Mostrando entradas con la etiqueta El Nacional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Nacional. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de diciembre de 2019

El escudo. Por Rodolfo Izaguirre. Opinión. Venezuela. El Nacional



OPINIÓN

    El escudo





    Dejando de lado el Escudo de Armas de la República Bolivariana de Venezuela, emblema heráldico que representa al país y constituye, junto con la Bandera y el Himno Nacional, los símbolos patrios, el escudo es una de las armas defensivas más antiguas que se conocen. Los sumerios ya lo conocían. José Emilio Pacheco en su Lectura de la antología griega menciona al escudo:

    “Algún tracio andará feliz con mi escudo nuevo. Lástima, haber tenido que dejarlo en el bosque. Pero sobreviví: es lo importante. Ya compraré otro escudo”.

    A medida que las armas ofensivas fueron modificándose y avanzaron en poder y capacidad de aniquilamiento, el escudo y los materiales que se empleaban al fabricarlos también fueron perfeccionándose, pero cuando se lograron armas de fuego capaces de superar la protección que ofrecían los escudos, estos dejaron de existir. Sin embargo, la Guardia Nacional Bolivariana sigue utilizándolos para proteger la vesanía con la que enfrentan a los civiles enojados y a los jóvenes enardecidos que manifiestan en las calles.

    Los escudos que portan los Guardias Nacionales se hacen de policarbonato y ofrecen una alta resistencia a golpes e impactos; están diseñados para proteger a quienes los llevan de golpes directos provocados por elementos contundentes de variadas formas y velocidades. Se conocen escudos con diversos tamaños y su peso varía de 2,5 a 4.5 kilos de acuerdo con el tamaño. Están provistos de un protector de espuma de alta densidad y un soporte en nylon o poliéster de 2,5 pulgadas de ancho. Los fabricantes agregan una nota de exquisito tono: “Nos eximimos de cualquier responsabilidad por su uso.”

    ¡Pero no es solo el escudo! Al enfrentarse al joven estudiante desarmado, cada Guardia Nacional se convierte en una suerte de Robocop amenazador: casco balístico, máscara antigás, chaleco blindado antibalas; coderas, rodilleras, escudo antimotín, armas con capacidad de 30 cartuchos, ráfagas de 750 disparos por minutos y ochocientos metros de alcance efectivo. A esta ráfaga la llaman “la serpiente de fuego”. Pero hay otras armas que disparan balas de goma, perdigones. El casco y el propio escudo sirven para golpear de manera salvaje a muchachas desvalidas. Se ha visto esa agresividad en frecuentes y crispantes ocasiones.

    Las Comisiones de Derechos Humanos ven algunas de estas armas con malos ojos por el uso indebido que puede dárseles ya que deberían emplearse solo en caso de guerra.
    El escudo aisla a quien lo usa, pero también lo defiende y protege. Establece una suerte de frontera entre la persona que lo lleva y el mundo que lo rodea. Su poseedor se enfrenta siempre a un adversario porque el escudo presupone la circunstancia de un severo conflicto. ¡Un combate! ¡Una ferocidad!

    Alguien observó que en su lucha contra Satanás, el Arcángel Miguel sostiene en sus manos un escudo con forma de membrana semejante a las alas del Demonio. ¡El Arcángel es un guerrero! Su escudo simboliza el universo. Y él, en tanto que suprema figura celestial representa la defensa contra las fuerzas del mal y la oscuridad que acechan al ser humano: la ignorancia, la inconsciencia y la esclavitud a los apegos materiales y emocionales.
    Con el paso del tiempo, superadas las batallas cuerpo a cuerpo y la aparición de armas creadas por nuevas tecnologías: Hiroshima, lanzallamas, misiles teledirigidos, los escudos quedaron confinados a la heráldica. Los países, la nobleza, crearon o inventaron los suyos. El nuestro tiene una cornucopia y un caballo que sufrió la perfecta ignorancia e idiotez de Hugo Chávez al modificar un galope ajustado a las normas de la heráldica.
    El mejor ejemplo de la eficacia del escudo como arma defensiva-ofensiva tiene que ver con la mitología griega. Medusa era una gorgona, un símbolo de la madre terrible, un monstruo femenino con serpientes venenosas en lugar de cabellos. Convertía en piedra a quienes la miraban a los ojos. Perseo logró la hazaña de decapitarla porque pulió su escudo hasta hacer de él un espejo e hizo que Medusa se mirara en él. Al hacerlo, quedó petrificada y Perseo aprovechó para decapitarla. Luego, usó la cabeza como arma, hasta que la ofreció a la diosa Atenea, quien la puso en su escudo. Se dice que desde entonces la cabeza de Medusa aleja el mal que ronda a los seres humanos.

    Pero, contrariamente, Medusa vive entre nosotros; nos acecha y atormenta. No es una gorgona. Es algo aún más siniestro y de mayor perversidad. Adopta la imagen del chavismo, invoca y hace suyo a Simón Bolívar pero no puede ocultar una escabrosa adicción fascista de izquierda, sucia y maloliente. Es verdad que en lugar de cabellos tiene serpientes alocadas que nos obligan a abandonar el desolado país venezolano en pavorosa dispersión. ¡Nos petrifica! Buscamos de manera incesante un nuevo Perseo que logre invertir la maldad y convierta en piedra la mente criminal que mueve e impulsa los atolondramientos del régimen militar y nos ofrezca el milagro de transformar la decapitada cabeza de la gorgona bolivariana.

    FUENTE: Artículo publicado por El Nacional 

    IMAGEN SUPERIOR: Réplicas de escudos romanos del 70 d. C. por cortesía de Wikipedia 

    REMISIÓN: Alfredo Cedeño. 


    lunes, 23 de diciembre de 2019

    El diálogo. Por: Rodolfo Izaguirre. Opinión Venezuela. El Nacional.

      El diálogo









    El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y su primer Protocolo Facultativo entraron en vigor en 1976. Este pacto contaba con 167 Estados parte a finales de 2010. El Segundo Protocolo Facultativo fue aprobado en 1989.

    El pacto recoge derechos como la libertad de movimiento; la igualdad ante la ley; el derecho a un juicio justo y a la presunción de inocencia; la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; la libertad de opinión y de expresión; la reunión pacífica; la libertad de asociación; la participación en asuntos públicos y elecciones; y la protección de los derechos de las minorías. Asimismo, prohíbe la privación de la vida; la tortura, las penas o los tratos crueles o degradantes; la esclavitud y el trabajo forzoso; la detención o prisión arbitraria; las injerencias arbitrarias en la vida privada; la propaganda en favor de la guerra; la discriminación y la apología del odio racial o religioso.
    Encontré un camino my personal para abordar el asunto de los derechos humanos, un tema estudiado y analizado hasta la saciedad.
    Hay dos palabras que permiten entender claramente al país venezolano a todo lo largo de su historia”: “debate” y “combate”. Antonio López Ortega en el prólogo al libro 6:00 am. Memoria y olvido, 2008, de Ramón Paolini y Rafael Tomás Caldera, establece dos pulsiones en el ejercicio de la cultura latinoamericana que, respectivamente, Jorge Luis Borges llamaría la memoria y Lezama Lima, la imagen.
    El debate es controversia, discusión. Puede alcanzar niveles civiles de enfrentamiento, de dureza y combate, de lucha y contienda, pero siempre serán batallas que suceden en el campo de las ideas, de las tesis, pronunciamientos, proposiciones y alegatos. No es cosa de fusiles ni municiones sino de diálogos y diálogo es una palabra que viene del latín y antes del griego, esto es: palabra antigüa que existe y se pronuncia y se conoce desde la antigüedad griega, desde que el hombre dejó de ser animal de la prehistoria y comenzaron a existir países con cultura y civilización. Y es una palabra que significa “plática entre dos o más personas que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos”. Cabe otra acepción:  “es discusión o trato en busca de avenencia”.
    No es cosa de órdenes ásperas, de ensañamientos ni conductas rígidas porque “combate” tiene que ver, directa y brutalmente con el uniforme militar y este con la violencia. Una violencia que es competencia exclusiva del cerrado universo del cuartel, de la árida llanura donde se enfrentan en cuerpo a cuerpo los batallones de épocas pasadas o de la avanzada tecnología de la muerte que cabalga en los lanzallamas, en las bombas solo matagente; trota sobre Hiroshima y Nagasaki y aúlla en los misiles teledirigidos.
    Nuestros héroes de Independencia salieron victoriosos del combate contra la España del débil y deplorable Fernando VII. Pero fueron héroes engañosos porque emergieron del combate dueños de tierras y haciendas. Es cierto que  nos liberaron del dominio político español, pero se apoderaron del poder económico. Son los artífices del otro retrato del país venezolano: el retrato del país trajeado de  uniforme militar, vanidoso, adornado de presillas y condecoraciones, el retrato del héroe de bigotes y barbas perfumadas, botas limpias como espejos;  pleitos y fugaces combates caudillescos para asegurar sus jactancias políticas. O el retrato más moderno de militares que jamás han presenciado una guerra de verdad pero se complacen en tener en la mira a los civiles desarmados. ¡Debate y combate! Memoria e imagen. Y una propuesta falsa e hipócrita: las juntas de gobierno cívico-militar que surgen en momentos de difíciles pronunciamientos, pero un par de meses más tarde solo se encaminan por la única calle por donde marchan los militares dando latigazos a los derechos humanos.
    El diálogo que acostumbraba vociferar Elena Petrescu, más conocida como Elena Ceaucescu, viceprimera ministra y esposa de Nicolae Ceaucescu, el sátrapa rumano: “!Cuando dialogo no quiero que me interrumpan!” fue considerado tan aborrecible que la fusilaron en un oscuro cuartel de provincia.


    Mejor era el diálogo que Efraín Hurtado afirmó que sostenían Jean Paul Sartre y Raymond Queneau: ¡Sartre decía que sí y Raymond Quenau!
    En la famosa entrevista “Salvador Garmendia, pasillo de por medio”, (Grijalbo, 1994) que Miyó Vestrini le hizo a Salvador Garmendia, el autor de Memorias de Altagracia le da consejos a la libretista de telenovelas que quiso ser alguna vez la propia Miyó. Primero le hace ver que los personajes deben manifestarse como lo que ellos son, con sus particularidades, manías y neurosis. Una manera de que se hagan mas creíbles. “La elaboración del diálogo, dice, viene después. Esa es una fase mucho mas reflexiva, minuciosa, casi artesanal. La imaginación tiene un cauce más libre en cuanto a la imagen; el diálogo es más cerebral, un trabajo de collage, de tijera, de pura herramienta. Un parlamento, continúa diciendo Salvador, que se trabaja como un objeto de carpintería, cortando, raspando, limando, midiendo… El tiempo de la imagen es irreal, ilusorio,  plegable, inconcreto, en parte como puede ser el de los sueños”.
    Garmendia habla del diálogo, es decir, del debate; no del combate. Todo régimen militar grita, manotea. Bajo el socialismo chavista solo dice y practica vulgaridades. Ha rechazado o entorpecido toda clase de diálogos, de acuerdos, de confrontaciones y términos aceptables. Cada encuentro entre la oposición y el régimen militar termina en lamentables fracasos iniciados, auspiciados y anudados por el propio régimen. El narcotráfico no dialoga, no hace pactos, no negocia ni perdona.
    De manera tozuda la oposición política, algún tonto jefe del Estado o un dócil enchufado han insistido en dialogar con un régimen que se niega a hacerlo o que imita descaradamente a la Elena Petrescu rumana que tuvo que ser fusilada junto a su odioso marido en un anónimo y desaseado cuartel de provincia.
    El núcleo del asunto se encuentra en el permanente enfrentamiento entre el debate y el combate. Quiero decir, entre el caudillo civil siempre autoritario y el caudillo militar siempre áspero y tiránico. El militar tiene las armas. El civil se apoya en ellas. Vivimos, sobrevivimos ahogándonos en el pantano que existe entre la vida civil de “cauce más libre” y la ordenada aunque dura y perversa cotidianidad que se respira en el espacio destinado a la tropa. Es allí, en esa ciénaga, donde sigue transcurriendo la absurda y atrasada vida política venezolana mientras se enfrentan o se abrazan la memoria y la imagen a la espera de que una cerámica de 5.000 años de antigüedad le otorgue inmortalidad a la cultura y los militares venezolanos o colombianos o ecuatorianos dejen en paz a los derechos humanos.

    FUENTE:  EL NACIONAL


    REMISIÓN: Alfredo Cedeño.


    domingo, 1 de diciembre de 2019

    La realidad es maravillosa Por: Rodolfo Izaguirre, Opinión. Venezuela.

    La realidad es maravillosa

    diciembre 1, 2019
     En 1953, el cineasta y escritor griego Ado Kyrou escribió un libro apasionante titulado Le Surréalisme au cinema y confesó que estaba harto y aburrido de levantar las vestiduras de los ángeles del cielo para constatar si tenían o no algún tipo de sexo extraño o misterioso.
    Hoy, cercano como estoy de mis 90 años, también he decidido dejarlos en paz y dedicarme más bien a detectar sus presencias físicas entre nosotros. No son muchos; más bien abundan en mi cercanía seres de inteligencia esclarecida, aunque limitada por el exceso de convenciones o animados por buenas o malas intenciones y egos desorbitados; hay también dentro o fuera de la política y de la vida social un exceso de seres toscos y de almas erosionadas. Pero los ángeles solo se agitan en los espíritus de la gente más sencilla.
    Recuerdo al estilista o peluquero francés famoso en la Caracas de hace más de medio siglo que dedicó la generosidad de sus últimos años a recorrer los asilos y orfelinatos para cortar el pelo a los ancianos y a los niños huérfanos. ¡Era un ángel y no nos dábamos cuenta!
    Kyrou descubrió que solo en la realidad que nos envuelve y a veces nos maltrata es donde se encuentra lo verdaderamente fantástico, donde se refugia el maravilloso esplendor de la vida. Hizo suya la confesión de André Breton de amar a los fantasmas que entran por la puerta a pleno mediodía y de observar que los personajes de Giorgio Chirico  o  de  René Magritte solo pueden entrar por una puerta tan real y verdadera que parece pintada por ellos.

    Por ser un materialista obcecado, pudo Kyrou amar como amó a lo imposible. Los seres y los objetos, dijo, son inmensamente ricos y secretos, y lo maravilloso estalla únicamente sobre la tierra que pisamos y vive a nuestro alrededor. Los magos de los países “salvajes” y los alquimistas solo alcanzan lo maravilloso cuando destruyen, a veces sin quererlo, toda idea de poder supremo, de fuerza extraterrestre, de motor inmóvil. Kyrou se refiere a quien no merece ningún mérito si por prudencia, miedo a la muerte o por urgencias de tranquilidad cree en aparecidos. No habrá ningún asomo maravilloso, dijo Kyrou, en un hombre que crea que su madre es virgen. Por el contrario, la mirada del ser que amamos es el puente que conduce y encamina a las fuerzas de la otra ribera a esta donde me encuentro y esas fuerzas son terrenales, al igual que la mirada. Y es allí donde reside la magia que en lugar de reducir al hombre al rango de animal doméstico arrodillado lo eleva y le otorga conciencia de la fuerza de su rebeldía y le hace palpar los tesoros que lo rodean y que él se niega a ver. Porque los fenómenos llamados “sobrenaturales” no son más que poderes humanos aun desconocidos o magníficos símbolos de las fuerzas terrenales. ¡Es así! Todo lo que conocemos, ¡Kyrou se exalta!, todo lo que podamos encontrar, lo que podría conmovernos ya existe, se encuentra allí donde quiera que estemos, en algún lugar de nuestro sistema planetario.
    Sueño y mientras sueño, dijo el escritor y cineasta griego, creo vivir porque lo fantástico deja de serlo y se hace real. ¡También lo digo yo! Lo mejor de lo fantástico, declaró Breton, es que cuando deja de serlo solo queda la realidad. Desde ayer, a pesar de estar sordo y de los años que llevo intentándolo, comencé a sentir el rumor de los árboles cuando no sopla el viento y me estremezco más que nunca al ver florecer las plantas del jardín y me hundo en el júbilo de lo maravilloso. Y los caballos de la imaginación que nerviosos encorvan el lomo detrás de mi mirada galopan ahora libremente no por las praderas de la fantasía sino por la soleada llanura que me hace humano y sensible.
    Basta con invertir los términos y en lugar de ser los niños quienes asustan a los pájaros son las gaviotas de Bodega Bay las que en 1963 asustaron a Melanie Daniels, hirieron a los niños y permitieron que aparecieran Los pájaros, de Alfred Hitchcock. Los términos siguen siendo los mismos: reales, visibles, tangibles, pero la realidad de Bodega Bay sufrió con el ataque de las gaviotas un vuelco de estrepitoso escándalo.
    Murnau realizó Nosferatu en 1922. No pudo utilizar el nombre de Drácula por problemas de derechos de autor con la viuda de Bram Stocker. Pero la Imperial, el carruaje que lleva a Harker el agente de bienes raíces al lúgubre castillo del Voivoda en los siniestros Carpatos de Transylvania es el mismo que usa Harker en la novela.
    "Al cruzar Harker el puente, dice la didascalia, los fantasmas vinieron a su encuentro”. Murnau no obliga a Harker a pasar de la realidad al ámbito de lo fantástico. Solo cruza el puente que separa a una realidad de otra. Equivale a abrir la puerta sin saber con qué nos encontraremos al abrirla. Al enfrentarse Harker a un ser insólito que reside en un lugar fantástico, el terror admite que convive con la vida de Graf Orlock, el Vampiro: una vida muerta y entristecida que vaga por la eternidad sin conocer el amor. ¡Pero nada ocurre a espaldas de la realidad! Desconcertado, Harker advierte que el castillo de Orlock es un país insólito que se encuentra dentro de otro país.
    ¡Y los fantasmas, una vez más, vuelven a entrar y a salir por las puertas en pleno mediodía!
    FUENTE: EL NACIONAL
    REMISIÓN: Alfredo Cedeño 

    sábado, 9 de noviembre de 2019

    Justicia española autorizó extradición de Hugo Carvajal a EE UU. El Nacional.



    Hugo Carvajal, ex jefe de inteligencia militar durante el gobierno de Chávez | Hugo Carvajal
    La Justicia española autorizó este viernes la extradición a Estados Unidos del mayor general retirado Hugo Armando Carvajal.

    Carvajal, que asumió el cargo de jefe de contrainteligencia con Hugo Chávez y con Nicolás Maduro, es acusado de narcotráfico.

    En septiembre, la Audiencia Nacional española denegó la entrega. Consideró que Estados Unidos la solicitaba por una motivación política. Asimismo, reprochó a ese país que no había concretado los cargos que le imputaba.

    La Fiscalía apeló la primera decisión sobre Carvajal y el pleno de la Audiencia decidió este viernes aceptar la extradición.

    A Carvajal, de 59 años de edad, lo detuvieron en España el 12 de abril en virtud de una orden de arresto de Estados Unidos. Ese país lo reclamó por haber querido inundarlo con toneladas de cocaína. Presuntamente la introducía en ese territorio con ayuda en ocasiones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

    Motivos políticos
    La Audiencia Nacional celebró una vista el 12 de septiembre en la que Carvajal alegó que la petición de Estados Unidos carecía de fundamento. Añadió que respondía a motivaciones políticas puesto que, según su abogada, lo único que pretendía era sacarle información sobre el gobierno de Chávez.

    “Yo en la justicia de Estados Unidos no confío. El solo hecho de que me hayan hecho lo que hicieron es suficiente motivo. No voy a tener derecho a la defensa de ningún tipo y a promover pruebas tampoco”, dijo ante el tribunal español.

    Carvajal, que se declara ahora seguidor de Juan Guaidó, presidente interino,  se sintió perseguido tanto en Estados Unidos como en Venezuela, por Nicolás Maduro. “Lo conozco lo suficiente y sé de lo que es capaz”, aseguró.

    Tras la vista, la Audiencia Nacional rechazó la extradición porque Estados Unidos solo se basaba en una declaración jurada de un miembro de la DEA. Este le atribuía a Carvajal “una conducta abierta, abstracta e inconcreta en tiempo, lugar y actos”.

    El tribunal español vio también motivaciones políticas en la petición de entrega, «dentro de la estrategia política estadounidense respecto a Venezuela».


    Estados Unidos le atribuye delitos de narcoterrorismo por ser parte de una estrategia dirigida desde la Presidencia de la República de Venezuela, con la cooperación de las FARC, para introducir en ese país “grandes cantidades de cocaína”.

    FUENTE: EL NACIONAL 

    martes, 24 de septiembre de 2019

    Se caen las caretas. Por: Genaro Mosquera. El Nacional.

    Se caen las caretas

    La indescriptible desesperanza del venezolano se hace patente en estos días; el cinismo, la mentira y la burla de los voceros del régimen se hace presente sistemáticamente ante la opinión pública. Todo ha sido burlado, denuncias de todo orden, nacionales e internacionales en contra del régimen, inducido para provocar la salida del régimen han sido infructuosas. El régimen dictatorial se jacta y burla de los países democráticos. El país y sus instituciones están en manos de la delincuencia y de usurpadores, ductores o colaboracionistas, donde traidores que se dicen de oposición se pliegan ya abiertamente quitándose la careta y apoyando sin condiciones los designios del régimen en un vergonzoso accionar de cohabitación y complicidad.
    La aspiración de rescatar la democracia se enfrenta al cinismo de negociar la impunidad a cambio de unas elecciones precipitadas, soslayando las aspiraciones verdaderamente democráticas. En Venezuela perdimos el control para la canalización de un cambio. El rescate de la libertad y de la democracia solo puede estar en la única acción posible y es la de provocar la salida del poder usurpado, forzar la salida de la invasión cubana, sacar la guerrilla del control regional, desestabilizar al narcotráfico y lograr la desvinculación con los intereses geopolíticos de países no democráticos.
    Esta necesidad tropieza con una poderosa obstrucción que es utópica derribarla mediante una negociación con delincuentes y usurpadores basada fundamentalmente en una elección electoral apresurada llevada a cabo con la perversa estrategia del régimen y de una oposición en manos de connotados dirigentes desprestigiados cuya convivencia se ha puesto de manifiesto sin rubor y desvergonzada estimulando una acción engañosa acordada de supuestas elecciones donde lo que importa es tener un gobierno electo de cualquier manera para lavar la cara de la crítica internacional, validar el poder por el poder, proteger desmanes, otorgar impunidad al chavismo y continuar ejerciendo el horror y la corrupción sin límites.
    Una solución negociada no puede dejar de lado la impunidad a los responsables del desastre venezolano, de aquellos que han violado la Constitución, que han afectado la seguridad nacional de países democráticos, y la complicidad con el narcotráfico, proteger la guerrilla, propiciar la invasión cubana que convirtió al país en una provincia de ellos con el apropiamiento ilegítimo de sistemas, instituciones, recursos de todo orden y complementariamente la protección de intereses y de actores externos que al fin han puesto su huella en territorio americano.
    La estrategia del mantenimiento del poder por parte del régimen se consolida con la ayuda y habilidades de traidores de la mal llamada oposición, que ven en la negociación electoral no solo su supervivencia política, sino del aprovechamiento del poder por la vía electoral sin pensar en las consecuencias de un país destruido que no tolera la incertidumbre de los meses por venir.
    Parece que nadie toma en cuenta las decisiones del TSJ legítimo cuando invalidó el sistema electoral, sentenció la usurpación y la obligación constitucional de penar a los responsables de la corrupción y de los operadores del CNE por la instigación a delinquir y engañar con elecciones fraudulentas continuas, que al ser descubiertos los convierten en sujetos al margen de la ley y que deben responder por sus actos delictivos.
    Seamos claros en el tema electoral que con tanto fervor se propaga nacional e internacionalmente. Es imprescindible sustituir y enjuiciar a las autoridades electorales, responsables nacionales y regionales, por personas que reúnan los requisitos de independencia y honestidad, seleccionados de acuerdo con los procedimientos legales muy claros donde no pueden intervenir personas con antecedentes poco claros como lo son los que desesperadamente maniobran para ingresar al sistema y proteger intereses del régimen.
    Es absolutamente necesario expulsar del sistema a funcionarios del gobierno cubano que se apropiaron del sistema de identificación y desarrollar un nuevo sistema de identificación para determinar quiénes son venezolanos de verdad y respetar su derecho al voto. Basado en un documento de seguridad y de elementos biométricos desarrollado y asesorado por organismos internacionales que incluyan a la diáspora de más de 5 millones de venezolanos, necesitada de una organización electoral para ejercer en el exterior sus derechos apoyados en un servicio consular que requiere cambiar su estructura y legalidad.
    El sistema electrónico está viciado, incluso declarado por los propios cómplices del régimen cuando sus operadores huyeron al caérseles la careta con sus tramposerías. El venezolano común no puede continuar aguantando un año más esta desdicha, miseria y mucho menos involucrarse en una elección cuyo resultado será nuevamente fraudulento y su resultado tendría una composición donde el chavismo será actor fundamental ocultando sus culpas, gozando de impunidad ante sus fechorías golpistas y corruptelas.
    La solución a nuestros problemas no está en la negociación mencionada, ni en elecciones apresuradas hechas mediante pactos sustentados en engaños y falsas expectativas sin cumplir con premisas importantes tales como la necesidad de echar del país a los depredadores del ejército cubano, la eliminación de las bases rusas que osaron instalar puestos militares en territorio nacional apuntando sus misiles a países democráticos, a detener la política de pago de las deudas chinas a cambio de permitir la depredación de los recursos naturales, echar a las FARC y al ELN y suprimir los controles militares que ejercen abiertamente en el país, a los islamistas que tienen sus bases de entrenamiento en Venezuela y a los que trafican con los recursos pervirtiendo el sistema financiero internacional, de ladrones y especuladores que sobreviven a costilla de los desposeídos que mueren de hambre y producen el deterioro de la salud, de detener el éxodo de gente que ya es rechazada con restricciones internacionales que los somete a la xenofobia y a la esclavitud de la supervivencia.
    Echar del poder al régimen no se logra con negociaciones, sino sola y únicamente con la solidaridad y acción directa de una coalición militar que no puede permitir que el globo se contamine con la corrupción, pérdida de valores, la ética y la democracia. Este país no soporta más a los eternos traficantes enriquecidos bochornosamente paseando su prepotencia y desfachatez por medio mundo a costilla del dinero robado. Esa solución no está en negociar elecciones sin preparación y transparencia; es echándolos y la única forma es por la fuerza, con gente honorable que mejore las condiciones institucionales, que inicie un programa de reconstrucción nacional y finalmente retome la vía democrática con un sistema electoral que permita democráticamente elegir a sus gobernantes, incluyendo a los propios dirigentes de las organizaciones que detentan las bases democráticas de las instituciones, partidos políticos y gremios.
    FUENTE: EL NACIONAL 

    REMISIÓN: Humberto Marcano


    martes, 27 de agosto de 2019

    Después de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Por: EL NACIONAL.

    Daniel Ortega, Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel

    Después de Venezuela, Cuba y Nicaragua

    Coincido con aquellos analistas que sostienen que el final del régimen de Maduro tendrá numerosas consecuencias en el plano internacional, que podrían examinarse en varios capítulos. Para la Bolivia gobernada por Evo Morales; para la Argentina a punto de regresar a las redes de corrupción de los Kirchner; para Lula da Silva, preso por corrupto; para el prófugo Rafael Correa; para el exhibicionismo populista de López Obrador; para las agrupaciones narcoguerrilleras como el ELN y las reagrupadas FARC; para distintos carteles de la droga de Colombia y Perú; para los socios de los circuitos dedicados al contrabando de combustibles, maderas, minerales, alimentos y medicamentos, que operan al otro lado de las fronteras con Brasil y Colombia; para los inescrupulosos que se enriquecen a costa del hambre de las familias venezolanas; para beneficiarios como Gustavo Petro; para el ramillete de sinvergüenzas que viajaron a Caracas desde distintas partes del continente para participar en los grandes banquetes, juergas y borracheras del Foro de Sao Paulo, los últimos días de julio; para los bandas que estafan, roban, secuestran, explotan y someten a quienes huyen del territorio venezolano, a menudo, sin una moneda en el bolsillo; para todos estos las cosas serán muy distintas, porque las arcas de Venezuela y los propios venezolanos dejarán de ser un botín que se reparte a diario.

    No solo en el continente, también en otras partes del mundo habrá cuestiones que revisar, reordenar, investigar, eliminar, ajustar, impugnar o denunciar. Centenares de acuerdos, negociados, intercambios o tratos sin soporte legal, contrarios al interés nacional, violatorios de la Constitución y las leyes respectivas, que se hicieron con gobiernos o empresas de China, Rusia, Bielorrusia, Irán, Corea del Norte, Turquía, Vietnam, la India y algunos otros. Desde 1999 se han anunciado acuerdos, viajes de delegaciones, comisiones, intercambios, firma de contratos, obras diversas, creación de empresas y de proyectos de infraestructura, que no se hicieron, que se abandonaron al poco tiempo, que se interrumpieron o que se derrumbaron. ¿Podríamos tener tan siquiera una somera idea de cuánto han costado los viajes de Chávez, Maduro, centenares de ministros, miles de funcionarios, asesores, familiares, queridas, queridos, asistentes, amiguetes, guardaespaldas, niñeras, médicos, enfermeras, cocineros y más? ¿Tenemos derecho a saber a cuánto asciende el monto de los gastos incurridos por los constantes viajes de funcionarios venezolanos a Cuba? ¿O los de Padrino López a Rusia? O, a la inversa, ¿será posible investigar y saber cuánto han costado a la nación venezolana las visitas de las Marta Harnecker, los Juan Carlos Monedero, los Maradona, los Danny Glover, los Ramonet, las Hebe de Bonafini, las Eva Golinger y otros varios centenares de parásitos comunistas, usufructuarios de la industria petrolera venezolana?

    A esto voy: realmente no tenemos una idea de la extensión y profundidad del modo en que se han dilapidado los bienes y los recursos venezolanos. Becas, donaciones, viáticos, ayuda, boletos aéreos, pagos de hoteles, de restaurantes, asesorías, contribuciones para los más diversos fines, alcanzan una cuantía única en el mundo: miles de millones de dólares. La destrucción del patrimonio nacional no se limita a los grandes hechos de corrupción: también se ha producido un desangramiento constante a través de estas prácticas burocráticas y frecuentes que, en otra escala, también son corruptas y abusivas.

    En cuanto se produzca el final de la dictadura, no solo saldrán a la superficie los hechos menos visibles de la gigantesca operación de robo que es y ha sido la revolución bolivariana. También se producirá la aceleración del derrumbe de las otras dos dictaduras comunistas que se mantienen en Centroamérica: la de los hermanos Castro en Cuba –ahora mismo atendida por uno de sus funcionarios más serviles, Miguel Díaz Canel–, y la que encabezan Rosario Murillo, Daniel Ortega y el resto de los miembros del cartel Ortega-Murillo en Nicaragua.

    La relación del chavismo-madurismo con Cuba se constituirá en el más abundante capítulo de la corrupción en estos veinte años. Probablemente no hay en la historia del mundo un caso semejante: que el poder gobernante de un país tenga como su principal política económica la de trasvasar, a través de toda clase de mecanismos, algunos de ellos abiertamente ilegales, la mayor cantidad de recursos financieros que sea posible.

    Porque no se trata solo del regalo en crudos y combustibles. Eso es una parte, la operación más escenográfica de todas, que nos impide ver las demás. Chávez y Maduro le han entregado al castrismo el control y cuestiones clave relativas a la seguridad nacional, operaciones empresariales, importaciones, recursos ingentes a cambio de servicios o asesorías que no existían, se han financiado la reparación o reconstrucción y hasta la construcción de obras de infraestructura, que se disfrazaban en partidas de inexistentes proyectos de mantenimiento de autopistas, carreteras, escuelas y hospitales en Venezuela.

    En una medida menor, pero haciendo uso de técnicas semejantes, el régimen, otra vez con dineros nacionales, de forma inconsulta, ilegal y secreta, ha financiado la dictadura de Murillo y Ortega, ha enviado escuadrones para reprimir y disparar a sus ciudadanos, ha creado mecanismos para lavar los dineros productos de la corrupción, ha sido impulsor de políticas semejantes para destruir los medios de comunicación y liquidar el derecho ciudadano a estar informado.

    Primero se acabará la dictadura en Venezuela. Y, una vez que el menguado goteo de recursos se acabe de una vez por todas, le seguirán las de Nicaragua y Cuba.

    FUENTE: EL NACIONAL 

    IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Radio Televisión Martí 


    martes, 23 de enero de 2018

    La Bergoglio-política. Por: HÉCTOR E. SCHAMIS @hectorschamis OPINIÓN. @Pontifex_es

    La Bergoglio-política

    El Papa debería practicar una democracia de la solidaridad


    Lo dijo muy bien el periodista Diego Cabot: "¿Venís al barrio seis veces y nunca me tocás el timbre?" Es un tuit, pero al leerlo casi se puede escuchar el acento porteño en el reproche. Tal vez con tonada del propio barrio de Flores, allí de donde Jorge Bergoglio, hoy Francisco, es oriundo.

    Es que cada viaje del Papa a América, y es el sexto justamente, termina en un debate sobre dónde no va, en lugar de dónde sí. Su avión cruza el espacio aéreo argentino camino a Chile y Perú, o llega a Brasil, aterriza en La Paz y sigue a Asunción, pero jamás desciende en Ezeiza para ir a tocarle el timbre a sus vecinos de Flores. Para muchos es un deliberado desplante al presidente Macri.

    Lo cual todavía hoy desconcierta. Ello debido a que, siendo Cardenal Primado de Argentina y Arzobispo de Buenos Aires, y cuando era sistemáticamente agredido desde la Casa Rosada, su principal aliado en la zona de la Plaza de Mayo era el entonces Jefe de Gobierno de la ciudad, Mauricio Macri.

    El encono kirchnerista era tal que cuando fue elegido Sumo Pontífice en marzo de 2013, Cristina Kirchner entró en un torbellino de verborragia contra él, acusándolo hasta de haber sido cómplice del secuestro y cautiverio de dos sacerdotes jesuitas en 1977. El odio se transformó en amor dos días después, por supuesto, ni bien las encuestas revelaron que los argentinos estaban más que felices por tener un Papa compatriota.

    De ahí que irrite que Bergoglio haya adoptado la estrategia de la pose fotográfica, una actuación que además satura: parco cuando Macri lo visitó en Roma y alegre, sonriente y cálido con cuanto miembro de la nomenclatura kirchnerista se encuentre, incluida la propia Cristina Kirchner en cinco oportunidades y varios de los procesados por corrupción de su gobierno.

    El Papa tal vez ya haya administrado el perdón divino a quienes lo maltrataron por años, pero en Argentina causa perplejidad. Esa es la Bergoglio-política, una acrítica propensión a lo nacional y popular—al relato insustancial de lo nacional y popular, esto es— y una mirada algo estrecha y basada en mitos antiguos. Como cuando dijo, varias veces, que el problema de América Latina es "el liberalismo económico fuerte" porque "los sistemas liberales no dan posibilidades de trabajo y favorecen delincuencias". Los chavistas piensan igual.

    He aquí el instrumental cognitivo que el Sumo Pontífice lleva a todas partes. Con lo cual la perplejidad de los argentinos se exporta a otras latitudes. Lo mismo ocurrió en Chile esta semana; el mismo prejuicio, la misma sobreactuación fotográfica. Allí se ve a un Bergoglio exultante de alegría con la presidenta Bachelet, y se ve a un Bergoglio frío, con cara de disgusto en la foto con el legítimo presidente electo Piñera, a quien no vio en privado. Tal vez debido a que Piñera es liberal. 

    La Bergoglio-política se acerca a todo aquel que tan solo hable mal del liberalismo, sin importar si se ha enriquecido en el poder, como los Kirchner; si mantiene una dinastía absolutista en pleno siglo XXI, como los Castro; o si es un déspota inepto y criminal, como Maduro. Bergoglio les sonríe a todos ellos, pero no a los Macri y los Piñera, las Damas de Blanco que rechazó ver, y las esposas de los presos políticos venezolanos que se encadenaron en la Plaza de San Pedro sin ser recibidas.

    La situación de Venezuela merece un párrafo aparte. El silencio de Bergoglio ante la perversidad del régimen es ya intolerable, es decir, frente a la represión, los crímenes, el hambre, la enfermedad y el destierro que sufren los venezolanos. Mientras se hallaba en Chile ocurrieron las ejecuciones extrajudiciales de Óscar Pérez y su grupo de policías rebeldes, sin que se escuchara una sola palabra del Papa.

    Pero así es la Bergoglio-política, dogmática, más que tolerante e inclusiva, y al mismo tiempo pragmática en lo que no debe: los principios. Las víctimas de aquellos que declaman contra el capitalismo, pero que se han enriquecido con él, parecen tener menos importancia que las víctimas de la explotación del capitalismo.

    Ya que hace política, el Papa debería practicar una democracia de la solidaridad, ofreciéndola a todo aquel que sufre y que ha sido despojado de derechos, en vez de seleccionar ideológicamente a quien. Ello resta y excluye por definición, contradice su misión primordial.

    Como lo resumió la Diputada Lilita Carrió en una entrevista en marzo de 2016: "Fue elegido Papa y jefe espiritual, no dirigente de una Unidad Básica. Es un líder espiritual que le gusta el poder como a nadie. Bueno, que lo ejerza en el Vaticano. Los fieles no queremos que sea peronista, macrista ni nada. Queremos que sea el pastor de todos".

    Y "todos", tratándose del Papa, también quiere decir "todos en todo el mundo". Para ser el pastor de todos debe archivar la Bergoglio-política.

    Twitter: @hectorschamis
    FUENTE: El País Internacional 

    IMAGEN SUPERIOR: @ElNacionalWeb / @edoilustrado


    sábado, 8 de abril de 2017

    VENEZUELA: Luego de la huida, la transición. Por: Miguel Henrique Otero.


    • "Maduro y su pandilla, dejarán atrás un país en ruinas. Cuando se revise el estado de los bienes públicos, los venezolanos experimentaremos un espanto que hasta ahora no hemos conocido". (Ilustración: Victor Sanjinez)




    • Luego de la huida, la transición, por Miguel Henrique Otero

      "Dentro y fuera de Venezuela hay las energías, los recursos y talentos necesarios para afrontar lo que viene".

    • Miguel Henrique Otero
    • Presidente editor de El Nacional de Venezuela

    • No creo que sea posible, a esta hora, especular con alguna certidumbre, sobre cuál será el camino que nos conducirá a la transición. Me explico: dentro y fuera de Venezuela, se comparte un mismo criterio general: la narcodictadura es inviable. Llegó a un punto de colapso y resquebrajamiento interno. No me refiero solo al avance de las investigaciones sobre la participación de numerosos jerarcas en el negocio del tráfico de drogas hacia México, Estados Unidos y Europa, cuya gravedad está causando asombro en los organismos especializados. Hablo, también, del punto final de la gobernabilidad, de una gestión impotente ante el crecimiento del hambre y la enfermedad, cuyas políticas, día a día, no mejoran sino que empeoran los problemas.
    Cómo llegaremos a la transición, eso es algo que está por definirse. ¿Se producirá una estampida hacia la Base Aérea Francisco de Miranda, desde la que despegarán los cuatro aviones previstos para ello, rumbo a La Habana? ¿Se verá obligado el gobierno a llamar a la conformación de un gobierno de transición, que incluya a factores ajenos al chavismo-madurismo? ¿Se producirá un desenlace como producto de una exigencia del sector militar? ¿Finalmente, se producirá una convocatoria a elecciones, cuyo resultado, como sabemos, será una derrota sin matices para el gobierno? ¿Habrá una revuelta en el propio en el seno del propio gobierno para remplazar a Nicolás Maduro e intentar un gobierno sin la participación de los narcofuncionarios?
    Todas estas opciones son posibles. Los analistas, incluso los del gobierno de Maduro, no saben cuál será el procedimiento que nos conduzca a la transición. He tenido la oportunidad de escuchar a un alto funcionario de seguridad del gobierno, que me ha contado los escenarios de evacuación que Casa Militar, la Dirección de Contrainteligencia Militar del Ejército y el Sebin, han previsto. Se ha hecho una contabilidad de los vehículos blindados y en buen estado, que están disponibles –hay varios parados por falta de repuestos–. Hay cuatro rutas dispuestas para llegar a La Carlota, así como las unidades que estarán a cargo de la escolta. El problema es que el número de butacas disponibles para salir de Venezuela, es limitado en relación a la demanda. La opinión de los militares responsables de la huida es que no puede seguir retrasándose la decisión de quiénes tendrán su asiento asegurado en el exilio habanero.
    Pero la cuestión más importante, es el complejo proceso de transición que se iniciará muy pronto. La sociedad democrática debe tomar conciencia de ello y prepararse con la responsabilidad necesaria. Venezuela está destruida. Destruidos sus hospitales y escuelas. Destruidas la infraestructura y las empresas públicas. Destruidas y saqueadas sus instituciones. Destruidas las instalaciones de la industria petrolera.
    Hay un empobrecimiento visible –el que causa el declive de la producción petrolera, el arrasamiento del sistema productivo nacional y la corrupción que no cesa–, pero también realidades que permanecen ocultas en galpones, en estacionamientos, en patios de almacenamiento, en enormes terrenos alejados de las vías de circulación o en el interior de edificaciones públicas. Maduro y su pandilla, dejarán atrás un país en ruinas. Cuando se revise el estado de los bienes públicos, los venezolanos experimentaremos un espanto que hasta ahora no hemos conocido.
    Aun así, soy optimista. Dentro y fuera de Venezuela hay las energías, los recursos y talentos necesarios para afrontar lo que viene. No solo contamos con experiencias y gerentes del más alto nivel mundial: también me he encontrado con la disposición de centenares de profesionales venezolanos que están en distintas ciudades, que me aseguran que, apenas cambien las cosas, volverán al país. Volveremos desde todas partes. Muy pronto. A dar inicio a la reconstrucción de Venezuela. La transición está cerca. Basta asomarse a la calle para escucharla.
    FUENTE: EL COMERCIO 
    REMISIÓN: Cnel (Av) Francisco Daniel Gonzáñez Villanueva 

    martes, 7 de marzo de 2017

    Del FIM. Para G/J (Ej) Vladimir Padrino López


    Señor Gral. en Jefe (Ej.)
    Vladimir Padrino López
    Ministro de la Defensa y
    demás miembros del Alto Mando Militar
    Su Despacho:
     
    El Frente Institucional Militar se dirige a ustedes, sorprendidos como nos encontramos ante la reseña publicada por el periodista Hernán Lugo-Galicia en el diario El Nacional, en su edición del 27 de febrero de este año. El mencionado periodista narra con detalle las reuniones realizadas entre el ministro de la Defensa, el Alto Mando Militar y los comandantes de Regiones Estratégicas de Defensa Integral los días 10 y 21de febrero de este año para discutir la guía de planeamiento del general Vladimir Padrino López. Es imposible no aceptar como ciertas las informaciones allí señaladas ante la inexistencia de un comunicado del ministerio de la Defensa desmintiéndolas. En dichas reuniones se trataron aspectos de suma importancia para el destino de Venezuela, en medio de planteamientos inconstitucionales, que de realizarse comprometerían totalmente las libertades ciudadanas y la democracia venezolana. La guía de planeamiento del general Padrino López mantiene, como tesis central, que la Fuerza Armada Nacional debe defender la revolución socialista enfrentando a sus enemigos externos e internos: “los Estados Unidos, sectores de la oposición democrática y la delincuencia organizada”.
    Atacar a los Estados Unidos, sólo por el interés político de utilizar la bandera antinorteamericana para obtener beneficios electorales, puede comprometer el destino nacional. Ustedes deben entender que las relaciones económicas entre los dos países son de tanta importancia que, de mantenerse la equivocada y agresiva política exterior del régimen madurista, podría terminar en una grave disminución de la compra de petróleo venezolano. Imagínense, lo que eso significaría para la subsistencia de nuestro pueblo. También es absurdo considerar como enemigo interno a algunos sectores de la oposición democrática. Hacerlo, comprometería la función constitucional de la Fuerza Armada Nacional que establece en el artículo 328: “En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”. Defender la revolución socialista es colocar a nuestra Institución al servicio del PSUV, teniendo que pagar, de una manera absolutamente injusta, los gravísimos errores que han cometido los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.
    Uno de los aspectos más delicados tratado en dichas reuniones fue la posición que mantuvo el general Padrino: “Estamos sometidos a una guerra no convencional cuyo objetivo es la mente del hombre, debilitar su capacidad y voluntad de lucha, debilitar al Estado y sus instituciones, debilitar la FANB”. De aceptarse tan absurda y catastrófica visión estaríamos al borde de una “guerra de cuarta generación”, que conduciría a la Fuerza Armada Nacional a incrementar inconvenientes medidas represivas contra los venezolanos, vulnerando totalmente sus derechos ciudadanos tales como el pluralismo político, el derecho al voto, la libertad de expresión, el funcionamiento de los partidos políticos y pare usted de contar, transformando a nuestra democracia en una neo-dictadura, al violar flagrantemente el artículo 2 constitucional que establece: ”Venezuela se constituye en un estado democrático y social de Derecho y de Justicia”. Esta posición del general Padrino no interpreta a cabalidad la realidad nacional: nuestro pueblo enfrenta diariamente el hambre y la muerte ante la total escasez de productos de primera necesidad y de medicinas.  Coadyuvar en la resolución de esa tragedia debería ser el objetivo fundamental de nuestra Fuerza Armada Nacional.
    Las novedades que plantearon los comandantes de las grandes unidades de combate en dichas reuniones vulneran gravemente el profesionalismo militar y la moral de combate de nuestra Fuerza Armada. Dichas novedades fueron las siguientes : “es necesario mantener el 70 % del material de guerra en condiciones de ”conservación”, sólo utilizando el 30 % para desfiles, paradas y entrenamiento; es tal la aguda escasez de alimentos y medicinas en las unidades militares que nos obliga a enviar a sus casas a un creciente número de nuestros soldados; el entrenamiento de nuestros efectivos no puede realizarse como corresponde debido  a la obsolescencia del material de guerra y la escasez de municiones. No tenemos duda que esas novedades comprometen gravemente la operatividad de nuestra Fuerza Armada. Lo inexplicable es que la Fuerza Armada recibió miles de millones de dólares, para la adquisición de material de guerra, en estos dieciocho años de desgobierno chavista. Nuestro pueblo y los miembros de la Fuerza Armada Nacional exigen de ustedes una clara y terminante respuesta.
    El Frente Institucional Militar opinó públicamente, en diversas oportunidades, que la nueva política de adquisición de material de guerra, establecida por el teniente coronel Hugo Chávez era equivocada, como también lo era su política exterior y de defensa nacional. Lamentablemente nunca fuimos escuchados. Imaginarse, que el presidente de Venezuela, una potencia media de la América Latina, podía transformarse en un importante líder para influir en las grandes y trascendentes decisiones mundiales era un despropósito producto de un exagerado egocentrismo que condujo a Venezuela a su actual tragedia nacional. Nosotros sostuvimos, con firmes razonamientos técnicos, que transformar nuestro sistema logístico occidental, que nos había permitido adquirir en Inglaterra, Estados Unidos, Italia, Francia, Israel, y Brasil entre otros países, importantes sistemas de armas como fueron los vampiros, los destructores, los mirages, los F-16, los tanques AMX 13 y 30, los batallones y grupos de infantería mecanizada, sistemas de artillería mecanizada, las fragatas, los distintos sistemas de helicópteros y tantos otros medios de defensa, en un nuevo y desconocido sistema logístico con la finalidad de adquirir material de guerra en Rusia y China era un crimen contra Venezuela. Los resultados están a la vista. Sólo con recordar el caso del patrullero guardacostas Warao, de la Armada venezolana, encallado sin justificación alguna en las costas del Brasil en agosto de 2012 y la inexplicable desaparición, en diciembre de 2016, de un helicóptero del Ejército MI17 V5 en el estado Amazonas es muestra de esa desacertada decisión.
    Es evidente de que esos errores han lesionado el apresto operacional de nuestra FAN colocando a nuestro país en una dudosa capacidad de defensa ante un hipotético conflicto de guerra. Caracas, 6 de marzo de 2017.Frentemil2@gmail.com, @frentemil2.-
     
    Por el Frente institucional Militar:
     
    Vicealmirante Rafael Huizi Clavier    Cnel. (Ej.) Rubén Dario Bustillos R.
    Presidente del FIM                             Secretario de Organización    
     
    Vicealmirante Rafael Huizi Clavier. (Presidente del FIM)
    General de Brigada (Ej.) Teodoro Díaz Zavala. (Vice-presidente del FIM)
    Coronel (Ej.) Rubén Darío Bustillos Rávago. (Secretario de Organización)
    Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre (Representante del Ejército)
    General de Brigada (GN) Simón Figuera Pérez. (Representante GNV)
    Capitán de Navío Pedro Rafael Betancourt. (Representante de la Armada)
    Coronel (Av.) Ángel Rodríguez Campos. (Representante de la Aviación)
     
    General de División (Av.) Manuel Andara Clavier (Ex Presidente del FIM)
    General de Brigada (Ej.) Juan Antonio Herrera Betancourt (Ex Presidente del FIM)
    General de Brigada (GN) Miguel Aparicio Ramírez (Ex Presidente del FIM)
    General de División (Ej.) Fernando Ochoa Antich
    General de División (Av.) Maximiliano Hernández Vásquez
    General de División (Ej.) Carlos Julio Peñaloza
    Vicealmirante Julio Lanz Castellano
    Vicealmirante Andrés Eduardo Brito Martínez
    Vicealmirante Carlos Ramos Flores
    General de División (Ej.) Vicente Narváez Churion
    General de División (Ej.) Rafael Montero Revette
    General de División (Ej.) Raúl Salazar Rodríguez
    General de División (Ej.) Simón Luis Virgilio Tagliaferro
    General de División (Ej.) Jorge Tagliaferro De Lima
    General de División (Av.) Vladimir Filatov Riabkov
    General de División (Av.) Jesús Hung Abreu
    General de División (GN) José Barrios Dulcey
    General de División (GN) Rafael Damiani Bustillos
    General de División (GN) Luis Camacho Kairuz
    General de División (Av.) Justo Saavedra
    General de División (Av.) Antonio Morales González
    General de División (Av.) Freddy Yánez Méndez
    General de División (Av.) Julio García Pino
    General de División (Av.) Regulo Anselmi Espin
    General de División (Ej.) Adolfo Tovar Salas
    General de División (Ej.) José Antonio Olavarría Jiménez
    General de División (GN) Enrique Prieto Silva
    General de División (GN) Luis Felipe Nery Arrieta Ávila
    General de División (Av.) Iván Darío Jiménez
    General de División (GN) Landis Ferreira Zambrano
    General de División (GN) Marcos Pacheco Melgarejo
    General de División (Av.) Raúl Ramón Morales
    General de División (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo
    General de División (Ej.) Andrés Medina Torcat
    General de División (Ej.) Alfonso Romero Romero
    General de División (Ej.) Félix Cáceres Pinzón
    Vicealmirante Radamés Muñoz León
    Vicealmirante Freddy Mota Carpio
    Vicealmirante Héctor Ramírez Pérez
    Vicealmirante Efraím Díaz Tarazón
    Vicealmirante Mario Iván Carratu Molina
    Vicealmirante Julio Chacón Hernández
    Vicealmirante Rafael Bertorelli Moreno
    Vicealmirante Antonio Pérez Criollo
    Vicealmirante Jesús E. Briceño García
    General de Brigada (Ej.) José Gregorio González Rodríguez
    General de Brigada (Ej.) Juan Ferrer Barazarte
    General de Brigada (Av.) Néstor Sánchez Toro
    General de Brigada (GN) Antonio Contreras Escalante
    General de Brigada (Ej.) Evelio Gilmond Báez
    General de Brigada (GN) Domingo Rojas García
    General de Brigada (GN) Rafael Vera Ruiz
    General de Brigada (Ej.) Camilo Vethencourt Rojas
    General de Brigada (Ej.) Luis Felipe Párraga Barrios
    General de Brigada (Ej.) Raimundo Guisandes López
    General de Brigada (Ej.) Henry Lugo Peña
    General de Brigada (Ej.) Néstor González González
    General de Brigada (Ej.) Cesar Ramos Álvarez
    General de Brigada (Ej.) Rubén Medina Sánchez
    General de Brigada (Ej.) Guaicaipuro Lameda
    General de Brigada (Av.) Eduardo Caldera Gómez
    General de Brigada (Ej.) Gustavo Salas Paredes
    General de Brigada (Ej.) Bernardo Díaz Castillo
    General de Brigada (Ej.) Rafael Peña Pereira
    General de Brigada (Ej.) Ángel Vivas
    General de Brigada (Ej.) José Alberto Osorio García
    General de Brigada (Ej.) Juan de Dios Vierma Fuentes
    General de Brigada (GN) Humberto Seijas Pittaluga
    General de Brigada (GN) Orlando Hernández Villegas
    General de Brigada (GN) José Salazar Heredia
    Contralmirante Cesar Manzano Zavala
    Contralmirante Elías Buchzser Cabriles
    Contralmirante Luis Moreno Zambrano
    Contralmirante Eddy Guerra Conde
    General de Brigada (Av.) Mariano Márquez Oropeza
    General de Brigada (Av.) Pedro Pereira
    General de Brigada (Av.) Jorge Luis Guerrero Barrios
    General de Brigada (Av.) Eduardo Báez Torrealba
    General de Brigada (Ej.) José E. Godoy Peña
    General de Brigada (Ej.) Rene Sericia García
    General de Brigada (Av.) Román Gómez Ruiz
    General de Brigada (Av.) Omar Ruiz Rodríguez
    General de Brigada (Av.) Gonzalo Gómez García
    General de Brigada (Av.) José Luis Hernández Veroes
    General de Brigada (Av.) Barbino Silva Granados
    General de Brigada (GN) Raúl Cepeda
    General de Brigada (GN) Francisco Limongi
    General de Brigada (GN) Gilberto Mayorca
    General de Brigada (GN) Ramón Rodríguez Mayol
    General de Brigada (Ej.) Ennio Torres Izarra
    General de Brigada (Av.) Jorge Luis Guerrero Barrios
    Contralmirante José Velasco Collazo
    Contralmirante Eddie Ramírez Poveda
    Contralmirante Oscar Betancourt Patiño
    Contralmirante Gregorio Molleja Rodríguez
    Contralmirante Daniel Comisso Urdaneta
    Contralmirante Félix Antonio García Zambrano
    Contralmirante Rubén Germán Torres Leal
    Contralmirante Jorge Alberto Bustamante Cáceres
    Contralmirante Ricardo Hernández Hernández,
    Contralmirante Raúl Bustamante Pulido
    Coronel (Av.) Sammy Landaeta Millán
    Coronel (GN) Luis Lara Santamaría
    Coronel (Ej.) José Antonio Omaña Hernández
    Capitán de Navío Juan Bautista Márquez Moreno
    Capitán de Navío Julio Sánchez Correa
    Capitán de Navío Gonzalo Merino Valery
    Capitán de Navío Emilio De Rogatis Porreca
    Coronel (Ej.) Orlando Martínez Ugueto
    Coronel (Ej.) Manuel Antonio Ledezma Hernández
    Coronel (Ej.) José Antonio Omaña Hernández
    Coronel (Av.) Pedro Soto
    Coronel (Ej.) Antonio Varela
    Coronel (GN) Luis Morales Parada
    Coronel (Ej.) José Machillanda Pinto
    Coronel (GN) Artemio Boada
    Coronel (Ej.) Marcos Porras Andrade
    Coronel (Av.) Campo Elías Flores
    Coronel (Ej.) Otoniel Arellano Pérez
    Coronel (Ej.) Widman Olaf Alcalá
    Coronel (Ej.) Carlos Barito
    Coronel (Ej.) Oscar Duque Vivas
    Coronel (Ej.) Domingo Santana Gómez
    Coronel (Ej.) Yucepe Pilliery
    Coronel (Ej.) Gustavo Díaz Vivas
    Coronel (Av.) Juan José Farías Molero
    Coronel (Ej.) Juan José Rendón González                 
    Coronel (Ej.) José Jiménez Malavé
    Capitán de Navío Eduardo Ovalles Campero
    Capitán de Navío Carlos Rodríguez Bartoli
    Capitán de Navío Luis Guillermo Ramos Castillo
    Capitán de Navío Nelson Antonio Escalona Fernández
    Coronela (GN) Dido Cabrera Bustillos
    Coronel (Ej.) Emilio Méndez Martínez
    Coronel (Av.) Silvino Bustillos
    Coronel (GN) Antonio Semprun
    Coronel (GN) Hidalgo Valero
    Coronel (Ej.) Ángel Serrano
    Coronel (Ej.) Domingo Salazar Martínez
    Coronel (Av.) Enio Aldazoro
    Coronel (Ej.) Orlando Suarez Galeano
    Capitán de Navío Javier Sánchez Pereira
    Coronel (Av.) Oswaldo Martínez
    Coronel (Ej.) Carlos Daniel Rojas Pérez
    Coronel (Ej.) Atilano Carrillo Bracamonte
    Capitán de Navío Carlos Lavado Mottola
    Capitán de Navío Luis Salas Marcano
    Coronel (GN) Miguel Ángel Casanova Ostos
    Capitán de Navío Rubén Piña Saa
    Capitán de Navío Rafael Pérez sarmiento
    Coronel (Av.) Danilo Rodríguez
    Coronel (Av.) Juan Bautista Gómez Rojas
    Coronel (Av.) Emmanuel Calles Manzano
    Coronel (Av.) Ramón Francisco Guzmán Díaz
    Coronel (Av.) Jaime Salcedo Galvis
    Coronel (Av.) José Hernández Veroes
    Coronel (Av.) Humberto Álvarez Acosta
    Coronel (Av.) Jaime Salcedo Galvis
    Coronel (Av.)  Omar Parra Pérez
    Coronel (Av.) Danilo Rodríguez
    Coronel (Av.) Carlos Morales Jurado
    Coronel (GN) Carlos M. López
    Coronel (GN) Omar Dávila Flores
    Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez
    Coronel (GN) Francisco Limongi
    Coronel (Ej.) Manuel Ledezma Hernández
    Capitán de Navío Clímaco Rivero Moreno
    Capitán de Navío Humberto Lazo Cividane
    Capitán de Navío José Santín
    Capitán de Navío Bernardo Jurado Capecchi
    Capitán de Navío Alberto Shadah Udelman
    Capitán de Navío Eddy Méndez Pérez
    Capitán de Navío Oscar Ibarra Labady
    Capitán de Navío José Gregorio Noguera Torre
    Capitán de Navío Nelson Rafael Camarillo Morillo
    Capitán de Navío Juan Antonio Ramos Sánchez
    Capitán de Navío Ángel Valero
    Coronel (GN) José Bruzco Hernández
    Coronel (GN) Iván Henríquez
    Coronel (GN) Esmerio Delgado
    Coronel (GN) Omar Angel Aranguren
    Coronel (GN) Williams Linares
    Coronel (GN) Alirio Miguel Cabrera
    Coronel (GN) Alexander Flores Lamus
    Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez
    Coronel (GN) Alex E. Montenegro Méndez
    Coronel (GN) José Luis Quintana
    Coronel (GN) Gustavo Enrique Ferrer Barroeta
    Coronel (Ej.) Castor Torcat
    Coronel (Ej.) Nelson Castro Moreno
    Coronel (Ej.) Máximo Marchán
    Coronel (Ej.) Eduardo Guzmán Pérez
    Coronel (Ej.) Eduardo José Suarez Montana
    Coronel (Ej.) Gabriel Oscar Duque Vivas
    Coronel (Ej.) Valmore Loaiza Baduel
    Teniente Coronel (Ej.) Julio César Moreno
    Teniente Coronel (AV.) Guillermo Beltrán Vielma
    Teniente Coronel (Av.) Moisés Brunstein Reina
    Teniente Coronel (Ej.) Jesús López Planchart
    Teniente Coronel (Ej.) Cesar Augusto Becerra Lujan
    Capitán de Fragata Alejandro López Hernández
    Capitán de Fragata José Rafael Linares Badillo
    Capitán de Fragata Alonso Sader Castellanos
    Capitán de Fragata Reinaldo Ramírez Dala
    Capitán de Fragata Leopoldo Salas Rommer
    Teniente Coronel (Ej.) Pedro Tarcicio Donaires Lozada
    Teniente Coronel (Ej.) Antonio Torres Alvarado
    Teniente Coronel (Ej.) Isaac Antonio Tirado Gómez 
    Teniente Coronel (GN) Edgar Rodríguez Vicentelli
    Teniente Coronel (GN) Richard González
    Teniente Coronel (GN) Carlos Romero Rico
    Teniente Coronel (GN) Francisco Modesto Ignacio Serra Di Día
    Teniente Coronel (Av.) Iván Ballesteros
    Teniente Coronel (Av.) Arichuna Silva Romero
    Mayor (Av.) Luis Hartmann Ruiz
    Mayor (Ej.) José Ramón Salas La Riva
    Mayor (Ej.) Federico José Ventura Infante
    Mayor (Ej.) Ángel Landaeta Yánez
    Mayor (Av.) Raynell Mayella Martínez Mujica
    Capitán de Corbeta Ali Boscan
    Capitán (Ej.) Jesús Rojas Díaz
    Capitán (GN) José Carrero Marquina
    Capitán (GN) Orlando Velasco
    Capitán (Ej.) Jerry Suarez
    Capitán (Ej.) Alfredo Salazar Bohórquez
    Capitán (Ej.) Ricardo Salazar Bohórquez
    Capitán (Ej.) Wismerck Martínez Medina
    Capitán (GN) Pedro José Flores Rivero
    Capitán (Ej.) Carlos Blondell Tineo
    Capitán (Ej.) Víctor Rafael Salas Estupiñan
    Teniente de Navío Antonio Ríos Rojas
    Teniente de Navío Carlos Rodríguez
    Teniente de Navío Carlos Villalobos Franchi
    Teniente de Navío Henry Clemant
    Capitán (GN) Leonardo Carrero Araujo
    Teniente de Navío Pedro Pedrosa
    Teniente (GN) José Faria Briceño
    Teniente (GN) José Antonio Colina
    Teniente (Av.) Miguel José Bravo Escalona
    Teniente (Av.) Jorge Santa Cruz
    Teniente (Ej.) Daniel Eduardo Morales
    Teniente de Fragata Alexander Orozco
    Teniente de Fragata Carlos Rodríguez Briceño
    Teniente de Fragata Rafael Figueredo Cassini
    Segundo Teniente (Ej.) Carlos García Arcaya
    Cabo 1ro. (Ej.) Ernesto Pérez
    Cabo 2do. (Ej.) Ángel Humberto Martínez Camejo
     
    Más firmas en depósito

    REMISIÓN: Rafael Huizi Clavier 



     

    OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

    PRENSA ESCRITA

    FRASES CELEBRES

    FRASES CELEBRES
    FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

    10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

    10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
    Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias