Mostrando entradas con la etiqueta Nicolas Maduro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nicolas Maduro. Mostrar todas las entradas

lunes, 4 de noviembre de 2019

Negociación militar. Por: Pablo Aure. Opinión. Venezuela.



Negociación militar/Pablo Aure

En Venezuela,el que es presidente interino ni siquiera se considera como tal, entonces, mal puede considerarlo buena parte del país. En realidad conviven dos "presidentes" uno, constitucional, que es ficticio o de papel, sin reconocimiento a lo interno de la Fuerza Armada, siendo su Comandante en Jefe, cuyo nombre es Juan Guaidó y el otro, tiránico y con poder de mando, que se llama Nicolás Maduro.

El primero sin despacho, sin mando pero con presupuesto (Citgo, otras empresas del Estado radicadas en el exterior y ayuda humanitaria) y el otro, con despacho, poder de mando y bastantes finanzas.

Esto es un problema complejo muy difícil de resolver, porque quien está llamado a asumir de acuerdo al artículo 233 constitucional, asume esa responsabilidad "relajado", mientras que el tirano tiene mucho apoyo, sí, el apoyo de los cañones regulares (FAN) e irregulares FARC, ELN, colectivos, milicianos, militares rusos y cubanos ETC) acompañado del  con un potente aparato represor, muy completo y temido sin lugar a dudas. 

Que alguien me explique cómo salir de esto sin una *negociación* (coalición) militar internacional.

No me vengan con el puritanismo de satanizar la palabra negociación. Si queremos liberarnos de estos bandidos pues, tenemos negociar con otros países que tengan ideales distintos al comunismo, y sobre todo que tengan fuerza. El pragmatismo debe primar en las negociaciones: "tu me das la libertad yo te doy ciertas garantías"

Para salir de este régimen jamás nos puede pasar por la cabeza negociar con quien nos somete. Absurdo plantear negociaciones con los malandros para cohabitar con ellos.




sábado, 15 de junio de 2019

VIDEO: @NituPerez : “No podrán callarme” Nitu Pérez Osuna. Periodista



Nitu Pérez Osuna

Ana Beatriz Pérez Osuna (Caracas, Venezuela, 26 de julio de 1958) mejor conocida como Nitu Pérez Osuna es una periodista venezolana especializada en la fuente política, hija de José Antonio Pérez Díaz, uno de los fundadores del partido Copei y expresidente del Congreso Nacional, y María Cristina Pérez Osuna, expresidente de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho.

Biografía
Desde su nacimiento, Nitu Pérez Osuna estuvo estrechamente ligada a la política, ya que su padre inició uno de los partidos políticos más importantes y de mayor fuerza para la época. Su padrino fue el expresidente de Venezuela Luis Herrera Campins.2 Pérez Osuna es la menor de cinco hermanos y está casada con Vladimir Petit con quien tiene tres hijos.

Carrera
Nitu Pérez Osuna comenzó su carrera en el mundo de la televisión en el canal Venezolana de Televisión trabajando detrás de cámaras cuando aún estudiaba comunicación social en la Universidad Católica Andrés Bello.
Su primera experiencia laboral fue con la redacción y producción de guiones del VIII Festival Internacional de la Canción OIT. En esa cobertura le tocó aparecer en cámara por algunos minutos cuando el periodista al cual le tocaba hacer las entrevistas se enfermó. Su primer entrevistado fue el cantante Miguel Bosé.
Pérez Osuna ha trabajado en las cadenas televisivas y radiales más grandes del país como redactora de noticias y como reportera, sobre todo, de procesos electorales. Cubrió las elecciones de 1983, 1988, 1989 y 1995. La relación con su actual esposo se inició en la campaña presidencial del 88, ya que este era el coordinador de giras del candidato Eduardo Fernández. Pérez Osuna se mantuvo alejada de sus labores en la pantalla por problemas personales y regresó al campo laboral trabajando en el Banco Principal como Gerente de Comunicaciones.

Trabajo en Globovisión 
Cuando el banco para el que trabajaba cayó producto de la crisis financiera del país, Nitu recibió una llamada de Julio César Camacho, periodista de Globovisión, quien la puso en contacto con Alberto Federico Ravell y María Fernanda Flores, directivos del canal. El 15 de mayo de 1994, la periodista comenzó a trabajar en Globovisión realizando reportajes. Sus primeros programas en el canal fueron Análisis Globovisión y Visión Global, para ese entonces también era gerente de relaciones comunicativas.
En 1996 hace una pausa de las pantallas y viaja con su esposo e hijos a Boston. Allí estudia inglés en Cambridge y logra realizarle una entrevista al expresidente Carlos Andrés Pérez. En 1997 vuelve a Venezuela y en 1998 decide volver a las pantallas de televisión. Es en ese momento cuando realiza un programa piloto en el cual entrevistaba al entonces candidato presidencial Hugo Chávez, de allí surgió Yo Prometo, programa de entrevistas a políticos del gobierno y opositores. A la par a sus labores en el canal, también era columnista en el periódico El Universal.

Despido
Luego de trabajar en Globovisión por 19 años y ser una de sus caras más reconocidas, Nitu Pérez Osuna fue despedida el 13 de junio de 2013. Según lo dicho por la periodista a través de la red social Twitter, la decisión de sacarla del aire se debió a razones políticas y por ser crítica con la nueva directiva del canal y su línea editorial, sin embargo, nunca fue confirmado por el medio de comunicación.
La periodista dijo haberse quitado un peso de encima, ya que el canal se había convertido “en oficina de información del Gobierno”. Yo Prometo se transmitió por un tiempo los viernes a través de la emisora Radio Caracas Radio 750 AM.

Denuncia ante la CIDH  
En noviembre de 2013, la periodista presentó ante la relatoría de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el caso de su despido de Globovisión e interpuso una denuncia contra el canal. Pérez Osuna reclamó que luego de su despido, la nueva directiva no pagó las prestaciones sociales correspondientes a sus años de servicio en el canal. La periodista comentó que decidió ir hasta la CIDH porque quería dejar constancia de las violaciones de este tipo que ocurren en el país.

Censura
En agosto de 2014, La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) ordenó el cierre del programa radial Aquí entre tú y yo, conducido por Pérez Osuna en la emisora Radio Caracas Radio 750 AM.
Conatel también abrió un proceso administrativo por presuntas violaciones a los artículos 27 y 29 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, TV y Medios Electrónicos.
En una nota de prensa, el ente regulador explicó que se tomaron muestras del programa entre el 12 de febrero y el 1 de agosto del mismo año, en las cuales se vieron reflejada las violaciones a dichos artículos que prohíben la emisión de mensajes que inciten o promuevan el odio y la intolerancia por razones políticas. Presuntamente la periodista utilizó expresiones como: asesino, delincuente, dictador y narcotraficante, para referirse al presidente Nicolás Maduro, y a otras autoridades.10

Acoso

Petición de aprehensión
En el 2014, el diputado a la Asamblea Nacional Héctor Agüero por el Partido Socialista Unido de Venezuela solicitó a la Fiscal Superior del Estado Carabobo una averiguación penal y orden de aprehensión para Nitu Pérez Osuna.
El solicitante expuso como razón de la solicitud una carta pública de la periodista dirigida a la esposa de Roque Valero en la cual se hacía una reseña sobre el asesinato de Génesis Gamboa, presuntamente a manos de un grupo oficialista.
Además el diputado argumentó que la periodista había incurrido en acoso hacia el gobernador de la entidad, Francisco Ameliach, al asegurar que por este ordenar un “contraataque fulminante” durante las protestas registradas en todo el país durante febrero de 2014, este era responsable de la muerte de Geraldine Moreno.

Detención en Aeropuerto Simón Bolívar
En noviembre de 2015, la periodista fue detenida en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía por la Guardia Nacional Bolivariana y acusada de delitos de narcotráfico.
Según lo declarado por Pérez Osuna, las autoridades la retuvieron por supuestamente tener en su poder dediles con sustancias estupefacientes. Sin embargo, el altercado no pasó a mayores y no se le imputó ningún cargo.

Publicaciones
En octubre de 2016, la periodista presentó su libro titulado Nicolás Maduro es colombiano, en el cual se contabilizan las inconsistencias relacionadas a la nacionalidad del actual presidente de Venezuela. El texto cuenta con once capítulos y se conseguirá en formato impreso y digital.
Pérez Osuna es fiel defensora de la tesis que asegura que Maduro no nació en Venezuela y tampoco ninguno de sus familiares cercanos. En el libro recopila documentos que sustentan esta sentencia.

Actualidad
Nitu Pérez Osuna forma parte de la Gran Alianza Nacional (GANA) creada en enero de 2017 para buscar, según lo expuesto en su página web “lograr un cambio de gobierno en Venezuela en el menor tiempo posible”.
La periodista apuesta por la destitución del Presidente Maduro y la reinstauración de la democracia en Venezuela. Con GANA se encuentra dando foros en varios estados del país para atraer colaboradores y plantear los postulados de la nueva alianza. El 22 de mayo de 2017, a su regreso a Venezuela, en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, les son retenidos y anulados los pasaporte a ella y su esposo, Vladimir Petit Medina e incluidos ambos en una lista de prohibición de venta de pasajes aéreos por parte del INAC.

FUENTE DEL TEXTO: Wikipedia 

VIDEO:  “No podrán callarme” Via YouTube

Nitu Pérez Osuna / Periodista @NituPerez 

lunes, 24 de septiembre de 2018

Nicolás Maduro a La Haya. La Corte Penal Internacional debe actuar. Por: Héctor E. Schamis @hectorschamis vía @elpais_inter


Nicolás Maduro a La Haya

La Corte Penal Internacional debe actuar

La semana que se inicia tendrá como evento descollante la Asamblea General de Naciones Unidas, UNGA. Todas las tragedias del mundo en una semana y días, para el hemisferio occidental hay una que se destaca sobre cualquier otra: Venezuela. Allí en Nueva York, cinco países latinoamericanos denunciarán al gobierno de Maduro ante la Corte Penal Internacional por la comisión de crímenes de lesa humanidad.
Referirán el caso a la Fiscalía de la Corte, en la terminología técnica. Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, y tal vez alguno más, le solicitarán a la Fiscal que inicie una investigación plena de los responsables de asesinatos y ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, tormentos, violaciones y torturas de carácter sexual, encarcelamientos por razones políticas y el uso de la desaparición forzada como táctica represiva.
Jamás ocurrió denuncia semejante, por ello debe destacarse la valentía de estos cinco presidentes. Debe elogiarse el liderazgo de Iván Duque, sin él ni siquiera habría existido suficiente capacidad de acción colectiva para esta iniciativa. Nada de esto habría sido posible con Santos en la presidencia, quien tenía a Maduro como garante de su proceso de paz con las FARC, nada menos.
Lo de Duque no sorprende. Siendo senador ya había denunciado a Maduro ante la Corte junto a senadores colombianos y chilenos. La denuncia es elemental política de seguridad nacional. Un millón de venezolanos carenciados en alimentación y atención medica han migrado a Colombia, cuya generosa política de brazos abiertos no obstante significa una pesada carga fiscal y de salud pública.
Al mismo tiempo, Venezuela se ha convertido en refugio del ELN y otros grupos delictivos, el narcotráfico entre ellos. Todo lo cual continuará mientras Maduro siga en el poder. El éxodo forzado y la protección de dichas organizaciones criminales también es una estrategia de agresión de la dictadura venezolana hacia Colombia.
La denuncia se hará en base a dos documentos que se enviarán adjuntos: el informe del panel de juristas al Secretario Almagro del 31 de mayo pasado, el cual examina la evidencia presentada en la OEA durante audiencias celebradas en 2017, y el informe del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas del 22 de junio último. Ambos reportes coinciden que existe más que razonable evidencia de la comisión de dichos crímenes y que el Estado no tiene la capacidad ni la voluntad de enjuiciar a los responsables. Por ello exhortan a la Corte Penal Internacional a involucrarse en la materia.
Es decir, a iniciar una investigación criminal acorde. El caso ya está bajo “examen preliminar” lo cual puede no significar demasiado; hay casos que permanecen en dicha condición durante años, sino décadas. Es el lugar perfecto, burocráticamente hablando, para quien no desea realmente investigar el caso.
Esa es la impresión que dio la Fiscal Bensouda en el propio texto de aquel examen preliminar. Allí recurrió a la falacia de equiparar las violaciones cometidas por funcionarios del régimen—quienes actúan en nombre de, y con recursos del, Estado—con acciones de individuos que podrían haber cometido algún crimen contra funcionarios policiales. Con dicha lógica, la Fiscal Bensouda habría suscripto de la tesis de la guerra sucia y los dos demonios, de haber tenido que intervenir en el cono sur en los años setenta. Con ella a cargo, el Plan Cóndor no habría sido investigado jamás.
Inesperadamente, además de lidiar con sus propias contradicciones, la Fiscalía de la Corte tiene que lidiar con John Bolton, el Consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, quien ha amenazado a la Corte Penal Internacional con sanciones. No ha detallado qué tipo de sanciones exactamente, pero la Corte tiene ahora un aliciente para aliviar la presión de Washington. Tal vez allí resida la mala fortuna de Maduro.
Es una nueva época. América Latina muestra coraje. Nadie es perfecto en la región en términos de derechos humanos, pero nadie está dispuesto a convivir con el crimen como política de Estado. La dictadura venezolana ya no se sostiene, y la conversación va en dirección de acabar con ella como sea. La palabra “genocidio”, y la obligación de prevenirlo, ya está sobre la mesa. Habrá que conversar y decidir si se trata únicamente de un problema cuantitativo.
Pues, ¿cuántos muertos hacen un genocidio? Hay genocidios con bombas y con cámaras de gas en la historia, lo hemos leído. Pero también han existido genocidios sin plomo, causados por hambre como el Holodomor de Stalin. Maduro pertenece a esta categoría. Es hora, la Corte Penal Internacional debe actuar.

viernes, 20 de julio de 2018

La lealtad a Maduro condicionó los ascensos dentro de la Fuerza Armada. Por: PEDRO PABLO PEÑALOZA @pppenaloza #Opinión #Venezuela #AméricaLatina

La lealtad a Maduro condicionó los ascensos 
dentro de la Fuerza Armada
13 de julio de 2018 - 17:07 -

El titular de Defensa, Vladimir Padrino López tiene el récord como el ministro con más años ejerciendo el cargo.
@pppenaloza
CARACAS.- Una palabra marcó los ascensos militares en Venezuela este año: lealtad. Con unaFuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) sacudida por las noticias de detenciones de oficiales acusados de participar en supuestas conspiraciones, el presidente Nicolás Maduro buscó premiar la fidelidad de aquellos uniformados que se identifican plenamente con la revolución chavista.
En un tren ejecutivo de tan alta rotación – Maduro ha designado a nueve titulares de Salud en cinco años – el general en jefe Vladimir Padrino López ha roto todos los récords de duración al ser confirmado por cuarto año consecutivo en el Ministerio de Defensa.
“He decidido ratificar al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, hombre honesto, ejemplar y leal como nadie ¡Agradezco todo su esfuerzo!”, expresó el mandatario venezolano, que también atornilló en su cargo al jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, almirante Remigio Ceballos Ichaso, quien se describe a él mismo como un soldado “bolivariano, zamorano y socialista”.
Las modificaciones fueron pocas. Como Padrino López y Ceballos Ichaso, siguen en sus puestos los comandantes del Ejército, Jesús Rafael Suárez Chourio, la Guardia Nacional, Richard López Vargas, y la Milicia Bolivariana, Carlos Leal Tellería. Las sustituciones se produjeron en la Armada y la Aviación, donde entraron el almirante Giuseppe Alessandrello Cimadevilla y el mayor general Pedro Alberto Juliac, respectivamente.
Los cambios ocurrieron en "los dos componentes de donde provienen los oficiales de Operaciones Especiales detenidos. No es casual”, observó la periodista experta en la fuente militar, Sebastiana Barráez, al analizar estos movimientos. Barráez publicó en mayo que miembros de la Unidad de Operaciones Especiales pertenecientes a la Armada y la Aviación fueron detenidos al descubrirse que preparaban "una acción para enfrentar o desconocer a Nicolás Maduro".
La ONG Justicia Venezolana, dirigida por la abogada Lilia Camejo, informó ante la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional que “se han registrado 152 detenciones de militares, de los cuales 60 han sido capturados en lo que va de 2018”. “Consideramos que son detenciones arbitrarias, estos funcionarios han sido detenidos sin que exista una investigación en su contra”, dijo Camejo a los parlamentarios.
Consultada sobre los motivos de la continuidad de la mayoría de los integrantes de la cúpula militar, la abogada y directora de la ONG, Control Ciudadano, Rocío San Miguel, respondió: “Maduro no parece disponer de suficiente equipo para relevar a todos los comandantes de componente”.
"La ratificación en sus cargos de varios de los integrantes del Alto Mando Militar puede tener varias lecturas: falta de méritos de unos y probidad de otros, a quienes por antigüedad les correspondía; o es un tema de falta de lealtad o sospecha habitual de algunos oficiales”, manifestó el abogado Alonso Medina Roa, quien defiende a varios uniformados señalados por rebelión y traición a la patria.

Sin fisuras
San Miguel considera que Padrino López se ha convertido en una figura “imprescindible” para Maduro por su carácter “conciliador” entre los distintos componentes de la FANB. Además, destaca la “auctoritas” del general en jefe dentro de la institución.
Sobre el ministro de Defensa, escribió el periodista experto en la fuente militar, Javier Ignacio Mayorca: “muchos lo ven como un elemento del gobierno con el que todavía se puede negociar, a pesar de sus declaraciones públicas en las que se rasga las vestiduras por la ‘revolución’. Quizá esta sea la razón por la que el gobierno estadounidense todavía no lo haya sancionado, al tiempo que son frecuentes sus viajes a Rusia, donde se reúne con diversos integrantes del gabinete de Putin”.
Padrino López impuso la firma de un “juramento de reafirmación de lealtad y compromiso con el Presidente constitucional” como condición para aprobar los ascensos. En esa misma línea, el general en jefe aseveró que los promovidos en el seno de la FANB “han sido leales al Presidente constitucional electo por el pueblo como se define en democracia”.
"Maduro profundiza los métodos de control político partidista sobre la FANB que idearon los cubanos para Chávez. Del ‘patria, socialismo o muerte’ exigido como consigna de lealtad a la revolución en 2007, ahora en 2018 se exige ‘firma de lealtad personal a Maduro’”, cuestionó San Miguel.
La directora de la ONG Control Ciudadano reveló que existían “numerosos oficiales retardados a última hora por no firmar ‘Lealtad a Maduro’, nuevo requisito de ascenso en la FANB”. Entre los afectados, afirmó, se encontraban “algunos primeros de su promoción”.
Al final, todos habrían cumplido con el requisito. El papel lo aguanta todo y más en una institución vertical regida por la obediencia. “En la FANB cuando se da una orden, es para cumplirla, no para discutirla. Así que cuando Padrino López giró instrucción de suscribir un acta de lealtad al presidente de la República, hicieron cola para firmar (…) El acta de compromiso a la lealtad la firmaron todos los de la FANB, incluso los conspiradores, aunque Maduro señala que están detectados”, advierte Barráez.

domingo, 20 de mayo de 2018

EL DÍA DESPUÉS... Por: Alfredo Conde @Alconde #OPINIÓN #VENEZUELA


EL DÍA DESPUÉS... 

Con seguridad eso es lo que palpita en la mente de la mayoría de los venezolanos, tanto de los que participaron con su voto como los que no lo hicieron, igual que yo, en la farsa electoral de este domingo 20/M. Tras conocerse el monumental fraude perpetrado por el régimen de Maduro, que será anunciado sin pudor alguno por el CNE, es importante resaltar primero que quien ocupa la silla de Miraflores resultó el gran perdedor, mucho más incluso que Henri Falcón, quién se decapitó políticamente desde el mismo momento en que tomó parte de la mayor bufonada de la historia republicana de Venezuela. Aún así, repito, Maduro fue el gran derrotado. La farsa le explotó en la cara, porque todo el mundo sabe bien qué fue lo que pasó este domingo en nuestro país. Cómo puede justificar la cantidad de participación que dirá el CNE con calles y avenidas de todo el país convertidas en desiertos, centros electorales y hasta sus nefastos "puntos rojos" sin gente. Olvidó que en Venezuela hay embajadas y consulados que lo vieron todo, que estaban presentes corresponsales de medios de comunicación del extranjero, que son venezolanos, y que no es la Cuba castrista de los '60. Hoy existen las redes sociales y a través de ellas, durante todo este domingo dejaron al descubierto su fracaso, manifestado en el rechazo y la negativa de cerca de 80% de los venezolanos de convalidar su fraude para perpetuarse en el poder. Eso fue lo que ocurrió  y que da origen al día después... En principio hay que decir que, con seguridad, a los 82 países que ya habían anunciado que no reconocerían la farsa electoral venezolana, se les unirán más en los próximos días. No puede ser de otra manera, porque las evidencias están a la vista de todo el mundo. La tal "fiesta electoral", a la que se refirió en la mañana de este domingo Jorge Rodríguez, cuando dijo que los opositores no fueron invitados y que se "autoexcluyeron", terminó mal para ellos, como bonche de malandros. Y lo saben. Maduro ahora es más ilegítimo de lo que ya era y ningún gobierno serio se atreverá a hacer algún negocio económico que le permita sostener por mayor tiempo su dictadura. El problema del régimen es la falta de dinero y ahora tendrá menos posibilidades de obtenerlo. Ahora solo le quedará transformar su narcodictadura en una tiranía absoluta, la cual deberemos enfrentar con coraje y que, sin duda, marcará su final en el poder y el de todos los que lo acompañan. Y sí, a los venezolanos les tocará enfrentar ese nuevo estadio o fase del proceso castrista-madurista. Para hacerlo con éxito, hay que picar adelante y sin miedo. Todos los ciudadanos deben entender que hay que actuar rápido con base en el desconocimiento de Maduro como presidente, porque legalmente ya no lo es. Los ciudadanos tienen que entender que no pueden quedarse de brazos cruzados y esperar que vengan los diputados de la Asamblea Nacional, el TSJ en el exilio, la fiscal Luisa Ortega Díaz, Donald Trump, los que sean, a solucionar el problema. La Constitución de 1999 está vigente y nos impone a todos restituir precisamente el hilo constitucional y la democracia. Es nuestro deber como ciudadanos venezolanos. Por ello, en esta hora, más que siempre, es imperiosa la unión de todos los que estamos comprometidos en esta lucha contra este régimen delincuente. Y cuando digo todos es que debe ser así, incluidos a los llamados disidentes del chavismo... Yo me anoto en esta lid, cueste lo que cueste, por el amor de mi vida: Venezuela. Espero verlos hacer lo mismo, porque sé que también la aman, igual que yo. Y créanme, la victoria ya casi nos abraza, pero hay que buscarla...

Alfredo Conde @Alconde  Periodista. Coord, Gral. revista Zeta. Colab. El Nuevo País. Premio Nacional de Periodismo Dvo. (radio). Jefe Prensa Parlamento Amazónico. Esta cuenta es personal. Caracas, Venezuela

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Diario de Yucatán 

REMISIÓN: Zara



lunes, 16 de abril de 2018

¿A qué le teme Nicolás Maduro? Por: Pablo Aure @pabloaure OPINIÓN. ¡Hasta cuándo!


¡Hasta cuándo!
¿A qué le teme Nicolás Maduro?
@pabloaure
El régimen no da puntada sin dedal, ninguno de sus movimientos es improvisado. La crisis en el país es inaguantable, el pueblo se la pasa en una constante agonía buscando lo indispensable para sobrevivir.
Necesitaba adelantar cualquier evento de distracción y nada mejor que un proceso electoral; por esa razón unas elecciones que hipotéticamente deberían realizarse en diciembre como son las presidenciales, las fija para el 20 de mayo. En condiciones normales esa fecha no tendría ninguna explicación porque quien resulte ganador asumiría ocho meses después. Eso sería una locura en un mundo de cuerdos, pero como en Venezuela los que ejercen el poder son capaces de hacer cualquier cosa porque no llegaron a Miraflores para gobernar sanamente, esto es cumpliendo las reglas democráticas, sino que se adueñaron del país y hacen lo que les provoque, una de esas cosas es aparentar realizar elecciones cuando en realidad de lo que se trata es de simulaciones o negociaciones, no para entregar el poder sino para repartir o adjudicar algunos espacios de acuerdo a sus conveniencias.
Obscena complicidad
Lo sorprendente de esto no es que el régimen haga lo que le provoca sino que hay un sector de la casta política mediática que se hace llamar oposición, que no lucha para acabar con el régimen sino por ser parte de él. Nada más evidente que esa casta no impulsa la salida sino que apostando al mismo juego de las simulaciones electorales solicita para presentarse en los simulacros un nimo” de condiciones. Vaya estupidez caer en el juego macabro del castro-madurismo”.
Aunque, si analizamos un poco más la reiterada conducta de seguirle el juego a la dictadura en espacios donde de antemano se sabe que no se le podrá ganar por el simple hecho de que ellos siempre juegan sucio, me atrevo a decir que realmente estamos ante una complicidad obscena que cada vez se mancha más con la muerte de miles de venezolanos.
¿Y si posponen la simulación electoral?
Probablemente la simulación electoral del 20 de mayo la posterguen y la casta política que cohabita con la peste roja intentará engañar a la opinión pública nacional diciendo que fue un triunfo de su supuesta lucha y de sus “productivas” giras internacionales, cuando lo cierto de todo es que el régimen lo tenía previsto en una suerte de seguir obteniendo oxígeno a través sus aliados encubiertos.
Quizá luego de la suspensión, hasta acuerden nombrar nuevos rectores del CNE y otras condiciones mínimas”, abrirían de nuevo el lapso de inscripción de candidatos que le den barniz democrático a la tiranía y fijen nueva fecha electoral. El régimen cedería y los vivarachos cantarían victoria por doblarle” el brazo a la dictadura.
Nada más alejado de la verdad. Eso no constituiría ninguna victoria para los venezolanos que sueñan por alcanzar la libertad, al contrario, alargar la farsa electoral es secarle el sudor de la frente al verdugo y que continúe dándole latigazos a un pueblo que se está muriendo de hambre y de mengua en los hospitales.
El temor de Maduro
Como ya quedó claro, Maduro no le teme a eventos electorales, él está demasiado claro con la máxima lo importante no es por quien se vota sino quien cuenta los votos”, él le teme a una verdadera oposición, a esa que no pide elecciones sino su dimisión, al régimen no le gusta escuchar primero salimos de la tiranía y después votamos” y eso es así como lo leen ¿cómo creer que una mafia vinculada con todo tipo de delitos saldrá del poder por el escrutinio popular? Ni lo sueñen. Primero hay que desalojarla, fortalecer e independizar las instituciones para luego votar. Por eso la salida no será electoral y mucho menos por las buenas. Imposible que los malos salgan por las buenas de alguna parte. ¿0 ustedes creen que si? ¿De algo sirvió doblarse para no partirse?
Maduro no le temía a la MUD como tampoco ahora le teme a sus herederos porque siempre se ha entendido con ellos. ¿De dónde salió Henri Falcón o Manuel Rosales? ¿Les suena el nombre: Timoteo?
Volviendo al tema, tengan siempre presente que jamás un tirano se asustará cuando le hablen de elecciones, eso es lo mejor que le pudiera ocurrir a cualquier dictador que no se le agua el ojo para hacer lo que sea para permanecer en el poder. Lo ha demostrado.
Maduro le teme a dos cosas. La primera, a una plataforma opositora (de resistencia) cuyo fin no sea el electoral sino de desalojarlo del poder como sea”, léase presión constante en las calles hasta lograr su dimisión. Esto involucra unión cívico-militar en favor del rescate de la democracia. Por eso está preocupado con el impulso de Soy Venezuela” evidenciada con la creación del partido Somos Venezuela” y no se le ocurrió uno que se llamara por ejemplo frente patriótico”.  
 A la otra cosa que le teme Maduro es a la ayuda internacional mediante la injerencia humanitaria. Le preocupa el coherente discurso de la plataformaSoy Venezuela” que en todos los escenarios ha dicho que la salida no será electoral y que además es indispensable la colaboración de los países aliados con todo lo que esto conlleva para forzar el desalojo de un régimen que no solamente ha arruinado a Venezuela sino que constantemente viola los más elementales DDHH de los venezolanos.
Luz verde al TSJ
La Asamblea Nacional si en realidad quiere apurar la salida no dándole más oxígeno al tirano y consciente como debería estar que esto no se solucionará vía electoral, sin dilación alguna, tiene que autorizar el enjuiciamiento a Nicolás Maduro para que el legítimo TSJ que está en el exilio haga lo que le corresponde.
Basta de jugar a los formalismos para correr la arruga. Una sentencia condenatoria emitida por ese TSJ que muchos países han reconocido es más que suficiente para considerar a Nicolás Maduro como reo de delito a nivel internacional. En cuanto a los demás bandidos, sean civiles y/o militares, funcionarios o enchufados encubiertos que estén ligados a las mafias, su enjuiciamiento y encarcelamiento sería menos complicado; para apresarlos bastaría una orden de captura emitida por algún juez de cualquier país por delitos de narcotráfico o simplemente de corrupción, en este caso pudiera ocurrir una intervención de extracción. Varios en la mira.
Recordemos, según las leyes estadounidenses quien utiliza su moneda nacional que es el dólar, se somete a su jurisdicción y para nadie es un secreto que a los enchufados les gusta ahorrar e invertir en dólares. Allí dejo ese detalle que a muchos se les olvida.
Pablo Aure

domingo, 4 de marzo de 2018

VENEZUELA: Nicolás Maduro viola el Código Orgánico de Justicia Militar al expulsar y degradar militares. @rociosanmiguel #ControlCiudadano




FOTO REFERENCIAL // Foto: @ceofanb

Control Ciudadano: Maduro viola el Código Orgánico de Justicia Militar al expulsar y degradar militares


Mar 2, 2018 8:30 am
A través de un comunicado la Asociación Civil Control Ciudadano asegura que presidente Nicolás Maduro Moros retoma la degradación, separación y expulsión de oficiales de la Fuerza Armada Nacional, como sanción militar, al ordenarlas contra veinticuatro (24) oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), la mayoría de los cuales se encuentran detenidos y algunos exiliados del país.
El documento refiere que las sanciones se emitieron mediante los Decretos 3.298 y 3.299, ambos de fecha 28 de febrero de 2018, publicados en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nro. 41.350, de esa misma fecha, y sin esperar sentencia definitivamente firme de los afectados con este tipo de pena accesoria a la pena principal, según lo prescribe el Código Orgánico de Justicia Militar.
“El presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, ha degradado, separado y expulsado de la Fuerza Armada Nacional a los siguientes oficiales:
1. GJ. Raúl Isaías Baduel, cédula de identidad Nro. 4.309.405.
2. MG. Hebert Josué García Plaza, cédula de identidad Nro. 7.713.057.
3. GD. Jesús Alberto Milano Mendoza, cédula de identidad Nro. 7.234.106.
4. V.A. Mario Iván Carratú Molina, cédula de identidad Nro. 2.126.515.
5. V.A. Carlos Rafael Molina Tamayo, cédula de identidad Nro. 3.806.667.
6. GB. Ángel Omar Vivas Perdomo, cédula de identidad Nro. 4.629.893.
7. GB. Antonio José Rivero González, cédula de identidad Nro. 6.355.302.
8. GB. Ramón Antonio Lozada Saavedra, cédula de identidad Nro. 4.314.607.
9. GB Eduardo José Báez Torrealba, cédula de identidad Nro. 4.566.781.
10. Cnel. Antonio Ramón Semprúm Valecillos, cédula de identidad Nro. 5.200.560.
11. CC. Leamsy José Salazar Villafaña, cédula de identidad Nro. 11.992.552.
12. Cap. Juan Carlos Caguaripano Scott, cédula de identidad Nro. 8.289.733.
13. Cap. Javier Enrique Nieto Quintero, cédula de identidad Nro. 10.155.129.
14. PTTE. Marco Antonio Briceño Camacho, cédula de identidad Nro. 19.965.816.
15. PTTE, Ronald Leandro Ojeda Moreno, cédula de identidad Nro.20.760.807.
16. PTTE. José Ángel Rodríguez Araña, cédula de identidad Nro. 19.825.312.
17. PTTE. Luis Alejandro Mogollón Velázquez, cédula de identidad Nro. 17.354.295.
18. PTTE. Eliezer Daniel Vásquez Guillén, cédula de identidad Nro. 17.718.514.
19. PTTE. José Daniel González Bolaños, cédula de identidad Nro. 19.349.782.
20. PTTE. Luis Eduardo Berbesi Torres, cédula de identidad Nro. 19.541.245.
21. PTTE. José Ignacio Medina Marmolejo, cédula de identidad Nro. 19.349.869.
22. PTTE. Josué Abraham Hidalgo Azuaje, cédula de identidad Nro. 18.002.866.
23. PTTE. Francisco Pablo Rodríguez Ojeda, cédula de identidad Nro. 19.720.578.
24. PTTE. Jefferson Gabriel García Dos Ramos, cédula de identidad Nro. 22.440.758”.

Agrega que “la medida, que ya había sido aplicada por Maduro en 2016 contra militares incursos en delitos de tráfico de drogas, se aplica en esta ocasión por delitos contra la Integridad, Independencia y Libertad de la Nación, entre ellos traición a la patria y probablemente espionaje, según se deduce de los considerandos que contiene el Decreto”.
“Para Control Ciudadano, con estos Decretos se violan los principios contenidos en el Código Orgánico de Justicia Militar, pues las medidas de separación, degradación y expulsión de la FANB son penas accesorias a la principal y los decretos no mencionan cuales han sido los delitos por los cuales han sido juzgados estos veinticuatro oficiales, como tampoco las penas principales que deben cumplir. En el caso de todos los oficiales almirantes y generales mencionados en el Decreto 3.299, incluidos el Coronel Antonio Ramón Semprún Valecillos, el Capitán de Corbeta Leamsy José Salazar Villafaña, y los Capitanes Juan Carlos Caguaripano Scott y Javier Nieto Quintero, ordena expresamente la pérdida del grado y de condecoraciones”, sigue el documento.
Para Rocío San Miguel, Presidente de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, “llama la atención la forma como han sido redactados los decretos. Generalmente este tipo de penas accesorias son decretadas y publicadas de manera individual contra los afectados”.
En el caso de los decretos 3.298 y 3.299 se mezclan los nombres de oficiales, presuntamente involucrados en hechos punibles que se cometieron sin conexión de tiempo modo y lugar entre ellos, al punto que algunos de estos oficiales, se encuentran en el exterior exiliados.
San Miguel considera que “este tipo de decretos, la forma como han sido redactados y el momento en que son promulgados, dada la profunda crisis política, económica y social, resultan eficaces como medios para ejercer mayor coerción a lo interno de la Fuerza Armada Nacional, a la vez que demostrar, por parte del Jefe de Estado y Comandante en Jefe, frente a competidores, que tiene el poder sobre la FANB”.
“Estas sanciones son básicamente morales y no suelen ser aplicadas por delitos políticos en Venezuela. Al punto que Hugo Chávez Frías, por los hechos del 11, 12 y 13 de abril del 2002, no las aplicó. Tampoco fueron utilizadas en su momento, contra los involucrados en las intentonas de golpe de estado del 4 de febrero y del 27 de noviembre de 1.992, quienes han conservado sus grados y condecoraciones”, explicó la Presidenta de Control Ciudadano.
Revise la Gaceta Oficial Nro. 41.350 de fecha 28 de febrero de 2018:

by La Patilla on Scribd


FUENTE: LA PATILLA


miércoles, 11 de octubre de 2017

Por qué hay que dialogar con los militares en Venezuela. Por ALBERTO BARRERA TYSZKA.

El presidente Nicolás Maduro flanqueado por su esposa Cilia Flores, de blanco a la izquierda, y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, en Maracay, Venezuela, el 26 de septiembre de 2017. Reuters
CreditReuters

Por qué hay que dialogar con los militares en Venezuela. 

Por 

MEDELLÍN, Colombia – El pasado 26 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro fue condecorado con la Cruz del Comando Estratégico Operacional. El acto militar se realizó en una base aérea cercana a Caracas y, al momento de hablar, el Presidente de Venezuela dijo que “hoy la patria sustenta su unión en la cohesión de esta Fuerza Armada Nacional Bolivariana”. No solo se refería a una cuestión de orden y represión de las protestas públicas. Maduro se refería, sobre todo, a una sociedad cuyo principal protagonista es la fuerza armada. Finalmente, Maduro ha cumplido el sueño de Chávez: los militares son el motor de la historia venezolana.
Es necesario recordar que, hace un poco más de un año, obligado finalmente a reconocer la terrible crisis económica y social por la que pasa el pueblo venezolano, el presidente decidió crear un orden mayor, la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro, con más poder que todos los ministerios, dedicado a combatir el desabastecimiento de comida y de medicinas. Al frente de esta nueva misión designó al ministro de la Defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López. Fue un paso definitivo en la creciente militarización de la gestión administrativa del Estado. Esa ha sido la constante más clara del gobierno de Maduro: cederle la economía y la política a la fuerza armada. En la famosa “unión cívico militar” que tanto pregona el oficialismo, los civiles son cada vez más un adorno. La historia ahora se viste de uniforme.
El avatar de Twitter de Padrino López es una foto en la que aparece vestido en traje de campaña, con el uniforme lleno de polvo, cargando un fusil y trotando hacia adelante. Hay algo cinematográfico y heroico en esta imagen del general Padrino López. Aunque su discurso invoque insistentemente la paz, su carta de presentación es un fusil. Hace pocos días, en un foro público, volvió a repetir que las marchas populares que se dieron en Venezuela entre abril y julio no eran “manifestaciones pacíficas” sino “operaciones subversivas”. Es curioso ver cómo los supuestos revolucionarios de izquierda del siglo XXI utilizan los mismos argumentos que los gorilas derechistas del siglo XX.
El informe de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sin embargo, tiene otra versión. Señala el uso sistemático de la fuerza y la utilización de armas letales por parte de las Guardia Nacional Bolivariana en contra de los manifestantes, dando por resultado denuncias sobre 5051 personas detenidas arbitrariamente, allanamientos ilegales, tortura, uso de tribunales militares para juzgar a civiles, así como el registro de más de 100 asesinatos. Para cualquier venezolano, la imagen del general Padrino apretando un arma entre sus manos es lo contrario de una metáfora de la paz.
Pero al ministro le gusta filmarse y promoverse en las redes sociales. No es ninguna novedad. Twitter es un método express de banalización del discurso. Gracias a esta red social, todos podremos ser líderes políticos, aunque solo sea por unos segundos.  Hace unos meses, en julio de este año, Padrino López colgó en su cuenta un video donde aparecía en una práctica militar, agazapándose y disparando a algunas siluetas, corriendo, saltando entre neumáticos, ocultándose, volviendo a disparar. Es una secuencia de entrenamiento bastante común en algunas películas o series de tv. Al final, un tanto jadeante, mirando a cámara, el ministro ofrece un mensaje a propósito de la soberanía y la independencia.
El esquema del guion siempre es igual: Padrino López le habla a la cámara. Como si tuviera la fantasía secreta de ser un youtuber.
No es su única pieza fílmica. Ya en otras oportunidades, y en otros contextos, ha producido y actuado en otros breves capítulos: el general entrando a su oficina y hablando de la patria y la unidad nacional. El general en un cuartel recibiendo su ración de comida como cualquier otro soldado, y conversando amenamente con algunos compañeros. El general en el campo sosteniendo en sus manos dos frutos, mientras comenta algunos detalles sobre las posibilidades de reposicionar al cacao dentro de la producción agrícola nacional. El esquema del guion siempre es igual: Padrino López le habla a la cámara. Como si tuviera la fantasía secreta de ser un youtuber.
Nada de esto es casual ni aislado. Es otra expresión simbólica de un proceso que viene desarrollándose en Venezuela desde hace años. En 1999, cuando asumió por primera vez la presidencia, Hugo Chávezsabía claramente cuál era su proyecto, cómo y con quien pensaba gobernar. “Yo no creo en los partidos políticos. Ni siquiera en el mío. Yo creo en los militares”, le dijo a Luis Ugalde, rector para ese entonces de la Universidad Católica Andrés Bello. Casi veinte años después, Venezuela más que un país es un derrumbe, un caos que desafía cualquier pronóstico y demuestra que no hay límites, que siempre se puede estar peor.
La inflación se calcula en un 700 por ciento, la población se encuentra al borde de una crisis humanitaria en todos los sentidos, la práctica política está casi paralizada, la represión es cada vez mayor y la libertad de expresión es cada vez menor, la independencia de poderes no existe. La única institución que parece haber sobrevivido es la fuerza armada. Ese es el verdadero logro de la autoproclamada “Revolución Bolivariana”. El socialismo del siglo XXI es, en el fondo, una rentable empresa militar.
Los ciudadanos, no obstante, conocemos muy poco del mundo militar. No sabemos nada de sus reglas internas, de sus protocolos y de sus acuerdos. No manejamos sus códigos. La dirigencia política de la oposición tampoco sabe qué pasa en el interior de la fuerza armada. Los militares de Venezuela son un enigma que se presta a muchas especulaciones.
Más de una vez, tanto nacional como internacionalmente, algunos han creído que los militares actuarían decididamente en contra del gobierno y, sin embargo, la historia ha demostrado lo contrario. Incluso cuando de manera más evidente el gobierno ha violado la Constitución o actuado al margen de las instituciones, la fuerza armada siempre se ha puesto de su lado. Y, de hecho, se ha definido como chavista adoptando la misma marca que el partido de gobierno. Al igual que el liberalismo, también el socialismo puede ser salvaje y privatizar hasta el orden público y la defensa de la patria.
Chávez diseñó y desarrolló un modelo donde los civiles cuentan para darle al gobierno una escenografía democrática, pero donde el poder real debe ser ejercido por los militares. 
Suelen esgrimirse dos argumentos para explicar esta sumisión. El primero tiene que ver con el soporte económico y los privilegios que el oficialismo le ha otorgado durante estos años a la fuerza armada. El segundo con el proceso de ideologización que, también desde hace años, mantiene el chavismo sobre la institución. Ambos pueden ser ciertos. Sin embargo, hay que considerar otra hipótesis: que en realidad el oficialismo no controla al estamento militar. Que la Fuerza Armada Bolivariana ya es un poder independiente, una gran corporación, con sus propias peleas internas pero también con mayor sentido de cuerpo y de respeto a las jerarquías. Y que, por el contrario, Maduro quizás solo sea la fachada civil de un gobierno militar.
Durante estos últimos años, la fuerza armada se ha consolidado como un importante holding económico del país. Aparte de ocupar puestos fundamentales en la gestión pública, los militares tienen 20 empresas en sectores estratégicos claves que van desde la producción de armamento hasta la distribución de agua y alimentos, pasando por la explotación de hidrocarburos y minería. Poseen y manejan medios de comunicación, compañías de seguros, compañías constructoras, empresas de transporte y una entidad bancaria. Todo esto sin contar las denuncias que existen sobre la estrecha relación con el narcotráfico y con otras ramas del crimen organizado.
Un ejemplo de la fragilidad del Estado y de los ciudadanos ante el poder militar en Venezuela es el Servicio Bolivariano de Inteligencia Militar, dirigido por otro general, Gustavo González López. Este cuerpo actúa con absoluta independencia e impunidad. Tan es así que varios detenidos del SEBIN siguen presos, a pesar de las órdenes de liberación emitidas por tribunales civiles. Es una prueba palpable y grotesca de que la justicia, en Venezuela, no depende de los jueces sino de los militares.
Chávez diseñó y desarrolló un modelo donde los civiles cuentan para darle al gobierno una escenografía democrática, pero donde el poder real debe ser ejercido por los militares. Sin embargo, en la mesas de diálogo y en la negociaciones, nunca participan directamente. ¿Quién habla por ellos? ¿Acaso realmente Maduro y el oficialismo los representan? Cualquier salida a la crisis de Venezuela pasa necesariamente por responder estas preguntas. Es indispensable sincerar la situación, aceptar que los militares son un poder de facto que debe incorporarse de manera independiente a cualquier negociación.
FUENTE: The New York Times

Alberto Barrera Tyszka es un escritor venezolano y colaborador regular de The New York Times en Español. Su novela más reciente es 'Patria o muerte'.
Remitido por: Rafael Huizi 


OTROS BLOG EDITADOS POR SAMMY LANDAETA MILLÁN

PRENSA ESCRITA

FRASES CELEBRES

FRASES CELEBRES
FRASES CELEBRES contiene una recopilación muy completa de las mejores frases y citas célebres de la historia clasificadas por temáticas y autores, además de un buscador de frases célebres dentro de la web. Haga click en la imagen, por favor. Gracias.

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán

10 DE DICIEMBRE.DIA DE LA FAV // Por: Sammy Landaeta Millán
Hoy 10 de Diciembre de 2010 es el día de la FUERZA AÉREA VENEZOLANA -FAV- Paladín del Espacio Soberano; y en el marco de la celebración del 90° Aniversario de su creación, acaecida el 10 de Diciembre de 1920, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS y NO ACEPTAMOS el cambio de fecha, hacia el 27 de Noviembre promulgado por el SOCIALISMO VANDÁLICO que pretende imponernos el COMUNISMO en Venezuela, amparándose en el ejercicio de una NARCO DICTADURA CONSTITUCIONAL que hoy desconoce el 10 DE DICIEMBRE. DÍA DE LA FAV. Para seguir leyendo haga click sobre la imagen........Gracias