Mostrando entradas con la etiqueta ASESINATOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ASESINATOS. Mostrar todas las entradas

sábado, 13 de julio de 2019

HONOR A LOS CAIDOS PROHIBIDO OLVIDAR.Caídos en protestas en el Narcorégimen en Venezuela Q.E.P.D.



Reseña: La esquina de Tracabordos fue el lugar en el que cayó Bassil Da Costa el 12 de febrero de 2014, luego de un tiroteo efectuado por civiles y uniformados armados / Foto: Ronald E. Peña. Fuente: El Pitazo. 



HONOR A LOS CAIDOS.
PROHIBIDO OLVIDAR...!!!

Se acuerdan de ellos...

Caídos en protestas en el Narcorégimen en Venezuela Q.E.P.D.

2014

1.Bassil Alejandro Da Costa
2.Roberto Redman
3.Juan Carlos Montoya
4.José Ernesto Méndez
5.Luzmila Petit de Colina
6.Génesis Carmona
7.Julio Eduardo González Pinto
8.Delia Elena Lobo
9.Arturo Alexis Martínez 
10.Elvis Rafael Durán De La Ros
11.Geraldine Moreno
12.Alejandro Márquez
13.Willmer Carballo Amaya
14.Jimmy Vargas
15.Antonio José Valbuena M.
16.Joan Quintero
17.Eduardo Anzola
18.María Julieta Heredia
19.Giovanni Pantoja
20.Deivis Durán Useche
21.Luis Gutiérrez Camargo 
22.José Gregorio Amaris Castillo
23.Acner Isaac López Lyon
24.Giselle Rubilar
25.Daniel Tinoco
26.Jesús Eduardo Acosta
27.Ramsor Bracho
28.Guillermo Sánchez
29.José Guillén Araque
30.Anthony Rojas
31.Francisco Madrid
32.Jorge Steven Colina
33.Wilfredo Rey
34.Argenis Hernández 
35.Ángelo Vargas
36.Jesús Labrador
37.Adriana Urquiola
38.Miguel Antonio Parra
39.Franklin Alberto Romero M.
40.Roberto Annese
41.Mariana Ceballos
42.José Cirilo Darma García
43.Josue Farías

2017

44.Jairo Johan Ortiz Bustamante
45.Daniel Alejandro Queliz Araca 
46.Miguel Ángel Colmenares
47.Brayan David Principal (Tony)
48.Gruseny Antonio Calderón
49.Carlos José Moreno
50.Paola Andreina Ramírez G.
51.Niumar José San Clemente B.
52.Mervins Fernando Guitian D.
53.Ramón Ernesto Martínez C.
54.Kevin Steveen León Garzón
55.Francisco Javier González N.
56.William Heriberto Marrero R.
57.Robert Joel Centeno Briceño
58.Jonathan Antonio Meneses L.
59.Elio Manuel Pacheco Pérez
60.Romer Stivenson Zamora
61.Jairo Ramírez
62.Yorgeiber Rafael Barrena B.
63.Kenyer Alexander Aranguren 
64.Albert Alejandro Rodríguez A.
65.Manuel Pérez
66.José Ramón Gutiérrez
67.Ángel Lugo Salas
68.Estefany Tapias
69.Natalie Martínez
70.Almelina Carrillo Várguez
71.Renzo Rodríguez Roda
72.Jesús Sulbarán 
73.Jackson Enrique Hernández H
74.Luis Alberto Márquez
75.Johan Medina
76.Christian Humberto Ochoa S.
77.Juan Pablo Pernalete Llovera
78.Eyker Daniel Rojas Gil
79.Carlos Eduardo Aranguren S.
80.Yonathan Quintero
81.Ángel Enrique Moreira G.
82.Ana Victoria Colmenares de H
83.María de los Ángeles Guanipa 
84.Jesús Armando Alonso V.
85.Armando Cañizales Carrillo
86.Jesús Asdrúbal Sarmiento
87.Hombre sin identificar
88.Gerardo Barrera
89.Luis Eloy Pacheco
90.Daniel Gamboa
91.Carlos Mora 
92.Hecder Lugo Pérez
93.Miguel Joseph Medina R.
94.Anderson Enrique Dugarte
95.Miguel Fernando Castillo B.
96.Luis José Alviarez Chacón
97.Diego Hernández
98.Yeison Mora Castillo
99.Diego Fernando Arellano F.
100.José Francisco Guerrero 
101.Manuel Felipe Castellanos 
102.Freddy Jerson Ramírez C.
103.Andinson Reinaldo Márquez 
104.Menor de edad no ident.
105.Paúl Moreno
106.Daniel Rodríguez
107.Jorge Escandón
108.Edy Alejandro Terán Aguilar
109.Yorman Ali Bervecia Cabeza 
110.Jhon Alberto Quintero
111.Elvis Adonis Montilla Pérez
112.Alfredo José Briceño C.
113.Miguel Ángel Bravo Ramírez
114.Ynigo Jesús Leiva
115.Freiber Pérez Vielma
116.Erick Antonio Molina C.
117.Juan Antonio Sánchez S.
118.Adrián José Duque Bravo 
119.Augusto Sergio Pugas V.
120.Manuel Sosa
121.Danny José Subero
122.César David Pereira Villegas
123.Nelson Antonio Moncada G.
124.María Estefanía Rodríguez
125.Luis Miguel Gutiérrez Molina
126.Yoiner Javier Peña H.
127.Orlando José Figuera 
128.Neomar Lander Armas
129.Sócrates Jesús Salgado
130.Douglas Acevedo Sánchez
131.José Amador Lorenzo G.
132.Luis Alberto Machado V.
133.Luis Enrique Vera Sulbarán
134.José Gregorio Pérez Pérez
135.Nelson Daniel Arevalo A.
136.Fabián Urbina 
137.David José Vallenilla Luis
138.Lendy J. Guanipa
139.Ronny Alberto Parra Araujo
140.Jhonatan José Zavatti S.
141.Javier Alexander Toro Trejo
142.Isael Jesús Macadán Aquino
143.Robeto Enrique Durán R.
144.Luiyin Alfonso Paz Borjas
145.Víctor Manuel Betancourt 
146.Alexander Rafael Sanoja S.
147.Alfredo José Figuera G.
148.Eduardo José Márquez A.
149.Rubén Alexander Morillo O.
150.Fernando Rojas Rubio
151.José Rodolfo Bouzamayor B.
152.Ramsés Martínez
153.José Gregorio Mendoza D.
154.Engelberth Alexander Duque 
155.Jhonathan  Giménez
156.Ruben Dario González J.
157.Manuel Ángel Villalobos .
158.Oswaldo Rafael Britt
159.Yanet Angulo Parra
160.Xiomara Scott
161.Héctor Alejandro Anuel M.
162.Ronney Eloy Tejera Soler 
163.Eury Rafael Hurtado De La G.
164.Andrés José Uzcátegui Ávila
165.Jean Luis Carrillo Deluque
166.Yamile Margarita Vásquez 
167.Víctor Manuel Márquez L.
168.Carlos Alberto Paredes C.
169.Rafael Antonio Balza V.
170.Enderson Enrique Calderas 
171.Jean Carlos Aponte G
172.Gilimber D. Terán M.
173.Leonardo Augusto González 
174.José Miguel Pestano C.
175.Rafael Celestino Canache G.
176.Oneiver Jhoan Quiñones R.
177.José Gustavo Leal Villasmil
178.Eduardo Gil Rodríguez
179.Marcel Pereira 
180.Iraldo José Gutiérrez
181.Wilmer Smith Flores C.
182.Ricardo Campos
183.Luis Eduardo Ortíz
184.Albert Rosales
185.Adrián Smith Rodríguez S.
186.Ender Rafael Peña S.
187.Ronald Ramírez Rosales
188.Luis Beltrán Zambrano L.
189.Ángelo Yordano Méndez 
190.Eduardo Olave
191.José Fernando Sánchez S.
192.Juan José Monges Páez
193.Haider Ocando
194.Daniela de Jesús Salomón 
195.Antony Rodrigo Labrador
196.Jhonny Alfredo Colmenares
197.Ramón Antonio Rivas
198.Willmerys Ocarina Zerpa
199.Eduardo Orozco 
200.Luis Guillermo Espinoza C.

2018

201.Óscar Alberto Pérez
202.Daniel Soto Torres
203.Abraham Lugo Ramos
204.Abraham Israel Agostini
205.José Díaz Pimentel
206.Lisbeth Andreína Ramírez M.
207.Jairo Lugo Ramos 
208.Fernando Alban Salazar 

2019

209.Alixon Osorio Dos Santos P.
210.Stefany Maholy Layoy N.
211.Franklin Alexánder Figuera
212.Carlos Alfredo Olivares B.
213.Cleiner José Romero
214.Yeimbert José Rangel
215.Efrén Sandalio Castillo
216.Yhonny A. Hernandez
217.Wilmer Antonio Zambrano
218.Edwar José Marrero
219.Gustavo Ramirez 
220.Wilmer Mendoza
221.Ivan Antonio Alvarez F.
222.Juan Rafael Medina Torres
223.Luigi Guerreo Ovalles
224.Jhonny Jesus Pacheco Vega
225.Nick Samuel Borges
226.Yeskarly José Gil
227.Emmanuel Zambrano 
228.Francisco Acosta 
229.Frank David Correa Gutierrez
230. Adán Pérez
231.Robert Cabello 
232.Daniel Véliz
233.Pedro Díaz
234.Andrés Rafael Rodríguez O.
235.Alfredo Núñez
236.Luisdy Bolívar
237.Moisés Araujo
238.Zoraida Rodríguez
239.José Hernández 
240.José Esley Pérez Márquez
241.José Gregorio Barrios C.
242.Kliver Alfredo Pérez Rivero
243.Rolando García Martínez
244.Jorge Javier González Parra
245.Leider Dirinoth García R.
246.Luis Alberto Materán Ojeda
247.Omar Enrique Velásquez
248.Geovanny Espinoza C.
249.Ángel de Jesus Reyes R.
250.Albel Daniel Díaz González
251.Antonio Rafael Velásquez R.
252.Emperatriz Aleja Olivar
253.Melquiades Antonio
254.Elvis Luis Véliz Castillo
255.Yoifre Jesus Hernández V.
256.Samuel Enrique Méndez
257.Jurubith Rausseo 
258.Josnel Peralta
259.Goisner Elielvis Arrollave V.
260.Rodolfo Álvarez
261.Javier Rosales
262.Rael Alabbi
263.Wilmer Antonio Mirabal
264.Yohni José Godoy Buitrago
265.Luis Francisco Perez
266.German Cohen
267.Luis Alberto Martínez
268.Kevin Antonio Cárdenas B.
269.Rafael Acosta Arévalo  

No incluye mutilados, violados, torturados; que aún siguen vivos, pero que le asesinaron una parte importante de sus vidas, y que aún hoy continúan sufriendo.

Personas decentes todas, cuyo único crimen fue querer ser Libres....!!!

GLORIA A LOS CAIDOS......!!!!!

REMISION: G/B (Av) Eduardo Caldera Gomez  @gagarin50

PUBLICACION: Coronel (Av) Sammy Landaeta Millan @ProtestaMilitar


IMAGEN SUPERIOR:

TSJ ratifica condena de 29 años para homicida de Bassil Dacosta

Este jueves, el TSJ ratificó la condena de José Perdomo Camacho por la comisión de los delitos de homicidio intencional calificado perpetrado con alevosía y por motivos innobles, y uso indebido de arma orgánica, previsto y sancionado en el artículo 405, en relación con el artículo 406, numerales 1 y 2, ambos del Código Penal, en perjuicio de quien en vida respondiera al nombre de Bassil Alejandro Dacosta Frías. El Pitazo 

miércoles, 24 de enero de 2018

Esto es lo que nos dijo Óscar Pérez antes de su muerte. Por NICHOLAS CASEY. The New York Times. INFORMACIÓN. @caseysjournal ‏@nytimesES


Este domingo se realizó el funeral de Óscar Pérez, un líder rebelde asesinado por fuerzas del gobierno venezolano el pasado 15 de enero. Meridith Kohut para The New York Times 

AMÉRICA LATINA  VENEZUELA

Esto es lo que nos dijo Óscar Pérez antes de su muerte

Por 

El fin había llegado para Óscar Pérez.
Por su rostro corría sangre. Sus hombres intentaban dar pelea detrás de estufas y gabinetes mientras el gobierno venezolano rodeaba su escondite. Horas después, él y media decena de hombres yacían muertos en el piso.
Pérez, abatido el pasado 15 de enero por fuerzas gubernamentales, pasó sus últimos años como protagonista de narrativas espectaculares —algunas en la pantalla de cine; otras en la vida real— en las que siempre interpretaba al héroe.
Había sido el protagonista de una película de acción: un piloto que luchaba contra el crimen desde un paracaídas con un perro atado a su espalda. El último junio encabezó un ataque con helicóptero durante las protestas en Venezuela, disparó contra el Tribunal Supremo y desplegó un letrero en el cual llamaba a la población a rebelarse.
Aunque sus acciones habían cautivado y causado el enojo de muchos venezolanos, su público había disminuido hacia sus últimos días.
Pérez pasó muchos días y tardes de este enero agachado sobre la pantalla de un celular, a través del cual enviaba mensajes encriptados a The New York Times; la identidad de ambas partes era confirmada ante el otro mediante un video breve que se enviaba en cada intercambio de mensajes.
Los mensajes de texto enviados en diciembre y enero, además de grabaciones y entrevistas realizadas durante el mismo periodo, representan algunas de las últimas palabras del hombre que llegó a ser el más buscado en Venezuela: un agente de policía renegado que había cautivado la atención de una nación y un luchador fugitivo que a veces parecía estar muy consciente de que sus días podrían estar contados.
“Lucho por la libertad del país, la oportunidad de un mejor mañana”, dijo un mediodía a principios de enero a través una aplicación de mensajería. “El temor de [perder] la vida es lo menos que tengo ahora. No es el temor de la vida, sino el temor de fracasar, de fallar a la gente”.
Después de su muerte, el cadáver de Pérez, con dos impactos de bala y la mandíbula fracturada, permaneció en un congelador de una morgue en Caracas y era vigilado por un guardia armado. Este domingo su cuerpo fue enterrado desnudo, excepto por una sábana blanca en la que estaba envuelto. Cerca del lugar del funeral, un hombre voló una cometa de papel que tenía escrita la palabra “Libertad”.
A la izquierda, Aura Pérez, tía de Óscar Pérez, caminando hacia el sitio del entierro. Ella recibió el cuerpo de la morgue porque es la familiar más cercana que todavía permanece en Venezuela. Meridith Kohut para The New York Times
CreditMeridith Kohut para The New York Times
Pérez fue un actor, un detective de la policía y un insurgente. Para el gobierno era un terrorista. Para sus seguidores había sido un luchador por la libertad, un héroe popular moderno de la talla de Robin Hood o el Che Guevara. Algunos escépticos decían que su historia posiblemente no era cierta; que pudo haber sido una especie de doble agente para hacer quedar mal a la oposición.
Sin importar cómo fuera visto por la gente, sus acciones resonaron en todo el país. Venezuela vive una crisis económica que ha dejado a los hospitales sin medicina y ha causado que los bebés mueran de malnutrición. Un presidente impopular ha frenado las protestas con mano de hierro: más de 100 personas murieran en las calles de Caracasel año pasado en enfrentamientos entre policías y manifestantes. Pocos parecen seguir esperanzados respecto al estado democrático en Venezuela.
Después de su vuelo en el helicóptero sobre Caracas en junio, Pérez se convirtió en un símbolo de los crecientes agravios del país: un policía temerario que se había rebelado en contra del gobierno y había pedido a otros que hicieran lo mismo.
Sin embargo, Pérez dijo que si algo lo persiguió hasta el final es que esa rebelión nunca ocurrió.
“Nosotros esperábamos que ese día hubiera un llamado a la calle, para que se diera cuenta de que sí comenzó un movimiento”, dijo en otro de sus mensajes. “Pero lamentablemente no lo hubo”.
Pérez, quien se unió a la unidad de investigación de la policía venezolana hace quince años, podría haber sido solo otro detective, de no ser por su actuación en la película Muerte suspendida, que se estrenó en 2015. En ella interpreta a un inspector llamado Efraín Robles que rescata a un empresario venezolano de sus secuestradores.
Pérez dijo que la idea de actuar en la película le llegó después de un operativo policiaco en un barrio pobre de Caracas, donde conoció a un joven a punto de unirse a una pandilla. Pérez no encontró la manera de convencerlo de no caer en una vida de delitos, pero notó lo influido que estaba por lo que había visto en televisión.
“Literalmente, él olvidaba el hambre viendo televisión”, dijo. “Es ahí cuando tú te das cuenta del poder tan grande que tienen los medios audiovisuales, el cine”.
La película prefigura las acciones por las cuales Pérez se volvería notorio en la vida real. Su personaje —también un piloto— persigue criminales a través de las calles de la capital desde el aire y, al final, bucea con un rifle hasta llegar al yate del villano.
Pérez dijo que la película también mostró la clase de fuerza policiaca que él deseaba que existiera en Venezuela: fotos de los criminales desplegadas en pantallas de alta tecnología, escenas del crimen cuidadosamente analizadas por expertos forenses, hombres en batas de laboratorio examinando los resultados.
Nicol Díaz, de 17 años, a la derecha, y José Díaz, de 13, al centro, lloran sobre la tumba de su padre, José Alejandro Díaz Pimentel, un rebelde asesinado junto con Pérez en un enfrentamiento con fuerzas gubernamentales.
Credit
Meridith Kohut para The New York Times

Pero la realidad que él vivía era muy diferente, dijo Pérez, a medida que veía el colapso de la economía del país. “No había recursos”, dijo. “Ves técnicos trabajando con reactivos que ellos mismos tienen que comprar para trabajar”.
Otros acontecimientos comenzaron a enfadarlo. Grupos armados a favor del gobierno, conocidos como colectivos, que trabajaban con policías corruptos para extorsionar y robar. Algunas investigaciones eran bloqueadas, incluidas las de cargamentos de cocaína que Pérez dijo que descubrió en repetidas ocasiones y le dijeron que ignorara. Las aseveraciones de Pérez sobre la corrupción dentro de la fuerza policiaca no pudieron ser confirmadas de manera independiente.
“Ellos eran los que estaban traficando drogas”, dijo Pérez sobre los funcionarios del gobierno. Entre ellos, según Pérez, estaría Néstor Reverol, quien ahora funge como ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela. (Reverol enfrenta una acusación en Estados Unidos por supuestamente detener investigaciones sobre narcotraficantes mientras estaba al mando de la Guardia Nacional Bolivariana).
Pérez dijo que él había pensado durante años en usar el helicóptero para expresar su desacuerdo. Pero el año pasado, su furia se unió a la de miles de venezolanos que salieron a las calles durante cuatro meses de violentas protestas contra el presidente Nicolás Maduro. Pérez dijo que culpa a Maduro y a su gobierno por la situación de Venezuela: la escasez, la corrupción y la creciente delincuencia en el país.
La semana previa al ataque en helicóptero, dijo, su hermano había sido asesinado por ladrones cuando le robaron el teléfono celular; lo apuñalaron a dos cuadras de su casa.
“Tuve que ir a reconocer a mi hermano, tendido sobre una plancha de acero, totalmente fría”, contó. “Tú siendo policía ves cómo alguien tan directo a ti muere por el flagelo de la delincuencia producto de una mala gestión del gobierno”.
El 27 de junio, Pérez piloteó el helicóptero y afirmó que nuevamente era tiempo de poner el ejemplo para los venezolanos.
El cielo sobre Caracas estaba despejado cuando las explosiones sonaron —granadas aturdidoras lanzadas desde el helicóptero, las cuales tenían el objetivo de llamar la atención, pero sin causar daños, dijo Pérez—. Entonces, él piloteó el helicóptero al edificio del Ministerio de Interior, donde disparó balas de salva. Mientras una multitud miraba el espectáculo que se desarrollaba en el cielo, Pérez desplegó un letrero convocando a las personas a rebelarse.
El último adiós en las tumbas de José Alejandro Díaz Pimentel y Abraham Agostini, ambos asesinados en el enfrentamiento con fuerzas gubernamentales. 
Credit
Meridith Kohut para The New York Times

“Fue para despertar la conciencia no solo del pueblo y demostrarles que no pierdan la fe, sino también despertar la conciencia del resto de los funcionarios”, dijo en uno de los mensajes.
Los eventos conmocionaron a la nación. Por un tiempo, algunos pensaron que quizá estaba gestando un golpe de Estado.
No obstante, Pérez actuó acompañado tan solo de un grupo pequeño y los partidos de oposición no apoyaron su llamado. Su helicóptero sufrió una falla hidráulica, dijo, y fue obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en un campo donde los residentes llamaron a las autoridades. Dijo que escapó antes de que llegaran.
A partir de ese momento fue un fugitivo, pero uno que tenía la atención completa del país.
Publicó fotos de sí mismo y otros hombres armados con rifles robados en Instagram. Tres semanas después del ataque hizo una osada aparición pública al hablar en un mitin en contra del gobierno, donde repitió un mensaje cuyo tono se volvió cada vez más reprobatorio.
“Debemos rescatar los valores, la moral y las buenas costumbres del país”, gritó ese día a las cámaras de televisión. “Es nuestra convicción, nuestro legado”, agregó. “Si tú estás listo, también nosotros estaremos listos. ¡A defender al pueblo!”.
Pero sus llamados a la gente para alzarse en armas parecían llegar a oídos sordos. El 30 de julio, Maduro consolidó aún más su poder al crear la Asamblea Nacional Constituyente, organismo compuesto por funcionarios leales a su gobierno que quedó por encima de la legislatura nacional, la única rama del gobierno que no controlaba su partido, el Partido Socialista Unido de Venezuela.
Las calles fueron militarizadas y el descontento público fue prohibido por órdenes presidenciales. Las protestas desaparecieron casi por completo.
El camino de Pérez sería más solitario a partir de entonces. Él describía a una banda de alrededor de cincuenta hombres que lo seguían, frecuentemente dispersos en grupos más pequeños, que entrenaban en casas de seguridad y se repartían las labores como cocinar, limpiar y transmitir mensajes en línea.
El número de seguidores que Pérez afirma que tenía no pudo ser confirmado de manera independiente.
En su ausencia pública, el gobierno los pintaba como una banda rebelde terrorista que había intentado matar a la gente ese día en el tribunal. Maduro hacía referencias con frecuencia a Pérez en discursos, al mencionar que él y la oposición planeaban actos terroristas violentos para llevar al país a la guerra civil.
Las fuerzas de seguridad del gobierno impidieron el paso a algunos venezolanos al lugar del funeral de José Alejandro Díaz Pimentel y Abraham Agostini. 
Credit
Meridith Kohut para The New York Times

Las acusaciones irritaron a Pérez hasta su muerte. “Si hubiésemos querido asesinar a alguien, ya lo hubiéramos hecho”, dijo.
Incluso cuando las autoridades estaban cada vez más cerca de él, seguía confiado en que continuaría siendo más astuto que ellos. “Siempre estamos un paso adelante gracias a la gente que nos respalda, a mi equipo de inteligencia que está dentro de las instituciones”, dijo.
Antes de irse a dormir la noche en la que sería asesinado, Pérez envió de nuevo un mensaje a The New York Times.
“Te aviso…”, dijo, refiriéndose a una hora para la siguiente entrevista. Era pasada la medianoche, las 00:45.
En las primeras horas de la mañana del lunes, Pérez publicó un video en su cuenta de Instagram. Había sido hallado por las fuerzas gubernamentales.
Al principio no hubo disparos. Pérez llama a un mayor del ejército parado afuera que le dice que se rinda, que el Estado ha ganado. Pérez dice que no se entregará porque teme que matarán a los civiles en el lugar. Todos están tranquilos.
Sin embargo, lo grabado rápidamente deriva en caos. Pérez mira hacia su teléfono, la sangre se derrama hacia su ojo derecho. Pide a los venezolanos que salgan a las calles de inmediato. En la pared empieza a haber marcas de bala y en el fondo se escuchan disparos de arma de fuego. Dice que él ofrece entregarse, pero el gobierno está lanzando granadas.
En un video, acepta que su tiempo se ha agotado.
“Ahora solo ustedes tienen el poder para que podamos ser libres todos”, dice. “Dios con nosotros y Jesucristo me acompaña. Dereck, Santiago, Sebastián, los amo con todo mi corazón, hijos. Espero volverlos a ver”.
Horas después, esa mañana, el gobierno de Venezuela dijo que el grupo había sido “desmantelado”. Pérez y otras cinco personas estaban muertas. Dos policías fueron asesinados, dijeron los funcionarios.
La muerte de Pérez, transmitida en Instagram, dejó estupefacto al país, al convertir sus últimos momentos en su espectáculo público final. Y casi como en una película, los caminos de la vida que lo llevaron a la rebelión parecían juntarse una última vez esa semana.
Reverol, el funcionario que Pérez dijo alguna vez que lo había frenado para investigar a narcotraficantes, estuvo entre los primeros en declarar la victoria. Reverol calificó al grupo de Pérez como “una peligrosa célula que en los últimos meses generó ataques terroristas”.
El cuerpo de Pérez, ensangrentado y todavía portando un chaleco, fue llevado a la morgue de Caracas. Ahí estuvo hasta antes del entierro; cerca del lugar donde había identificado el cadáver de su hermano el año anterior y donde había decidido que era momento de actuar.
FUENTE: The New York Times 

CreditMeridith Kohut para The New York Times

BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.

BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA  Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán.  Anécdota FAV. Desde hace tiempo,   tenía la inq...