Mostrando entradas con la etiqueta Carlos Peñaloza Zambrano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Carlos Peñaloza Zambrano. Mostrar todas las entradas

domingo, 29 de junio de 2014

La historia de Jorge Giordani (El Rasputín de Chávez) Por: G/D (Ej.) Carlos Julio Peñaloza Zambrano.

Carlos Julio Peñaloza: 

La historia de Giordani

La renuncia de este pilar de la revolución chavísta levantó una polvareda roja que acrecentó su carta fatídica. Este ingeniero electricista sin experiencia financiera fue convertido por arte de magia del galáctico en el zar de la economía. Su misión era destruirla para reemplazarla con la utopía comunista y casi lo logra. Para colmo este oscuro personaje que llego a ser el Rasputín de Chávez no nació en Venezuela. Es hijo de una pareja de comunistas de nacionalidad italiana y española respectivamente. Fue concebido en Madrid en 1939 y luego de una breve pasantía en Argelia fue importado en vientre a República Dominicana donde arribaron sus padres en 1940. Sus progenitores eran agentes del Comintern enviados para promover el comunismo en el feudo de Chapita Trujillo.  Posteriormente los soviéticos enviaron a la pareja Giordani a Venezuela en 1949 a cumplir la misma tarea.
Este inmigrante multinacional que arribó al país a los 10 años adquirió la nacionalidad venezolana después de los 21 años, sin renunciar a su nacionalidad dominicana. Para complicar más las cosas,tiene pasaporte italiano. Como vemos, Giordani tiene varias nacionalidades y de acuerdo con la Constitución Nacional no podía ser ministro de áreas estratégicas como la economía. El galáctico lo sabía, pero no le importo un comino al igual que hizo con Maduro.El héroe del Museo Militar estaba acostumbrado a violar la Constitución, a la cual llamaba despreciativamente “La bicha”, mientras socarronamente besaba el manoseado librito azul  burlándose de todos nosotros.
En su carta el monje relata parte de su pasado, pero deja fuera cosas importantes que no le conviene decir. Su saga merece ser conocida por los venezolanos. Su padre Primo Giordani junto con un hermano eran obreros de la construcción en Bolonia, Italia.Allí formaron parte de las fuerzas de choque comandadas por Mussolini en su época marxista. Cuando el Duce tomó el poder y se declaró fascista los hermanos Giordani lo abandonaron apoyando al socialista Giacomo Mateotti. Este político socialista denunciaba que Mussolini había cometido fraude y usaba la violencia contra la oposición, se estaba convirtiendo en un problema para Mussolini. En 1924 luego de publicar un libro contra el fascismo, Mateotti fue asesinado. Varios fascistas fueron acusados como autores del crimen y algunos de ellos fueron llevados a prisión. Para desviar las investigaciones Mussolini señaló que sus antiguos secuaces comunistas eran los homicidas, iniciando una persecución de supuestos sospechosos. Entre ellos estaban los hermanos Giordani quienes huyeron a Francia protegidos por el partido comunista francés. En Francia el padre de Giordani fue reclutado por los soviéticos haciéndose miembro del Comintern.
Cuando se inicia la Guerra Civil española en 1936, los soviéticos formaron brigadas internacionales integradas por voluntarios de 54 países para luchar a favor de los izquierdistas republicanos. Los comunistas franceses enviaron un contingente de voluntarios a la península ibérica en la cual se enrolaron los hermanos Giordani. Los comunistas italianos enviaron a esa guerra la Brigada Garibaldi, se unieron los hermanos fugitivos. En el sitio de Madrid Primo Giordani, siendo comisario político en su unidad, perdió una pierna. Mientras convalecía se enamoró de una comunista española y la embarazó. En 1939 luego del triunfo de Franco, los soviéticos enviaron al mutilado de guerra a Republica Dominicana para colaborar en la organización del partido comunista en la isla. De esa manera los esposos Giordani fueron a dar a San Pedro de Macorís, donde fundaron el Partido Comunista en esepueblo. A los pocos meses nació allí Jorge Giordani en 1940.
En 1947 la Legión del Caribe, un grupo de mandatarios integrado por Rómulo Betancourt, Pepe Figueres, Grau San Martin, y Juan José Arévalo entre otros, financiaron una expedición para derrocar a Chapita Trujillo. Al frente pusieron como jefe político al comunista Juan Bosch quien vivía exiliado en Caracas. El jefe militar era el general dominicano Juan Rodriguez .Una fuerza de 1.200 hombres fue puesta bajo la dirección de oficiales cubanos comunistas veteranos de la Guerra Civil Española. Juan Bosch había contado en República Dominica a Primo Giordani para actuar como espía y enlace con los comunistas locales al desembarcar su expedición. Los expedicionarios fueron entrenados por el general español Alberto Bayo en Cayo Confites cerca de Camagüey. Cuando estaban por zarpar el gobierno norteamericano encabezado por Harry Truman presionó al presidente cubano logrando suspender la invasión. Uno de los reclutas que formaba parte de esa fuerza fue Fidel Castro, quien era un estudiante de 21 años en la Universidad de La Habana.
Cuando en 1950 fue asesinado el Presidente de la Junta de Gobierno el Cnel. Carlos Delgado Chalbaud los soviéticos enviaron a Primo Giordani a Venezuela para colaborar en la organización del Partido Comunista local. Al arribar fue enviado a Pam Pam, un pequeño pueblo en el Estado Trujillo donde el padre del monje estableció el Partido Comunista en esa región. En esa actividad Giordani padre se hizo amigo del líder comunista Pedro Ortega Díaz. Al terminar el bachillerato en 1958, su hijo Jorge ingreso a la UCV incorporándose al PCV. El 23 de enero de 1959 Fidel Castro visito a Caracas para pedir apoyo a Betancourt para lanzar invasiones a República Dominicana, Panamá, Nicaragua y Haití. Ese era el viejo plan de La Legión del Caribe. El caudillo cubano pensó que con ese anzuelo lograría apoyo de Betancourt. Rómulo se lo negó y Fidel se marchó furioso jurando venganza.
Al llegar a Cuba, Fidel pese a no contar con los recursos necesarios ordenó preparar las expediciones. Al efecto contrató al General Bayo quien entrenó fuerzas con voluntarios de diferentes países. A ese entrenamiento fueron enviados 38 jóvenes comunistas de la UCV entre ellos estaba incluido Jorge Giordani, pero a última hora fue sacado.En Cuba los venezolanos se integraron a la fuerza que invadiría a Dominicana al mando del Cdte. Enrique Jimenez Moya. Al desembarcar esta expedición fue exterminada muriendo todos los venezolanos. Jorge Giordani se salvó porque cuando fue a despedirse de su padre, este se opuso diciéndole “Mi participación en la Guerra de España fue una tragedia, pero la tuya en Dominicana sería una comedia”. Acto seguido llamó a Ortega Díaz y le rogó que lo sacaran de la lista de voluntarios. Luego exigió a los soviéticos una beca para su hijo en Italia, en la ciudad de Bolonia donde aún tenía familiares. Giordani estudio en la Universidad de Bolonia, cuna de las brigadas rojas, una organización terrorista italiana. Esta historia la contó Chávez en un Aló presidente repitiendo lo que le había relatado el propio Monje en el entierro de Ortega Díaz.
El Monje narra que al prepararse para viajar a Italia no tenía pasaporte venezolano porque a los 19 años aún no se había nacionalizado. Por ello utilizó su pasaporte dominicano y luego el italiano. Esto evidencia que si posteriormente Giordani se nacionalizó venezolano tiene triple nacionalidad y que su nombramiento como ministro en áreas estratégicas era ilegal porque violaba la Constitución. Esto lo sabían tanto Chávez como Giordani quienes se hicieron los locos violando una vez más a la pobre “bicha”.¡Cuando haremos respetar a “la mejor constitución del mundo?”
Carlos Peñaloza 
FUENTE DEL TEXTO: LA PATILLA


martes, 5 de noviembre de 2013

LLAMADO A MIS COLEGAS MILITARES. Por: G/D (Ej.) Carlos Peñaloza Zambrano.

 

LLAMADO A MIS COLEGAS MILITARES 

 Noviembre 5 de 2013

Estimados compañeros de armas:
La patria va rumbo al abismo y sus pilotos no muestran ningún interés en cambiar de orientación empecinados en implantar la fracasada ideología comunista. Esta locura colectiva de la cúpula chavista que obedece como zombis a sus amos cubanos no puede continuar. Debemos detenerla antes que conviertan a Venezuela en un estado fallido.
Tenemos años recomendando cambios necesarios para impedir un desastre, pero los consejos no han tenido eco en los oídos sordos de los altos personeros del régimen. Ello están convencidos que se mantendrán perpetuamente en el poder porque cuentan en su arsenal con un sistema electoral fraudulento que cada día se hace mas evidente. Esta peligrosa situación se ha agravado ante las pruebas palpables que Nicolás Maduro es colombiano o que en el mejor de los casos tiene doble nacionalidad. Esta abyecta violación de la Constitución Nacional que nos aleja día a día de la ruta democrática constituye una afrenta a la dignidad de los venezolanos y no puede ser aceptada sumisamente.
La situación actual ya de por si es delicada. La economía está al está borde del colapso, la inseguridad e inflación crecen sin pausa mientras que el desabastecimiento de alimentos y otros productos de primera necesidad campean. En medio de esta calamidad pública la nacionalidad de Maduro y la fatal entrega de la nación a los cubanos castristas constituyen el detonante que pronto puede conducirnos a una infausta explosión social. Para evitar que esto ocurra se hace necesario tomar acciones previstas en la misma Constitución Nacional para estos casos. Al efecto el artículo 350 de la Carta Magna establece que: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.”
Ante la imposibilidad de una solución electoral a corto plazo y el empeño del mandatario ilegal en continuar en el cargo, se hace indispensable la participación de la institución castrense para hacer un cambio en la cúspide del gobierno. No estoy promoviendo un golpe de Estado, estoy recomendando un pronunciamiento pacífico del Alto Mando Militar en su rol de defensor y garante de la Constitución.
Este grupo de oficiales o un grupo Ad Hoc que haga sus veces debe actuar con firmeza, evitando derramamiento de sangre, exigiendo al usurpador que renuncie a un cargo. Este desconocimiento a su investidura es legal porque fraudulentamente no llenó los requisitos exigidos por la Constitución para ser presidente. En defensa de la Constitución la institución armada debe proceder a nombrar su reemplazo, de acuerdo con el procedimiento establecido en la Carta Magna. Esa patriótica actitud será rechazada por los hermanos Castro y los tránsfugas que vendieron su patria por un puñado de dólares. Este grupo minoritario no podrá impedir que una mayoría indignada libere a Venezuela. De no actuar la Institución Armada, los militares traicionarían su juramento y obligaría al pueblo a actuar sin ellos. Llego el momento de dar un paso al frente y cumplir con nuestro deber.
La salida del ilegítimo y sus acompañantes no significa necesariamente el fin del régimen chavista, pero si de la dominación cubana. En las condiciones actuales es probable que el nuevo régimen sea sustituido temporalmente por algunos militares patriotas del 4F que están molestos por la penetración cubana y su dominio sobre nuestro país. En todo caso la nueva realidad sería de carácter nacionalista y el país entraría en una fase de la lucha que se resolvería pacíficamente en futuras elecciones con un nuevo CNE imparcial y donde necesariamente volveríamos al conteo manual de los votos.
Todo indica que es alta la probabilidad que ocurra el escenario descrito en un plazo relativamente corto. Por ello recomiendo que se organice un equipo de profesionales que planifique los pasos a seguir en el inevitable proceso de transición que se avecina. Durante ese lapso debe garantizarse la estabilidad de un gobierno cívico militar provisional, cuya objetivo central será restituir en el país el Estado de Derecho.
Al efecto la organización de resistencia Venezuela Soberana recomienda que el equipo de transición aborde los siguientes temas:
¿Cómo neutralizar a los factores internacionales que querrán reinstalar a Maduro (u otro clon cubano) en el poder? ¿Cómo estabilizar la moneda, frenar la inflación y asegurar el abastecimiento? ¿Cómo mantener y potenciar los avances sociales logrados con la misiones? ¿Cómo manejar las obligaciones y deudas internacionales adquiridas ilegalmente por el régimen chavista? ¿Cómo despolitizar a la institución armada? ¿Cómo acabar con los grupos paramilitares armados y reducir los índices de inseguridad? ¿Cómo restablecer la institucionalidad y la independencia de los poderes públicos, particularmente del Poder Judicial y electoral? ¿Cómo recuperar los dineros robados a la nación?
Los próximos días serán decisivos en este proceso. Roguemos a Dios que ilumine a los venezolanos para pronto volver a un sistema democrático inclusivo que nos permita de nuevo ser hermanos y rescatar al verdadero Bolívar del lodazal al que lo han tirado. No estoy llamando a conspirar. Una conspiración es un actividad oculta para cometer un delito. Estoy proponiendo en público un acto absolutamente legal: Defender la Constitución y hacerla cumplir.
Todos tenemos una misión y un puesto de combate en esa lucha por la independencia, la paz y el respeto a la Constitución. Invito no solo a los militares sino a todos los compatriotas a unirse a nuestra causa para liberar la patria del comunismo y luchar para echar al extranjero invasor.

General Carlos Peñaloza
Twitter: 

FUENTE: 
Puesto de combate. 

IMAGEN SUPERIOR:  Cortesía de Reportero24 


sábado, 12 de mayo de 2012

CHAVEZ Y LA NARCOGUERRILLA COLOMBIANA (I) G/D (Ej) Carlos Peñañoza



CHAVEZ Y LA NARCOGUERRILLA COLOMBIANA (I)
Gen Carlos Peñaloza

         Este es el primero de una serie de tres artículos sobre los orígenes de la conexión del presidente venezolano con las FARC_ELN. Uno de los hitos de esta peligrosa relación fue la Masacre de Cararabo. Este tema se vuelto a poner de moda debido al rol que allí jugó el magistrado Eladio Aponte Aponte.  Este relato es un resumen de un capítulo de mi futuro libro sobre la injerencia de Fidel en Iberoamericana que publicaré pronto.

         La matanza de Cararabo ocurrió la noche del 25 de febrero de 1995 en el Puesto Fluvial “AF. Manuel Echeverría” de la Infantería de Marina venezolana. Esa noche esta pequeña guarnición ubicada en la frontera con el Departamento del Vichada en Colombia sufrió 8 bajas. El vesánico asalto que incluyó el descuartizamiento de los cadáveres fue ejecutado por una compañía de unos cien hombres del frente Domingo Lain del ELN. Las autoridades pudieron establecer que la unidad atacante estuvo comandada por el teniente Francisco León Paolini, desertor de la Guardia Nacional de Venezuela. La averiguación sumarial sobre el ataque nocturno al puesto militar fue cerrada prontamente por el gobierno del presidente Rafael Caldera. Como fiscal ad-hoc una mano invisible designó prestamente al maleable coronel Eladio Aponte Aponte para conocer del caso en calidad de Fiscal Militar, sin tener jurisdicción en el mismo. Este funcionario venal condujo una rápida investigación instruyendo un expediente que excluyó la mención de la presencia de Hugo Chávez a pocos kilómetros del sitio del suceso, poco antes que ocurrieran los hechos.

            Aponte cumplió su misión, Chávez no apareció en el expediente y el informe sobre los hechos se extravió en los callejones oscuros de la burocracia. El  caso se engavetó sin investigar a fondo las denuncias de la presencia en el área del teniente coronel retirado. En ese momento tenía apenas un año de haber salido de la cárcel  sobreseído por el presidente Caldera, estaba reconstruyendo el MBR-200 promoviendo la abstención electoral mientras predicaba el posible uso de la fuerza para tomar el poder. Algunos políticos poderosos, incluyendo al Presidente de Venezuela y  al propio jefe golpista, tenían razones para que su nombre no apareciera en el informe de  la averiguación sumarial. Para evitar lectores indeseados este documento se clasificó como supersecreto convirtiéndose en un misterio. Las declaraciones recientes del magistrado Eladio  Aponte Aponte han abierto la caja de Pandora de los casos que conoció. Este hecho me ha dado oportunidad para hacer una investigación de lo ocurrido para tratar de aclarar cuál fue el papel que jugó Chávez en esa oportunidad.

 Hugo Chávez
         A partir del golpe de Estado del 4F Hugo Chávez se convirtió paradójicamente en una estrella política rutilante por haberse alzado, violando su juramento a la Constitución Nacional. Esto sólo puede pasar en Venezuela, porque como dijo Bolívar, “Venezuela es un cuartel.” Prueba de ello es que desde la independencia el país ha sido dominado por la institución castrense. Los militares han gobernado por más del 70% del tiempo trascurrido desde entonces y el pueblo mansamente lo ha permitido.

            El día de la insurrección el ex presidente Rafael Caldera, quien toda su vida fue un político ambicioso, reverdeció sus laureles justificando en un breve discurso el coup d'etat en un acto de oportunismo político. Esa declaración le abrió el camino a su segundo mandato. Aunque Chávez fue a parar a la cárcel, su lugar de encierro se transformó en un santuario de peregrinación. El paracaidista se convirtió en un activo político muy valioso aunque su inclinación ideologica era un enigma. Para los venezolanos más humildes que esperan la llegada de un mesías uniformado que los lleve a la tierra prometida, Chávez lucía como la última edición de ese roñoso arquetipo.

            Luego del golpe la popularidad de Chávez fue en aumento. Su carisma y potencial político era evidente. El paracaidista había leído bien el sentir nacional que en forma miope veía en la corrupción la causa principal de la postración del país, obviando la influencia del deprimido precio del petróleo en la situación. Al mismo tiempo el militar no había entendido que el país quería un cambio pacífico. Desde la cárcel siguió predicando la necesidad del uso de la violencia para tomar el poder.  Para las elecciones de 1993 todos los candidatos manifestaron que dejarían en libertad a los golpistas. Para diciembre de ese año la gran mayoría de los detenidos por la revuelta estaban en libres y reinsertados en los cuarteles luego que sus causas fueron sobreseidas por Carlos Andrés Pérez y Ramón J. Velázquez. Esos golpistas estaban libres, pero no arrepentidos y Yare se convirtió en la Meca de un nuevo culto.

            En diciembre del 93 solo quedaban detenidos los líderes del movimiento MBR-200: Hugo Chávez Frías, Francisco Arias Cárdenas, Jesús Urdaneta Hernández, Joel Acosta Chirinos y Miguel Ortiz Contreras. Aunque en teoría este era un grupo de iguales, gracias a su “Por ahora” en TV, Chávez se había convertido en el líder máximo. Mientras en la calle la opinión pública clamaba por su libertad, en la cárcel Chávez había convertido el 4F en el equivalente venezolano del asalto al Cuartel Moncada de Fidel. La mayoría consideraba que habían violado la ley, pero como dijo Oswaldo Álvarez Paz “no tenían duda de la rectitud de sus propósitos”. Para la oposición Chávez era un blanco apetitoso. Dirigentes de todo el espectro ideológico empezaron a acercársele para tratar de captarlo para capitalizar su potencial político. Antes de la toma de posesión de Caldera el ex presidente Luis Herrera manifestó creer que Chávez al salir en libertad iba a fundar un partido.

Rafael Caldera

            En las elecciones del 93 Caldera triunfó apoyado por Convergencia que fue un movimiento   político de carácter aluvional. Este partido conocido popularmente como “el chiripero” estuvo conformado por un popurrí de grupos, muchos de los cuales eran liderados por jefes de la izquierda guerrillera  pacificada. Al triunfar la primera acción del presidente electo fue pulsar el sentir militar sobre la liberación de los cinco líderes insurrectos. Estando en situación de retiro en enero de 1994 fui invitado a un desayuno con Caldera en su casa en Tinajero. A ese convite  asistieron el general Rubén Rojas Pérez, el Dr. Fernando Egaña y el Dr. José Antonio Rodríguez. El presidente me preguntó qué opinaba sobre el tema a lo cual respondí que los presos debían ser condenados y luego dados de baja y dejados en libertad. Caldera indicó que eso significaría inhabilitarlos políticamente, a lo cual respondí que ellos habían cometido un grave delito que debía sancionarse. También acoté que la inhabilitación política era aplicable solo durante el tiempo de la condena. No creo haber sido el primero, ni la única persona en darle este consejo al Jefe de Estado. Terminado el desayuno me retiré pensando que el Presidente se inclinaba por el sobreseimiento, aunque no lo dijo expresamente. En ese momento intuí que tras esa decisión había un interés político. Chávez era una mercancía electoral muy codiciada no solo por los caciques políticos locales sino también por Fidel Castro quien sufría el período especial luego del colapso soviético. Como militar sabía que Fidel tenía un gran plan que solo podría desarrollar teniendo acceso a los petrodólares venezolanos.

            En febrero del 94 Caldera asumió su segundo mandato y en marzo otorgó el sobreseimiento a los líderes del alzamiento. Al salir en libertad Chávez se dedico a reorganizar el MBR 200 como su brazo político cívico militar manteniendo abierta la posibilidad de un nuevo golpe de estado. Durante esta época se produjeron varios robos de armas a unidades militares que fueron atribuidos al MBR 200 para fortalecer su arsenal de combate. Paralelamente Chávez se dedicó a predicar la abstención electoral. Entretanto en la Habana Fidel seguía paso a paso sus movimientos.

Fidel Castro

            El 13 de diciembre de 1994 Chávez viaja a La Habana atendiendo una oferta hecha por el embajador Germán Sánchez Otero para disertar sobre Bolívar en la Universidad de La Habana. Esta invitación encubría la verdadera razón de la visita. Fidel tenía un plan para controlar a Venezuela como paso inicial de un proyecto de expansión de su proyecto iberoamericano. Para ejecutarlo necesitaba captar al popular golpista que lucía como un presidente en potencia. El sabía que Chávez había sido infiltrado por Douglas Bravo, pero que a raíz del golpe del 4F había ocurrido una ruptura. Ahora era el momento de atraerlo y vengarse de los desaires que le hizo Bravo en 1966.

            Al aterrizar en el aeropuerto José Martí de La Habana el vuelo de VIASA en que venía el invitado especial, el piloto  recibió instrucciones de colocar la nave frente a la rampa presidencial. Al abrirse la puerta del avión un funcionario de la cancillería cubana solicitó al Tte. Coronel Hugo Chávez y lo acompañó a tierra. Al bajar la escalerilla lo esperaba emocionado Fidel Castro con el alto mando del gobierno revolucionario y una multitud de periodistas y fotógrafos. Una vez frente a frente por primera vez Fidel lo abraza fuertemente estableciendo una poderosa corriente de empatía. Chávez impactado por el gesto confesó a los periodistas Rosa Miriam Elizalde y Luis Báez: “recuerdo su abrazo y sobre todo su mirada que me traspasaba y que veía más allá de mí mismo”. A partir de ese momento el golpista quedo hipnotizado por el cubano y deslumbrado dejó de pensar por sí mismo, convirtiéndose en un títere de Fidel.

            La invitación de Fidel no era desinteresada. Cuba estaba en medio del terrible “período especial” de recesión económica que se inició antes del colapso soviético en 1991. A finales de los años 80 la reducción del subsidio del Kremlin y el fracaso de los planes agrícolas y pecuarios del régimen había causado desabastecimiento. Al llegar Chávez por primera vez a Cuba la isla necesitaba desesperadamente ayuda. El paracaidista venezolano constituía una tabla de salvación. Su popularidad era inmensa y su potencial para llegar a convertirse en presidente no era deleznable. Para Fidel seducir a Chávez era una cuestión de vida o muerte. Debido a la crisis económica Fidel había empezado a desarrollar el turismo como fuente de ingresos con inversionistas europeos. Esta nueva fuente de divisas no era suficiente para satisfacer las necesidades de la isla y menos para acometer los planes de expansión geopolítica de Fidel. En ese momento la posibilidad de una hambruna titilaba en el horizonte.

            Para generar los recursos adicionales necesarios para mantenerse en el poder,  Fidel empezó a desarrollar operaciones encubiertas con la guerrilla colombiana que se había apoderado del negocio de la cocaína. Pronto Fidel a través de sus lugartenientes se convirtió en un gran jefe de cartel al permitir que el territorio cubano sirviera de santuario y trampolín del flujo de estupefacientes hacia Europa y los Estados Unidos. Estas operaciones secretas fueron diseñadas de tal manera que su responsabilidad no fuese rastreada ni probada para evitar sanciones internacionales. De esta manera furtiva Cuba se fue convirtiendo en un narco Estado. Fidel justificaba sus acciones con la mentira piadosa que para él la droga era un arma más de la lucha contra el imperio.

            Para gerenciar la nueva fuente de ingresos Fidel estableció con un grupo de militares de su mayor confianza un equipo ultrasecreto encabezado por el general  Arnaldo Ochoa. Este grupo entró en contacto con las guerrillas colombianas iniciando un activo tráfico que generaba mas divisas que el turismo. El negocio de los estupefacientes además de abundante flujo de caja engendra corrupción y problemas morales de todo tipo. En 1989 Fidel se enteró que Ochoa y otros miembros de la banda estaban desviando fondos para su uso propio. Lo peor era que dado su prestigio militar el general Ochoa se estaba convirtiendo en una alternativa de poder en Cuba y esto era inaceptable.

            Para entonces la DEA investigaba el aumento del flujo de drogas en la región y ponía su lupa sobre Cuba. Para despistar a los investigadores y eliminar un peligroso rival Castro ordenó la detención de Ochoa y sus lugartenientes. Pese a sus vehementes votos de fidelidad Fidel decidió en forma sumaria acusarlos de narcotraficantes procediendo a fusilarlos como chivos expiatorios. De esa manera reafirmó su liderato interno y se desmarcó del negocio de los estupefacientes dando a entender que el no formaba parte de la banda. Simultáneamente hizo ver al resto de la organización clandestina que castigaría con la muerte a los corruptos. Al hacer hacerlo mostraba al mundo que actuaba con energía y dureza contra los carteles de la droga. Entretanto Castro en forma solapada y discreta continuó en forma encubierta sus relaciones con las guerrillas colombianas para el suministro de la droga. Probablemente debe haber recomendado a su nuevo discípulo venezolano que para recabar fondos y recabar armas debía refrescar sus viejos contactos en la frontera llanera. Ese fue el inicio de una oscura relación cuyo relato continuará mañana.

genpenaloza@gmail.com               @genpenaloza

REMISIÓN: José I. Rodríguez
IMAGEN SUPERIOR: 

martes, 8 de noviembre de 2011

La venganza equivocada. Por: G/D (Ej) Carlos Peñaloza Zambrano



Gen Carlos Peñaloza 

La venganza equivocada

8 Noviembre, 2011
mediados de los años sesenta, un hermano del actual Presidente de la AN murió en combate en las montañas de El Bachiller. Ahora se ha aprobado una Ley para vengar aquel hecho de guerra.
El pasado martes 18 de octubre la Asamblea Nacional aprobó la Ley Contra el Olvido y la Impunidad. En ese momento Fernando Soto Rojas, el presidente de la Asamblea, visiblemente emocionado, dejó escurrir una lágrima y sonrió. El es un hombre adusto, pero ese momento lo hizo disfrutar en público. Finalmente había logrado que se aprobara la Ley contra los delitos y torturas cometidos durante 1958-1998. Esa era su ley, la Ley Soto Rojas, con la cual vengará a su hermano menor, Víctor, quien desapareció en las montañas del Bachiller cuando comandaba un destacamento del Frente Guerrillero Ezequiel Zamora.

Víctor desapareció en circunstancias no claras. Se rumoró que luego de capturado se le arrojó vivo desde un helicóptero militar por un teniente del Ejército. Este oficial, hoy en día un coronel retirado, está destinado a ser el primer blanco de la Ley Soto Rojas. La propia Pura Soto Rojas, hermana del Presidente de la Asamblea, le atribuye ese crimen públicamente en numerosos blogs y en varios medios cercanos al Gobierno.
Lo desconcertante es que tan monstruoso asesinato nunca se cometió. El relato del helicóptero es una falsedad, como se verá más adelante. El futuro chivo expiatorio nada tuvo que ver con la tragedia. La verdad de lo ocurrido debe darse a conocer públicamente antes que se cometa una injusticia mayor que el propio crimen.
Los hechos ocurrieron en El Bachiller, montañas de Barlovento, a finales de julio de 1964. En la zona operaba una guerrilla compuesta por unos 40 irregulares incluyendo varios extranjeros. La banda armada era conocida como Frente Guerrillero Ezequiel Zamora. Ese frente estaba dirigido por su fundador, Trino Barrios (a) Comandante Sánchez, un dirigente campesino del MIR en la zona. En 1963 se había integrado al grupo Víctor Soto Rojas, sociólogo recién graduado de la UCV, nativo y conocedor de la zona. Este combatiente se inició como comisario político escalando rápidamente posiciones de mayor jerarquía. Al año era jefe de uno de los dos destacamentos del Frente.
A mediados de 1964 el Ejército inició en la zona de El Bachiller una ofensiva militar destinada a extirpar el foco guerrillero. El ministerio de la Defensa estableció un Teatro de Operaciones en la localidad de El Guapo, al mando del teniente coronel Víctor Manuel Molina Vargas. Ese teatro cubría el área entre El Guapo, Cúpira y parte de la zona nororiental del Guárico. Inicialmente la zona fue patrullada por tropas del Grupo de Caballería Plaza, acantonado en San Juan de los Morros. De acuerdo al plan de rotación de unidades de combate, el Grupo de Caballería sería relevado el 30 de julio por el Batallón Bolívar de Caracas.
La ofensiva del Ejército fue fulminante para la guerrilla. Los irregulares fueron sorprendidos y se vieron obligados a dispersarse luego de sufrir muchas bajas en combate. La columna de Víctor Soto Rojas, (a) Comandante Mendoza, escapó hacia la zona de Altagracia de Orituco para reorganizarse. Hasta allí fue perseguida por los militares, produciéndose varios encuentros. En uno de ellos la unidad de Víctor Soto Rojas se dispersó. Víctor, al verse solo y siendo un conocedor de la zona, logró llegar a su pueblo natal, Altagracia de Orituco, donde fue descubierto y capturado el 27 de julio de 1964 por la Guardia Nacional y entregado a la Digepol.
Este cuerpo policial después de interrogarlo lo remitió al comando del Teatro de Operaciones en El Guapo, donde se le harían nuevos interrogatorios. En dichas pesquisas Víctor confesó conocer el lugar donde se encontraba un importante alijo de armamento acumulado por la guerrilla y manifestó estar dispuesto a guiarlos junto con otro detenido llamado Heriberto Cartagena, (a) Malpica. Posiblemente Víctor condujo al Ejército hacia una trampa, pues la comisión del Batallón Bolívar fue emboscada. Ese batallón había relevado el día anterior al Grupo de Caballería Plaza. En el intercambio de disparos cayó muerto Víctor Soto Rojas, quien como guía iba codo a codo con los soldados y vestido igual que ellos, con uniforme militar.
A raíz de la muerte de Víctor Soto Rojas, el comandante del Teatro de Operaciones del Bachiller con sede en el Guapo, teniente coronel Molina Vargas, rindió declaración ante el Juzgado Primero Militar. Su declaración, contenida en el expediente #3 folio 18 con fecha 14 de agosto de 1964, indica que el guerrillero detenido Víctor Soto Rojas había muerto el 31 de julio de ese año al ser emboscada una comisión del Batallón Bolívar a la cual Soto Rojas conducía a buscar un alijo de armas. Molina Vargas indica además que el difunto fue enterrado en el lugar donde falleció. Copia de estos documentos, incluyendo declaraciones de los integrantes de la comisión, está en manos de la Asamblea Nacional.
Luego de varios años del incidente, la madre y una hermana de Fernando Soto Rojas, actual Presidente de la Asamblea Nacional, manifestaron haber recibido información acerca de la identidad del presunto culpable de la muerte de Víctor y de la forma como se había cometido el supuesto crimen. Ante esta información, Fernando Soto Rojas, luego de ser elegido Presidente de la Asamblea Nacional, logró que ese cuerpo colegiado aprobara el instrumento legal necesario para hacer justicia por la muerte de su hermano. La familia Soto Rojas está convencida que Víctor fue asesinado y que el culpable es un teniente del Ejército, José Tomas Rojas Graffe, quien con el tiempo se retiraría ostentando el grado de coronel.
Mañana: El combate entre la guerrilla y el Ejército donde cayó el jefe guerrillero Víctor Soto Rojas, cuyo hermano es el actual Presidente de la AN.

Remisión: Sandra Castro

miércoles, 12 de octubre de 2011

La traición de “El Caracazo” Por: Carlos Julio Peñaloza

La traición de “El Caracazo”

 
Por: Carlos Julio Peñaloza

octubre 10, 2011 7:23 am

El estallido de cólera popular el 27 de febrero de 1989 era algo esperado por los servicios de inteligencia. El petróleo había bajado de 40 a 7 dólares y en Cuba se habían entrenado los francotiradores que ese día dispararon contra el Ejército para desatar el caos propicio a la toma de Miraflores. Todos lo sabíamos, menos el presidente Pérez, aislado por un círculo de traidores.
El pasado viernes 30 de Septiembre, el presidente Chávezse presentó “de punta en rojo” ante los medios, con una pelota de beisbol en una mano y un guante Wilson de grande liga en la otra. Detrás de él, hieráticos, dos generales hacían de escuderos. Al pie de las escalinatas de Miraflores sacó el pecho ante la horda de periodistas y proclamó que su estado de salud era excelente.
La noche anterior se habían corrido rumores sobre una recaída en su enfermedad. Para desmentirlos presumió capacidad atlética. Hizo el aguaje con lanzamientos suaves para luego exclamar: ¡”Tribilin” está muy bien! Esefue su más reciente parte médico oficial. De allí bajó al ruedo con los periodistas de la prensa internacional y medios oficialistas. Se batió con la corresponsal Andreína Flores, tras lo cual, visiblemente alterado, divagó sobre varios temas. Fue entonces cuando cometió un desliz que pasó desapercibido.
Chávez fue infiltrado
El día siguiente, sábado, la prensa anunció que general Ítalo del ValleAlliegro sería sometido a juicio por su actuación duranteEl Caracazo. ¿Qué tuvo que ver la “aparición” de Chávez el día anterior, con el juicio al generalAlliegro? Pues…Mucho. En un instante de su cháchara el día anterior, el Presidente miró hacia atrás señalando a Miraflores y dijo: “Esto era antes una casa de festejos. Yo lo sé porque estuve infiltrado aquí en 1989. De aquí me sacaron preso a finales de ese año”.
Unasorprendente confesión que confirmó con más amplitud lo que ya había mencionado en en el Programa Aló Presidente No. 289 del 5 de Agosto de 2007 donde manifestó que su estadía en Miraflores fue una “buena operación de infiltración.” Dado que había terminado la sesión de preguntas, el enfermo se retiró a su lecho. Como ningún periodista pudo repreguntar sobre esta revelación creo conveniente a relatar la siguiente historia porque Fidel es un experto en infiltraciones.
Chávez llegó al palacio presidencial en 1988, al final del gobierno de Lusinchi, como ayudante del general Arnoldo Rodríguez Ochoa, oficial de limpia trayectoria. Como su ayudante tenía acceso a información clasificada. Fue infiltrado, junto con otros militares y políticos, por la organización que Fidel Castro montó en Venezuela para apoderarse de nuestros recursos petroleros y con ellos financiar su proyecto imperial.
A pesar de que Pérez tenía profundas diferencias políticas con Fidel, sentía por el cubano una admiración que lindaba conatracción fatal. Su relación comenzó con un encuentre superficialen 1948 en Caracas y se fortaleció en La Habana entre 1949 y 1952, cuando CAP estuvo allí exiliado. Fidel cultivó la amistad con CAP y aprovecho para infiltrarle a Orlando García, un miembro de su banda de matones en la universidad de La Habana. Orlando García era agente doble de Fidel y la CIA. Desde que Fidel lo asigno a CAP no se separó de su lado jugando un rol de agente triple, al añadir a Carlos Andrés entre sus clientes.

El agentede Fidel
En diciembre del 88 CAP fue electo presidente por segunda vez. Una de sus primeras acciones fue enviar a Orlando García a La Habana a coordinar la venida de Fidelcomo gran estrella de su “coronación”. Para ese entonces Venezuela no tenía relaciones diplomáticas con Cuba. García coordinó y dirigió la entrada a Venezuela de 300 personas que venían en la comitiva del cubano. Esta partida entró por la rampa 4 de Maiquetía. Llegaron en 3 aviones Ilyushin II-76. Traían pesadas cajas de madera del tipo utilizado para transporte de armas y municiones.
Por orden de Orlando García, quien hablaba a nombre del presidente Pérez, en esta operación sólo intervinieron cubanos. El personal y su material salieron hacia Caracas en un convoy de autobuses y camiones manejados por cubanos, en dirección al hotel Eurobuilding, vacío porque todavía estaba en la etapa final de su construcción. El Eurobuildingfue entregado al G2 cubano. Se habilitaron 200 habitaciones y se prohibió la entrada de personal venezolano.
Pese a las medidas de seguridad, las armas fueron vistas fuera de las cajas por personal venezolano de mantenimiento llamado para corregir fallas en el edificio. Terminada la toma de posesión, parte delcontingente cubano salió del país, pero otros permanecieron en Caracas con las armas. La operación era controlada por Orlando García y ni siquiera CAP se enteró. Fuentes de inteligencia me informaron que desde Maiquetía habían salido menos “cubanos” que los que habían ingresado. Nada quedó registrado.
Todo se sabía
En las semanas anteriores a El Caracazo (27 de febrero de 1989), los servicios de inteligencia del Estado venezolano registraron un ambiente pre revolucionario en las calles, y que un numeroso grupo de jóvenes comunistas venezolanos se estaba entrenando en Cuba. El pueblo empobrecido por la caída del petróleo de $40 a $7 por barril, estaba “de a toque”.
Las medidas neoliberales para estimular la economía prendieron la mecha lenta que el G2 cubano esperaba. Fidel había entrenado francotiradores venezolanos en Cuba. Esto era conocido por los servicios de inteligencia venezolanos antes del triunfo de CAP, pero ese conocimiento no pudo ser utilizado porque, por gestión de Orlando García, se decapitó a la DISIP y a la DIM para permitir trabajar libremente al G2 cubano y a los golpistas. Cuando el 27 de febrero estalló el descontento popular, los francotiradores estaban listos para incendiar la pradera. Ellos dispararon contra los soldados del ejército venezolano que habían salido a patrullar. Las FAN reaccionaron como soldados. En el intercambio de fuego se produjeron víctimas cuyo número oscila, según quien los cuente, entre 276 y 3000 muertos.
La parte más dura de la batalla pude verla a través de unlarga vista desde el Circulo Militar. Desde allí vien acción a un disciplinado grupo de francotiradores dotados con radios portátiles. Estos paramilitares tomaron las azoteas de los edificios más altos de la Calle Real de El Valle, frente al Fuerte Tiuna, causando estragos entre nuestras tropas en la calle y disparando contra el Fuerte. Era el mismo tipo de operación que como subteniente yo había combatido en el Oeste de Caracas, en los años 60.
Traición en Miraflores
Cuando ocurre El Caracazo, el ministro de la Defensa era Ítalo del Valle Allegro. Me consta que envió las tropas a la calle pensando que era un problema de orden público, fácil de dominar, pero Fidel le tenía una sorpresa.
El plan de Fidel era muy simple. Una vez que las tropas nacionales estuviesen en las calles, los oficiales de la logia chavista con sus tropas y el apoyo de los francotiradores tomarían Miraflores. Ese día Hugo Chávez, el infiltrado en Miraflores, desapareció de palacio apenas comenzó la batalla, pretextandoestar enfermo. La ferocidad del ataque organizado por el G2 cubano hizo imposible que el plan se realizase, porque obligó a las tropas a defenderse con todo. En medio de ese fuego cruzado la operación golpista sobre Miraflores no pudo ejecutarse.
Pocos días después las tropas leales habían controlado el campo de batalla y los francotiradores se esfumaron. Chávez reapareció en Miraflores. El plan de Fidel había fracasado y había que proceder a un plan B: convertir la masacre provocada por los francotiradores en una operación ordenada por el Presidente Pérez y ejecutadapor el ministroAlliegro.
En julio de ese año,Alliegro pasó al retiro y le sucedió el general Filmo López. Yo fui nombrado Comandante General de Ejército. En ese cargo pude ponerme tras la pista de los golpistas. A fines de noviembre detectamos un golpe que se ejecutaría aprovechando la visita de CAP a Davos. El 5 de diciembre de 1989 ordené la detención de Hugo Chávez junto con 18 oficiales de su logia. Los acusé de preparar una conspiración para asesinar al presidente cuando éste regresara de viaje.
Al llegar CAP a Caracas, un grupo de funcionarios ex miristas, ahora adecos, encabezado por Jesús Carmona –quien había accedido a la intimidad con el presidente-, actuando en acuerdo con Orlando García, convencieron a CAP que yo estaba equivocado. CAP ordenó liberar a los golpistas encabezados por Chávez y no revelar sus nombres a la prensa. Esto le permitió a Chávez mantener la integridad del grupo que actuó el 4F. Fue lo que Chávez reveló con orgullo en su presentación ante los periodistas el viernes pasado, demostrando que yo no estaba equivocado cuando ordené su detención en diciembre de 1989.
Lo que falta por saber
Hay preguntas que aun giran en mi cabeza. ¿Quién manipuló los nombramientos en la carrera de Chávez desde que salió de la Academia Militar hasta infiltrarlo en Miraflores? ¿Era Jesús Carmona el principal infiltrado (era Ministro de Secretaría de la Presidencia),o había peces más gordos en ese entorno?¿Quién era el venezolano en la cúpula, el contacto directo con Fidel Castro? ¿Quién asumiría el poder si el golpe del 4F hubiese tenido éxito, cuando Chávez no estaba aún en la cúpula de la conspiración?
La tragedia no ha terminado. El general Alliegro,jefe de las fuerzas leales que frustraron el golpefidelista, ahora anciano y enfermo, será sometido a juicio,con los culpables convertidos en fiscales. Falta mucho por investigar y también por suceder.
http://www.puestodecombate.org/

FUENTE: La Patilla

IMAGEN SUPERIOR: Noticiasve
 
ENLACE DE PUBLICACIÓN en:
LA PROTESTA MILITAR II

La traición de “El Caracazo” Por: Carlos Julio Peñaloza

OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias