Mostrando entradas con la etiqueta RELIGIÓN. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RELIGIÓN. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de agosto de 2018

Devolver a Dios a la vida pública. Por: Pablo Aure @pabloaure ¡Hasta cuándo! #Opinión #Venezuela




¡Hasta cuándo!
Devolver a Dios a la vida pública
@pabloaure
Desde hace mucho tiempo se ha venido diciendo que la lucha que se libra en Venezuela es la del bien contra el mal. Es una lucha espiritual. No tengamos ninguna duda de que eso es así.
Hemos visto excesivas acciones del régimen que representan al demonio mismo. No es normal lo que le hacen a muchísima gente. Sus manifestaciones abominables, ejecuciones transmitidas en vivo y en directo, como lo que fue la masacre de “El Junquito” donde acribillaron a Oscar Pérez y a sus acompañantes, que dicho sea de paso ya estaban rendidos. Ahora, vemos el video que le hicieron a Juan Requesens que lo presentan semidesnudo y con manchas marrones en el bóxer para mostrar lo que son capaces de hacer con los presos. Imágenes horrendas, crueles, inhumanas que impactan a cualquier cristiano. Son imágenes que paralizan de terror a algunos pero enfurecen a otros. En ambos casos, entristecen e indignan. La expresión de dolor se ve reflejada en cada venezolano que no solamente piensa en los torturados sino en sus familiares.  La explicación que dio Nicolás Maduro en cadena nacional sobre el video a Requesens fue ignominiosa, se observa una amalgama de cinismo con el sadismo regocijante propio de los demonios.  Dejó entrever que el valiente Requesens se puso nervioso y quizá, allí el motivo de las manchas marrones.
Pues, la mancha que hoy el mundo entero observa, es la inmundicia presente en todas las acciones del “Socialismo del Siglo XXI”       
Verdadera intención de las imágenes.-
No tenemos por qué dudar que dentro del entorno de quienes detentan el poder pueda existir una conspiración o, la presencia de funcionarios que no están de acuerdo con las cosas que hacen y, es a ellos a los que se les endosa el hecho de haberse “filtrado” las imágenes y/o permitido transmitir los sucesos de El Junquito. Yo tengo mi propia hipótesis. Ya dije, no dudo que existan personas allegadas a los tiranos que estén descontentos con su proceder, pero, esas imágenes estoy convencido fueron  divulgadas porque el régimen así lo decidió. Subyace un claro propósito “aleccionador”. Sembrar terror. Desmoralizar y hasta provocar una reacción violenta de los ciudadanos.
Las confrontaciones “violentas” internas el régimen nunca las perderá. Ellos tienen las armas y carecen de escrúpulos para utilizarlas cuando sea y contra quien sea. Esto no quiere decir que no recurramos a la protesta sin ser temerarios.  Llegar hasta donde el sentido común nos lo permita.
Volvamos a la lucha espiritual.
No piensen que si el régimen tiene las armas y nosotros carecemos de la fuerza que imprimen ellas ya todo estaría perdido. Se equivocan si piensan así. Tenemos que ser ciudadanos de fe, lo cual no contradice para nada que también actuemos con la razón que nos asiste al querer la liberación del mal a nuestro país. El diablo existe y deambula por los pasillos de Miraflores. Ellos, sus instrumentos, han devastado, dividido y arruinado a nuestra amada Venezuela. Llegó el momento de la oración aferrados a la fe.
Ustedes se preguntarán ¿Orar para qué? Para muchas cosas, para que Dios proteja a los venezolanos, tenga misericordia con los presos y con sus familiares, fortalezca el espíritu a los afligidos, le hable a la razón y al corazón de gobernantes de otros países, para que con la fuerza de la oración se convoque a la unión para la salvación y liberación de Venezuela. Desde aquí ´podemos orar y organizarnos para que toda Venezuela entienda que la pelea que estamos librando es espiritual.
San Juan Pablo II dijo que “La fe y la razón son dos alas con las que el hombre se eleva a la contemplación de la verdad” Tengamos fe en lo divino y empleemos la razón. No será con atentados ni tampoco con acciones aisladas de determinados grupos que lograremos la victoria.
De esto vamos a salir, desde luego, el tiempo en que se produzcan los acontecimientos dependerá de nuestro comportamiento. El llamado no puede ser otro sino a la organización de quienes estamos claros que mientras más rápido salgamos de este infernal régimen más rápido llegará la felicidad. Que se traducirá en justicia, paz, prosperidad, reconciliación y reconstrucción.
Importantísimo no perder las esperanzas y que nadie ponga en duda que de esto vamos a salir. Con las herramientas que estén a nuestro alcance, que por lo pronto son las protestas no temerarias y la fuerza de la oración, que es poderosísima e indispensable. 
La historia nos muestra varios casos donde se manifiesta el poder de Dios para vencer lo que humanamente vemos imposible. Recordemos por ejemplo, el caso de Polonia, el arzobispo de Cracovia, cardenal Wojtyla, Juan Pablo II fue un hombre clave para este logro, llevó a esa tierra, su tierra, la convicción y la fe que ese pueblo tanto necesitaba y tal como lo reseña el ABC de España (28/04/2014), “libró una difícil batalla, una lucha política para devolver a Dios al centro de la vida pública”, en este sentido buscó alianzas para alcanzar esto, Ronald Reagan, entonces presidente de los Estados Unidos. En su liturgia en Varsovia, se inmortalizan las últimas palabras de su homilía “Padre, ven y renueva la faz de la tierra. ¡De esta Tierra!

Pablo Aure      
REMISIÓN: 
From: Pablo Aure  pabloaure@gmail.com
Date: dom., 12 de ago. de 2018 a la(s) 15:58
Subject: Remito columna semanal "Devolver a dios a la vida pública"



domingo, 22 de julio de 2018

El bien contra el mal. Por: Pablo Aure @pabloaure #Opinión #Venezuela ¡Hasta cuándo!


¡Hasta cuándo!
El bien contra el mal
@pabloaure
La lucha que enfrentamos en nuestro país la podemos simplificar diciendo que es una ardua batalla del bien en contra del mal. Los malos se aferran al poder y son capaces de utilizar cualquier herramienta que esté a su alcance para lograr el objetivo. No se les agua el ojo para golpear al disidente.  Como todos los malos: juegan sucio. Difaman, injurian, calumnian, montan ollas para incriminar a sus adversarios, persiguen, encarcelan, lesionan y hasta asesinan a todo aquel que intente rescatar a Venezuela de esta tenebrosa oscuridad. Que nadie ose enfrentarse a las mafias que “gobiernan” porque inmediatamente la furia hamponil desatará su ira para silenciar a quien se atreva desafiarla.
Durante estos últimos casi veinte años hemos visto muertes, desapariciones, encarcelamientos, así como también a muchísimos exiliados que huyen despavoridos del país para evitar injustos y arbitrarios encierros. Otros tantos se han ido porque ven cerradas las puertas de la prosperidad nacional.
No sé cuánto tiempo durará esta batalla, lo importante es que estemos preparados para resistir. Mejor dicho: seguir resistiendo.
Pareciera que la vida es eso. Una constante disputa entre el bien y el mal.
Una lucha desigual.-
El asunto es que a los venezolanos en estos tiempos nos ha correspondido combatir a los peores de los malos. La pelea es desigual, pero sin embargo, todavía quedan algunos románticos que piensan que la salida será “pacifica, electoral, democrática y constitucional”. Ojalá sea así, aunque nada hace suponer que se pueda materializar una salida como la piensan esos románticos. Si ya hemos dicho que combatimos una mafia, ¿cómo vamos a imaginar que los bandidos aceptarán ser desalojados de su guarida mediante el sufragio?
La pregunta que sigue: ¿y si no es electoral, entonces cómo es? Les respondo: mediante la presión organizada y la protesta generalizada. Hasta ahora, el único que ha utilizado herramientas no pacificas para evitar su desalojo es el régimen, por ese motivo es poco probable que la salida sea pacífica. Insisto, me gustaría como al que más, poder ver el desalojo de las mafias mediante el sufragio, pero eso sería una quimera y ya estamos lo suficientemente grandecitos para seguir creyendo en esas cosas.  
Momentos de las definiciones.-
No podemos cometer los mismos errores que han hecho que muchos venezolanos se sientan desesperanzados. Para ello hay que hablar con la verdad, que es el mejor antídoto contra la desesperanza. Si conocemos la verdad podemos entender mejor la situación. Recordemos, el régimen siempre intentará hacerte ver que eres débil y que jamás podrás con él y, eso es mentira porque quienes lo adversamos somos inmensamente más poderosos que quienes nos someten.
Somos millones mientras que ellos son un puñado de individuos que se han atrincherado en Miraflores y en otras instituciones para infundirnos terror. Si logramos entender que somos más fuertes que el régimen, lograremos recuperar las esperanzas y en consecuencia estaremos más cerca de la victoria.
Guerra psicológica.- 
La guerra que emplea el régimen es constante, pero su principal propósito es vencerte en la mente. Jamás lo permitas, si te derrotan el entusiasmo te paralizas hasta convertirte definitivamente en un esclavo.
Entendamos que el régimen seguirá escogiendo selectivamente sus objetivos opositores para generar miedo. Cuando veamos perseguir y encarcelar a un opositor, que sepa ese opositor que estarán millones de venezolanos pendientes de él y que sepa el régimen que esa persecución o ese encarcelamiento no evitará que cada día se sumen más voluntades a la lucha libertaria.
Soy Venezuela
Los que luchan por ideales y convicciones merecen ser recompensados cuando los impulsan valores y principios. Yo creo en la perseverancia y en la coherencia, me identifico con quienes actúan corajudamente. Con aquellos que están dispuestos a darlo todo para conquistar la libertad, con los que no le bajan la cabeza ni le hacen carantoñas al tirano, con esos ciudadanos que han sabido resistir con dignidad. María Corina personifica esos atributos con los cuales debemos identificarnos e invitarnos a acompañar.  
Me permito transcribir lo que expresó hace un par de semanas María Corina Machado, hago mías sus palabras porque las comparto en su totalidad Sólo hay dos opciones: O estás con nosotros en la ruta del coraje y de la fuerza para enfrentar y derrotar a la tiranía, para desobedecer; o estás con ellos, con el régimen y el sistema que combatimos”
Definamos entonces nuestra escudería. Si sabemos cuál es nuestro enemigo ¿qué nos pasa que no hemos sabido organizarnos para enfrentarlo de manera unida? Si también sabemos cuál es el propósito y que no es electoral, sino de desalojo, pues, manos a la obra, apartemos rivalidades mezquinas y apuntemos hacia el objetivo. Te invito a sumarte a la plataforma Soy Venezuela para llevar a cabo esa gesta libertadora. Cuando salgamos de esto que cada quien escoja su camino, pero antes no. Hay dos vías: o estás con el régimen o estás contra él. Vamos a sumarnos a esta lucha con determinación para decir con orgullo: yo también ¡SOY VENEZUELA! 
Pablo Aure     

lunes, 15 de mayo de 2017

HUÍR HACIA ADELANTE. Por: HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ @Hmarcanor REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS


12 de mayo 2017
REFLEXIONES  DEMOCRÁTICAS                     
HUMBERTO  MARCANO  RODRÍGUEZ

EDITORIAL
Cuando hubo humo blanco, luego de la drástica renuncia de tu antecesor y dijeron  que eras tú,  un Jesuita progre, argentino y de sonrisa bonachona y amable, me  alegré, “el primer Papa americano”, quién como él para conocer la complicada realidad de nuestro continente, cuando dieron a conocer tú nombre  como próximo Pontífice me alegré mucho, más  por que Francisco de Asís  es uno de mis santos predilectos, y era un buen augurio que hubieras elegido el nombre  del humilde santo amante  de la naturaleza, de la pobreza y de alegría, cuando hablaste de los curas pederastas, rechazándolos y diciendo  que  debían pagar, abrí los ojos  y me dije, este viene a meter el dedo en la llaga, bien por él. Cuando distes  tu primera declaración a favor  de los homosexuales, aceptándolos   también a ellos  como hijos  de Dios, me dije  a misma “aquí hay una vaina especial”  y esta vez  sí que me ilusione, y quise  creer en una Iglesia  más inclusiva y progresista, que diera cabida a las mujeres  como pastoras, al matrimonio de sacerdotes y a la aceptación de los anti-conceptivos y a tantos  cambios  que los fieles  del catolicismo piden y necesitan,  así de ingenua y pendeja soy y fui.
Pero si que te retrataste con cada uno de los gorilas de Sur América y fuiste a Cuba y te retrataste muy risueño con esos monstruos genocidas  que son los hermanos Castro, pero no hiciste el menor gesto para atender a las Damas de Blanco, esas mujeres  devotas que van por las calles  a pesar de las represiones  contra ellas con flores y van a  tus Iglesias a rezar por sus presos  y por su patria que lleva más de  cincuenta años esclavizada, soportando a unos dictadores genocidas de mierda.  Y en las puertas de tu propia  Iglesia en Roma estuvieron durmiendo tres venezolanas, increíbles, devotas católicas, tres madres y esposas que claman justicia esperando por ti y te negaste a concederles una audiencia para no disgustar al régimen comunista, genocida de mi patria, y en  cambio si le distes audiencia sin el protocolo exigido al dictador asesino de mi país, abogando por un diálogo entre ese gobierno y la  oposición y luego te permitiste hablar de la oposición y llamarla dividida de una manera festinada y alegre sin apersonarte en nuestra realidad. Y esta es la hora que no has alzado tu voz de hombre de Dios, de cabeza de la Cristiandad para exigirle rotundamente a  este gobierno genocida, criminal que detenga la masacre  de nuestros inocentes muchachos.
¿Sabes qué Jorge Bergoglio? La Iglesia no eres tú. La Iglesia es mi familia, mis amigos, mis paisanos que todos los días  salen a llenarse los pulmones de gases tóxicos, pero que no dejan de protestar  contra este régimen criminal, corrupto y vende patria. La Iglesia  son las monjas que  marchan en las calles  junto a  sus conciudadanos  y que  con su dulzura se enfrentan al opresor.  La Iglesia  son esos curas nuestros combativos y guerreros que te conminan a  actuar y los párrocos que desde sus púlpitos lanzan todos los domingos y cada vez  que pueden sus Homilías y Pastorales defendiéndonos y exhortándonos a no rendirnos y luchan  con nosotros  contra la dictadura  genocida.  La Iglesia es la solidaridad de los vecinos y la de los estudiantes de medicina, la de los venezolanos que recogen  alimentos y medicinas desde todos los rincones del mundo, para enváraselos a  nuestra gente. La Iglesia es la real idiosincrasia de un pueblo maravilloso en su esencia.  La Iglesia  son esos muchachos nuestros, esos héroes casi niños que  este régimen  genocida están matando como moscas y que ponen el pecho, el valor  y la arrechera para luchar por un futuro que quizás ellos no lleguen a ver, pero cuyo sacrificio  como el de Cristo quedará para las próximas generaciones.  La Iglesia  es mi oración de la noche y de la mañana, es mí sobre salto cada vez  que veo una foto y que leo otra  noticia terrible. La Iglesia es mi esperanza y mi convicción de que nuestra voluntad es más firme  que nunca  y que habrá justicia. La Iglesia soy yo con toda esta frustración de ver como la religión que me  legaron mis mayores es politizada  y usada  como comodín por  políticos  como tú, y es  que pienso  que Cristo no es político. Cristo echó a los mercaderes del templo a golpe limpio, Cristo se enfrentaba, si ya lo sé Cristo nos queda grande a todos, es cierto, pero especialmente te  queda grande a ti.
VALENTINA PÁRRAGA, venezolana, escritora y guionista.

HUÍR HACIA ADELANTE
Ya es comentario general en las redes, el desespero de Nicolás Maduro en busca de  asilo y las negociaciones que  se vienen  haciendo  entre el Vaticano y algunas países  entre ellos Panamá  que  se ha ofrecido para recibir  a este dictador comunista, sin embargo hay cosas  que  se deben aclarar, la cuestión  no es la salida de Maduro y su familia eso en nada creo vaya  a solucionar la situación de Venezuela, la  situación de Venezuela  se soluciona CON LA SALIDA DE  ESTE RÉGIMEN, no se puede  estar  creyendo en pajaritos preñados de  que el Vice-presidente  que de inmediato  asumiría la presidencia va  a llamar a elecciones  entre treinta días después,  eso es ingenuo pensarlo, así  como  que  se lo han de permitir el ministro de la defensa su alta mando militar y los  comandantes  de unidades los  que  en todo momento han demostrado y declarado  que  están con su llamada revolución  y de allí pensemos  en Diosdado Cabello y todos  los diputados oficialistas, los miembros  del TSJ,  CNE,  La Fiscal General, El defensor del Pueblo, El Contralor, el Procurador, Los ministros, gobernadores  y alcaldes oficialistas y los  directivos  del PSUV, en general todos  harán lo que  sea necesario para mantenerse, saben  que no tienen  casi ninguna parte  donde asilarse, porque todos  son reos  de  delitos  de lesa humanidad y lesa patria, todos  han violado los derechos humanos, son traidores  a la patria por la entrega  que han hecho de Venezuela a Cuba, además   la mayoría tienen juicios pendientes en USA por violación a los derechos humanos, lavado de divisas y presunto tráfico de drogas, todos  estos delitos  tipificados   en EL ESTATUTO DE ROMA  DE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL,  delitos  que no tienen prescripción, su ámbito de aplicación es mundial y  son delitos   individuales y no se puede alegar el antiguo y manoseado  término,    “estaba cumpliendo órdenes superiores”, eso pertenece  a aun lejano pasado, renglón aparte  se merece  ese  componente llamado Guardia Nacional, porque TODOS  son reos  de los delitos antes  nombrados, la saña, la alevosía, el odio  con que actúan contra los manifestantes es evidente y están registrados en miles  de videos y fotografías, a través  de todos  estos  años  de dictadura castro-comunista y militarista la guardia nacional se ha convertido en un nefasto  cuerpo militar, parecen más  un  ejército extranjero de ocupación que un  componente militar venezolano, son una máquina de represión sin ninguna clase  de compasión  ni de  sentimientos humanos y no solo nos referimos a las tropas  incluimos  a todos los oficiales  sin distingo de rango ni jerarquía, parecen que no tuvieran familias. ¿Qué  ira a pasar  con ese  componente una vez  que   se reconquiste la libertad y la democracia? porque la realidad es  que han sembrado demasiado odio entre la población, ya  que  a la hora de reprimir poco les importa  contra quien disparan, al igual lo hacen contra viviendas, comercios y centros  asistenciales.

Son infinidades los  comentarios  que  se oyen y se leen  sobre el llamado a la constituyente  hecha por Nicolás Maduro, (prostituyente le  dicen algunos), sin embargo  casi todos los comentaristas  han enfocado  la situación hacia la ilegalidad de la misma y la nueva violación a la Carta Magna  por parte  del régimen de facto, este llamado no es  fruto de ninguna ligereza, es un plan muy bien concebido en Cuba, la forma de  escoger  a los  delegados  ya lo dice todo, se busca  un cambio total  en lo que  desde  la independencia ha  sido nuestra república, es la  eliminación de  ella  como tal, es de verdad convertirla en una  república comunal y socialista, la eliminación total del Poder Legislativo como tal y  hacerlo a imagen y semejanza  de Cuba, en un hatajo de borregos  donde nada se discute  y solo se  aprueba lo que diga el ejecutivo, es la eliminación definitiva de toda propiedad privada, es la eliminación de  la educación privada desde la infantil hasta la universitaria, es la  eliminación de la autonomía universitaria, es ponerle fin  a la medicina privada,  a los  colegios profesionales, a los gremios y sindicatos,  el cese de las empresas de seguro en todas  sus fases, la eliminación de elecciones de  gobernadores y alcaldes, es el fin total de lo muy poco  que queda de la libertad de expresión, tampoco fue  a la ligera  que  se escogiera  como presidente  de la comisión a   Elías Jaua, es  él más  emblemático de los comunistas  que  conforman este régimen y por  su  ideología representa la confianza del régimen castrista.

En el supuesto negado que  se llevara  a cabo esto, sería  el más grande triunfo de Cuba  sobre Venezuela, sería  la confirmación de  su total invasión a nuestra patria, la culminación de lo comenzado en los  años sesenta y apoderarse  definitivamente de  nuestras riquezas, de  allí la necesidad imperante de  derrotar este malhadado e infernal proyecto comunista, como lo dijo en un comunicado La Conferencia Episcopal   Venezolana, no se necesita una nueva constitución, lo que se necesita es respetar y cumplir  con la existente. Venezuela lo que necesita urgentemente  es  salir  de  este régimen, comida, medicina, que se reconozca la existencia de  esta gran crisis humanitaria y se  abran  canales  que permitan  la llegada de  ayudas desde el exterior, el cese  de la brutal represión por parte del régimen, la libertad total y sin condiciones  de los presos  políticos, dejar sin efecto la aberrante humillación a la que tienen sometidos  a  miles  de jóvenes  a presentación judicial, reconocimiento  como lo establece la Constitución de la Asamblea Nacional, respeto  a la inmunidad parlamentaria, el cese  de utilizar  a la Contraloría  para perseguir  a  dirigentes  de la oposición, elecciones libres  con un nuevo CNE, la depuración exhaustiva  del registro  electoral permanente, la expulsión de  nuestro territorio a todos  los patanes  invasores  cubanos solamente así podemos recobrar nuestra libertad y vivir  en democracia,

OTROS
El mundo los ve y los considera héroes, son los protagonistas de  los medios  de comunicación tanto en el Continente Americano  como en Europa, estamos hablando de esa bandada  de muchachos casi niños  la mayoría,  sin distingo de  sexo quienes  durante  estos últimos cuarenta días han estado desafiando  la brutal y desmedida embestida tanto de la guardia nacional, como de la polinacional y las bandas terroristas  chavistas  mal llamadas colectivos, se enfrentan apenas con algunas piedras, pero con valentía y arrojo  a los equipos militares  blindados   de  destrucción masiva, sorteando la inmensa lluvia de  bombas lacrimógenas lanzadas directamente  a  sus cuerpos  sin importar la distancia al igual que los perdigonazos  donde  se ha comprobado  el uso criminal de metras, en estos cuarenta días  esos muchachos han ofrecido una excesiva cuota de sangre y muertes, CUARENTA MUERTOS  MILES  DE HERIDOS Y ASFISIADOS CON GASES, CENTENAS DE   DETENIDOS  QUE  SON  VILMENTE MALTRATADOS PUBLICAMENTE,  DESPUES  QUE  LOS  ESPOSAN LOS GOLPEAN MISERABLEMENTE, ALLI ESTAN  LOS VIDEOS Y EL MUNDO  ENTERO A TRAVES  DE LOS MEDIOS  VE CON HORROR ESTA  CRIMINAL ACTUACIÓN CONTRA ELLOS.

hjmrodriguez@gmail.com   ///   Twitter: @Hmarcanor


CUANDO LA DICTADURA Y LA REPRESIÓN SE HACEN LEY, LA REBELIÓN ES UN SAGRADAO DEBER. Simón Bolívar.-

viernes, 29 de abril de 2016

COMUNICADO DE LA PRESIDENCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA ANTE LA GRAVÍSIMA SITUACIÓN DEL PAIS




COMUNICADO DE LA PRESIDENCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA ANTE LA GRAVÍSIMA SITUACIÓN DEL PAIS


1. Mediante un discernimiento espiritual, a la luz de la Palabra de Dios, los Obispos de Venezuela hemos orado y reflexionado acerca de la situación actual de nuestro país. Hacemos nuestras las angustias de nuestro pueblo del cual somos servidores. Nunca antes habíamos sufrido los venezolanos la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud, junto con otros males como el recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua y la profunda corrupción en todos los niveles del Gobierno y la sociedad. La ideologización y el pragmatismo manipulador agudizan esta situación. Fruto del mencionado discernimiento son las ideas que ahora presentamos a la consideración de todos los ciudadanos de Venezuela.

2. En más de una ocasión, Jesús el Señor, manifestó su solidaridad con las personas sufrientes y que sentían alguna necesidad. Incluso llegó a sentir compasión ante aquella multitud que le había seguido para escuchar su mensaje. Fue cuando les pidió a sus discípulos que le dieran de comer a todos. El mismo Señor manifestó su solidaridad con ellos al multiplicar los panes y dar de comer a todos hasta la saciedad. Gesto de amor y de misericordia. (cf. Mt 14,14).  Este hecho relatado por los evangelistas nos ilumina a todos nosotros miembros de la Iglesia para poder atender a quienes en nuestro país están sufriendo por las graves carencias de alimentos y medicinas, la violencia y la inseguridad. En este Año jubilar de la Misericordia, los pastores de la Iglesia en Venezuela queremos manifestar nuestra cercanía y acompañamiento a todos, y así motivar a los creyentes discípulos de Jesús a que reafirmen con gestos concretos la solidaridad entre todos como hermanos. A pesar de lo dramático de la situación, nuestro pueblo ha vivido con gran dignidad e incluso con respuestas alternativas de solidaridad. Estas nobles actitudes constituyen signos de esperanza. ¡El pueblo nos evangeliza!. ¡Sentimos "el gusto de ser pueblo"! (Cf Francisco, La alegría del Evangelio").

3. Queremos alertar al pueblo!  Que no se deje manipular por quienes le ofrezcan un cambio de situación por medio de la violencia social.  Pero tampoco por quienes le exhortan a la resignación ni por quienes le obligan con amenazas al silencio. ¡No nos dejemos vencer por las tentaciones!  No caigamos en el miedo paralizante y la desesperanza, como si nuestro presente no tuviera futuro. La violencia, la resignación y la desesperanza son graves peligros para la democracia. Nunca debemos ser ciudadanos pasivos y conformistas, sino sujetos conscientes de nuestra propia y calamitosa realidad; sujetos pacíficos, pero activos y, en consecuencia, actuar como protagonistas de las transformaciones de nuestra historia y nuestra cultura.  ¡El Evangelio nos reclama eficacia!. Hacemos un llamado a todos los poderes públicos, en los diversos ámbitos de sus respectivas competencias, a que escuchen con respeto la voz del pueblo, las diversas expresiones de sus múltiples necesidades y sus justos reclamos.

4. También queremos hacer un llamado de atención a todos los que se aprovechan de la situación de escasez y carestía por la que atravesamos los venezolanos: a los que se dedican a especular con los precios, asaltando a los ciudadanos con la práctica del llamado "bachaqueo", como a quienes, abusando de su autoridad, exigen pagos que no les corresponden. Tal proceder es moralmente inaceptable y hace evidente la falta de valores éticos en sus vidas. Aprovecharse de la necesidad ajena para lucrarse es un crimen y un pecado mortal a los ojos de Dios, del cual tendrán que dar cuenta en algún momento.

5. Tanto los líderes del oficialismo como los de la oposición deben expresar su seria preocupación por todo el pueblo, sin dejarse llevar por intereses partidistas y particulares.  Es hora de demostrar que se está en una actitud de defensa del bien común y de los verdaderos intereses de cada uno de los ciudadanos de Venezuela.

6. El momento actual conlleva algunas exigencias que hemos de asumir todos a favor del bien común. Los dirigentes políticos, sociales, empresariales, gremiales y religiosos estamos llamados a dar testimonio tangible de responsabilidad y de compromiso de amor a nuestra patria.

7. El Gobierno debe favorecer todas las formas de ayuda a los ciudadanos. Es apremiante la autorización a instituciones privadas del país, como Cáritas y otros programas de diferentes confesiones religiosas, que no nos metemos en la diatriba política, sino que servimos directamente a los más necesitados, para que podamos traer alimentos, medicinas y otros insumos necesarios, provenientes de ayudas nacionales e internacionales, y organizar redes de distribución a fin de satisfacer las urgentes necesidades de la gente.

8. Es indispensable y justo preservar la sana convivencia. Las autoridades han de contribuir, con su discurso y sus acciones, a crear un clima de tranquilidad y paz social. Condenemos, como nos enseña Dios en el quinto mandamiento (Ex 20,13) toda forma de violencia, reñida siempre con el respeto a la vida.  Denunciemos y condenemos los horrorosos "linchamientos", perpetrados en algunas ciudades, signo de la deshumanización en que han caído algunos ciudadanos. Todos los católicos tienen la tarea de fortalecer la solidaridad entre los vecinos y en las comunidades. Este es su primer y principal apostolado. Quienes estén integrados en los Consejos Comunales, tienen un instrumento útil para este propósito. Escuchemos al Papa Francisco: "vivan los conflictos en modo evangélico, volviéndolos ocasión de crecimiento y reconciliación".

9. El respeto a la institucionalidad es un compromiso y una obligación moral irrenunciable. Los Poderes Públicos deben respetarse entre sí y articularse a favor de la nación. Lo contrario, el irrespeto y la permanente confrontación entre ellos, va en detrimento de la posibilidad real de solucionar los problemas que nos afectan a todos. Concretamente, el Poder Ejecutivo y la Asamblea Nacional, a más de respetarse y actuar según su respectiva autonomía, reconociendo el papel que a cada uno le corresponde, están llamados a dar al pueblo ejemplo de "encuentro y diálogo" en favor de la convivencia nacional. En esta misma línea,  deben buscar, de manera conjunta, soluciones, que el pueblo reclama, a  problemas de vital importancia: la recuperación económica general del país, el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la falta de electricidad y calidad de los servicios públicos, la violencia y la  inseguridad, la seguridad social de los adultos mayores, el problema de los llamados presos políticos. La Ley de amnistía es un clamor nacional e internacional y una contribución a la distensión social. Desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer y pisotear la voluntad de la mayoría del pueblo.

10. Todas las instancias de servicio de la Iglesia, diócesis, parroquias, institutos religiosos, asociaciones y grupos de apostolado, institutos educativos católicos, centros de reflexión, deben iluminar, con la Palabra de Dios y la Doctrina Social de la Iglesia, la situación concreta de cada región. Desde esta perspectiva, es imperativo seguir ofreciendo la acción decidida de la Caritas Nacional, diocesana y parroquial y las diversas acciones de la Pastoral Social. Es necesario "primerear" la caridad. Esta ha sido la lección imperecedera de la historia de la Iglesia. Todas nuestras comunidades eclesiales deben abrir un espacio, de modo que se conviertan en "casas de encuentro y diálogo" para quienes sincera y desinteresadamente buscan construir la paz. Todo esto lo sustentamos en la Palabra de Dios, la eucaristía, la oración y la caridad evangélicas.

11. En medio de las dificultades del presente y las sombras que oscurecen el porvenir, estamos invitados a ver y sentir el "paso" del Señor en medio de nosotros. Descubrirlo nos ayudará a actuar como "Testigos" del Resucitado y edificar en Venezuela el Reino de Dios, de justicia, amor y paz, sabiendo que "si el Señor no construye la casa en vano se cansan los albañiles" (Salmo 126) Para ello contamos con la intercesión de María de Coromoto, quien es Madre que nos acompaña y consuela y "estrella de la evangelización".

Con nuestra afectuosa bendición episcopal.

Caracas, 27 de Abril de 2016
FUENTE: Conferencia Episcopal Venezolana
REMISIÓN: Robert Gilles Redondo. 

viernes, 25 de septiembre de 2015

INSÓLITO. Por: HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ. @Hmarcanor




25 de Septiembre 2015
REFLEXIONES  DEMOCRÁTICAS              
HUMBERTO  MARCANO  RODRÍGUEZ

No tengáis  miedo—San Juan Pablo II
Jorge Mario  Bergoglio (Papa Francisco), en tierra  de opresión no habló de libertad,  y en tierra  de libertad habló de opresión—Carlos R. Padilla L, Periodista, Director  del Republicano Liberal

INSÓLITO

Hace 17  años  cuando  el entonces Papa Juan Pablo II (Hoy San Juan  Pablo II) llegó a la Habana  en visita pastoral, al reunirse  en la plaza  de la revolución con una apoteósica  muchedumbre, en medio  del impresionante  silencio comenzó  su saludo  al pueblo cubano con estas palabras “NO TENGAIS  MIEDO”, arenga  que no esperaban los  cubanos, el clero cubano y menos  las  autoridades  comunistas, lo  que  ocasionó  un gran júbilo  y potentes  gritos  de  vivas al despertar fibras  dormidas y reprimidas  de libertad, Juan Pablo II, el polaco  el Sacerdote, el Obispo y el Arzobispo que  supo mantenerse  en constante  y manifiesta rebeldía ante la ocupación nazista de  su amada Polonia durante la  segunda  guerra mundial, al igual  que lo hizo  ante  el régimen  totalitario  comunista y la ocupación  soviética que se estableció en Polonia  tan pronto  finalizó  la guerra hasta  finales  de los ochenta,  y no vaciló  nunca  en enfrentarse  a ellos, por  eso  si sabía lo  que  estaba  diciendo ese  día en la plaza de la revolución  al pueblo  cubano,  conocía  al monstruo  en sus entrañas  y lo vil  y criminal  que  es ese régimen totalitario, el mismo  que  rige  a Cuba  desde hace 56  años y que  se ha instalado  en Venezuela  desde la llegada  al poder  del golpista asesino  y  sus  secuaces  dirigidos  desde Cuba.

Lo insólito  ahora es  que  el Papa Francisco  con el  conocimiento total que  debe  tener  de lo  que  es  el régimen cubano, en esta visita pontificia  a  Cuba evita  en todo momento  nombrar  a la disidencia  y al exilio cubano y lo peor  es  que  en el saludo protocolar a Raúl Castro  en su  condición de “presidente”  de Cuba, se le ocurre  enviarle  este mensaje  al más grande  asesino de América, “Quisiera  pedirle  a usted señor presidente  que le transmita  a su hermano Fidel mis  sentimientos  de especial   consideración y respeto”, ¿Como  se ha  de tener  consideración y respeto por un genocida  de  la calaña de Fidel Castro, que  tiene  en su  conciencia  más  de 100.000 asesinatos  y de los miles  de  cubanos, hombres, mujeres  y niños  sepultados  en las  aguas   del mar caribe  o  devorados  por tiburones  en su  afán de escapar  de  ese régimen comunista, no puedo creer  que  el Papa Francisco ignore  que  este  asesino en el año 1.960 ordenó fríamente    el fusilamiento  de 65 jóvenes  cristianos casi  niños de la juventud católica  de Cuba por  atreverse  a sacar  en procesión una imagen de  la Santa Virgen María, ( en su tiempo  esa noticia  le dio la vuelta  al mundo), donde  aparecía  el otro  asesino  el llamado  che Guevara presenciando  ese  acto  aberrante,  a esto  se  suma el hecho que el  Papa  haya visitado  en su mansión a  ese  genocida, cuando   en esos  momentos  los  cuerpos  de  seguridad cubanas arrasaban  con disidentes   en la Habana  arrestando y  confinando  a 142 personas, según la organización Unión de Patriotas Cubanos (UNPACU), se  puede  tener  consideración y hasta respeto cuando hay una firme  determinación  de  arrepentimiento y de  expiación  de los daños  cometidos. Fidel Castro representa todo  lo  contrario  de lo  que es   el Papa Francisco  como  el representante  de Dios  en la Tierra, Fidel Castro no  solamente  es un gran genocida sino  que  es  de  conocimiento público su involucramiento  en el tráfico  de   drogas lo  que lo  convierte  en un doble  asesino, todos  los vicios, maldades y crímenes imaginables  han sido  cometidos  por  esta encarnación  del demonio.

Un cubano actualmente en el exilio que  estuvo secuestrado  por  el régimen  cubano  durante 26  años  de los cuales 15 lo   soportó  en  confinamiento  solitario, me  escribe y me  dice, “ Cuba no necesita una Visita Pastoral  del acomodo ya  se tiene   con las  actuaciones  del Cardenal Ortega, Cuba necesita una  Visita Pastoral  que  despierte en el alma  de los cubanos la resurrección, que le infunda  al pueblo valor  y determinación en la búsqueda  de la libertad y la democracia, fuerza  para  luchar  y salir  de  este criminal régimen y  de los genocidas  que hoy gobiernan y la oportunidad de llevarlos  ante la justicia para  que paguen por tantos  crímenes  y daños  cometidos,  por tantas  humillaciones que  este pueblo  ha  soportado  en más  de medio  siglo de  dictadura totalitaria y no  solo  hablamos  de los Castro sino  de toda la horda  de rufianes asesinos que  junto  con ellos  gobiernan, esta hubiera  sido  la  gran oportunidad del Papa Francisco de  condenar   la tiránica dictadura totalitaria  comunista  de los genocidas hermanos Castros que  mantiene   en estado  de prisión a millones  de  cubanos.

Dos  aclaratorias  son vitales  que las haga. Primero  recordarle  al filósofo Fernando Mires, que no  soy  ningún descerebrado por  el hecho de hacer esta crítica al Papa, como  ha pretendido  en forma  autoritaria  endilgarnos  ese  apelativo, su actuación  es más  totalitaria  que  democrática.  Segundo, soy  católico  apostólico, militante   comprometido, pero no por  eso puedo pasar por  alto  que  el Papa  se haya  comportado  como un político populista  más en este viaje  apostólico, su  altísima jerarquía  no se lo permite.
hjmrodriguez@gmail.com   ///    Twitter:@Hmarcanor
CUANDO LA DICTADURA Y LA REPRESIÓN SE HACEN LEY, LA REBELIÓN ES UN SAGRADO  DERECHO. 

martes, 14 de julio de 2015

LA EXHORTACIÓN PASTORAL. Por: Robert Gilles Redondo


LA EXHORTACIÓN PASTORAL

No resulta fácil analizar con brevedad a la Iglesia Católica del siglo XXI que en poco más de una década ya contabiliza tres Papas cuyos perfiles son totalmente diferentes y cuyos desafíos pastorales y sociales son cada vez más acuciantes. Así cualquier apreciación sobre la Iglesia, en lo particular venezolana, será siempre susceptible de diatriba como consecuencia de la muy alta diversidad existente en ella. Por consiguiente se requeriría un tiempo y un espacio mucho más dilatado que estas líneas para consignar las necesarias precisiones. Sin embargo, vale la pena detenerse una vez más en la voz del Episcopado y elogiar la honda postura de la Exhortación Pastoral con motivo de CIV Asamblea Plenaria Ordinaria, seguramente con el recelo de algunos Obispos cuyos perfiles son dudosos respecto al anhelo de libertad, justicia y paz de la sociedad venezolana.

Subrayaré inicialmente que la primera década del siglo XXI venezolano ha sido pródiga, gracias a esta revolución totalitaria de comprobado talante comunista (estilo Corea del Norte y Cuba), en todo tipo de nefastas mutaciones políticas, de desoladores cambios sociales y de alienación de costumbres. Así lo expone con absoluta sinceridad el Episcopado al señalar, entre otros, los problemas de nuestra nación: «vivimos un momento muy difícil e incierto, que es necesario y urgente superar. No se puede negar lo que está a la vista: los presos políticos, los vejámenes, las torturas, la violación de los derechos humanos».

En el número 8 de la Exhortación suscrita el 9 de julio próximo pasado, señala el Episcopado que «El pueblo venezolano exige mejores condiciones de vida diaria; pide seguridad y mayor protección a su derecho a la salud y a la alimentación de su familia. Toda la nación padece la falta de medicamentos y atención hospitalaria y la escasez. Exige mayor seguridad ante la violencia desbordada, la impunidad y el narcotráfico» denunciando además «las crónicas fallas eléctricas y en el servicio del agua potable en todo el país que repercuten tanto en la vida familiar como en el trabajo, generando más angustias y daños». Exigimos eso y algo de suma importancia: la transición, que será el proceso que nos permita no sólo la construcción de un Gobierno democrático sino el restablecimiento del Estado de derecho y justicia social que fue desmantelado por el régimen chavista y ahora madurista-cabellista.

En el mismo texto que tiene un sentido claramente político advierten los Obispos que «Todos somos necesarios, por tanto hemos de ser actores y protagonistas de la Venezuela que queremos. Asimismo, es urgente ser conscientes de los errores que se deben corregir. Por eso, es equivocado cerrarse en visiones ideológicas, en fanatismos o en legados intocables». En efecto, es necesario que se dé un encuentro generacional para ensanchar las estrategias y así, en un diálogo sincero de todos los sectores de la sociedad, reconstruir al país que se nos fue de las manos. Este es el diálogo que debemos buscar y no aquel entendido como el tiempo extra a la catástrofe como he insistido varias veces ante la inapetencia de varios sectores opositores que calcan en su cotidianidad las perversas formas de hacer política que no solo en el pasado sentenciaron a la democracia sino que también en el presente se han convertido en algo normal desde el régimen que desmanteló la República.

«Venezuela es una sola. La necesidad de diálogo y de toma de decisiones concertadas, es impostergable. Nadie, ningún sector o persona, tiene el monopolio de la verdad ni puede erigirse en oráculo de la verdad plena», esta es una realidad que siempre hemos negado los venezolanos, de ahí quizá proviene la carencia de la unicidad nacional que ahora ha permitido la destrucción del sentido común en este tiempo de “revolución”. Finalmente, claman los Obispos el sentimiento nacional de la inmensa mayoría de la Venezuela, pidiendo que «se destierre la prédica estéril y dañina de catalogarnos por las diferencias, por el odio de clases, por la exaltación del enfrentamiento, idealizando el nacionalismo vacío, la violencia o la guerra, en el que la fuerza puede más que la razón», elementos todos sembrados por este régimen. Derrotar todos estos vicios debe ser el sentimiento que motive una auténtica unidad nacional no colaboracionista.

El desafío fundamental de la configuración del futuro de la sociedad venezolana, dependerá de los valores sociales que ahora mismo rescatemos. Por esto la acción fundamental en esta hora decisiva corresponde a la actuación ciudadana, al conjunto de la sociedad. Ese es el reto esencial que debe afrontarse para resolver positivamente el futuro de Venezuela. Y así superaríamos esta apatía y el nefasto conformismo que a estas alturas son un “pecado público contra la patria” como alguna vez sentenció el eximio cardenal Quintero. 

Robert Gilles Redondo


OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias