Mostrando entradas con la etiqueta José Machillanda Pinto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta José Machillanda Pinto. Mostrar todas las entradas

martes, 26 de noviembre de 2019

LA GEOPOLÍTICA PESCUECEA AL MADURISMO. Por: José Machillanda Pinto. Opinión. Venezuela.



LA GEOPOLÍTICA PESCUECEA AL MADURISMO



América Latina vive, sufre y padece una violencia social repentina, bruscamente extrema con niveles de violencia, organización, soportes y recursos humanos, comunicacionales e instrumentales que llaman al escrutinio y análisis político y geopolítico; consecuencia del impacto de la 74ª Asamblea de las Naciones Unidas y su resultado critico, central, como lo es la decisión de la mayoría de Jefes de Estado de impedir el establecimiento de impedir el establecimiento otro país comunista en el hemisferio. Guardando las distancias, la 74ª Asamblea de las Naciones Unidas expresó por parte de la mayoría de los Jefes de Estado la inconveniencia de que en Venezuela se mantuviera el socialismo-madurista-militarista, definiéndolo como una Real Amenaza para el hemisferio occidental.

Amenaza geopolítica que la Venezuela de 2019 con su visión marxista, violenta y adireccionada, se aparta de la concepción democrática del venezolano en la región. Visión marxista que intenta establecer en el continente una zona de conflicto-guerra, privilegiando a una economía controlada por el Estado venezolano y una ideología que obedece a Relaciones Internacionales según lo decida Rusia y China. Venezuela para 2019, quede claro, fue y es ahora una sociedad que deviene de raíces históricas, religiosas, económicas y sociales propias de la libertad, ejerciendo una reconocida ética y un proyecto ético que se asienta en la paz, en el derecho y jamás en el dominio y la violencia que hoy predomina en el madurismo.

El proyecto marxista-madurista tiene un espacio y tiempo variables y hoy son críticas estas dos variables, ante la geopolítica continental en la que ambos son infinitamente valiosos para los venezolanos demócratas, que obedecen al libre albedrío y jamás al dominio de los intereses del Estado. El ciudadano de 2019 ama la libertad, pero el proyecto chavista- madurista-militarista es autoritario, primitivo y es tan cierto ello que ha sido capaz de construir la desgracia de la diáspora. El espacio y tiempo son propios de la geopolítica, que hoy aparecen frente a la barbarie golpista de la dictadura militarista, no quiere entender los factores geográficos, económicos e ideológicos que guiarán al estadista para conducir a la política y que aconsejarán al militar para el ejercicio de la defensa.
En consecuencia, la decisión geopolítica de los Estados del hemisferio occidental aterra al chavismo-madurismo, que se atrevió a convocar al Foro de Sao Paulo en Caracas y desde allí, llenos de pánico y enloquecidos, pretenden prender la pradera en el continente y enfrentar la decisión  de la 74ª Asamblea de la ONU. Llenos de locura y demencia política se han atrevido a instrumentar en el hemisferio acciones que reflejan con pruebas cuanto ha acontecido en el Ecuador, el inicio de la Segunda Marquetalia en Colombia, la violencia extrema que vive Chile y las intranquilidades de cualquier otro país del hemisferio,  que están todos dispuestos de manera consciente y valiente “a contener esta hoja de ruta perversa, primitiva y anti-política” para neutralizar la Amenaza del régimen madurista-marxista por la vía de la geopolítica y, necesariamente, de su instrumento el TIAR.

El madurismo, a pesar de lo previamente descrito y de la posible aplicación del TIAR como legítima defensa colectiva, invoca a la violencia para que crezca la incertidumbre económica, política y social en la región que es propia de la Imaginación Geopolítica de la barbarie en contra del continente democrático. Región que se niega aceptar a un régimen, que como Amenaza, intenta desajustar los empeños democráticos del continente. Así, hoy en Chile, Perú, Ecuador y Colombia maniobran en concordancia con la red de agencias internacionales, el Foro de Sao Paulo, la segunda Marquetalia, el narcotráfico y sobre todo los Ejércitos Gansteriles Socialistas, que pagados con dólares robados a la administración del Estado venezolano sirven para construir la parapolítica, mediante la moción política multidireccional que genera ya una ralentización del orden y la paz social en el continente.

El chavismo-madurista militarizado, provocador y subversivo, está arrinconado por la geopolítica del hemisferio. El mensaje es simple, su existencia como Estado Comunista es inviable, Venezuela y los venezolanos no lo toleran -no obstante el arrinconamiento que sufre el cuerpo social y la ineptitud de operadores demócratas- que no han entendido que la violencia y barbarie regional requieren una respuesta de la ciudadanía democrática. Ciudadanía que exprese, que evoque a los demócratas capaces de enfrentar a la violencia y muestre al ciudadano que no traga la insensatez del desespero de los rojos, frente al rechazo de la región democrática.
El chavismo-madurista impregnado de violencia, esa que recorre al continente, servirá para que la democracia y a los demócratas amarrados a la geopolítica regional y a la imaginación geopolítica democrática en el marco geográfico del hemisferio, hagan valer la ley. La ley en forma de la Constitución, la ley ética, las leyes de la política y de la ciudadanía. La violencia que recorre el continente potencia la cooperación entre pueblos, instituciones y organizaciones para resguardar el bienestar de hombres y mujeres de derecho, que creen en la democracia y rechazan la violencia.

Los grupos políticos y la política en Venezuela tendrán que emplearse para potenciar la participación de la ciudadanía y sus instituciones en la búsqueda del orden social, de las metas económicas y de los objetivos políticos. Es decir, que la Imaginación de la Geopolítica de los venezolanos y de los latinoamericanos operarán como sistema–lucero guía, que vaya a la raíz de la historia del venezolano como expresión de un rasgo que desprecia y rechaza la barbarie, la barbarie y el primitivismo–socialista militarizado, que es la expresión  de un modelo arrinconado que no entiende de geopolítica y hoy está cercado por el TIAR.

Es autentico,


José Machillanda
Director de CEPPRO
@JMachillandaP
Caracas, 22 de octubre de 2019


REMISIÓN: Eduardo Caldera Gómez 

 

Blog del Director de la Cátedra Simón Bolívar-CEPPRO



domingo, 2 de abril de 2017

VENEZUELA: ¡Saquen los tanques!…¡cobardes! Por: José Machillanda @JMachillandaP Director de CEPPRO.


José Machillanda: 

¡Saquen los tanques!… ¡cobardes!


Abr 1, 2017 8:00 pm
Publicado en: Opinión

¡Saquen los tanques, cobardes!, ya que como cuerpo armado al servicio de la dictadura es lo único que les falta por hacer entendiéndose como una institución pervertida, con extrema ingobernabilidad a los interno, penetrada por comisarios políticos, caporales y delatores todo lo cual les impide comprender, y mucho menos interpretar, el momento político aciago creado por el régimen al cual le sirven como partidos político en armas. Les es imposible entender lo que padece la sociedad venezolana, que está dispuesta a reconstruir la República asaltada por la infra-política. Infra-política sobrada en cobardía de la cual ustedes forman parte que muestra la dictadura del hiato Maduro-Padrino, temerarios actores políticos acobardados, por la decisión principista de una ciudadanía dispuesta a reinstalar la democracia desde el pasado 6D de 2015.
La dictadura del hiato Maduro-Padrino del socialismo a juro se escuda ahora en una otrora institución republicana convertida hoy, en cuerpo armado al servicio de un narcoestado cobarde, que ha violado sistemáticamente la Constitución, y después de tratar de desplazar al Poder Legislativo, se muestra como un bloque de jíbaros, ausentes del saber político, inmersos en la corrupción y propensos al uso de la fuerza y la violencia, bien representada por el imaginario político real de una organización en regresión política. Regresión política que da la espalda a la sociedad de la cual viene, pero en extremo quiere impedir que esa sociedad digna y valiente reinstale la democracia y otee en el futuro el establecimiento y vigencia de la Contrademocracia.
¡Saquen los tanques! pues es lo que les toca como último recurso de la irracionalidad a quienes dirigen a un cuerpo armado, que no ha entendido el camino insólito para imponer una dictadura que traza hacia la tiranía todo ello, por cuanto se han entregado al servicio de una claque política-militarista retrógrada que sin sentido político, obcecada en pleno siglo XXI por un socialismo a juro –devenido de la conspiración cobarde y artera que acunaron en la Academia Militar entre 1970 y 1982- muestran a muchos de esos conspiradores como sujetos relevantes de la felonía que subyaga hoy a la sociedad venezolana. Esos supuestos jefes en funciones políticas, con máximos grados militares, verán como después de esta crisis crecerá el proceso de Reconceptualización para poner fin a la perversión ideológica marxista de la década del 70.
Fin idéntico que sufrirá el hiato de la dictadura Maduro-Padrino que funciona como un modelo cobarde, anacrónico, que por maniobrero y corrupto no atina a construir una solución política ante la sólida expresión democrática que rige la sociedad venezolana desde el 6D de 2015. Una dictadura que asquea, corrompe aceleradamente a un cuerpo armado y a su cúpula servil, los distancia de su responsabilidad constitucional: la defensa del Estado-Nación. En su defecto, accionan como la guardia pretoriana sumisa y obediente de los dictadores, que sin ni ton emplean el Consejo de Defensa Nacional para subsanar la arbitrariedad del Tribunal Supremo de Justicia declarado como una ruptura del hilo constitucional por parte de la Fiscalía General de la República.
¡Saquen los tanques! Terminen de hacerlo, es lo único que les falta y ello mostrará la concordancia entre la grave crisis política y social y el infortunado rol del partido político en armas, comprado mediante canonías y medidas laudatorias que les impide en bloque comprender el contenido de la Súper Ley, su violación por parte del régimen y la postura arbitraria de las pseudo instituciones del Poder Jurídico. Así abusos del Poder Ejecutivo sumados al de un Tribunal írrito estarán complacido cuando saquen los tanques, que es lo que les falta, y cuando el mundo -pero sobre todo la historia- confirmen como se perdió en Venezuela Estado-Nación el esfuerzo del profesionalismo militar, que como estamento armado derrotó la guerrilla castrocomunista en 1973 y respondió militarmente a la provocación de Colombia con la coberta Caldás en 1987.

¡Saquen los tanques!…para que ustedes vean que el mundo conocerá de su cobardía de quienes como cuerpo armado marxistoide atados a un proyecto absurdo de socialismo, desconocen las leyes de la República, pero más grave aún se apartaron de la ética del profesional miliar. Es obvio… que no recuerdan nada de la Sociología Militar y menos la Polemología, son un verdadero ejemplo de regresión y vergüenza del profesionalismo militar, hoy en devenido en burdos operadores de la fuerza bruta policial y primitiva, afincada en el maltrato a la ciudadanía tratando a esa masa societal, como un enemigo y nunca como parte de la República, hoy sufrida, vejada y violada por una dictadura que preside el hiato Maduro-Padrino.
¡Saquen los tanques!…que así no quedará duda de su irresponsabilidad histórica, de su sinrazón para apoyar un régimen fuera de la Ley y se exponen desde ya, entiéndanlo, a que el primer paso después de la transición ocurra la Reconceptualización del estamento militar venezolano. Reconceptualización por irresolutos, violadores de la Constitución, cobardes en el ejercicio de sus funciones, irresponsables que jamás debieron usar las Glorias del Ejército Histórico de un país que aprendió hace mucho tiempo a estar distanciado de las dictaduras políticas. Después de todo…¡Saquen los tanques! Que será lo último que harían ya que inmediatamente se reinstalará la democracia, se reconstruirá el sistema político venezolano y crecerá una sociedad con una pulsión que demande ética y política, para que actualizados en el siglo XXI, sepan llegar a la Contrademocracia donde no hay espacio para la cobardía, la irresponsabilidad, la inmoralidad y el golpe de Estado.
Es original,

Dr. José Machillanda
Director de CEPPRO
@JMachillandaP
Caracas, 1 de abril de 2017

FUENTE: LA PATILLA

REMISIÓN: Germán Guillén Citterio.

IMAGEN SUPERIOR : Por cortesia de Venezuela Defensa 


sábado, 25 de febrero de 2017

LA SOMBRA DEL… COUP D’ETAT. Por: Dr. José Machillanda @JMachillandaP Director de CEPPRO


25-02-2017

LA SOMBRA DEL… COUP D’ETAT

            El ambiente político real de Venezuela muestra tal grado de desesperación, además de fatiga en el cuerpo social y la inexistencia de un liderazgo político cierto, que aparece de manera interesada -de nuevo- la sombra del golpe de Estado. El golpe de Estado es una operación militar encubierta, cuesta arriba en el momento actual, como consecuencia de la desarticulación de la estructura del cuerpo armado ejecutado por Chávez, en donde pululan el comisario político, el caporal y el delator. Esta realidad impide ejecutorias encubiertas a lo interno del cuerpo armado razón por la cual no existe posibilidad de emplear la violencia militar para desplazar al actual régimen. 

            El ambiente político real refleja, ciertamente, la existencia en la ecuación política de condiciones necesarias y condiciones suficiente para una insubordinación militar, como son la corrupción política, la existencia de un narco-Estado, una grave crisis económica que afecta directamente a los cuadros medios del cuerpo armado, afrentas a los valores corporativos del militar y grandes amenazas al interés del cuerpo armado. No obstante, en el entorno interno militar no existen vasos comunicantes inter e intra fuerzas para consolidar una acción de fuerza, como lo es el golpe de Estado, a pesar de que existan condiciones que pudiesen justificarlo.

            El golpe de Estado no resuelve, ni resolvería jamás, el proceso de regresión política a la cual ha sido sometida la República por el régimen autocrático-militarista que ha convertido al cuerpo armado en un partido político en armas como gobierno. Gobierna, además, a un país quebrado económicamente, fracturado socialmente, pero sobre todo con una exponencial crisis moral a tal punto que el régimen se entiende como un narco-Estado. Narco-Estado que ha sido develado por el sistema internacional al existir una acusación pública, comunicacional y notoria que compromete a altos dirigentes del actual gobierno.

            El golpe de Estado como acción violenta jamás podría re-ordenar la democracia en Venezuela. En consecuencia, además de su imposibilidad, el ambiente político real muestra que la solución de la grave crisis que afecta a la República no es por la vía de las bocas de fuego, sino por el camino del civismo. Este civismo opera como una República elemental y el camino asertivo, político e históricamente necesario encamina hacia la “obligación cívica”, que debe ser leída y entendida como la predisposición ética de los ciudadanos demócratas para la participación político contendiente.

            Los ciudadanos demócratas deben entender el costo de la democracia, comprender que la transición política es un proceso lento, aciago y difícil en el cual deben convertirse en proa inteligente para iniciar el paso de la autocracia militarista anárquica a la restitución democrática de las instituciones cívicas. Tarea político social de enorme dificultad habida cuenta la carencia de líderes, la flacidez de los partidos políticos, la minimización de las organizaciones sociales causales todas, para requerir en el presente difícil momento, de prohombres.

            No es, entonces, el golpe de Estado como expresión de la violencia de las bocas de fuego que puede servir de referente, aliento o maniobra en febrero de 2017 al sistema político venezolano, ¡NO!. Tampoco pareciera que los endebles partidos políticos bajo un grupo de operadores políticos que no terminan de consustanciarse con el ciudadano demócrata -ese que el 6D acudió masivamente, incluyendo a las periferias de la sociedad, para elegir a los 112 diputados-  para demandar un cambio político categórico y hacer posible el establecimiento de un nuevo orden social en Venezuela.

            No es el golpe de Estado, ni las organizaciones políticas tradicionales, es el sistema político venezolano el cual requiere de una gran energía para entender la virtud de la participación política y el esfuerzo ejemplar del demócrata venezolano. Entonces, la solución de la coyuntura actual no puede desviarse mediante una información interesada sobre el componente armado que no está fundamentada en el análisis de entorno interno militar, sino más bien, parece una maroma o treta comunicacional para aumentar la confusión y el desespero del venezolano. Reside, sí en el accionar de la obligación cívica de esta Venezuela como República elemental cercana al caos.  

            Ciudadanos demócratas no es el golpe de Estado. La democracia será restituida mediante la participación política contendiente, bajo la responsabilidad de una mayoría venezolana que se niega a vivir en una situación de caos y está dispuesta a lucir su civismo frente a la barbarie del régimen autocrático y sobre todo contra la sombra de la violencia política representada por la maniobra comunicacional en un imposible golpe de Estado.  

Es auténtico,

Dr. José Machillanda
Director de CEPPRO

REMISIÓN: G/B (Av) Eduardo Caldera Gómez

jueves, 9 de febrero de 2017

La cobardía del 4F y la locura del 27N. Por: José Machillanda @JMachillandaP


José Machillanda: 

La cobardía del 4F y la locura del 27N

Feb 7, 2017 6:01 pm
Publicado en: Opinión

El golpe de Estado del 4 de Febrero de 1992 es una expresión de la cobardía, ambición y desprecio de una logia militarista centrada en la heroización que despreció el imaginario clausewitziano y el imaginario institucional, privilegiando el imaginario político-real que tiene como valores la fuerza y violencia. Es responsable por su ejecutoria, desde el punto de vista del Comando Militar, una Cúpula Militar que se mueve entre frágil, insolvente y sumisa que generará una Cúpula Claudicante. Cúpula Militar Claudicante que permitirá en el 2002 en el conocido momento político-militar revolucionario la desprofesionalización del estamento militar. Pasados 25 años tan grave atentado contra la civilidad, la democracia y el honor militar no puede tener ninguna celebración.
Por José Machillanda
El 4F y la logia militarista serán los responsables, de acuerdo a la doctrina marxistoride, de convertir al elemento armado en un partido político en armas, como gobierno. El 4F muestra como golpista a una logia sediciosa, desleal y cobarde que irrumpe desde el año 1974 conspirativamente frente a mandos militares tildados de adecos, copeyanos, barraganos o ladrones. El 4F fue posible por cuanto en un sistema político agobiado y corrupto se dieron las causas necesarias y suficientes, que habla de la incomunicación entre el Poder Político y el Alto Mando Militar descuidándose además las relaciones civil-militares y sobre todo la pauta de relación profesional entre los políticos y los mandos militares.
Relaciones civil-militares y pauta de relación profesional erráticas en las cuales se apreciarán fallas estructurales, que se acentuaron después de 1973 cuando la democracia competitiva de partidos políticos firmó la paz, sin conocer el centro de gravedad del enemigo, entendido como guerrilla castrocomunista. Definitivamente, fue irresponsable esa decisión política que además dejó sin misión al estamento militar venezolano que, a partir de esa coyuntura estratégica, produjo y facilitó que el elemento militar operativo transmutara en más administrativo, menos clausewitziano, generando todo esto múltiples consecuencias en el entorno interno militar.
El 4F es también producto del descuido de los mandos sobre la conducta del Oficial y su imaginario institucional, lo cual potenció una amplia corrupción en la que se confundieron operaciones de compra de material de guerra con sobreprecios y comisiones, dando pie a una conchupancia entre el político y el militar. Ese ambiente propició un grave descuido en el análisis del entorno interno militar. Entorno interno militar que facilitó el crecimiento de las condiciones necesarias más condiciones suficientes a partir de los años 1975-1980, donde la murmuración, el irrespeto y hasta el insulto sobre los altos mandos fue moneda corriente.
Los mandos militares, pero sobre todo las Cúpulas, tendrán que rendirle cuenta a la historia y a la sociedad porque el 4F es la resultante de la falta de comando, de la debilidad de la inteligencia militar interna y de la conchupancia posible entre oficiales de la más alta graduación que permitieron, además del golpe de Estado, el golpe del 27 de Noviembre que se entiende como una expresión de la Tesis del Recalentamiento Militar. Lo mando militares que ejercieron funciones entre 1975 y 1992 tienen que explicar cómo fue posible el 4F, pero más grave aún el 27N.
El 4F es también el origen y causa del 27 de Noviembre, más que golpe de Estado una acción criminal, destructora, expresión de la locura y de la violencia, en las cuales las unidades alzadas y supuestamente dirigidas por Almirantes y Generales destruyeron instrumental de guerra. Pero más grave aún, bases aéreas, cuarteles y hasta se atrevieron a bombardear ciudades bajo la consigna pueril, sin sentido de que “Si se habían alzado los Capitales, Mayores y Tenientes Coroneles por qué no podían alzarse los Generales y Almirantes.” Evidentemente, los mandos y cúpulas militares tendrán que rendirle cuantas a la historia y a la sociedad venezolana.
El 4F como acción sediciosa y cobarde fue el motor, junto con la Tesis de Recalentamiento Militar, para que unos Generales y Almirantes igualmente irresponsables, cobardes y débiles mentales asumieran la conducta suicida de bombardear ciudades. La conducta obscena de destruir instrumental de guerra. Responsables de actos sanguinarios, sangrientos, criminales y el protagonismo del imaginario político real. Las Cúpulas Militares sin excepción deberán rendirle cuentas a la Historia, a la sociedad y a la institución militar del Estado, por cuanto la Sociología Militar ahonda con su conocimiento para dejar claro que el 4F y la Tesis del Recalentamiento del 27N son responsabilidad del alto mando y el poder político.
El golpe del 4F92 atado al 27N92 tiene que ser estudiado con rigurosidad, es decir, por la Sociología Militar, la Polemología y la Trenología, centrándose además en el imaginario del militar. Estos estudios una vez efectuados conducirán a la reconceptualización del estamento militar para contener en el futuro de Venezuela la barbarie, el primitivismo y hasta la locura de hombres que asumen al ingresar a una Academia Militar que el grado final de la carrera militar es la Presidencia de la República.
Finalmente… el 4F y el 27N son una muestra de la conducta alienada, una actitud inmoral y sobre todo la expresión exponencial de la cobardía de las logias armadas, que le permitieron encubrir e igualmente valerse de la institución militar para destruir y conmocionar el sistema político. Pero también, y esto es muy importante, para dejar claro que el futuro estamento militar reconceptualizado del Estado deberá apartarse de la heroización y entender el rol técnico y único del hombre de armas para la defensa del Estado venezolano.
Es auténtico,
Dr. José Machillanda
Director CEPPRO
Caracas, 07/02/2017
Twitter: @JMachillandaP

FUENTE: LA PATILLA
REMISIÓN: Por vía WhatsApp, G/B (Av) Eduardo Caldera Gómez 

miércoles, 26 de octubre de 2016

Padrino López y Simón Bolívar Por: José Machillanda @JMachillandaP

José Machillanda: 

Padrino López y Simón Bolívar

EMISORA COSTA DEL SOL FM · 

Padrino López dominado brutalmente por su Imaginario Político Real, aquél que entiende como valor central en el individuo la fuerza-violencia, lanza en ristre como cualquier miliciano, pretende contener la gesta democrática que desde el 6D ha dispuesto la ciudadanía venezolana. Padrino López no debe entender sobre entorno interno militar, quizás tampoco conoce sobre las raíces sanas de la organización armada, y se le olvidó de todas-todas que él deviene de la sociedad. Sociedad que lo paga y a la cual regresa a rendir cuentas de acuerdo a lo que en su trayecto socio-histórico hizo como militar y hombre, quien juró frente a la bandera y con la Constitución defender la República hasta perder la vida.
Padrino López obcecado por el valor fuerza-violencia de su imaginario, no puede entender el ambiente político real que vive Venezuela pues evolucionó desde el 6E de régimen autocrático-militarista… a madurismo militarista con protagonismo del cuerpo armado. Ese cuerpo armado –nunca más estamento militar- que en el antiguo cuartel de la Academia Militar en el acto de desagravió coordinado por el Ministro de la Defensa con presencia de Nicolás Maduro pasó a ser automáticamente partido político en armas. Partido político en armas que se hizo gobierno y se apartó por completo de la poleomología, aterrizando en un menjumbre ideológico marxistoide, primitivo y anacrónico que se llama chavismo.
Es por ello que con sus expresiones telemáticas de ayer en el Zulia y su exposición leída en la mañana de hoy, le cuesta aceptar y entender que en Venezuela desde el pasado jueves cuando el CNE -institución del segundo espacio del sistema- suspendió el Referéndum Revocatorio y a partir de allí en Venezuela se vive una dictadura. Una dictadura que él no puede y no sabe diferenciar porque su razonamiento está cercano a la de un hombre de uniforme, quien entiende a la sociedad como un cuerpo en el cual se le puede mandar por la lógica vertical y por mandato, como ocurre en las instituciones cautivas donde las relaciones son de subalterno a superior. El cuerpo societal venezolano, General Padrino, constituyente del primer espacio del sistema político, desde el 6D y después del firmazo y reafirmazo del 1% demostró que la ecuación política venezolana está impuesta, obligada, a un cambio político categórico. Entiéndalo, el surgimiento de un nuevo gobierno por la vía pacífica y constitucional del voto, capaz de instalar la democracia y reconstruir un nuevo orden social. Nuevo orden social que sepulte la perversión del militarismo brutal y primitivo que ha dejado huellas dolorosas y amargas en este ensayo retrógrado y primitivo de una supuesta revolución, atada a los dictadores de La Habana ante los cuales se arrodillan los supuestos Generales de Venezuela.
El cuerpo societal venezolano, Vladimir Padrino López, tiene clara la coyuntura política que vive y está perfectamente en cuenta lo que usted dijo ayer y se atrevió leer el día de hoy. Pero aún más claro está del contenido de los artículos 2, 5, 333 y 350 de la Constitución, con lo cual está dispuesto a hacer frente a la dictadura que usted niega, hacer valer la carta de los derechos humanos de la propia Constitución, así como el ejercicio del derecho a la resistencia civil. Resistencia civil definida desde el campo de las teorías políticas como un método de lucha política colectiva, apoyada en la idea básica de que los gobiernos dependen, en último término, de la colaboración de la sociedad civil.
Y la sociedad civil en su mayoría, más del 78%, no quiere este régimen autoritario-militarista que usted irresponsablemente defiende. Lejos de la violencia, enmarcado en la Constitución vigente y con una visión prístina, seria y definitiva la sociedad civil ha solicitado un Referéndum Revocatorio. RR para terminar definitivamente el régimen oprobioso, militarista, corrupto y corrompido que preside Nicolás Maduro. Desde Nicolás Maduro pasando por todos quienes han tenido responsabilidad de la grave regresión política que vive Venezuela, tales como como hambrear al pueblo, activar la despoblación de la Nación, incrementar la criminalidad… deberán ser juzgados como un acto de justicia social y como ejemplo para que en Venezuela se destierre el militarismo y sus grandes perversiones en el ejercicio de la política.
La sociedad civil hoy y en su devenir inmediato y futuro es y será el gran actor, no la subestime General, ni mucho menos la amenace. Parece cierto recordarle que usted deviene de la sociedad civil, pero… regresa a ella. Pareciera que usted en las últimas 48 horas se le olvidó que hace muchos años en la Academia Militar de Venezuela esa que le formó, en la cual se formaban profesionales de las armas para defensa del Estado venezolano, donde bebieron de la historia militar, la sociología militar, la poleomología, la estrategia y la trenología a usted se le confundió, o se le olvidó su rol como hombre de armas y, en la coyuntura como Ministro, su responsabilidad ciudadana.
La sociedad civil está dispuesta a defender la República aún en contra de su postura impuesta por su Imaginario Político Real, que le obliga a actuar privilegiando la fuerza-violencia y no el raciocinio propio de quien entendiéndose en circunstancia como estadista, puede comprender la importancia de interpretar la Constitución sabiamente. Usted no lo ha sabido hacer, o le tiene miedo a su defensa, o está comprometido con quienes se han dispuesto a destruir una de las creaciones más importantes de uno de los hombres más grandes del mundo: Simón Bolívar.
Es original.



Dr. José Machillanda
Director de CEPPRO
@JMachillandaP


FUENTE:  EMISORA COSTA DEL SOL FM ·


COMPOSICIÓN SUPERIOR: Colage con imágenes de la Internet libre. 


jueves, 5 de mayo de 2016

FIRMAZO, REVOCATORIO Y NUEVA CIVILIDAD. Por: Dr. José Machillanda. @JMachillandaP Director CEPPRO.


            La masiva y explosiva participación del pasado 27 y 28 de Abril en la recolección de firmas para el revocatorio constituye una ejemplar manifestación de participación contendiente vinculada al extraordinario voto del 6D para reafirmar la necesidad de un cambio político categórico. Participación como energía política, verificada en la recolección del firmazo, comprobó el voto ético para la creación de una nueva nación política, logró implosionar el discurso salvaje del régimen fracasado y vulgar del militarismo, además de retar a los partidos políticos de la alianza democrática para que construya una nueva civilidad y una nueva democracia.

            La participación política sigue siendo ejemplar por cuanto comprende que sólo la vía civilizada y constitucional permitirá una re-definición del concepto de sociedad política democrática venezolana. La participación política crecerá en la interacción de la tríada constituida por los 112 diputados, la alianza suprapartido de la MUD y la disposición categórica como gen democrático convertido en organización civil para desplazar la barbarie primitiva del militarismo y la militarización de la política y sociedad, llaga grotesca para la historia política venezolana.

            La participación con el firmazo evoca el mecanismo cierto, definitivo y categórico para el cambio político en Venezuela. El firmazo sirve de base para que el liderazgo político emergente comprenda su responsabilidad y, sobre todo, su empleo cívico y civilista en la edificación de partidos políticos planos, genuinos, distantes del negociado mercantilista, corrupto e inmoral que mostró el PSUV por 17 años. Los partidos políticos y su dirigencia están obligados, en consecuencia, a comprender la nueva dinámica política que se avizora incluyendo la comprensión de los “otros” que también formarán parte de los demócratas del siglo XXI.

El firmazo implosionó en forma exponencial el discurso salvaje de los representantes comunicacionales del régimen fracasado. Esa implosión permitió oír un discurso de los resentidos, los portadores de nostalgias basadas en deformaciones de la Historia , el planteamiento crudo de rebeldías ocasionales y primitivas que han conducido a que el país viva en violencia, pero lo más grave, que se haya establecido la criminalidad, inseguridad e incertidumbre estructural en el cuerpo societal venezolano. Ese discurso salvaje señala el dislocamiento de un grupo político primitivo que todavía se nutre de las heridas pre-colombinas de la nación venezolana.

La energía del firmazo pidiendo el revocatorio -que ya es un hecho- activó el sentido de opresión, persecución y represión del gobierno y del partido político en armas, tratando de amedrentar a la sociedad venezolana, digna y dispuesta, a defender los derechos legítimos y constitucionales que pisotean quienes creen que las bocas de fuego tienen derecho a atemorizar al ciudadano. ¡No lograrán atemorizar las bocas de fuego al venezolano!, porque los venezolanos saben que el partido político en armas es el producto de la corrupción, falta de ética y responsabilidad ante el cuerpo societal de unos Generales de espalda a la Constitución y a los deberes cívicos de los repúblicos.

La República renacerá a partir del firmazo para el revocatorio. Este hecho político trascendental impactará a los partidos políticos, demandará que los líderes políticos definan, perfilen y apunten sus acciones políticas para construir en el cuerpo societal una nueva ciudadanía. Una nueva ciudadanía con una nueva civilidad en la que se haya efectuado la siembra de la política para que se entienda la democracia como modo de vida, para que se aupé el amor al trabajo, respeto a las leyes y derecho a la libertad. La libertad plena que requiere el hombre del s.XXI para contener la regresión política que se instrumentó en Venezuela como consecuencia de la debilidad y fragilidad de las instituciones, en especial de los partidos políticos del s.XX y s.XXI.

La República está en construcción a partir del extraordinario firmazo. Está en construcción como consecuencia de la participación contendiente de venezolanos anclados en el gen democrático, conscientes de su derecho legítimo a construir un nuevo modelo político que desplace el sin sentido de la militarización y la lógica vertical y por mandato que ha servido para crear consternación, pobreza, desacierto y retraso en una Venezuela que podría ser hoy próspera. Lo precedente se entiende como regresión política y la participación contendiente ha establecido en el firmazo del revocatorio que la mayoría de los venezolanos están trabajando para la construcción de una nueva nación política con una nueva civilidad llamada: democracia postmoderna.

Es auténtico,
Dr. José Machillanda
Director CEPPRO

@JMachillandaP


martes, 10 de febrero de 2015

El confusionismo polémico del Régimen. Por: Dr. Josè Machillanda Pinto. @JMachillandaP



José Machillanda: 

El confusionismo polémico del Régimen. 

febrero 9, 2015 8:04 am  

Publicado en: Opinión

Venezuela arriba al año 2015 sufriendo por la dictadura comunista-militarista ejercida por el postchavismo fracaso un confusionismo polémico. Un confusionismo polémicos que se muestra en la peligrosa polarización política, el grave desconcierto social, las sentidas variaciones cuantitativas y cualitativas de la sociedad, causadas todas ellas por la grave desazón en el cuerpo societal venezolano y las enormes desigualdades que atentan contra el gentilicio, la decencia y dignidad del venezolano
.
El confusionismo polémico del régimen se caracteriza por múltiples acciones impuestas al venezolano común por la vía de la opinión pública -utilizando los múltiples y diversos canales de comunicación estatales- para que la sociedad viva en una permanente controversia, contradicciones y tensiones hasta lograr, mediante cambios drásticos en lo político, histórico y social, importantes modificaciones en la sociedad. Variaciones que pueden ser cuantitativas o cualitativas y son consecuencia del régimen dictatorial y su brutal e indocta conducta política.

Las variaciones de la sociedad se deben a la intensidad como han sido afectados los ciudadanos mediante drásticos cambios en las comunicaciones, cambios en el lenguaje, imposición de circunstancias de subsistencia económica, fortalecimiento e instrumentación de mitos en el imaginario venezolano, graves ciclos de inseguridad y permanente violación de la Constitución y las leyes. Todo esto, tienda y facilita la imposición de un militarismo aberrante que se aprecia tanto en la política como en la sociedad.

La sociedad venezolana del 2015 vive una inmensa confusión. Esa inmensa confusión lo mantiene en el hilo de no trasegar la insólita y anacrónica pero además decisión antisocial del régimen en imponer el comunismo en Venezuela. Comunismo que no tan sólo es respaldado por los radicales que todavía leen en el Foro de Sao Paulo y en la Revolución Cubana, sino que están convencidos no obstante el fracaso del postchavismo, que todavía pueden seguir creyendo que son gobierno en la República.

En 2015, el gobierno de Nicolás Maduro, postchavismo fracasado, heredero de la perversa herencia política de Hugo Chávez, insiste de manera burda y absurda en mantener un confusionismo extremo polémico sobre el país. Ese postchavismo hoy está resentido como consecuencia de la deserción de miembros del militarismo chavista que asqueado del dolo, corrupción y co-hecho ha terminado por desenmascarar a quienes todavía siguen creyendo en la virtud militar para ejercer el gobierno.

Son esos militares hoy gobierno parte de una Cúpula Militar Claudicante que ejerciendo un Tutelaje Militar y asociados al confusionismo polémico, pretenden también arrinconar a los demócratas de Venezuela en el inicio del 2015. Esos militares están convencidos igualmente que pueden utilizar las bocas de fuego contra los ciudadanos que legítimamente protestan como lo autoriza la Constitución, se olvidaron de la sabia expresión de Bolívar de: “maldito el soldado que empuña su arma contra su propio pueblo”.

Esos militares cobardes, junto al postchavismo y el Tutelaje Militar creen que pueden seguir aplicando el confusionismo político y han subestimado el gentilicio, el honor y decencia de los venezolanos. Se imaginan que van a lograr las variaciones cuantitativas y cualitativas que supone esta perversa acción social… pues se equivocan. La sociedad está reaccionando con una especial energía política. Energía política para llamar al ciudadano a la constitución de fuerzas como sociedad en el plano organizado y estar listo para contener la perversión que significa la trilogía postchavismo fracasado, tutelaje militar y confusionismo polémico.

El confusionismo polémico ha sido potenciado por una Cúpula Militar Claudicante y un Ministro de la Defensa que hace el juego a quienes son gobierno: amedrentar con sus decisiones al venezolano común. La responsabilidad de estos actores es extremadamente grande e igualmente peligrosa desde el mismo momento que el postchavismo fracasado hoy está siendo enjuiciado internacionalmente y se ahoga en las deserciones del militar chavista que ha comenzado a huir del descomunal fracaso de una supuesta Revolución, además de una dolorosa crisis económica que mantiene a las dignas mujeres de Venezuela, madres y abuelas en colas para resolver el gravísimo problema del sustento diario.

El confusionismo polémico y el postchavismo fracasó, no tiene espacio de maniobra política en Venezuela, así como es cuestionado internacionalmente, es enfrentado en la geografía venezolana porque los venezolanos cada vez más están en cuentan del descredito de esta revolución dirigida por corruptos, incapaces e irresponsables, además de numerosos indiciados en el grave hecho de la economía paralela. El juicio internacional le sucede la reacción del venezolano por la vía de la sacudida inicial.

La sacudida inicial es la coincidencia política de los demócratas, demócratas de la decencia y dignidad venezolana como oposición democrática ha ido ocupando una posición de vigilancia, control y acción política con el objeto de refundar la República. La refundación de la República frente a la barbarie del postchavismo y su militarismo inmoral no es materia de un acuerdo político, es como lo reza la República, la decisión inmancable y sostenida de la mayoría de los hombres y mujeres que quieren vivir libres y nunca en la esclavitud.

La sacudida inicial es también como lo señala David Hume cuando habla sobre el contrato original y señala la facultad de los ciudadanos de hacer la resistencia a su gobierno cada vez que se consideren agraviados por una autoridad sobre la que se deposito inicialmente su confianza. Vale decir, que los venezolanos hoy están reclamando por la vía de la sacudida inicial la construcción de un nuevo modelo que tenga fundamentalmente un nuevo contrato original donde el gobierno proteja a los ciudadanos.

La sacudida inicial es también la búsqueda de un nuevo contrato social, que como lo señala Rousseau en el pacto social, permite que los demócratas formen por agregación una suma de fuerzas físicas y morales que van por encima de las minorías y del gobierno aunque estén armadas. La asociación de los demócratas que persigue la sacudida inicial refleja la decisión a ser libres, a contener el comunismo de una revolución insensata y anacrónica y a constituir una fuerza común en la democracia por el bien de cada uno de los asociados de Venezuela.

TWITTER:  @JMachillandaP

FUENTE: La Patilla 

REMISIÓN: EDUARDO ARTURO CALDERA GÓMEZ.


miércoles, 12 de noviembre de 2014

El fracaso de la lógica militar. Por: José Machillanda Pinto.


José Machillanda: 

El fracaso de la lógica militar

El empleo de la lógica militar y del militar  como motores del sistema político y actores principales del gobierno desde 1999 hasta noviembre de 2014, es una ofensa a la ciencia política, es un ejercicio errático de la fuerza en la política, pero es definitivamente una macabra maniobra de un equipo de políticos facciosos, quienes han colocado sobre los hombros del elemento armado venezolano la responsabilidad del fracaso del chavismo y postchavismo. Ese capricho del gobierno chavista y postchavista de usar al elemento militar en funciones de gobierno, desarticuló una institución que después de 100 años había logrado por la vía de la secularización un sólido profesionalismo.
Lo lógica militar empleada en el espacio político -imposición del gobierno y aceptación de la Cúpula Militar al mando de las fuerzas y del Ministerio de la Defensa- es un atrevimiento, es una insensatez, pero sobretodo un desatino del cual es responsable el poder político y la Cúpula Militar Insolvente, Sometida y Claudicante. Ambos, el gobierno y las Cúpulas Militares a espaldas de la gran mayoría de la sociedad venezolana, han tolerado y potenciado el proceso político que ha venido ocurriendo a partir de 1999 y aceptan el surgimiento de un autoritarismo competitivo, la presencia de un régimen híbrido que tiene como características propiciar el populismo, violar la Constitución e intentar una Hegemonía Ideológica en detrimento de la democracia del país.
La lógica militar es el empleo de la doctrina, de la dialéctica y del método militar de gobierno y control de una institución cautiva, estratificada y lineal. Institución en la cual la verticalidad y el mandato constituyen el modo principal para accionar e incidir sobre los diferentes elementos que constituyen la  organización militar. Y esa lógica militar, es la que ha venido ocupando espacios para ejercer el gobierno de los venezolanos y de su sociedad, con la consecuencia de que sobre los hombros del componente militar se refleja el fracaso de tal lógica.
La lógica militar empleada sobre el cuerpo societal venezolano por los militares que intentan gerenciar lo que no saben, lo que no entienden pero sobretodo lo que la gente rechaza está demostrando el fracaso tanto del gobierno como del elemento militar. Es decir, los venezolanos no entienden, pero además no aceptan, que un hombre que ha sido formado para la defensa quiera imponer los modos militares, la mística militar y los procedimientos militares en una sociedad que por naturaleza es diversa y antagónica.
Lo lógica militar obviamente resulta inapropiada e inconveniente para dirigir ministerios, para cumplir funciones en política internacional, para gerenciar institutos autónomos, pero es totalmente absurda para organizar actividades del cuerpo social. El cuerpo social, el tejido social, es toda una complejidad y requiere y existen para eso procedimientos ciencias y técnicas como operadores debidamente adiestrados los cuales terminan por organizar, conducir, vincular y relacionar al ciudadano como el factor más importante de la sociedad.
La lógica militar lo que ha hecho es crear un profundo rechazo y animadversión sobre el hombre uniformado, a quien la sociedad identifica como el responsable de las políticas impuestas por los políticos y Cúpula Militar sobre el componente social.
La lógica militar practicada hoy en Venezuela se acerca al líder caudillo, es decir, a la expresión más pobre y primitiva del liderazgo, a quien se sigue por cooptación o por ignorancia y el pueblo de Venezuela aún, en esta regresión democrática como sociedad, demanda que los líderes. Líderes que sean promotores, innovadores, líderes emergentes, entendiéndose ellos mismos, como sujetos con sobrada ética y con conocimientos sobre la política y el ejercicio del poder que bien sabrían conducir tareas de organización y de ordenamiento sobre el cuerpo social de manera cívica. Pero además,  con características de líderes civilizados, que tienen como centro al individuo y le guardan la consideración propia de ciudadano.
La lógica militar es una expresión del primitivismo político, del chavismo y del postchavismo y la sociedad venezolana decretó su fracaso. Quienes como gobierno y poder político  han venido actuando desde 1999 hasta 2014 y decidieron utilizar al elemento militar como agente de cambio erraron en una decisión que pone de espaldas la condición profesional del elemento militar y su central responsabilidad de institución para fortalecer al Estado y cumplir la función de defensa cuando la República lo requiera.
La lógica militar empleada durante los últimos quince años constituye la peor decisión de los políticos y la más grave irresponsabilidad de las cúpulas militares insolventes, sometidas y claudicantes que parecieran que, en una regresión sin sentido fundándose en la virtud militar, se imaginaron “padres de la patria”.
Esa lógica militar retrograda ha permitido que militares atrevidos e inescrupulosos invadan espacios y ocupen puestos que no le corresponden desplazando a calificados ciudadanos venezolanos que sí saben de gobierno, que sí saben de política y que están dispuestos a contener el militarismo que hoy vive Venezuela.
La lógica militar como fracaso produce tres grandes y graves consecuencias en el sistema político venezolano: la desprofesionalización y confusión del elemento armado con una alta ingobernabilidad; la falta de apresto operacional y capacidad táctica militar que compromete la seguridad militar de la República; y en tercer término, el rechazo y crítica lacerante de muchos ciudadanos venezolanos sobre un elemento militar en el cual la responsabilidad de lo acontecido reside sobre las cúpulas militares débiles que no han querido ejercer la ética militar para contener al poder político y más que eso, para salvaguardar el prestigio, dignidad y honra de los laureles de la República.
Twitter: @JMachillandaP
FUENTE: LA PATILLA
REMISIÓN: Pedro Salazar. 

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias