Mostrando entradas con la etiqueta Helicòpteros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Helicòpteros. Mostrar todas las entradas

martes, 8 de octubre de 2019

UN SÚPER PUMA, SOBRECARGADO. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.




UN SÚPER PUMA, SOBRECARGADO. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.

Transcurría el inicio del segundo semestre del Año 1990, era Teniente Coronel  de la Fuerza Aérea  Venezolana (FAV) y me desempeñaba como Capitán de Nave al mando de un helicóptero Súper Puma AS-332B1 que operaba entre Santa María de los Guaicas (El Ocamo) y Parima B, en apoyo al Ministerio de la Defensa (MINDEFENSA) para la activación de un puesto militar fronterizo, en esa última comunidad, ubicada en el Estado Amazonas, y el haber sobrevivido a una  carga errónea del aparato, nos permite relatar hoy: UN SUPER PUMA, SOBRECARGADO.
Recibí instrucciones del Coronel (Av) Reyes Humberto Gil Sarrameda, comandante del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales Nº10 (GRUOPEDIEZ) para apoyar una misión de traslado de materiales de construcción y equipos necesarios para la adecuación de un Puesto Fronterizo en el Alto Amazonas  en el sitio conocido como Parima B, donde se hace necesario resaltar, que 30 dias antes, había fungido como copiloto del Teniente Coronel (Av) Roberto Vicente Vásquez  en la mencionada zona, donde aparte de transportar personal, equipos, habíamos trasladado un Mini Shower mediante Eslinga, que por su peso entre 2.581 Kg y 3.565 kg y 45 minutos de vuelo, representó una gran dificultad de traslado, pero esa maquinaria, se necesitaba para desmalezar, alargar y acondicionar  la pista, lugar donde  también habíamos trasladado  al Señor Ministro de la Defensa G/D (Av) Filmo López Uzcátegui y el Alto  Mando Militar Venezolano, que visitó, inspeccionó y compartió con la comunidad de Parima B, en ese entonces, cuando ese asentamiento, era administrado por unos misioneros denominados: Nuevas Tribus.
Estábamos familiarizados con la operación de la Aeronave en dicha zona y podemos decir que el Súper Puma, por su reciente adquisición, era la panacea de la aviación de alas rotatorias en Venezuela pero teníamos una gran limitación, solo habíamos 2 pilotos para volar 2 aeronaves, que a la par éramos también 2 pilotos instructores y estábamos orgullosos  de ser 2 pilotos venezolanos del sistema Super Puma,  de los 5 instructores, que en ese entonces, tenia Latinoamérica.
Nuestro instructor en la República de Francia había sido el Capitán de Aviación Civil francesa  el Señor Henry Bordes que a la par nos instruyó en vuelo en Venezuela y en compañía de otro piloto, voló con nosotros el 10 de diciembre de 1989 en la demostración del helicóptero frente al presidente Carlos Andrés Pérez. El capitán Bordes en su experiencia acumulaba 5000 horas de vuelo en súper puma, hablaba perfectamente español y había fungido como tripulante presidencial con helicópteros de la Aeroespatiale en la República Dominicana y la República del Ecuador.
Recuerdo que en sus charlas operacionales nos decía que nos iba a enseñar a volar Súper Puma, para que NO nos matáramos, y las correcciones en función operacional eran  dirigidas, al tren de aterrizaje retráctil, al ajuste de los motores por parte del Mecánico de Abordo, al uso obligatorio/mandatorio del piloto automático, equipo INDISPENSABLE para la operación del aparato, contrastado con la ausencia de flotabilidad de emergencia, radar meteorológico y tanque externos en el carenaje del tren, que hacían al Súper Puma Venezolano, un Helicóptero muy avanzado en tecnología, pero catalogado por ellos, como el más limitado fabricado por la Aerospatiale, para país alguno, razones que escuchamos de viva voz,  de los propios francesas allá en la fábrica de Marignane, en Marsella. República de Francia.
Pero volviendo a la operación entre El Ocamo y Parima B, confrontamos el primer problema NO operacional, sino logístico. Una aeronave de las Fuerzas Armadas Nacionales que estaba operando en la zona utilizó casi todo el combustible que teníamos en El Ocamo aun cuando estaba embasado el pipotes de 200 litros de J-P1 por el Servicio de Abastecimiento de la FAV, y cada tambor estaba identificado como la inscripción Fuerza Aérea Venezolana  porque ese recurso, se había calculado y planificado para nuestra misión.  Tomamos la decisión de abastecer el helicóptero y dejar las reservas operacionales, pero eso nos retardaba como mínimo un dia y un máximo de dos.  Pero NO obstante continuamos haciendo viajes desde El Ocamo a Parima B y viceversa, cumpliendo con la misión encomendada, pero nos sorprendió el atardecer abasteciendo y despegando con el tiempo muy limitado para llegara desde El Ocamo a Parima B. Con los malos tiempos que se presentan en esa zona, casi fuimos arropados por la nubosidad y llegamos a Parima B en horas nocturnas, pero gracias a la bondad en iniciativa del G/B (Ej.) Castor Rivas, quien estaba destacado allí en la supervisión de la misión, dispuso de unos mechurrios y logramos ver el campamento y aterrizar sin novedad.
Luego, uno o dos dias después, confirmamos  que el Avión C-130 traería el combustible, fuimos a El Ocamo, con la intención de culminar el trabajo y atender otra misión que se nos había encomendado hacer, pero en la Zona de Maracaibo. Estado. Zulia. Estábamos de polo a polo, pero la vocación de servicio, la responsabilidad y el cumplimento del deber de mi honrosa tripulación, marcaba la pauta. Hicimos hasta lo imposible porque el GRUOPEDIEZ y el Comando Superior pudieran expresar las mágicas palabras de: Misión Cumplida.
Recibimos instrucciones personales del G/D (Av) Jesús Hung Abreu, quien ocupaba el cargo de Director General de los Servicios del Ministerio de la Defensa (DIGENSER)  quien me agradeció el apoyo, y me manifestó que era prioritario transportar la carga al puesto de parima B para que los trabajos NO se retardaran y le contesté que NO había novedad, que por tiempo, la misión la íbamos a culminar en inmediato plazo  y estaríamos  presentes en Maracaibo para cumplir la subsiguiente, orden de nuestro comando.
Nuevamente abastecimos con los pipotes de combustible y cargamos el helicóptero observando las normas de capacidad de carga interna y peso y balance de la aeronave.  Supervisé personalmente que se hiciese la distribución de la carga dentro de la cabina trasera, ya que el Helicóptero podrían transportar aproximadamente 4100 kg, para lo cual contesté a MT3 (Av) Franklin Ulloa afirmativamente con  el número de láminas de Drywall y otros materiales, que transportaríamos.
Pero la mañana, se hizo mediodía y la temperatura externa rebasó los 40 grados centígrados y para salir, enfrentado en la pista de El Ocamo decidí despegar aprovechando su máxima extensión, que de acuerdo a los cálculos estábamos en operación normal. En la carrera de despegue  hacia la traslación (pase de vuelo estacionario a vuelo normal) sentí el helicóptero un poco pesado, pero los parámetros me indicaban que podía continuar el vuelo.  En efecto lo hice pero recuerdo, que pase rozando las copas de los arboles al final de pista. El helicóptero estaba en el aire, mantenía sus niveles de proeficiencia de ambos motores y funcionamiento en general, normal; pero solo ascendía a una rata de 200 pies por minuto,  y seguíamos ganando altura.
Entonces le pregunté al MT3 (Av) Franklin Ulloa con respecto al peso y me dijo que se había calculado de acuerdo con mis instrucciones,  sobre la base  del manifiesto de carga que había trasladado el Avión C-130. No había novedad, pero el helicóptero seguía ascendiendo con 200 pies por minuto, y yo permanecía dando instrucciones para calificar como Capitán de Nave al Capitán (Av) Pedro Cestari Navarro, quien argumentaba que quizás posiblemente había una diferencia entre el peso de las láminas y las suministradas por el Loadmaster del C-130.
Estabilizado en vuelo visual, aproximadamente a 3500 pies nivelamos la aeronave y deje que el combustible se consumiera para los efectos del aterrizaje. Me llegaron infinidades de cosas a la mente. Eleve mis pensamientos y oraciones a Dios nuestro Señor y seguimos avanzando. Pensé en mis recomendaciones a la Gerencia de Venta de la Aeroespatiale en Francia cuando nos despidieron después de culminar el curso. A ellos les decía que asesoraran bien a la Fuerza Aérea Venezolana en virtud de prevenir que la resistencia al cambio tumbara un Súper Puma, ya que la Escuela en el Aire, había cambiado.
Ahora teníamos un tren de aterrizaje que subir y bajar. Un  Mecánico de Abordo que manipulaba el régimen de los motores en tierra y en el aire por a la distancia prudencial entre el paso colectivo (Potencia) y las manillas de los aceleradores, ubicadas en el tope de la cabina de mando, que los Helicopteros Estadounidenses  tipo UH-1H, Bell-212, Bell-214 y Bell-412, los tienen integrados en  el mando de potencia o paso colectivo. Apagar un motor como lo hice en BAEL un dia dando instrucción de vuelo, asistido por el Mecánico de Abordo aumentaba nuestra proeficiencia y calificación porque el manual operacional de la Compañía Aerospatiale lo autorizaba así, pero NO se veía bien.  
También pensé que mi persona podía estar transitando la senda de ser protagonista  de un potencial accidente en el aterrizaje del helicóptero y en términos coloquiales o jerga de pilotos, mi capacitación decía que NO me podía poner, de sombrero el Súper Puma, y evalué todas las condiciones operacionales  del helicóptero, que me llevó a definir que quizás NO podría mantenerse en vuelo estacionario, por lo cual tomé una decisión de informarle  a la tripulación, que aterrizaríamos corrido por la pista de Parima B, y estuvieron de acuerdo, razón que me permitió de inmediato enunciar, el procedimiento a utilizar.
Encargué  de los motores a MT3 (Av) Franklin Ulloa, y le di las instrucciones a Capitán (Av) Pedro Cestari Navarro que colocara las manos en los controles y los pedales, de tal manera que una vez asegurado en tierra, cortaría a mis órdenes, el piloto automático, y les dije a todos:  Una sola aproximación. NO hay ida al aire. Ejecutaríamos un aterrizaje corrido en una pista de GRANZÓN y dominado el helicóptero haríamos lo siguiente: Paso colectivo abajo. Piloto automático cortado, motores fuera, por emergencia, y además les señalé la manilla corta todo, situada detrás y arriba del piloto y copiloto de la aeronave, por si era necesario.
Repetí el procedimiento NO menos de 10 veces, mientras seguíamos descendiendo con la pista de Parima B, al frente. Solo nos quedaba  descender a nivel de tráfico e  incorporarnos a la pierna final para el aterrizaje, y enfrentados con la pista cruzar la cabecera en reducción progresiva de la velocidad, de 60 nudos, para 40 nudos y de allí hasta 20 nudos o menos, para el toque final . Así lo hicimos, cumplimos con el objetivo trazado. Tocamos sin novedad y con el helicóptero prácticamente dominado éste se  asentó y se levantó por la acción de los amortiguadores  e hizo un cabeceo que nos sacó del centro de pista y advertí a los demás tripulantes,  "se me está saliendo",  bajé el paso colectivo e instruí a  Capitán (Av) Pedro Cestari Navarro que  cortara el piloto automático y al  MT3 (Av) Franklin Ulloa que apagara los motores y el helicóptero quedó ligeramente corrido, del centro de pista, pero se detuvo.
Me quede sentado en los comandos, apliqué el freno del rotor y permanecí por varios minutos en el puesto de copiloto en mis funciones de Piloto Instructor y tomé la libreta de la aeronave para llenar los datos de vuelo y reportar el corte de los motores. Pero NO lo hice, en ese momento, porque me bajé a abrazar a mi tripulación, quienes me habían abierto la puerta izquierda y estaban eufóricos y llenos de regocijo de esta nueva etapa, donde el MT3 (Av) Franklin Ulloa con lágrimas en los ojos, me daba las gracias a nombre de su esposa, hijos y su familia, por haber salvado su vida, al enfrentar la situación adecuadamente, mientras repetía que  el manifiesto de carga, estaba equivocado.
Sobrevivimos y agradecimos a Dios y la virgen de Loreto, Patrona de los Aviadores, por sus bondades. Descargamos el Helicóptero ayudados por los soldados del Ejército Venezolano destacados en el lugar, para almorzar y continuar con la operación. Pero luego al ubicar todo en un depósito, el MT3 (Av) Franklin Ulloa consiguió un balanza y logró suspender mediante una amarre una de laminas para pesarla, lo cual arrojó que presentaba una diferencia significativa en kilos,  contrastada con la realidad  asentada en el manifiesto de carga que trajo el C-130, que aunado a la presión y la premura, por el cumplimiento de la misión asignada,  para ir a otro destino operacional, nos  conllevó, a cometer un error, y luego volar y aterrizar, un SUPER PUMA, SOBRECARGADO.

