Mostrando entradas con la etiqueta DIPLOMACIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta DIPLOMACIA. Mostrar todas las entradas

martes, 14 de julio de 2015

Una errática política exterior (I) Por: Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich




Una errática política exterior (I)
Fernando Ochoa Antich.
         Criticar, con seriedad y responsabilidad, una política exterior de  un determinado gobierno de  ninguna manera puede considerarse traición a la Patria como, con gran ligereza, señaló Nicolás Maduro en su discurso en el parlamento nacional. Lamentablemente, durante los gobiernos de Hugo Chávez y el actual de Nicolás Maduro se han cometido tal cantidad de errores en la defensa de nuestros intereses vitales como Nación que es imposible guardar silencio. Hacerlo, sería incumplir nuestras obligaciones con Venezuela. De todas maneras, la oposición democrática debe respaldar toda posición acertada que tome el gobierno nacional en defensa de nuestros derechos territoriales en la Zona en reclamación y hacer escuchar su voz ante los permanentes errores de este gobierno que comprometen gravemente nuestra soberanía.  Lo que no se puede aceptar es que Nicolás Maduro utilice el sentimiento patriótico de nuestro pueblo para tratar de ganar las  elecciones parlamentarias del mes de diciembre.
Los venezolanos estamos plenamente convencidos de los derechos que le asisten a nuestro país en su reclamación en el  Esequibo.  También reconocemos el patriótico esfuerzo que hizo Rómulo Betancourt  y su canciller Marcos Falcón Briceño para lograr la firma del Acuerdo de Ginebra. A partir de ese momento, todos los gobiernos democráticos respetaron una política de Estado que consistía en ratificar la vigencia del Acuerdo de Ginebra y no reconocer ninguna concesión en el territorio Esequibo.  Además, se mantuvo un permanente patrullaje de la Armada en nuestras áreas marinas. Comparemos esa responsable política con las ligeras actuaciones de los gobiernos revolucionarios. Hugo Chávez,  sostuvo, en el año 2004, que: “Venezuela no se opone a ningún proyecto de desarrollo en el Esequibo, autorizado unilateralmente por Guyana, si beneficia a su pueblo”, y, en el año 2007; mantuvo: “Venezuela inició la reclamación del Esequibo por presiones de los Estados Unidos para desestabilizar el gobierno comunista  de Chaddy Jagan”, sin valorar que esas palabras comprometían gravemente la reclamación de Venezuela,
Esta misma posición de debilidad y entreguismo la mantuvo Nicolás Maduro en sus tiempos de canciller y en sus primeros años de ejercicio presidencial. Sólo con recordar la actitud displicente que asumió, en el año 2009, al recibir un delicado informe de nuestro embajador en Guyana Darío Morandi que sostenía: “al revisar el mapa anexo queda evidente que con esta acción Guyana le cerraría  a Venezuela su salida al Atlántico, lo cual  sería estratégicamente inconveniente, además de los perjuicios económicos que representaría para nuestro país perder el acceso a los recursos marítimos y petroleros”. Ese informe se originó al recibir oficialmente nuestra embajada, el 15 de mayo de 2009, la solicitud que hizo Guyana ante las Naciones Unidas de una ampliación de su plataforma continental a 150 millas, en la cual mantuvo que “no había disputas territoriales en la región” desconociendo el Acuerdo de Ginebra y nuestra reclamación. Venezuela, sólo respondió, el 9 de marzo de 2012, en carta al Secretario General, después que Guyana había solicitado, en el año 2011, una nueva ampliación de su plataforma continental a 350 millas.
El colmo fue que  Nicolás Maduro visitó oficialmente a Guyana,  el 31 de agosto de 2013, con la finalidad de reunirse con el anterior presidente Donald Ratomar para revisar las relaciones entre ambos países. En ese año, Guyana había entregado concesiones a las transnacionales petroleras Anadarko, Esso y Shell frente a la zona en reclamación.  Sorprendentemente, ni en el discurso de Nicolás Maduro ni en el comunicado final se dice ni una sola palabra sobre los delicados asuntos que estaban ocurriendo ni utiliza los argumentos que la cancillería había planteado en su carta al Secretario General de las Naciones Unidas. Era imprescindible  rechazar con firmeza esos hechos para evitar que se creara la figura del  Stoppel, mediante el cual el silencio en ciertas circunstancias genera una aquiescencia que produce derechos. Lamentablemente, estos hechos  ocurrieron. No cabe duda, que los graves errores en la conducción de nuestra política exterior generaron en el gobierno de Guyana el convencimiento de que los gobierno chavistas no estaban realmente interesados en la solución de la controversia.
      Ahora, el gobierno de Nicolás Maduro cambia sorprendentemente de posición al pasar de un entreguismo inaceptable a un radicalismo patriotero. El decreto 1787, en el cual se crea la Zona de Defensa Integral de la Fachada Atlántica, era la necesaria respuesta ante la provocativa  e intransigente posición mantenida tanto por el anterior como por el actual gobierno de Guyana. Eso sí, dicho decreto tenía que ser estudiado con gran acuciosidad por expertos en el tema para no cometer ningún error. Era un decreto firmado, nada más ni nada menos, que por el propio presidente de la República. Sorprendentemente, fue redactado con tantos errores que fue necesario modificarlo, a los pocos días, por un supuesto error de copia. La nueva versión del decreto, aparecida el 8 de junio de 2015, tras indicar las mismas coordenadas dejó sin efecto tres de los cuatro puntos que se requerían, de manera obligatoria, para la delimitación, comprometiendo totalmente la creación  de  la Zona de Defensa Integral Atlántica. También hubo que modificar la Zona de Defensa Integral Occidental ante la nota de protesta de Colombia. En conclusión, una errática política exterior…
Caracas 12 de julio de 2015.
@FOchoaAntich.

martes, 16 de junio de 2015

LA VERDAD SEA DICHA: EL CINÍSMO DIPLOMÁTICO. Por: G/D (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo. Pdte. del IDEFV.

                  


LA VERDAD SEA DICHA: 

EL  CINÍSMO DIPLOMÁTICO…
                    
Por: G/D. Oswaldo Sujú Raffo. 
Pdte. del IDEFV. 
12-06-2015

El Decreto 1.787 publicado en la Gaceta Oficial de Venezuela, el día 27 de Mayo del año en curso, donde se determinan los límites de las áreas marinas, submarinas y zonas económicas exclusivas de Venezuela, en el Caribe ó Mar de Venezuela y en un área del Océano Atlántico ó Mar Atlántico Venezolano; trajo una reacción cínica e impúdica de Guyana, de sus aliados naturales y de oportunistas, así como el acostumbrado silencio ingrato de nuestros “hermanos históricos”… Esta actitud del nuevo gobierno de Guyana, plasmado en sendos comunicados  de su  Presidente Brigadier (r) David Granger, del Canciller Carl Greenidge, del Brigadier Mark Phillips, Jefe del Estado Mayor de las FDG y del “asomado” Alto Comisionado del Reino Unido en Guyana, Mr. James Quinn, motivó el titular de este artículo de opinión. 

En el supuesto de que pueda existir algún error involuntario en el referido Decreto 1.787, ello no justifica la verborrea desmedida y procaz de querer acusar a Venezuela, de lo hecho por Guyana desde hace 49 años, en franca violación del Acuerdo de Ginebra de 1966 y de lo que hizo Inglaterra hace 180 años, 1era. Potencia del Mundo y voraz usurpadora colonial, en contra de  LA SOBERANÍA E INTEGRIDAD TERRITORIAL DE UN PAÍS PEQUEÑO, DÉBIL  E INDEFENSO… nuestra Venezuela del 1835.

Como se observa en esos comunicados, es repetitiva y cansona las frases de: “Violaciones  al Acuerdo de Ginebra de 1966; violaciones flagrantes al Derecho Internacional; que se usurpaba la soberanía de Guyana; que la reclamación de Venezuela no tiene base y los límites entre los dos países fue fijado por Laudo de París de 1899; que Guyana resistirá enérgicamente cualquier invasión..” Debo contestar ese cinismo diplomático guyanés, con informaciones verificable por todos, tirios y troyanos. Guyana nunca cumplió el espíritu del Acuerdo de Ginebra de 1966, que involucra buscar soluciones prácticas y pacíficas a través de Comisiones Mixtas a la contención de Venezuela, de que el Laudo de 1899  es nulo, írrito e injusto como en verdad y de acuerdo al Derecho Internacional  lo es y así puede comprobarse.    

Desde  F. Burnham, Ch. Jagan, D. Hoyte, B. Jagdeo, D. Ramotar y ahora D. Granger, mantuvieron y mantienen que los límites del Laudo de París de 1899 son “completos, exactos y definitivos”. Por este motivo las Comisiones Mixtas nunca tuvieron resultados positivos por la inexplicable intransigencia de Guyana; entonces ¿ por qué firmó el  Acuerdo el Premier de la Guayana Inglesa, F. Burnham?. Los alegatos que Venezuela pudo reunir desde la época colonial y desde el año 1949, fueron tan abrumadores, consistentes e irrefutables que la Gran Bretaña aceptó revisar las irregularidades del Laudo, y se sentó por vez primera  con Venezuela; hecho muy importante pues quedó en evidencia, la falsa “doncellez” del Laudo de 1899 y del Tratado de Arbitraje de 1897.

Con respecto al Art.5 (2) del Acuerdo de Ginebra, Mr. Quinn, su contenido aunque indefinido como un “tornillo sin fin”, no autoriza a Guyana a destrozar, contaminar,  explotar y alquilar a múltiples transnacionales el Territorio Esequibo, en reclamación por Venezuela. Guyana debe informar cualquier actividad de explotación  y explotación en ese territorio a Venezuela y nunca no lo ha hecho. Asimismo ese párrafo 2 es taxativo en cuanto a los actos o actividades que allí se realicen, mientras este en vigencia este Acuerdo; por lo tanto no otorga derechos de soberanía en dicho territorio, a excepción si son convenios por escrito y aceptado por los dos paísesAdemás se prohíbe cualquier nueva ampliación o reclamación mientras dure este Acuerdo.  

De esto último, podría  explicar Guyana por qué en el año 2009 solicitó en forma unilateral, la ampliación de “su” plataforma continental a 350 Mn y más reciente, amenazó con solicitar otra opción de lo contenido en el Art. 33 de la Carta de la O.N.U (Mediación, Conciliación, Arbitraje, Arreglo Judicial, etc) por lo estéril de la figura del Buen Oficiante. ¿Entonces, quien violó y hoy sigue violando  el Acuerdo de Ginebra de 1966 ?
                                                      
En cuanto a las “fragantes violaciones al Derecho Internacional”; hay que ser muy caradura y descarado acusar a Venezuela de esas  ilicitudes. Al contrario, Guyana desacató jurisprudencias vigentes del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, de La Comisión Permanente de Límites de la O.N.U y de la Comisión de Límites Marítimos de la O.E.A, cuando en forma unilateral y sin previo aviso, en el año 1999, trazó líneas  límites de “Bloques marítimos” para exploración y explotación de hidrocarburos y gas, en áreas  marinas frente al Territorio Esequibo e incluso en la fachada atlántica del Delta Amacuro, aguas nacionales sin discusión alguna; violando el principio vigente de que “la Tierra domina al Mar”, es decir no se debe hacer atribuciones en áreas marinas mientras exista una controversia territorial.

En el año 2004 Guyana y Barbados firmaron un acuerdo de zonas económicas comunes por encima de la plataforma continental de Delta Amacuro y en el año 2007, se dictó un Laudo  limítrofe entre Guyana y Surinam, por la Comisión de Límites Marinos de la O.N.U tomando como referencia, en tierra, puntos dentro del territorio en reclamación, al oeste del delta del río Esequibo, lo que vicia ese Laudo y confunde  la verdadera delimitación entre esos dos países y por ende, la futura delimitaciones en el área entre Venezuela y Guyana. ¿Quién viola el Derecho Internacional?

En cuanto a previsiones y amenazas de agresiones, ajenos al espíritu de paz entre países vecinos; en nuestra historia Venezuela nunca atravesó fronteras para subyugar ni ocupar tierras ajenas, sino para libertar pueblos oprimidos y ayudar su  desarrollo. 

Nuestras fronteras nacionales están muy bien definidas al Este y es nuestra obligación defenderlas, recuperarlas, desarrollarlas y mantenerlas como lo exige nuestra Carta Magna; evitando nuevas depredaciones de nuestra soberanía  y dignidad nacional, responsabilidad ineludible de todos los venezolanos sin excepción alguna, porque esta Venezuela es tuya, es mía y siempre será nuestra. ¡La Patria es primero!  

Fuera los castro-comunistas y vividores.
                                                                                     
                                                                                     idefvsoberania@gmail.com




                                                     

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias