura de la economía para poder comprar lo que quieran, acceso a la medicina, mejora de la calidad de los servicios públicos. En mi modesta opinión, por ahí fumea el proceso de búsqueda de una movilización social que incluya a todos los sectores y que termine felizmente con la salida de Maduro y su cofradía del poder.

@botellazo

martes, 22 de mayo de 2018

Pablo Aure asegura que se debe diseñar con urgencia estrategia no electoral para salir de la #dictadura @pabloaure #OPINIÒN "Veo un gran desorden dentro de la confusa y dispersa oposición"



Valencia, 22 de mayo de 2018/Especial.
Pablo Aure asegura que se debe diseñar con urgencia 
 estrategia no electoral para salir de la dictadura 
"Veo un gran desorden dentro de la confusa y dispersa oposición"
Pablo Aure, coordinador general de Compromiso Ciudadano mostró su preocupación por falta de respuesta interna ante la simulación electoral del pasado domingo. 
amente, la no participación en el  fraude del domingo fue masiva, el país demostró que está unido en el anhelo de salir de la dictadura y que está claro de que la vía electoral está cerrada, pero también envió fuerte mensaje de que no quiere el presente, pero tampoco apoya a los políticos de lado y lado que representan el pasado”, afirmó. 
Asimismo aseguró  “tal como se  están presentando los acontecimientos hoy más que nunca nuestro primer compromiso pasa por la organización. Les confieso que veo un gran desorden dentro de la dispersa y confusa  oposición. Seguimos dejando que pasen las oportunidades.” 
En ese sentido, el dirigente político criticó que aún hoy no se cuenta con una estrategia clara para salir de la dictadura. 
“La salida no es electoral, pero la verdad es que no hay agenda para lograr las otras vías. El reto está en diseñarla y aplicarla lo más pronto posible”.
“El domingo hubo varias señales inequívocas, entre ellas: la oposición es inmensamente mayor que cualquier organización que mediaticamente pretenda presentarse como la exclusiva vocería opositora. Otra, Maduro sólo lo acompaña su ‘organización’ criminal que ha hecho del poder su cuartel”, agregó. 
Por último Aure dijo “Que Henry Falcón salga pidiendo otras elecciones junto a Bertucci y que el presidente de la AN, Omar  Barboza les haga el coro, nos dice que estamos crudos en estrategia y está gente que si bien no representa a nadie, pero bastante daño hace, quieren seguir en el eterno juego de 'luchar por salida electoral' en medio de una tiranía, mientras que en los hospitales la gente muere en el olvido”.
REMISIÓN: Pablo Aure

 

ATERRIZAJE EN VILA TEPEQUÉM, BRASIL. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV. Venezuela

ATERRIZAJE EN VILA TEPEQUÉM, BRASIL.    Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán.  Anécdota FAV. Como hemos relatado en es...