Cita: “Desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria”.
Simón Bolívar.

Gracias a la Fuerza Aérea Venezolana, por permitirme relatar parte de su Historia NO contada.


Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán
Naguanagua, 8 de Octubre de 2019
@ProtestaMilitar

IMAGEN SUPERIOR: Helicóptero Súper Puma / Erwin Fuguet FAV-Club / AméricaMilitar 


PD: Dedico éste texto, a la Memoria de mi Señor Padre: PRESENTACIÓN DE JESÚS LANDAETA, un trabajador petrolero, conocido como PRESENTE LANDAETA, quien sucumbió a consecuencia de un disparo en la cabeza, asesinado por su compadre: Félix Márquez (El Negro Márquez) el día 8 de Octubre de 1949, en la población de El Tigrito, Estado Anzoátegui y falleció a las 7 de la noche, en el Hospital de la Mene Grande Oil Company de San Tomé, hace 70 Años. Paz a su Alma y brille para él la luz perpetua. Amén.

INFORMACION COMPLEMENTARIA: 


Sammy Landaeta Millán en Facebook:

Gracias a TODAS y cada una de las personas que han expuesto sus opiniones, motivaciones, sentimientos, agradecimientos y FELICITACIONES por lo cual les expreso mi eterno agradecimiento y me permito compartir con ustedes las consideraciones que tuvo a bien enviarme mi General de División (Av) Jesús Hung Abreu:

Apreciado compañero y amigo Cnel. Sammy Landaeta, al leer este relato tuyo que haces, me recuerda que esas misiones constituyeron una de las operaciones muy meritorias y dignas de ser registradas en la Historia de nuestra real FAV. Al leerte, me llené de emoción, orgullo y nostalgia, pues esas importantes misiones tuvieron un extraordinario e importante objetivo al que la historia no le ha registrado su verdadero valor estratégico y geopolítico. Recuerdo que recibí instrucciones, en mi condición de Director General de los Servicios de Mindefensa, por parte del Gral.Div.(Av) Filmo López Uzcátegui Ministro de la Defensa Nacional para ese entonces, de que diera todo el apoyo Logístico y Operacional para establecer en Parima B una unidad del Ejercito de Selva venezolano, que tomaría posesión de esa Base fronteriza, cuyo territorio había estado en manos de garimperios brasileros y que después de haberse hecho una demarcación limítrofe con apoyo de radares y GPS aérotransportados entre comisiones técnicas de Brasil y Venezuela, se había recuperado para nuestro país una extensión considerable de territorio que hasta el momento los pisatarios del lugar (indígenas yanomamis y garimpeirios), habían considerado ser territorio brasilero. Esta región está situada al Sur del Estado Amazonas al occidente de la sierra Pacaraima, una de las formaciones montañosas más antiguas de la Tierra. Fue así como con el apoyo de la FAV con helicópteros y aviones (C-130 y G-222) se iniciaron los trabajos de acondicionamiento de una pequeña y rudimentaria pista (utilizada ilegalmente por aviones de los garimpeirios) y de las instalaciones de esta base, por parte de un pelotón de ingenieros militares, adscritos a la Brigada de Ingenieros de la Dirección de Ingeniería Militar bajo el comando del Gral.Bgda.(Ej) Carvajal Mezones, unidad militar que estaba bajo el comando de la Dirección General de los Servicios de quien fui titular desde julio de 1989 a julio de 1990. La Fuerza Aérea Venezolana puso a mi disposición para el logro de esta misión, unidades del Grupo Aéreo de Transporte No. 6 y del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No. 10, quienes contribuyeron en forma excepcional con la misión asignada. En varios vuelos acompañé las operaciones aéreas en G-222 desde Bael a Parima B, incluido el vuelo final en el que el Ministro de la Defensa, el Director de Ingeniería del Ejército y quien quien suscribe, hicimos la ceremonia protocolar inaugural, para que pudiésemos poner finalmente en disponibilidad la Base Operacional fronteriza Parima B, Misión Cumplida Venezuela. Well Done para la FAV y el Ejército venezolanos. Saludos amigo.


RESPUESTA:

Señor:
G/D (Av) Jesús Hung Abreu
Ciudad.


Mi General de División.
Después de enviarle mis saludos y respetos, le confieso que me sentí gratamente sorprendido por las importantes acotaciones que hace en el relación con la difusión de mi Anécdota FAV: Un Súper Puma, sobrecargado.
Le refiero que anteyer conversé con un amigo y le manifesté mi inquietud sobre el aspecto, si se estaba leyendo lo que desde dos meses para acá, emprendí -gracias a la señal de internet- en la difusión de 10 artículos de Anécdotas FAV, incluida esta última publicación, pero la respuesta me la dio ayer la página de Facebook y luego su atenta comunicación, que leí en altas horas de la noche.
Comparto con usted los sentimientos de emoción, orgullo y nostalgia, en el cumplimiento de la misión asignada.
Celebro con verdadero espíritu de cuerpo, el haber puesto todo mi empeño para cumplir sus órdenes a cabalidad y valoro sus esfuerzos y la de los tripulantes del G-6 y G-10 para que usted y los Altos Mandos expresaran con satisfacción la hermosa frase de: MISIÓN CUMPLIDA VENEZUELA.
Valoro los esfuerzos de todos, en el desarrollo de Parima B, donde en mis conversaciones de antes refería, que en una oportunidad operando un UH-1H visite el lugar, y el paludismo, la orcosincosis y las niguas, hacían estragos en la población indígena, pero ahora de la mano del Ministro de la Defensa, de Usted y de muchos, llegaba la civilización, la medicina y la seguridad militar que reforzaba el "valor estratégico y geopolítico" -como usted acertadamente lo califica- de dicha región, donde lo que conocíamos como Parima A, que tristemente veíamos perdido, lo recuperamos con el posicionamiento satelital en una franja de NO menos de 150000 km2.
Al final me di cuenta también, mi General de División, que a pesar de lo riguroso de la misión, los riesgos calculados y adicionales, que nos llevaron a un cálculo errado, NO son motivos para que en la memoria histórica militar y colectiva, no se recuerden y añoren nuestras Fuerzas Armadas Nacionales, DE ANTES, parafraseando a mi Almirante Antonio Perez Criollo, derivado de en los comentarios que observé en Facebook, donde el Coronel Arellano del Ejército Venezolano, miembro del Batallón de ingenieros, a su digno mando, expresa su testimonio de haber presenciado la maniobra que realizamos mi comandante Roberto Vicente Vasquez y mi persona, en el Súper Puma que trasladó en Eslinga, el mini shower, lo que me hace infreir respetuosamente, que NO aramos en el Mar.

Gracias mi General de División, por ser una vez más el único superior y amigo que alimenta nuevamente mi espíritu, mediante su atenta respuesta, similar a aquella que recibí en El Tigrito, Estado Anzoategui, mediante un correo electrónico, que recibí a finales del año 2000, de parte de Usted, donde sus sabías palabras, mitigaron mi dolor, por la temprana separación de las FF.AA.NN., y me estimulaban a seguir luchando, por la verdad, la justicia y la identidad de Venezuela y sus FF.AA.NN.

Reafirmandole mis respetos, consideraciones y alta estima.
Atte:
Sammy Landaeta Millán
Naguanagua, 10 de Octubre de 2019.

PD: Estoy evaluando la conveniencia de publicar su misiva adjunta al texto referido, o quizás en un artículo aparte. Si tiene alguna consideración al respecto, le agradecería, me lo comunicara por ésta vía. Gracias mi General de División. Feliz día!!!

Sammy Landaeta Millán en Facebook: 

RESPUESTA de mi G/D (Av) Jesus Hung Abreu:

Así mismo es mi dilecto compañero y amigo, la verdad siempre triunfará sobre las insanas mentes humanas que tratan de echar un manto de olvido y engaño sobre los hechos que, como granos de arena, van dando forma a las páginas de Historia Patria. escritas con el esfuerzo de verdaderos profesionales venezolanos como usted, que lo han dado todo y lo siguen dando, en la construcción de una Venezuela cuya integridad territorial y su real soberanía, juramos defender desde el primer día que se nos puso en nuestras manos la daga que nos calificaba como cadetes de la otrora digna Escuela de Aviación Militar. Por supuesto que puedes hacer el uso que creas conveniente de la información sucinta que te envié y que te prometo complementarla con algunas anécdotas sobre este mismo tema de Parima B, que te enviaré una vez que las ordene en mi mente. Te reitero mis palabras de aquel año 2000, pues tu actitud y tus acciones posteriores han reafirmado en mí el concepto en que te tengo, como digno y eficiente Oficial profesional de nuestra FAV y verdadero ciudadano de nuestro país y el mundo civilizado. Gracias por tus atentas palabras de respuesta a mi comunicación. 
Saludos. Jesus Hung jesushung@gmail.com


viernes, 4 de octubre de 2019

CHOQUE EN EL AIRE. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.



CHOQUE EN EL AIRE. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.

Ostentaba el grado de Capitán (Av.) y nos trasladábamos desde la Base Aérea El Libertador (BAEL) Palo Negro. Estado Aragua, hasta la Base Escuela Mariscal Sucre (BASUCRE) ubicada en Boca de Rio, Maracay, del referido Estado Aragua, para cumplir con la misión asignada al Grupo Aéreo de Operaciones Especiales Nº 10 (GRUOPEDIEZ)   la cual consistía en hacer una pasaje de los HELICÓPTEROS en el desfile aéreo, en marco de la celebración de 65 aniversario de la Fuerza Aérea Venezolana (FAV) donde la formación COBRA, integraba el componente ABANDERADO encargado de transportar mediante eslinga, el Pabellón Nacional, y los Estandartes de la FAV y los grandes comandos de la Aviación Militar de Venezuela, pero en el trayecto se presentó un accidente aéreo, sin víctimas que lamentar y eso me  motivó a escribir este artículo titulado: CHOQUE EN EL AIRE.
En el libro, Historia de la Aviación Militar Venezolana del Coronel (Aviación) Luis H. Paredes Tomo II (1966-1994) tercera edición, corregida y aumentada por el Coronel (Aviación) Carlos Ortega Pérez y la Licenciada, Gregoria Caraballo Guzmán. Editado en Caracas en 1997, en la página  415, se inserta la siguiente cita textual: “EN LA BASE AÉREA "EL LIBERTADOR" TRES HELICÓPTEROS DE LA FAV CHOCARON EN EL AIRE. En la Base Aérea "El Libertador" chocaron tres helicópteros de la FAV. Las naves se precipitaron a tierra sin daños personales que lamentar. Se produjo la colisión del helicóptero Bell-21-1972, pilotado por el Mayor Jesús Gutiérrez, Capitán Humberto Mijares, e Ingeniero de Vuelo Jesús Barreto; del UH-l-H-1930 tripulado por el Capitán Noel López, Teniente Luis Silverstein e Ingeniero Néstor Madero y del UH-1H-1567, con el Capitán José Sotillo, Teniente Jorge Oropeza, el Sargento Segundo Edgar Valera y como artillero, Hugo Said. Gracias a la pericia de los tripulantes, los tres aparatos fueron puestos en tierra, en un procedimiento de emergencia logrado con éxito total; los tres aparatos fueron sustituidos, para el desfile, por dos helicópteros Allouette y un UH-l-B. Los tres pertenecen al Grupo Aéreo de Operaciones Especiales N° 10.”
Sin ánimo de pretender corregir o señalar erratas de la cita anterior, me permito relatar los hechos a fin de contribuir respetuosamente a aclarar algunos aspectos lo cuales tampoco nos exime, de tener  imprecisiones por el tiempo transcurrido,  para lo cual  refiero, que por instrucciones del ciudadano comandante del GRUOPEDIEZ, Coronel (Av.) Andrés María Gutiérrez Gutierrez, realizamos una serie de prácticas de desfile aéreo de la formación COBRA que se estructuró de la siguiente forma: 1.- Líder de la Formación: Helicóptero Bell-212, siglas 1972, Piloto Coronel Andrés María Gutiérrez Gutiérrez, copiloto Capitán (Av.) Humberto Mijares Henríquez y Jefe de máquina ST2 (Av.) Jesús Barreto González. 2.-  Plano derecho: Helicóptero UH-1H, siglas 1930, Piloto Capitán (Av.) Sammy Landaeta Millán, copiloto Tte. (Av.) Noel Santiago López Capriata y ST2 (Av.) Néstor Madero. 3.- Plano izquierdo: Helicóptero UH-1H siglas 1567, piloto Capitán (Av.) José Catalino Sotillo, copiloto Teniente (Av.) Jorge Oropeza Pernalete y ST2 (Av.) Edgard Valero.
En síntesis, la estructura del componente ABANDERADO quedó integrada por el Helicóptero Bell 212 y dos (2) helicópteros UH-1H, donde también  el comandante de la unidad seleccionó al Mayor (Av.) Jesus Gutierrez Garrido quien se encontraba en la Escuela Superior FAV atendiendo el curso de Estado Mayor, en calidad de piloto foráneo entrenado, para que sirviese de alterno, en liderar la formación, motivado a los pocos pilotos que tenia la unidad,  en el sistema de helicópteros Bell-212, donde el copiloto Capitán (Av.)  Humberto Mijares, alternaba su rol, con el Teniente (Av.)  Orlando Silberstein Mellado.  
Con respecto a los helicópteros Bell-212, se hace necesario acotar que esas aeronaves, habían estado asignados a la Casa Militar para uso y traslado del señor Presidente de la Republica, y habían sido reasignados al Grupo 10, por decisión operacional o adquisición de nuevos equipos.
Teníamos todo cubierto, a tal punto que los integrantes de la formación ABANDERADO y todos los pilotos al mando éramos pilotos instructores de la unidad. El día de aniversario, el Mayor (Av.) Jesus Gutierrez Garrido nos comunicó en el breafing, que sería el líder de la formación, lo cual NO era ninguna problema y como acotamos anteriormente, era un piloto entrenado, había asistido a las practicas  y además era uno de los pocos pilotos disponibles del Sistema Bell-212 en la FAV y en Venezuela.  
Culminada las instrucciones de última hora, puedo referir que al final mi Mayor (Av.) Jesus Gutierrez Garrido, expreso una frase jocosa, de pilotos aviadores milites: “El que NO se pega lo dejo.” Despegamos individualmente desde el sitio conocido como el P-1 ubicado en el Taxi Way de BAEL, orientado  en el rumbo de la Pista 09/27,  y pasada la torre de control, viramos a la derecha y nos reunimos al sur de de la base bajo el liderazgo del Mayor (Av.) Jesús  Gutiérrez, en el plano derecho Capitán (Av.) Sammy Landaeta, en el 1930 y en el plano izquierdo el Capitán (Av.) José Catalino Sotillo, en el 1567.
Cabe destacar  que el helicóptero 1567 presentaba una particularidad con respecto al 1930, mientas uno podía tener una eficiencia de potencia del 100%  el otro helicóptero tenía 98.8%  de acuerdo a los parámetros que hasta hoy recuerdo, como piloto de prueba, ajustados a la temperatura en la precitada eficiencia del motor, en la conocida tabla operacional, GO-NO-GO y en función del servicio de la aeronave donde el 1567, por horas de vuelo cumplidas, era un helicóptero, con menos potencia, que el 1930.  Consideramos también referir, que el Bell-212 es un helicóptero biturbina  y por supuesto tenía más potencia que el 1930 y el 1567, pero era cuestión de ajustes y adoptar la posición en cada plano de la formación, como lo habíamos hecho en las prácticas.
Una vez reunidos en el aire, ya estábamos en posición en perfecta formación e iniciamos el traslado hacia BASUCRE y NO obstante a esta condición, cuando pasamos vertical al hangar del Grupo 10 en instantes después,  se oyó un TAC-TAC, por lo cual le pregunté a mi copiloto, Noel López, quien para el momento, llevaba los controles del 1930 ¿Qué pasó? y me dijo textualmente: “Sotillo le dio al 212.” 
De inmediato el Bell-212, siglas 1972 declaró emergencia, por motor fuera, y por su parte Sotillo declaro emergencia y le dije a Noel López; “NO lo pierdas.”  Desde esa posición pudimos observar  la trayectoria de los helicópteros directos a las zonas de grama de BAEL que aterrizaban sin novedad, alineados con la pista 09 /27 y decimos aterrizar el UH-1H, siglas 1930, ahora como tercer helicóptero, en zona de grama, pero en la fase final de la maniobra, el Teniente Noel López me dice: “Mi capitán, siento los controles duros" y yo le digo: yo lo tengo y aterrizo en la zona de grama seleccionada, cerca del P-1, sin novedad, 
De inmediato llegaron los bomberos, los vehículos auxiliares, y consecuente el General (Av.) Roberto Gruber Odreman, comandante de BAEL y el Coronel (Av.) Andrés Gutiérrez Gutierrez comandante del GRUOPEDIEZ quienes nos preguntaban nuestra condición  y  nos ayudaban a evacuar el tercer helicóptero, que estaba más cerca de la instalaciones y nos informaban que la EMERGENCIA había sido satisfactoria y todos estábamos en tierra, sin novedad, según la comunicaciones de la Torre de Control y los equipos de reacción inmediata, que en ese momento, oíamos en los radios portátiles,  que cargaban, dichas autoridades. 
Ahora nuestra preocupación era  como sustituir los helicópteros para los efectos de pasar el componente  ABANDERADO. Le hice señales al Teniente Noel López  para que apagase el helicóptero y mi sorpresa fue mayor, cuando se detuvo el rotor principal, ya que pude observar que ambas palas del UH-1H, siglas 1930 estaban seccionada en la parte  exterior, en los bordes de ataque y de fuga, como si un depredador le hubiese pegado un mordisco y  hubiese quitado un porción a cada sección, de las alas rotatorias.
La situación se centraba ahora en la  responsabilidad de iniciar  el desfile del 10 de diciembre y recordaba que el día anterior le decía a unos pilotos de BAEL que los helicópteros llevamos el privilegio de ser siempre los que abrimos el desfile aniversario de la FAV y en tono jocoso les dije: Si lo helicópteros NO abren el desfile, la Fuerza Aérea, NO pasa. Pero eso ultimo, NO es verdad, sino era una simpe chanza entre aviadores. Ahora estábamos en la rampa haciendo los ajustes, para  sustituir los helicópteros en una carrera contra el tiempo, pero afortunadamente pudimos solventar la eventualidad de equiparnos, volamos y aterrizamos, en el sitio indicado, para los abanderados en BASUCRE.
Por su parte el  Tcnel (Av.) Ángel Omar Cartaya Parra, quien era el Jefe de Operaciones de la Unidad, estaba  en la tribuna presidencial de los actos aniversario y posteriormente me comentó que en ese sitio se dedicó a  calmar   los ánimos de las familiares, compañeros y demás personas allegadas a los tripulantes, que preguntaban: ¿Quienes se mataron?  Y otros lo hacían identificando las victimas: ¿Es cierto que se mataron fulano, zutano y perencejo? Y mi comandante Cartaya respondía: Todos están bien. Y la gente repreguntaban: ¿Y entonces; los helicópteros NO pasan? Y el contestaba: Claro que SI.
En aquel momento llegué a decir que habíamos salido baratos, porque en los helicópteros aparte de las tripulaciones, iban los auxiliares de enganche de la bandera nacional y los estandartes y además  personas que asistían al desfile. Recordamos que en tono jocoso que el ST2 (Av.) Metodio Gracia Peralta, decía que al ST2 (Av.) Eladio Hernández, quien era el porta estandarte del Grupo 10, iba en uno de los helicópteros, ataviado de uniforme azul pizarra, por lo tanto él decía que a Eladio, solo le faltaban los algodones en la nariz, listo para su velorio de Aviador Militar en la Funeraria Cristo Rey, lo cual era otra chanza, entre aviadores.
Sustituidos los helicópteros nos dirigimos a BASUCRE y nos dio tiempo de hacer los ajustes y enganches  e hicimos el pasaje del componente ABANDERADO, abriendo el desfile aéreo con la bandera Nacional y el estandarte de la Fuerza Aérea Venezolana,  que conmemoraba el 65 aniversario de la FAV, nacida un 10 de diciembre de 1920, donde allí  sentí, que los aplausos se podían oír en las cabinas de los helicópteros, pese al accidente aéreo que habíamos tenido.
Misión cumplida, pero después, en la tarde en Grupo 10, ardía Troya, todos los pilotos instructores de la unidad estábamos involucrados en el accidente y permanecíamos en la sala de operaciones hablando con el comandante de operaciones aéreas, quien nos interrogaba sobre las causas posibles del impacto, para determinar, en forma preliminar, sin carácter punitivo, quién le dio a quién, y eso quedó en manos de la Junta Investigadora de Accidentes Aéreos.
Los pilotos al mando, los jefes de máquina, los auxiliarles de vuelo,  los  enganchadores y además las personas que iban al acto protocolar, estábamos sanos y salvos, ahora en tierra y a pesar del accidente teníamos la satisfacción del deber cumplido, cada quien en su área de responsabilidad, que nos hacía sentir la grandeza de ser servidores públicos, útiles a la Patria, al país, a la nación, al Estado, a la fuerza aérea y a una unidad de vuelo dedicada a asistir a personas y propiedades en peligro a nivel nacional.
Calculamos que el impacto de accidente hubiese causado la muerte de NO menos entre 15 a 20 personas, incluyendo mis pequeños hijos Laura Landaeta Zambrano y Sammy Landaeta Zambrano, que quizás por el exceso de confianza en la operación de aeronaves,  que llegamos a tener los pilotos aviadores militares, conjugado con el sentimentalismo del padre o la sugerencia de la madre,  porque los niños estaban llorando, porque su papa se iba en el helicóptero, y es ahí  cuando la condición profesional te dice  que NO, pero la condición humana,  de tu entrenamiento  te dice que SI,  y terminé por llevármelos, en el helicóptero.  
Aparentemente, NO había peligro, sino los riesgos calculados, que conlleva la operación de aeronaves,  pero luego, la pesadumbre en mi familia, estaba presente, porque quizás esa  tarde, mi señora, hubiese tenido a su esposo y sus dos hijos fallecidos, en un accidente aéreo, por lo cual NO hemos dejado NUNCA de agradecer a Dios y la virgen de Loreto, Patrona de los Aviadores, por las bondades que tuvo a bien, al habernos salvado la vida, a TODOS, en ese bendito día, 10 de diciembre de 1985, en el cual los HELICÓPTEROS del GRUOPEDIEZ tuvimos un CHOQUE EN EL AIRE.

Gracias a la Fuerza Aérea Venezolana, por permitirme relatar, parte de su historia, NO contada.   

Cita: “La gloria está en ser grande y ser útil.”
Simón Bolívar


Sammy Landaeta Millán
Coronel ® (FAV)
San Antonio de Los Altos, 3 de Octubre de 2019

IMAGEN SUPERIOR: Foto referencial de Omar Quintero, por cortesìa de FAV-Club 



viernes, 13 de septiembre de 2019

BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA. Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.



BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA 

Por: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. 
Anécdota FAV.

Desde hace tiempo,  tenía la inquietud de relatar,  un evento aeronáutico inusual, y hoy tomé la decisión de hacerlo, para referirme al caso, cuando ostentando el grado de Mayor (Av.)  y desempeñándome como Jefe de los Servicios de la Base Aérea El Libertador (BAEL) en  Palo Negro. Estado Aragua, me tocó atender, una situación extraordinaria por el Naufragio de una Embarcación en el Lago de Valencia y participar como Piloto de Helicópteros de Grupo 10, en una BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA.
Los Pilotos Aviadores Militares, de la Fuerza Aérea Venezolana (FAV), denominamos al Lago de Valencia, ubicado entre los Estados Aragua y Carabobo como: LA LAGUNA, ya que esas prodigiosas aguas, son fieles y legendarias testigos, del Entrenamiento en tierra y en el aire, de los Cadetes de la Escuela de Aviación Militar (EAM) ubicada en Base Escuela Mariscal Sucre (BASUCRE) en Boca de Rio. Estado Aragua, donde se forman los futuros defensores de los cielos venezolanos y se tienen nociones de despistaje, vuelo solo, clasificación o descarte y también accidentes de diversas índoles, porque allí  ha funcionado en los últimos tiempos, el Grupo de Entrenamiento Aéreo (GEA)  de la EAM, de la República de Venezuela.
Pasadas las 4 de la tarde, de un impreciso dia del año 1988, se presentó una Emergencia por  el Naufragio de una Lancha en La Laguna y de inmediato salió  la tripulación de alerta del Grupo 10 en un Helicóptero UH-1H al mando del Teniente (Av.) Víctor Palencia Alarcón, el Stte (Av.) Rafael Romero Boscán y por NO recordar la identidad del Jefe de Máquina, ofrecemos disculpas. De inmediato se puso al frente del operativo de Búsqueda y Salvamento (SAR), el Teniente Coronel (Av.) Ángel Omar Cartaya Parra,  Jefe de Operaciones del Grupo 10, quien se hizo presente en la sala de operaciones del GEA, para coordinar las labores SAR,  por instrucciones expresas del comando superior.  
El naufragio señalaba que se trataba de una lancha asignada al Grupo de Operaciones de Base, para esas eventualidades de Búsqueda, Rescate y Salvamento, y abordo de la Embarcación, motivo de este incidente SAR, estaban cinco personas, el G/B (Av.) Omar Ruiz, Director de la Escuela Técnica y Comandante encargado de BASUCRE, el Teniente Coronel (Av.) Guillermo Arias Delgado, Comandante del Grupo de Entrenamiento de Vuelo Instrumental (GRUEVI) No 7, el Teniente (Av.) Roberto Anselmetti Bergo y  otros dos profesionales, de los cuales, en nuestras indagaciones, uno trabajaba en operaciones de base y el otro era un Aerotécnico con funciones de Lanchero,  que hoy día, algunos los mencionan con  los nombres  de Alfredo Mora Álvarez y Wilfrido Guzmán, sin precisar los grados o jerarquías y otros quizás por razones del uso cotidiano u operacional, de los pseudónimos en la FAV, solo los recuerdan como: La Nutria y Comiquita.
Las reseñas informativas de ese evento, son muy pocas, pero NO obstante, en la internet se localiza la Obra: Crónica Lago Los Tacariguas, de su Autor: Ramón Arnoldo Ramos Fagúndez, de donde se extracta la siguiente Cita: “Como algunas anécdotas, respecto a algunos eventos de accidentes acuáticos sucedidos: Hace aproximadamente unos 10 años, el general Omar Ruiz y un oficial capitán y un sargento de la aviación. Estaban pasando revista a las instalaciones militares a orillas del lago, tripulando una lancha, motor fuera de borda el cual se apagó en medio de las aguas del lago y por el fuerte oleaje la embarcación se hundió, el general se fue a nado y pudo alcanzar la orilla por los lados de Punta Palmita, consiguiendo ayuda de vecinos del lugar los cuales avisaron a la base Mariscal Sucre, mientras que los otros 2 tripulantes quedaron flotando con un solo salvavidas siendo rescatados por un helicóptero”. FUENTE: http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/ramos_fagundez_ramon/lago_los_tacarigua.htm
La Búsqueda se inició bajo coordinación del Comandante Cartaya Parra, quien fungió como Comandante en Escena y se efectuó en los periodos antes de la puesta del sol, penumbra y horas nocturnas, y cuando la tripulación del Helicóptero y el Jefe Operaciones del Grupo 10, regresaron a BAEL, se dieron por cerradas las labores de esa noche, ya que NO se tenían indicios de la suerte corrida por los  ocupantes de la Embarcación y el riesgo de de la operación nocturna y las limitaciones operacionales, podían agravar la situación.
El incidente SAR, en esos casos, NO se cierra, sino que se deja en fase INTERMITENTE OPERATIVA, situación que permite continuar la búsqueda en cualquier momento, en caso de presentarse alguna eventualidad o que surja un nuevo elemento, que permita reactivarla de inmediato,  y para esos efectos, todos los Oficiales SAR  del Grupo 10, conocíamos el lenguaje de búsqueda y salvamento, y estábamos calificados para  tomar esa decisión de alta envergadura, la cual NO permite manejarla, en forma imprudente, frente a familiares.
A las 9 de la noche se suspendió temporalmente la búsqueda, donde la parte más fuerte le correspondió al Comandante Cartaya Parra quien sugirió respetosamente a la superioridad, suspender el caso hasta primera horas de la mañana,  indicando las razones de riesgo de vuelo nocturno sobre la laguna, la condición operativa de un helicóptero monomotor, sin capacidad de flotación de Emergencia, sin una grúa de rescate, ya que solo se tenía abordo un bote salvavidas, un chaleco salvavidas LPG, para cada miembro de la tripulación,  gran vocación de servicio, y un corazón henchido de Amor a la Patria.
Entregué la guardia al Primer Turno de Ronda Mayor y coloqué en libro de novedades,  las instrucciones referidas a los procedimientos de seguridad de la Base y la condición del caso SAR y me retire a mi habitación en el Grupo 10 para descansar porque tenía que montar guardia de 3 AM a 6 AM correspondiente al 3er Turno de Ronda Mayor de BAEL, hacer el relevo de los servicios a las 7:00 AM, y seguir laborando normalmente en mi unidad de vuelo.
Estimo que estuve descansando como dos horas, pero sin dormir y luego, tocaron la puerta, era el ronda del sector, quien me informó la novedad,  que el G/B (Av.) Omar Ruiz, había llegado nadando hasta Punta Palmita y estaba al teléfono solicitando que yo le atendiera.
Acudí rápidamente a la oficina de guardia, atendí el teléfono y respetuosamente le di las novedades de BAEL a mi general Omar Ruiz, quien me preguntaba insistentemente: Por qué se había suspendido la búsqueda? Le indiqué las razones de seguridad y las mínimas posibilidades de localización en horas nocturnas, informándole que la tripulación de alerta, se encontraba en el Grupo 10 y estaría de nuevo en el aire, a la primera hora de la mañana.  
Mi general me dijo que entonces llamaría al Comandante General de la Aviación y al Comandante de Operaciones Aéreas (COA) para que se reanudase la búsqueda porque sus acompañantes de la lancha; ESTABAN VIVOS. Consiente que ese evento inesperado, ameritaba una respuesta y una autorización, ordené levantar a la tripulación de alerta y hablé con el Comandante Cartaya Parra, esperando la orden para reiniciar la búsqueda en horas nocturnas, ya que el helicóptero había quedado abastecido y disponible  en rampa, para continuar con la misión, y aún cuando los riesgos calculados del vuelo nocturno, estaban presentes, había un indicio cierto,  de localizar y rescatar: PERSONAS VIVAS.
A esas horas de la noche, que estimo eran como la 1 y 45 AM se apersonó al Grupo 10, el General (Av.) Pablo Castillo, Comandante de COA a quien recibí, le di las novedades y relaté las posibilidades de enviar la tripulación de alerta de nuevo a la zona de búsqueda en la Laguna. Le dije también  a mi General que le había sugerido respetuosamente a mi comandante Cartaya que se me incluyera en la misión, ya que con dos Capitanes de Nave abordo, podríamos reducir un poco los riesgos de un accidente, y podríamos contribuir con el éxito de la Misión, sobre la base de la experiencia como comandante de Escuadrón de Vuelo,  No 102.
Mi General habló telefónicamente, con mi comandante Cartaya Parra y éste le hizo la misma sugerencia, razón por la cual, me instruyó: Entregue el servicio a quien competa y Usted queda autorizado como tripulante, Mayor Sammy Landaeta. Le entregue la guardia de Jefe de los Servicios de BAEL,  temporalmente al segundo turno de ronda mayor,  asenté las instrucciones respectivas, firmé el libro, y  me fui a la rampa con el Tte. (Av.) Víctor Palencia Alarcón, quien hizo los procedimientos de pre vuelo, encendido y chequeo de luces internas y externas, mientras yo repasaba verbalmente los procedimientos desde el puesto del copiloto del Helicopetro UH-1H, como que fuese a impartir como instructor, un periodo de Vuelo Nocturno, en helicópteros militares. 
Los tripulantes nos dimos la mano, asumimos ese riesgo, amparados por  la Virgen de Loreto, Patrona de los Aviadores y despegamos a las 2 y 45 AM rumbo a La Laguna, para  comenzar de nuevo la búsqueda de los SOBREVIENTES. Tomamos como referencia Punta Palmita al norte, y la Isla del Burro al Sur, haciendo un patrón de búsqueda extendida en sentido Oeste-Este y viceversa,  visualizando la maleza que flotaba en diversas partes del Lago de Valencia, ya que se utilizábamos las luces  de búsqueda y  de aterrizaje, a una altura de 50 pies sobre el nivel de la superficie de La Laguna.
NO LOS LOCALIZAMOS, pero pienso que  cumplíamos con el objetivo de mantener en ellos, la esperanza de ser rescatados con vida, porque quizás podían ver u oír el helicóptero, que en horas de la madrugada,  los estaba buscando. Aterrizamos a la 5 y 15 AM porque ya se agotaba el combustible, y a esa hora el Tte. (Av.) Orlando Silbersteín  Mellado  se disponía a relevarnos en el aérea de búsqueda y despegó aproximadamente a las 5 y 45 AM, y luego a las 7 y 30 AM aproximadamente,  localizaron a los cuatro sobrevientas,  flotando, en La Laguna y les lanzaron una balsa salvavidas.
Pasadas las 8:00 AM, concurrí al comando de la Base Aérea para relevar la guardia de Jefe de los Servicios, y le di las novedades a mi G/B (Av.) Fernando Graterol Calles, comandante de BAEL,  quien me dio las gracias por la valentía, el arrojo y el Espíritu de Cuerpo de las tripulaciones del Grupo 10, empleadas en esa misión, reafirmando su confianza por el éxito, aún con la limitaciones operacionales existentes  y agregando con palabras más o menos, que en un  futuro, la Fuerza Aérea Venezolana, los sobrevivientes, sus hijos y sus nietos,  valorarán y agradecerán a Ustedes, el riego y el sacrificio puesto de manifiesto, a costa de sus propias vidas, para devolverlos a su casas, sanos y salvos, después de esa riesgosa: BÚSQUEDA NOCTURNA EN LA LAGUNA.

Cita: 
“Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios”.
Simón Bolivar


Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán
Naguanagua 13 de septiembre de 2019

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Jesús Aveledo / FAV-Club / Facebook 



martes, 10 de septiembre de 2019

EL CUMPLEAÑOS DE LAURA. Por Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV.



EL CUMPLEAÑOS DE LAURA. Por Sammy Landaeta Millán. Anécdota FAV

Laura del Valle, es el nombre de mi hija, quien nació un 11 de marzo 1978, bajo condiciones muy especiales en la Clínica Lugo de Maracay, porque en aquellos tiempos, Seguros Horizonte S.A. era un ente que prestaba un servicio satisfactorio, a la comunidad inmersa en  la Seguridad Social Militar, ya que podría cubrir, hasta un 85% de un parto normal, según recuerdo. A Laura dedico éste relato de algunas facetas de mi humilde tránsito,  por la geografía nacional, como Piloto de Helicópteros de la Fuerza Aérea Venezolana (FAV), tituladas como: EL CUMPLEAÑOS DE LAURA.  
Ostentaba el grado de Subteniente de la FAV  y había egresado de la Escuela de Aviación Militar el 5 de Julio de 1975, como integrante de la Promoción Stte. (F) Francisco José Osorio . Tenía al menos de un año laborando en el Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No 10, unidad en la cual volé como Alférez el Helicóptero Francés SA-Alouette-III (Al-III) y en dicha unidad recibí el ala de pecho de Piloto de la FAV, pero los dos primeros años de servicio profesional, los cumplí, sin abandonar la actividad de vuelo, en el Grupo Aerotransportado Aragua (GATAR) de la Base Aérea el Libertador (BAEL), donde entre 1975 y 1977, me hice Paracaidista, Maestro de Salto de Paracaidismo y hasta me correspondió el honor de ser el instructor de Paracaidismo de la Promoción de Oficiales que egresó de la Academia Militar de Venezuela (AMV) en el año 1978, cuando aún los Paracaidistas del GATAR, pertenecían a la FAV.
Vivíamos, en un casa rural alquilada en la  población  de Palo Negro. Estado Aragua, y estaban de visita mi mama Gacha  y mi tía María Angélica -Machía- que asumo era por el parto de mi esposa.   Ese dia, habíamos regresado de hacer una visita familiar, y luego de acostarme, me levantaron con la novedad de la llegada de la Cigüeña. De inmediato salimos para Calicanto en Maracay, donde está  la Clínica en referencia,  y por razones de NO tener experiencia, en cuestiones de alumbramiento, deje la canastilla al  NO considerar, que el caso fuese tan rápido. Pero instantes después comprobé que su mamá, al momento de dar a luz, lo hacía como beber agua,  y  NO daba tiempo a nada, ya que una vez ingresada al quirófano, al instante  salió una enfermera, y me dijo, lo felicito Señor, es  una niña, la cual me miró e hizo un puchero, mientras me la mostraba envuelta en una tela verde, y de allí regresé a Palo Negro, para buscar su canastilla.
Llame a mi comandante del Escuadrón de Vuelo y le informé la novedad, quien me felicitó y de concedió dos dias de permiso para que ajustase ciertas cosas administrativas en el Instituto de Previsión Social (IPSFA) y antes de los ocho días, me desganaron como copiloto de una misión que tenía como finalidad apoyar a la Dirección de Fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) en la Sierra de Perijá. Estado Zulia,  donde lo tripulantes de Helicópteros, podíamos percibir un incentivo monetario adicional al sueldo, por dias u horas voladas, que ayudarían un poco a los gastos que había tenido, por el advenimiento de mi hija, argumento que me dieron, para enviarme de comisión.
Estábamos en época de Semana Santa y efectuábamos los  relevos desde la población de Carretal. Estado Zulia,  hasta los puntos que  señalaban la densificación y demacración, para el posicionamiento de hitos fronterizo en los límites de Venezuela y Colombia. La misión del MRE era combinada con el  Servicio Geodésico de la República de Colombia. Los sitios de aterrizaje eran en altura. Los cerros y los vientos de la Sierra de Perijá  NO nos ofrecían buenas condiciones para la operación con personal y carga de alimentos, enseres,  cemento, piedra, arena y formaletas para la construcción de los Hitos, de demarcación de la Frontera. Volaba como copiloto del Tte. (Av.) Orlando Moreno Guillén, quien daba las instrucciones de carga y su distribución interna en Helicóptero UH-1H de la FAV, para los efectos del peso y balance. Pero los vientos y lo accidentado del terreno, estaban en nuestra contra. El día Jueves Santo, nos disponíamos a aterrizar en un improvisado helipuerto, el  piloto me ordenó que le pusiera los pies a los pedales y la manos a los controles de vuelo de la aeronave y de repente me dijo: !Nos jodimos Sammy! pero luego logró aterrizar el helicóptero, entre varias piedras y desde mi posición de vuelo, vi a través del plexiglás de los pedales, un farallón de NO menos de 300 metros y la nave, se balanceaba, pero se detuvo.
Desde allí regresamos al campamento en Carretal, y operamos hasta que nos correspondió relevar la máquina y su tripulación,  volando hacia Maracaibo, luego a Barquisimeto y finalmente a BAEL. En la referida base,  fuimos objeto de un llamando de atención, porque el helicóptero tenia roto la tapa de la cubierta del tubo del esquí trasero derecho y roto el plexiglás superior del lado del piloto, el cual estaba cubierto con un laminado improvisado de zinc, que había hecho la tripulación anterior. Pero en esa ocasión, gracias a Dios, regresamos vivos, como también lo hicieron las tripulaciones de Alas Rotatorias, que luego se accidentaron en la zona, con pérdida de material volante, pero ilesos; sus tripulantes.
Trabajar en el Grupo No 10 de la FAV no era, cosa fácil. Mientras la comunidad nacional salía a disfrutar y descansar con sus familiares en épocas de Semana Santa, Carnavales, Vacaciones o Puentes, los Aviadores Militares salíamos en los Helicópteros de la FAV a cuidar sus vidas en Operativos Nacionales de Defensa Civil, amén de los operativos de planes república, misiones conjuntas o de Contra Insurgencia  (COIN) en diferentes partes del País, sin dejar de mencionar los operativos por inundaciones, pérdidas de aeronaves o embarcaciones  y/o  desastres de orden natural que en el tiempo nos llevó a operar diferentes tipos de helicópteros, en el Desastre de El Limón. Estado Aragua o en el Deslave de Vargas. Estado Vargas.
Para quienes laboramos como tripulantes en los Helicopteros de la FAV del Grupo 10, NO había margen de maniobra. Las celebraciones de cumpleaños, bautizos, comuniones, 15 años u otros, estaban postergados. Las necesidades del servicio estaban por encima de las cuestiones de carácter particular, el servicio a la patria estaba primero, y  la ayuda a personas o propiedades en peligro, enmarcadas en la especialidad de Búsqueda y Salvamento (SAR) se  imponían, ante cualquier situación.  
En esos menesteres transcurrieron los años y seguimos cubriendo misiones desde Castilletes hasta Punta Playa, y desde Punta Playa hasta Castilletes, en un periplo territorial de apoyo al desarrollo nacional, a organismos del estados, a las Fuerzas Armadas, o a la misión táctica o estratégica asignada a la FAV, con una alta cargo en el apoyo a las misiones COIN, donde para dar una idea de eso considero conveniente destacar, que en una oportunidad conocí en el Puesto de CIPA, en el Estado Zulia en fronteras con Colombia, al hoy Coronel (Ej.) Antonio Guevara Fernández y pasada una semana  o dos, nos conseguimos de nuevo, en el Fuerte Tarabay en Tumeremo. Estado Bolívar.  
Pero a propósito del Estado Bolivar, las campañas de densificación, demarcación y posicionamiento de Hitos por parte de Fronteras del MRE, también se hacían  con la republica del Brasil. Volábamos desde El Cerro Roraima, hasta la Sierra del Sol, la raya (BV8) en Santa Elena de Uairen, Icabaru, Los Caribes y nos extendíamos una hora de vuelo,  en el Helicóptero Al-III, hasta  Paramichí, un puesto de la Guardia Nacional, selva adentro, en medio de la nada, donde el Paludismo marcaba la pauta.
El Doctor Yépes Gil, Víctor Delgado o Seijas casi siempre nos acompañaban en los campamentos y de la Dirección de Fronteras del MRE, muchos oficiales superiores nos apoyaban incondicionalmente, para lo cual considero hacer una justa y especial mención al G/B (Av.) Ramón Mendoza Ibarra, con quién  coincidí en operaciones de campo, cuando era Director de Fronteras del MRE y recuerdo que cuando llegaba a los puestos militares fronterizos, llevaba como presente, para los soldados de la Guardia, el Ejercito o la Armada, una  Bandera Nacional,  con su Honrosa imagen de las SIETE ESTRELLAS. 
El Visitar a la Señora Bárbara y saborear un suculento plato en su posada, en la carretera desde Icabaru hacia El Paují, en la vía hacia  Santa Elena de Uairén; era delicioso, más aún si lo acompañábamos con una cerveza o un vino de aperitivo, cuando el Dr. Yepes Gil,  despedía a las tripulaciones que culminaban su misión en su campamento. Conviene mencionar también, que el contacto de las tripulaciones del Grupo 10 con la civilización, era a través del Radio HF en la frecuencia de Fronteras o la Defensa Civil, banda que también estaba sintonizaba en la oficina de Guardia del Grupo 10.
El Señor Dilermando Dei era el Jefe de la Misión y  el representante por la comisión de demarcación Brasileña. El Sargento Santos de Belén do Pará fue nuestro amigo, al igual que su paisano, el Señor Petekon quien era el de los chistes en dialecto, Portuñol. Una vez, Santos me preguntó, que si me había graduado en la Universidad Nacional Abierta (UNA) y le dije que NO, ya que había presentado mis módulos en Maracay, Maracaibo, San Cristóbal o Ciudad Bolivar, pero NO pude seguir,  porque  en los lares, de Icabarú o Santa Elena;  NO había una extensión de la UNA.
El 11 de Marzo de 1983 fue día viernes, y teníamos todo cubierto en los sitios de despliegue de campo del personal Brasileño/Venezolano y nos encontrábamos en el Campamento de Fronteras, cerca de Icabaru, recordé que había llevado una botella, para una ocasión especial, e invité al Dr. Yepes Gil y a los del campamento para que me acompañaran, después de la cena,  a un brindis por el quinto Cumpleaños de mi hija Laura, que estaba a no menos de 1500 kilómetros de distancia,  y yo, me disponía  a celebrarlo. Buscaron un bizcocho brasileño y una  vela, que por supuesto apagué y cominos ese manjar con mermelada de guayaba, que era el postre de la cena,  proporcionado por el servicial amigo Villico, el cocinero brasileño, a quien invité y fue autorizado  por el Señor Dilermando Deí.
El brindis se prolongó, hasta que llegase la hora de apagar la planta eléctrica, y en el ambiente de celebración autorizado por el Doctor Yepes Gil, cantábamos otras canciones para mi hija que estaba en Maracay y nosotros en el Campamento de Fronteras  cerca de la Población de Icabarú. Hasta hoy, nunca he dejado de recordar ese evento. Oír entonar el Cumpleaños Feliz en Español y en Portugués, a la manera de los brasileños, fue maravilloso, mientras seguíamos cumpliendo con la misión asignada por el Ministerio de la Defensa, la FAV y la Patria, en apoyo a la Dirección de Fronteras del MRE en combinación con la Comisión de Demarcación y Densificación de Hitos Fronterizos de la Republica Federativa del Brasil, con  la novedad que el dia  sábado en la mañana, el Señor Dilermando  Dei, me dijo respetuosamente: Buenos Dias mi Teniente. Muchas felicidades para su hija, pero le informo que el desayuno en el campamento, está retardado, ya que Villico se quedó dormido, porque estaba celebrando: EL CUMPLEAÑOS DE LAURA.

Cita:
“Nuestra vida no es otra cosa que la herencia de nuestro país”.
Simón Bolivar


Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán
Naguanagua, 9 de Septiembre de 2019-09-09
@ProtestaMilitar


Foto: Icabaru / PlacesMap.net



miércoles, 8 de marzo de 2017

"TODO UN MISTERIO" Helicóptero MI-17V5 / EV0796. Por: G/B (Av) Eduardo Caldera Gómez @gagarin50


08-03-2017
"TODO UN MISTERIO" 
La desaparición del helicóptero del Ejército Venezolano 
MI-17V5 siglas EV0796.  
Por: G/B (Av) Eduardo Caldera Gómez  

Buenos días.
Hoy se cumplen 69 días de la desaparición del helicóptero del Ejército Venezolano MI-17V5 siglas EV-0796 en el Estado Amazonas con 13 connacionales a bordo.
Ayer se publicó en el diario Ultimas Noticias que 738 personas  lo buscan en la selva amazónica. 
La Operación Esperanza está dirigida por el mayor general Carlos Leal Telleria, está conformada por 398 militares, que incluye a 7 Generales y 340 civiles. 
Nueve militares y 4 indígenas conforman los desaparecidos. 
El área total de búsqueda es de 9000 kilómetros, en el Alto Orinoco
450 misiones de vuelo, han monitoreado 312 kilómetros de selva, 828 kms de río, 1331.49 H/V con 24 embarcaciones, 20 aviones, 09 helicópteros y 2 drones 
En ese mar verde hay árboles hasta 60 metros de altura, en la unión del caño Tama Tama con el Orinoco.

"TODO UN MISTERIO"

¿Dónde está esa máquina de  fabricación Rusa de 07 toneladas de peso sin carga, longitud de 18.4 metros, diámetro rotor principal de 21.4 metros y altura de 4.8 metros con 13 venezolanos a bordo?

¿Un Sistema SAR por convenio OACI o un equipo de búsqueda dirigido por Militares?

A próposito del helicóptero militar  MI-17 siglas 0796, con 13 personas abordo, extraviado desde hace 69 días en Amazonas: 

Un Sistema SAR debe ser organizado, equipado, entrenado y probado cada cierto tiempo. Eso es lo que dicen los Manuales OACI. Ese Sistema es nacional e internacional. El Estado si se accidenta una aeronave extranjera, por ejemplo, debe responder porque el Sistema esté a punto. 

Es ridículo que esté un mayor general (de las docenas que hay) en labores que dentro del Sistema, cuando esas vitales tareas  tienen responsables especializados  para su ejecución.



G/B (Av) Eduardo Arturo Caldera Gómez 
@gagarin50 

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Efecto Cocuyo 


OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias